SDG – Capítulo 140

Modo Noche

Capítulo 140 – ¡No te preocupes!

Al oír estos pasos apresurados, Ye Zifeng sintió que algo andaba mal.

Es muy tarde por la noche. ¿Quién vendría a su habitación? Además, eran varias personas.

Pensando en ello, sólo una persona se le vino a la mente.

¡Liu Yige! Parece ser que Liu Yige llevaba a sus hermanos para tratar de enseñarle una lección.

Si fuera en otro momento, Ye Zifeng no le importaría en absoluto.

Sin embargo, lo importante es que Liu BingQian todavía está aquí. Si la vieran, entonces sería un gran problema.

Los rumores y los chismes no son algo que un contrato de sangre puede detener. Si Liu Yige accidentalmente deja escapar algo, el futuro de Liu BingQian será realmente destruido.

“Esto… Parece que va a ser un poco problemático.” Ye Zifeng suspiró. “BingQian, escóndete en el armario!”

( ͡ª ͜ʖ ͡ª)( ͡ª ͜ʖ ͡ª)( ͡ª ͜ʖ ͡ª)

“¡Esta bien! Voy a ahora mismo”. Liu BingQian asintió. Aparte del armario, nada más podía esconderla.

Afortunadamente, su cuerpo era muy delgado. El armario no era demasiado grande y apenas podía entrar muy apretada.

Al mismo tiempo, Liu Yige llegó a las puertas. Detrás de él había bastantes personas armadas.

“Rápido. ¡Muévanse! No dejen que nadie se entere.”

Mirando su formación, al parecer que no querían enseñar a Ye Zifeng una lección. Ellos querían ver sangre.

Liu Yige respiró profundamente. Hacía parecer que de ser incapaz de cumplir con esta tarea, no podría permanecer en el Clan Liu más. Para luchar contra Ye Zifeng, se vio obligado a tomar medidas desesperadas. Esta fue su última postura.

“Ya que estás aquí, entonces no seas cortés y entra.”

Desde el interior de la habitación, la voz de Ye Zifeng gritó.

Liu Yige y sus hermanos se dieron una mirada extraña. Inmediatamente la puerta se abrió y entraron directamente.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

La puerta se abrió.

Ye Zifeng estaba sentado en su gran silla con una expresión fría y recogida. Parecía como si hubiera estado esperando a Liu Yige.

Liu Yige frunció el ceño y ordenó a alguien que cerrara las puertas.

“Ye Zifeng, estás bastante tranquilo para alguien que está a punto de morir. ¿Cómo puedes estar sentado allí tan plácidamente frente a un gran enemigo?

Ye Zifeng sonrió, “Gran enemigo es una exageración. Pero ¿cómo puedes, Liu Yige, ser tan estúpido para caminar a la derecha en un gran enemigo tuyo?”

“Ye Zifeng. ¡Eres demasiado arrogante!” Liu Yige apretó los puños y miró a Ye Zifeng. Parecía que estaba a punto de explotar en cualquier momento.

“Sólo digo la verdad.” Una expresión fría apareció en la cara de Ye Zifeng.

“Tú…….,:

No estaba siendo arrogante. Él estaba en el mismo nivel que Liu Yige y estaba 100% seguro de que sería capaz de vencerlos a todos. El más fuerte era solamente 7ª etapa Refinador de Qi. Esto no era nada para Ye Zifeng.

Liu Yige soltó un resoplido frío, “Bien… Bueno. Bueno. Sé que tienes muchos trucos en las mangas y eres muy cuidadoso. No dejaré que tengas tiempo para prepararte. No caeré en tus trampas. Esta vez, he elegido atacar mientras estás en la mansión de Liu. Apuesto a que no esperaba eso, ¿verdad?

Ye Zifeng los miró y luego asintió mientras sonreía, “Realmente no lo esperaba. No hice ningún tipo de preparación.”

Liu Yige también lo miró, “Ya he dicho muchas cosas. ¿No sientes miedo?”

“No.” Ye Zifeng respondió fríamente a Liu Yige.

Liu Yige quería ver a Ye Zifeng temblar de miedo, pero Ye Zifeng actuó como si nada estuviera sucediendo.

“¡Ridículo! ¡Atáquenlo! “Gritó Liu Yige

El grupo escuchó la orden de Liu Yige y rodeó a Ye Zifeng.

Incluyendo a Liu Yige, nadie más quedaba.

Liu BingQian estaba observando todo desde un pequeño agujero que había hecho en el armario. Viendo cómo rodeaban a Ye Zifeng, se sentía preocupada.

Para derrotar a los dos en el Reino Discípulo Marcial, Ye Zifeng confió en las formaciones y el descuido de su oponente. Ahora que estaba rodeado en una habitación pequeña, tenía que usar sus propias habilidades. Además, Ye Zifeng todavía no está completamente curado, esto lo hará más difícil para él.

Preferiría salvar a Ye Zifeng que mantener su reputación.

Quería entrar para salvar a Ye Zifeng.

Cuando ella quería salir y salvar a Ye Zifeng, notó que Ye Zifeng la miraba con una expresión tranquila. Él estaba sacudiendo la cabeza, diciéndole que no se preocupara por eso.

“Hermano Mayor Chico Rudo…” Al ver que Ye Zifeng le decía que se detuviera, se quedó dentro del armario.

Alguien notó algo y palmeó el hombro de Liu Yige, “Jefe, ¿por qué oigo algo más en la habitación?”

Liu Yige estaba muy concentrado y estaba en condiciones óptimas. Después de ser interrumpido repentinamente se sintió molesto.

“Probablemente escuchaste mal, ¿verdad? El maestro del clan puso a Ye Zifeng en un lugar tan remoto, quien vendría…”.

“Pero definitivamente he escuchado la voz de una mujer.” La persona miró a su alrededor y no pudo encontrar nada.

Liu Yige lo miró ferozmente “¿Qué? ¿voz de mujer? Probablemente estás pensando en las mujeres tanto que te volviste loco. La próxima vez que salgamos, puedes ir a divertirte todo lo que quieras…”

“Yo… De ninguna manera… ¿Estaré alucinando?” El otro agudizo el oído, pero ya no podía escuchar nada.

Liu Yige le dio una patada para que se concentrara.

“Todo el mundo, ¡vamos! ¡No creo que pueda detenernos solo en esta pequeña habitación!”

Después de decir eso, los rostros de todos se volvieron serios y lo miraron fríamente.

“¡Todo el mundo ahora!”

Siguiendo el comando de Liu Yige, los cuatro reunieron su Qi y golpearon hacia Ye Zifeng.

“¡Ye Zifeng! ¡Muere!”

Ye Zifeng se rió y emitió un aura dorada de su cuerpo. Qi giró alrededor de él y bloqueó los cuatro ataques entrantes.

**Explosión**

El Qi de las cuatro personas fue bloqueado por el Qi dorado.

“Esto … ¿Qué clase de técnica demoníaca es esta? ¿Cómo puede ocurrir esto?” Liu Yige jadeó. Estaba muy impresionado.

Alguien se fijó en algo y gritó: “Mierda. No nos dimos cuenta de esto antes, pero él está usando una armadura Tesoro Espiritual! ¡Es la Armadura de Grava Violeta!”

“¿Qué?” Liu Yige y los demás se sorprendieron.

Ye Zifeng elogió a la persona que notó la armadura: “Tus ojos no son malos. Está bien. Se trata de una armadura de grado 1, Armadura de Grava Violeta.”

Se rió y luego siguió hablando, “También, probablemente ya lo han adivinado. Esto fue dado al segundo joven maestro del clan Wang como una recompensa.”

“Esto…” Liu Yige se quedó allí en shock. Nada salió de su boca.

Por lo que podía ver, el clan Ye y el clan Wang eran enemigos. Pues Wang Lin y Ye Zifeng eran enemigos. Ye Zifeng probablemente no tendría una buena relación con el segundo hermano.

Por lo tanto, sólo había una manera para Ye Zifeng de obtener la armadura.

¡Él la tomó a la fuerza! Lo tomó a la fuerza de alguien en la 8ª etapa Refinador de Qi

Incluso si Liu Yige no quería creerlo, tuvo que hacerlo.

Entonces, ¿qué están tratando de hacer? La persona más fuerte en su grupo sólo era séptima etapa. Si quieren luchar contra Ye Zifeng, ¿no están buscando morir? Con esta armadura, Ye Zifeng puede soportar cualquiera de sus ataques.

Ye Zifeng sonrió mientras caminaba hacia Liu Yige. Con cada paso que daba, Liu Yige retrocedía un paso. En sólo unos momentos, Liu Yige ya estaba fuera de la puerta.

“Ahora no tienes dónde correr.”

“Yo …” Liu Yige se sobresaltó.

Ye Zifeng se rió, “No tengas miedo… Mira, ni siquiera he hecho un movimiento todavía.”

Estas palabras fueron usadas para recordarle algo a Liu Yige. Si su oponente ni siquiera había hecho un movimiento y ya estaba tan asustado, entonces ¿qué pasaría si Ye Zifeng realmente atacara?

La misteriosa energía del cuerpo de Ye Zifeng hizo a Liu Yige sentirse agotado.

Sin embargo, si escapa frente a sus hermanos, ¿dónde quedaría su reputación?

“Ye Zifeng, no pienses que te tengo miedo. Tenía planeado irme del clan después de esto de todos modos. ¡Uno de nosotros tiene que morir hoy!” Liu Yige tragó saliva y miró ferozmente a Ye Zifeng.

Contra alguien que ya dio todo, los contratos de sangre, juramentos de sangre y ese tipo de cosas no funcionarán más. Estaba listos para morir y estaba listos para hacer lo que fuera necesario.

“Ah… Me hace sentir un poco de remordimiento…” Ye Zifeng sacudió la cabeza y miró a Liu Yige.

“¿Qué quieres decir?” Liu Yige miró a Ye Zifeng extrañamente.