SDG – Capítulo 145

Modo Noche

Capítulo 145 – ¡Formar una llama!

Liu BingQian se mordió los labios y se enderezo. Concentró toda su atención y se dedicó a encender el horno.

Un pequeño resplandor apareció lentamente en la punta de su dedo.

“¡Vamos!”

Liu BingQian continuamente envió el Qi de fuego al horno. En un instante, todo el fondo del horno se iluminó.

Debido al hecho de que no había nada en el horno, un humo quemado empezó a formarse en la habitación. Si lo dejaban así, ni siquiera un horno de nivel profundo sería capaz de manejarlo y se rompería.

Por lo tanto, en este momento, la persona que recibe las llamas debe hacer un movimiento.

“Hermano Mayor Chico Rudo, tu turno.”

Ye Zifeng sonrió, “No te preocupes. Sé lo que estoy haciendo.”

“Tú” Liu BingQian realmente pensó que era su primera vez y quería instruirlo. Cuando estaba formando su llama, sólo pudo hacerlo bajo la guía de Muyun Viejo Diablo.

Incluso Song Shiyun tuvo que gastar mucho dinero para contratar a un alquimista de la Ciudad Tiandao para vigilarlo y guiarlo.

¿Cómo iba a saber que Ye Zifeng era un alquimista nivel Cielo en su vida anterior? Podía repetir al revés el proceso de algo tan insignificante como formar una llama de nivel común si así lo deseaba.

Ye Zifeng se calmó. Él observó lentamente cómo se formaba el resplandor.

Cuando las llamas alcanzaron su punto más alto, su expresión cambió inmediatamente.

Corrientes de energía de Qi de fuego salió de sus venas en la punta de sus dedos. El vapor salió de la punta de los dedos y se dirigió hacia el horno profundo.

Cuando su Qi fuego tocó las llamas de Liu BingQian, los hilos de llamas lentamente fluyeron hacia el cuerpo de Ye Zifeng.

*Encender* Esto era un atajo para formar una llama. No se puede tratar como una broma.

Atraer la llama hacia su cuerpo fue el primer paso. Si un novato inexperto hiciera esto, podría encenderse con el fuego.

Las chispas saltaron alrededor de la piel de Ye Zifeng. Un sonido chisporroteo se podía oír mientras su piel empezaba a arder.

“Hermano Mayor Chico Rudo…” Liu BingQian estaba preocupada. Si le pasaba algo a Ye Zifeng, pararía inmediatamente y le ayudaría a recuperarse.

“Estoy bien.” Ye Zifeng respiró hondo y cerró los ojos. La energía de la esencia en sus manos giraba continuamente cada vez más rápido. Una capa de energía Qi empezó a cubrir los meridianos de su cuerpo para protegerlos de las chispas.

Sin embargo, esto era sólo por fuera.

A pesar de que las chispas no fueron capaces de entrar en el cuerpo de Ye Zifeng, era difícil para la energía Qi protegerlo del calor despedido por las chispas.

“Ah …” Ye Zifeng gimió.

Este sentimiento…. Se sentía como si estuviera en un buque de vapor…. Gotas de sudor cayeron por la cara de Ye Zifeng. Ye Zifeng no podía permitirse perder la concentración ahora mismo.

“Hermano Mayor Chico Rudo, ¿qué tal si me detengo un poco?” Liu BingQian estaba muy preocupada por él ahora mismo.

Sin embargo, Ye Zifeng sonrió, “¿Detenerte? ¿Qué? Estamos empezando. BingQian, aumenta la intensidad un poco más. ¡Lleva las llamas a otro nivel!”

“Pero…” Liu BingQian lo miró fijamente. La ropa de Ye Zifeng estaba empapada en sudor. Parecía como si estuviera en un calor extremo.

“Continúa. ¡Añade un poco más de fuerza!” Ye Zifeng gritó. Parecía como si estuviera muriendo por el calor, pero sus palabras contaban una historia diferente.

Liu BingQian vaciló y luego suspiró “De acuerdo. Ya no me importa…”

Se volvió a enfocar y aumentó la potencia de la llama.

Ella estaba en la 9ª etapa Refinador Qi ahora. Usando tanto Qi para dar salida a su llama quemaría inmediatamente cualquier ingrediente en el horno si hubiera alguno. Sin embargo, Ye Zifeng estaba tratando de absorber esta llama para formar su propia llama.

Al mismo tiempo, las llamas bajo el horno se hicieron aún más fuertes. ¡Comenzaron a arder violentamente!.

Ye Zifeng vio esto e inmediatamente uso su Qi trueno para tratar de suprimir los efectos de las llamas salvajes. Quería apartar esta energía de sí mismo.

Si Liu BingQian estuviera en la 8ª etapa Refinador Qi, habría sido capaz de manejarlo. Pero Liu BingQian estaba en la 9ª etapa. Incluso con su Qi trueno, no pudo defenderse del ataque de las llamas.

“Ya que es así, tendré que usar el poder del espíritu marcial.”

Después de los eventos que ocurrieron la última vez, Ye Zifeng tenía un poco de miedo de usar el poder del espíritu marcial. Tenía miedo de que el espíritu marcial pudiera dañar a Liu BingQian si usaba su poder.

Además, el fantasma de la sombra antes le dijo a Ye Zifeng que lo alimentara con píldoras, de lo contrario no volvería a aparecer en tan poco tiempo.

“BingQian, aléjate un poco más de mí.” Sólo para estar seguro, Ye Zifeng le ordenó a Liu BingQian que retrocediera unos pasos. Empezó a mover algo de Qi en las líneas rojas de sus brazos. Después de que el Qi entró en sus brazos, las líneas rojas se iluminaron.

Las llamas que se reunieron con su Qi trueno comenzaron a desaparecer lentamente. Algunas incluso entraron en el cuerpo de Ye Zifeng después de dejar una cicatriz de quemadura.

Por supuesto, porque Ye Zifeng estaba usando el poder del espíritu marcial, esas cicatrices desaparecieron muy rápidamente.

“Oh… Dios mío…. Hermano Mayor Chico Rudo, ¿estás usando el poder de un espíritu marcial como antes?”

Liu BingQian no estaba familiarizado con él al principio, pero después de experimentar el poder del espíritu marcial, se familiarizó con él. Finalmente hizo la pregunta que había estado guardando durante tanto tiempo.

“Eso es correcto.”

“De ninguna manera. ¿Es realmente cierto? No pensé que pudieras usar el poder de tu espíritu marcial.”

Ye Zifeng se rió entre dientes, “Eres la única que sabe eso. Por favor, mantenlo en secreto.”

“¡Por supuesto!” Liu BingQian inmediatamente respondió. Poder conocer uno de los secretos de Ye Zifeng, la hacía muy feliz.

“Está bien BingQian, el momento está cerca. Empezaré a absorber las llamas dentro del horno.”

Cuando alguien trata de formar una llama, primero deben atraer la esencia de la llama hacia su cuerpo.

En cuanto al segundo paso, debe infundir completamente la llama en su cuerpo. Esta era la clave para formar una llama.

Liu BingQian se quedó mirando a Ye Zifeng. Estaba aún más nerviosa que Ye Zifeng. Ella creía que entendía más sobre esto que Ye Zifeng. Incluso si Ye Zifeng tiene un montón de conocimientos, cuando se trata de la practica, no debe ser tan experimentado.

A menos que Ye Zifeng sea realmente un genio de una vez en mil años que nace para la alquimia…. Pensando así, miró fijamente a Ye Zifeng.

“BingQian, ¿en qué estás pensando….?”

Liu BingQian volvió a sus sentidos y sus mejillas ardieron de vergüenza, “Nada…. De acuerdo, déjame ayudarte a extraer las llamas. Si no puedes manejarlo, entonces para… ”

“Bueno. Ponlo en marcha.”

Ella sólo tenía experiencia en la extracción de las llamas de un horno de nivel común. Ahora que está extrayendo las llamas de un horno nivel profundo, ella se sentía un poco nerviosa. Después de todo, esto era bastante peligroso.

Liu BingQian respiró hondo y calmó su corazón. La energía Qi apareció junto a ella mientras la guiaba hacia el horno.

Cuando el Qi entró en el horno, las llamas en el fondo se formaron lentamente en pequeños grumos. Los pequeños grumos se fusionaron para crecer. La bola de fuego continuó creciendo dentro de la habitación.

“De ninguna manera. ¿Cómo puede esta llama ser tan feroz?” Liu BingQian estaba mentalmente preparada para todo, pero todavía estaba muy sorprendida cuando miró la bola de fuego. Miró a Ye Zifeng y su corazón comenzó a latir más rápido.

Ella vaciló un poco pero al final forzó hacia abajo la bola de fuego.

Utilizó todo su Qi para controlar la llama y calmarla un poco para que la habitación entera no explotara.

A pesar de que tuvo éxito, usar todo su Qi para controlar este fuego era extremadamente difícil.

“Hermano Mayor Chico Rudo, esto es todo lo que puedo hacer. Esta llama es extremadamente poderosa. Me temo que no serás capaz de manejarlo y puedes quemarte. ¿Qué tal si lo dejamos y cambiamos a un horno común?”

Todavía tenía alguna esperanza antes, pero cuando vio esta llama encendida, estaba desesperada.

Cuando Ye Zifeng vio esto, una mirada preocupada apareció también. Sin embargo, no iba a rendirse.

“BingQian, escúchame. No te rindas. Estaré bien. Controla lentamente el fuego y muévelo hacia mí. ”

“¡Pero, me temo que morirás!”

“¡BingQian!” Ye Zifeng gritó, “¡Confía en mí!” Si la persona que le estaba ayudando se diera por vencida, entonces eso sería desastroso.

“O… Está bien.” BingQian confió en Ye Zifeng.

Ella frunció los labios y volvió a ponerse seria. ¡Este era el paso final!

La llama en frente de ella poco a poco se convirtió en un dragón y voló hacia la cabeza de Ye Zifeng…