SDG – Capítulo 152

Modo Noche

Capítulo 152 – ¿Conspiración?

Durante la Reunión del Clan Celestial, se pudo notar la relación entre la Secta Ceniza Espiritual y la Secta Profunda.

No es raro que hayan elegido a los discípulos de intercambio ya.

“¿Ya fue elegido?” Ye Zifeng sonrió, “Anciano Shen, ¿puede decirme quiénes son los elegidos?”

Shen Li suspiró, “Mocoso. No trates de insistir demasiado en esto. Se trata de varias familias. No puedo revelarte nada.”

Ye Zifeng asintió con la cabeza, “¿Oh? Déjame adivinar. Los elegidos son probablemente… Liu BingQian del clan Liu, y posiblemente… Wang Tianzhi del clan… Wang.”

Al oír las palabras de Wang Tianzhi, Shen Li dejó escapar un pequeño sonido. Aunque no dijo nada, Ye Zifeng pudo confirmarlo.

Algunas cosas, necesitas oírlas de la otra persona, mientras que otras cosas, puedes adivinarlas apenas observando a la otra persona.

Un zorro astuto como Shen Li inmediatamente notó lo que Ye Zifeng estaba haciendo y maldijo, “Mocoso. ¿Lo dijiste sólo para ver cómo reaccionaría?”

Ye Zifeng se rió, “El Anciano Shen está pensando demasiado. Incluso si sé quién es elegido, ¿qué puedo hacer? Esta vez, la misión de la secta es una misión de grupo. Definitivamente no puedo hacer nada por mí mismo.”

Él no dio la vuelta por los arbustos y estaba escupiendo hechos consecutivos al Anciano Shen. Le estaba diciendo que no podría hacer nada para que Shen Li no pensara en nada.

Al oír esto, Shen Li pensó que era correcto y no pensó mucho en ello.

“Tienes razón. Probablemente no puedas hacer nada por ti mismo. No te pido mucho, pero si alguien quiere quitarte la vida, dímelo de inmediato. De lo contrario, haz lo que quieras.”

No creía que Ye Zifeng fuera capaz de hacer grandes movimientos. Él sólo quería que Ye Zifeng actuara normalmente sin armar un lío.

“Entonces, permítanme preguntar sobre las bestias feroces que se supone que debemos matar durante la misión…”

Shen Li sabía que iba a preguntar esto y sonrió, “Ja. Sabía que ibas a preguntar eso. Pero ni siquiera yo estoy seguro de eso. Incluso si lo supiera, no te lo diría de todos modos. Sólo hay cinco personas elegidas para ir a la Secta Profunda. Además, los accidentes pueden ocurrir así que no me culpes si ayudo.”

El podía proteger la vida de Ye Zifeng, pero no haría nada más que eso.

Ye Zifeng reveló una sonrisa astuta y se rió, “No te preocupes anciano Shen. Zifeng seguirá las reglas como siempre.”

“Uh… Entonces… Está bien…” Una sonrisa amarga apareció en la cara de Shen Li. Él sentía que algo andaba mal, pero no podía determinar qué era.

Después de cortar su conexión con Ye Zifeng, de repente se dio cuenta de algo.

Ese mocoso Ye Zifeng, ¿cuándo a seguido las reglas? Ye Zifeng incluso se atrevió a preguntarle sobre las órdenes de dibujo durante la Reunión del Clan Celestial. ¿Hay algo que no se atreviera a hacer?

Pensando en esto, Shen Li comenzó a preocuparse.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Al mismo tiempo, Ye Zifeng abrió los ojos y miró a su alrededor.

“Sólo hay cinco personas elegidas ¿eh? Parece que esto va a ser difícil. Necesito prepararme un poco.” Zifeng sonrió y decidió usar los últimos dos días al máximo de su capacidad.

Cuando abrió la puerta y estaba a punto de salir, una insensata sirvienta no lo notó y casi se estrelló contra él. La comida en sus manos cayó sobre ambos.

Ye Zifeng la miró y luego a la comida que estaba esparcida por todo el suelo, “¿Mi padre te pidió que me trajeras algo de comida?”

“Sí… Así es joven maestro Ye. Lo siento. No pensé que abriría su puerta tan repentinamente. No pude reaccionar a tiempo. Lo siento.”

La sirvienta estaba nerviosa mientras miraba a Ye Zifeng. Ella estaba muy asustada y empezó a temblar.

Ella es una sirvienta nueva llamada Xiao Ya. Llego sólo después de la reunión celestial así que no sabía mucho sobre las cosas alrededor.

Ye Zifeng pensó en algo y sonrió fríamente hacia la sirvienta, “Xiao Ya ¿verdad? Eres tan torpe. ¿Por qué no puedes hacer algo tan simple? ¿Acaso no quieres trabajar aquí?”

Xia Ya estaba sorprendida. Las palabras por las que estaba preocupada salieron de la boca de Ye Zifeng. Su rostro se palideció por el shock.

“Lo siento. Joven maestro Ye. Lo siento. ¡No fue a propósito!”

Viendo la mirada fría en la cara de Ye Zifeng, casi quería llorar “Joven maestro Ye, se lo ruego. Toda mi familia depende de mí. Si me expulsa, toda mi familia se morirá de hambre… Yo… ya tengo dieciocho años… puede hacer ese tipo de cosas conmigo…. ¡Pero por favor no me eche a patadas!”

( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)( ͡° ͜ʖ ͡°)

Al oír esas palabras, Ye Zifeng se sintió un poco mal por ella. Estaba tratando de venderse para permanecer en el clan Ye.

“Bien. Bien. Puedes quedarte. Soy una persona de corazón bondadoso…”

Xiao Ya sintió alegría. Continuamente asintió con la cabeza, “Gracias joven maestro Ye. ¡Gracias!”

“Sin embargo……”

Xiao Ya se sorprendió, “Sin embargo, ¿qué…?”

“Xiao Ya, si quieres quedarte, tienes que hacer algo por mí….”

Ye Zifeng la miró con seriedad “Tengo que irme dos días. Cuando salga, cuidaras la puerta para mí. No permitas que nadie entre en mi habitación. Incluso si Xueyi viene, dile que estoy tratando mis heridas y no quiero que nadie me moleste. ¿Lo entiendes?”

“Eso… Eso no es demasiado bueno.” Xiao Ya sabía que si ella hacía esto, sería lo mismo que engañar a sus amos. Se sentía un poco nerviosa.

Ye Zifeng se echó a reír, “Entonces supongo que tendré que ir a hablar con mi padre. No tienes que venir mañana.”

La expresión de Xiao Ya se puso pálida, “Joven maestro Ye, lo haré. ¡Lo haré! Haré lo que pide. Pero joven maestro Ye, ¿por qué haces esto?”

Ye Zifeng se sorprendió, “¿Eres nueva y aún me estás preguntando qué estoy haciendo?”

“Ah… Lo siento. No debería haberlo preguntado. No se preocupe joven maestro Ye. Haré lo que me dice.”

En lugar de ser curiosa, era mejor mantener su trabajo.

Debes guardar el secreto.

Ye Zifeng no explicó más y salió por la puerta de atrás.

De repente, se dio la vuelta y lanzó algo hacia Xiao Ya.

Xiao Ya pensó que había arrojado una roca y no se molestó. Sin embargo, el sonido al aterrizar en el suelo sono raro. Se volvió y miró.

¡En el suelo, había una moneda de oro brillante!

Una mirada de incredulidad apareció en su rostro. Ella es una sirvienta nueva por lo que su salario mensual era sólo tres monedas de oro. Pero ahora, ¡Ye Zifeng le estaba dando diez días de salario!

“¡Gracias joven maestro Ye! ¡Gracias!” Ella miró a Ye Zifeng y continuamente repitió estas palabras.

Ye Zifeng puso sus dedos en sus labios, diciéndole que se callara.

Xiao Ya se dio cuenta y cerró inmediatamente la boca mientras asentía con la cabeza.

Entonces dio Ye Zifeng la vuelta y salió corriendo, desapareciendo de la vista de Xiao Ya.

Después de salir de su casa, miró a su alrededor. Cuando no hubo nadie alrededor, saco una máscara de demonio negro de su anillo interespacial y la puso en su cara.