SDG – Capítulo 155

Modo Noche

Capítulo 155 – ¡El principio!

Después de dos días enteros, Ye Zifeng salió del Pabellón de Jufeng con una mirada satisfecha.

Detrás de él, Wang Ruoxing y Wang Lin ambos parecían estar súper cansados.

Cuando los vieron los demás, no pudieron dejar de pensar en lo que pasó dentro de la habitación durante dos días.

“Gracias a ustedes por causarles problemas durante estos dos días.” Ye Zifeng sonrió y les dio las gracias a los dos.

“… Hermano mayor, estás siendo muy educado. Esto es lo menos que podemos hacer por ti.” La cara de Wang Ruoxing estaba extremadamente tensa pero él todavía forzó una sonrisa. Luego le dio unas palmaditas en el hombro de Wang Lin, “Hermano Lin, ¿no escuchaste?”

Wang Lin, quien no tenía energía en su cuerpo, fue devuelto a sus sentidos después de que su hermano le dio palmaditas en el hombro: “Oh… cierto. Segundo hermano tiene razón. Esto es lo menos que podemos hacer…”

Con esto, ahora tenían dos hermanos mayores. Uno de ellos es su hermano mayor de sangre, Wang Tianzhi. El otro es el hombre que inculcó el miedo en sus corazones, Ye Zifeng.

Esos dos días, Ye Zifeng utilizó el incienso espiritual, y diferentes tipos de técnicas de hipnosis para forzar completamente la información de los dos hermanos.

Ye Zifeng no sólo sabía cómo tomar los tesoros de los demás, tomaría cualquier cosa, sin importar la forma o condiciones, siempre y cuando le ayude.

“Además, con respecto a la cuestión de estos dos días…” Ye Zifeng miró profundamente a los dos.

Wang Ruoxing se asustó y rápidamente respondió “¿Nos vimos durante los últimos dos días?”

Ye Zifeng no quiere que otros conozcan sus planes, pues quería actuar en las sombras.

Al oír esto, Ye Zifeng sonrió, “Bien. Mientras no digas nada, entonces de ahora en adelante, caminaremos por nuestros propios caminos y ¡no interferiremos el uno con el otro!”

“¡Eso es genial!” Wang Ruoxing y Wang Lin gritaron en voz alta. Era tan ruidosos que las otras personas los miraron extrañamente.

Solamente cuando puedan liberarse de las garras de Ye Zifeng pueden seguir viviendo normalmente. Si no, vivirían para siempre en su sombra, impulsados por el miedo.

Ye Zifeng sonrió y sacudió la cabeza, “Muy bien. Me voy. Si tengo la oportunidad, los invitaré de nuevo al Pabellón Jufeng para agradecerles.”

Al oír esto, los dos hermanos palidecieron, “Eso…. Hermano mayor. No hay necesidad.”

¡Tenían miedo de Ye Zifeng!

Cuando Ye Zifeng regresó al Clan Ye, entró por la puerta trasera. Se quitó la máscara y caminó hacia su habitación.

Siempre y cuando no fuera descubierto, entonces esta salida sería considerada un éxito.

Sin embargo, cuando estaba a punto de doblar la esquina, oyó la voz ansiosa de Xueyi.

“Xiao Ya, ¿cómo está el hermano Zifeng? Me has estado diciendo que se está recuperando desde ayer. La misión de la secta es mañana. ¿Qué tal si voy le digo que lo deje? Su salud es mucho más importante.”

La expresión de Xiao Ya cambió y bloqueó rápidamente a Ye Xueyi.

“No. Señorita Ye, el joven maestro me dijo específicamente que no le dejara entrar, sin importar qué.”

La expresión de Ye Xueyi cambió dramáticamente después de escuchar esto, “¿En serio? ¿Te lo dijo específicamente? Parece que piensa que voy a molestarlo…. Pero…. Sólo estoy preocupada por él…” Ella miró hacia abajo y comenzó a girar su cabello.

En realidad, era Xiao Ya muy tonta. Bajo la presión, distorsionó las palabras de Ye Zifeng.

De repente, un fuerte sonido resonó detrás de las dos. Inconscientemente, se dieron la vuelta para ver qué había pasado.

Después de ver que no había nada malo, Ye Xueyi miró directamente a los ojos de Xiao Ya.

“No me importa… Quiero entrar y ver cómo está el hermano Zifeng. Si no, no estaré en paz.”

Xiao Ya se sobresaltó. Quería llorar. Sabía que no había nadie en la habitación. Si Ye Xueyi descubre que ella estaba mintiendo, ¡entonces definitivamente será expulsada!

“Señorita Ye, no…”

“¿Por qué no? A menos que me esté mintiendo… ¿Está el hermano Zifeng realmente en la habitación?”

Ye Xueyi la miró ferozmente. Apartó a Xiao Ya y abrió la puerta, “¡Hermano Zifeng!”

¿Cómo podía una persona normal como Xiao Ya detener a un practicante en la 8° etapa del Reino Refinador Qi como Ye Xueyi?

Xiao Ya cerró los ojos y no pudo soportar mirar a la habitación en absoluto. Ella estaba esperando que Ye Xueyi saliera y la castigara.

Sin embargo, esto no sucedió.

Dentro de la habitación, Ye Zifeng se sentó allí con una bata de oro. Tenía una mirada profunda en sus ojos. Miró hacia arriba y luego le sonrió a Ye Xueyi.

“Xueyi, estás aquí.”

“¡Tú!” Ye Xueyi reveló una expresión feliz después de ver que Ye Zifeng estaba bien.

“Hermano Zifeng, ¡así que estás realmente bien! Tenía miedo de que te pasara algo y pensé que no podrías tomar mañana la misión de la secta.”

Cuando Xiao Ya oyó la voz de Ye Zifeng desde la habitación, rápidamente entró con sus mandíbulas caídas.

Había estado vigilando las puertas durante los últimos dos días. Nadie pasó por allí. ¿Cómo llegó Ye Zifeng sin que ella se diera cuenta?

Cuando lo pensó, se dio cuenta de que Ye Zifeng probablemente entró en la habitación cuando se distrajo con el extraño sonido.

Ye Zifeng sonrió, “Me he estado preparando para la misión, ¿por qué no participaría?”

“Puf…” Ye Xueyi no pudo reprimir más su risa “Hermano Zifeng, acabas de regresar de la Ciudad Tiandao y te has estado recuperando. ¿Cuándo tuviste tiempo de prepararte?”

Ye Xueyi ni siquiera tuvo el tiempo para prepararse, ¿De dónde obtuvo Ye Zifeng el tiempo para hacerlo?

Además, esta es una misión de equipo. No importa cuán increíble sea Ye Zifeng, es sólo una persona. No puede cambiar la marea por sí mismo.

“¿No confías en mí?” Ye Zifeng sonrió. Era normal que ella no le creyera.

“Yo te creo. ¡Claro que te creo! Yo estimo que obtendrá 300 o 400 puntos de contribución. Entonces lo intercambiarás por algunos ingredientes preciosos, ¿verdad?” Ye Xueyi creía en su hermano cuando nadie más lo hacía. Por supuesto que ahora también creería en él.

Ye Zifeng ya no era una basura, por lo que le cree aún más.

Ye Zifeng sacudió la cabeza, “En realidad, tienes un punto. Dado que hay muchas personas participando esta vez, obtener 300 o 400 puntos de contribución no es algo malo. Sin embargo, conseguir más puntos no me hará el ganador. Conseguir menos puntos no me hará un perdedor tampoco.”

“Hermano Zifeng … tú …” Xueyi lo miró fijamente. No entendía realmente lo que quería decir.

“Está bien, no pienses demasiado. Nos levantaremos temprano mañana y nos iremos a la secta. Además, esta misión podría ser algo positivo en nuestras vidas. ” Ye Zifeng sonrió.

“¿Algo positivo?” Ye Xueyi miró a su hermano confusamente.

Lo que ella no sabía era que había una oportunidad para que ella entrara en la Secta Profunda durante la misión. Por lo tanto, no sabía de qué estaba hablando. Ye Zifeng le oculto eso porque no quería darle más presión…

La Secta Ceniza Espiritual emitía diferentes misiones de diferentes niveles a sus discípulos una vez al mes. Sin embargo, este mes, las misiones no fueron separadas por rangos. Todos tenían la misma misión de matar a las mismas bestias feroces.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

A la mañana siguiente, la secta estaba llena de gente. Era algo que todos esperaban. En la secta, aparte de personas como Wang Lin y Wang Ruoxing que optaron por no participar, ¡todos los discípulos en el Reino Refinador Qi estaban allí!

Sin importar si era un joven talentoso de un gran clan o un joven maestro de un clan más pequeño, todo el mundo estaba participando.

“Él está aquí. Mira. ¡Wang Tianzhi, el joven maestro del Clan Wang, está aquí!”

Wang Tianzhi fue el señor supremo entre los discípulos del Reino Refinador Qi por mucho tiempo. Además de eso, él es también el joven maestro del clan número uno en la Ciudad de Leizhou. Su entrada estaba llena de aplausos y alabanzas.

Sin embargo, miró con fiereza a la multitud, como si estuviera buscando a alguien.

“¿Por qué lo están mirando? Mira hacia allí. Ése es el joven maestro del Clan Ye, Ye Zifeng. ¡Ahora se le considera un genio alquimista!”