SDG – Capítulo 162

Modo Noche

Capítulo 162 – Rodear y matar

“Ese… Ese es…” Los ojos de Ye Xueyi brillaron al mirar la entrada de la cueva.

“De ninguna manera. ¿Ye Zifeng logró realmente atraer al tigre?” Después de que Kong Zhou oyó el rugido del tigre, sus mandíbulas cayeron. Todo el cuerpo se sentía entumecido como si hubiera sido golpeado por mil agujas.

Los ojos de Feng Di estaban llenos de sorpresa mientras se cubría la boca con las manos. Estaba muda.

Como era de esperar, el sonido del tigre se acercaba cada vez más a ellos.

El tigre no estaba cercas aún, pero ya podían sentir el aura imponente del tigre que salía de la cueva.

Después de un fuerte y enojado rugido, el tigre volador saltó de la cueva.

¡Fue atraído! ¡Ye Zifeng realmente atrajo al tigre!

Los ojos de Feng Di se llenaron de incredulidad. Justo antes, estaba calumniando a Ye Zifeng, diciendo que no podría hacerlo. Pero ahora, la realidad estaba delante de ella.

“Rápido. ¿Que están mirando? ¡Empiecen a moverse!”

La voz ligeramente angustiada de Ye Zifeng penetró en los oídos de todos.

Acababan de notar que Ye Zifeng estuvo delante del tigre todo el tiempo. Ye Zifeng estaba usando la daga de Wang Lin para resistir contra la mordida del tigre.

¡Sus dientes estaban a sólo un pie del cuello de Ye Zifeng!

Si Ye Zifeng fuera descuidado, su cuello sería partido por la mitad por el Tigre Volador del Relámpago Violeta de inmediato. Por lo tanto, tuvo que centrarse en la resistencia contra el tigre y no fue capaz de hacer nada más.

“¡Vamos! Han Xiuming, ataca conmigo. ¡Vamos a salvar al hermano Zifeng!”

Ye Xueyi ordenó en voz alta. Esto no era nada en absoluto como la chica tranquila que todo el mundo pensaba que era. La gente que aún estaba aturdida fue despertada por su orden.

Ye Zifeng ya había establecido las condiciones. Si atraía al tigre, entonces debían atacarlo.

“Bueno. ” A pesar de que Han Xiuming era un poco cobarde, nunca rompería una promesa.

Rayos de Qi aparecieron en el aire. Se acumulo una innumerables cantidad de rayos sobre la cabeza del tigre.

Esto fue lo que Ye Zifeng les dijo que hicieran. Esto era lo que Ye Zifeng quería que hicieran las dos personas en la 8ª etapa del Reino Refinador Qi.

Estaba claro que Ye Xueyi y Han Xiuming estaban preparados para atacar. Con este ataque, pueden dañar gravemente al tigre.

Con sus poderes combinados, la luz se transformo en vigas y callo justo en el tigre. Con increíble poder de penetración, los rayos de luz atravesaron las piernas del tigre.

Incluso si el tigre tuviera su rayo violeta protegiendo sus piernas, no podría soportar el ataque combinado de dos practicantes en la 8ª etapa del Reino Refinador Qi. La sangre salió de sus piernas. Era difícil para el tigre estar de pie.

El tigre comenzó a preocuparse. No importa lo estúpido y poco inteligente que fuera, se dio cuenta de que había sido engañado. Finalmente detuvo su ataque contra Ye Zifeng y comenzó a correr hacia la cueva.

En comparación con la venganza, su vida era mucho más importante.

“¿Quieres correr? ¿Pero puedes huir?” Ye Zifeng sonrió y gritó: “Qin Lang, depende de ustedes.”

Después de hacer todo eso, Ye Zifeng se sintió un poco cansado. Tomó esta oportunidad para descansar un poco.

“¡Lo tengo!” Qin Lang sonrió y junto con los miembros de su grupo, empujaron una roca gigante hacia abajo, bloqueando el camino hacia la cueva.

El tigre que cargaba en la cueva, se estrelló contra la roca y cayó al suelo. Con esta roca en su lugar, no regresar.

El tigre cargó ferozmente hacia la roca con la esperanza de romperla. También intentó usar su rayo violeta para aplastarla. Sin embargo, la roca era demasiado grande. Era difícil de romper en tan poco tiempo.

Por supuesto, Ye Zifeng no daría al tigre el tiempo suficiente para romperla.

Primero, Xueyi y Xiuming fueron capaces de dañar al tigre. Ahora, Qin Lang y los otros fueron capaces de bloquear su camino de retirada. Todo iba de acuerdo con su plan ahora mismo.

Sin embargo, no calculo que Ye Xueyi y Han Xiuming sólo podrían lesionar las piernas del tigre. Esperaba más del ataque. Sin embargo, no estaba mal. El tigre debe estar sufriendo ahora mismo.

Desde que el tigre sufrió un ataque del espíritu marcial de Ye Zifeng, había desperdiciado bastante de su Qi para librarse del Qi de la muerte. Además, había utilizado una cantidad amplia de Qi para usar sus rayos contra Ye Zifeng mientras corría. Como resultado, el tanque del tigre se había debilitado antes de que saliera de la cueva.

Y ahora, después del ataque combinado de Xueyi y Xiuming, el tigre estaba definitivamente a punto de morir.

“Hemos hecho nuestro trabajo. Kong Zhuo, Feng Di, es su turno…” Ye Xueyi los fulminó con la mirada. Estaba enojada con ellos porque estaban hablando basura sobre Ye Zifeng antes.

Si los dos primeros grupos rodearan y lesionaran al tigre, entonces los que lo matarían serán las personas del tercer grupo. Kong Zhuo y ellos.

“¿Nosotros…?” Kong Zhuo y los demás estaban claramente todos en la 6ª etapa del Reino Refinador Qi. No tenían ningún experto que los protegiera así que comenzaron a dudar.

Ye Zifeng miró al grupo, “¿No estuvimos de acuerdo en esto antes? Mientras pueda atraer al tigre, ustedes confiaran en mi y harán lo que les pidiera. ¿Verdad?”

Ellos mismos dijeron estas palabras. Todo el mundo lo oyó. No podían retroceder.

“S … sí …”

“Y ahora, por favor ataquen con todas tus fuerzas.” Ye Zifeng reveló una sonrisa melodiosa.

“Nosotros…….”

Kong Zhuo apretó los dientes, “Bien. Lo que sea. ¡Vamos a atacar! Hermana Di, ¡muéstreles de qué estamos hechos!” Mientras decía eso, juntó Qi en sus dos manos.

Feng Di sonrió y asintió con la cabeza, “De acuerdo. Hermano Kong, vamos a atacar juntos. ¡No creo que no podamos hacer las cosas que Ye Zifeng puede hacer!”

“¡Tres, dos,…. uno!”

Los tres atacaron al tigre al mismo tiempo. Sus palmas brillaban con energía Qi y golpearon contra el tigre.

*¡Golpe!*

Sin embargo, el tigre se llenó de rabia después de ser rodeado. Soltó el rayo violeta en su cuerpo y disipó las palmadas.

¡Los ataques fallaron!

“¿Qué? De ninguna manera. ¿Cómo es eso posible?” Los ojos de Kong Zhuo estaban llenos de sorpresa. No creía lo que veía.

Eso no era todo. El tigre rugió airadamente y emitió una poderosa energía. En un instante, apareció junto a Kong Zhuo y lo golpeó con sus garras.

“¡Ah!” Kong Zhuo estaba todavía aturdido y se sorprendió por el ataque. Sin ninguna forma de preparación, y con su fuerza en la 6ª etapa del Reino Refinador Qi no pudo resistir el ataque del tigre.

Él no era como Ye Zifeng que llevaba una armadura de nivel espiritual. Así, cuando el tigre se deslizó hacia abajo, Kong Zhuo sintió como si todo su cuerpo fuera desgarrado. ¡No pudo evitar escupir un bocado de sangre!

“¡Hermano Kong!” Cuando Feng Di vio esto, tembló un poco.

“Hermana Di, rápido. ¡Sálvame!”

“Yo…” Feng Di miró el pecho de Kong Zhuo que estaba destrozado y rápidamente dio la vuelta. No podía soportar verlo más.

Aunque Kong Zhuo la estaba gritando, ella no respondió en absoluto. Se quedó allí fingiendo que había perdido la cabeza por temor.

Ella era ese tipo de mujer… Si hubiera algún peligro, ella fingiría estar sorprendida.

Ye Zifeng vio la mirada en sus ojos y sacudió la cabeza. No se molestó en decir nada.

Volvió a mirar a los demás, “El tigre es como una flecha al final de su vuelo en este momento. Está casi muerto. Su única ruta de escape ha sido bloqueada también. ¡Vamos a atacar y salvar al hermano Kong Zhuo!”

Oyendo que Ye Zifeng iba a salvar a Kong Zhuo, no sólo Kong Zhuo se sintió agradecido, Feng Di también se sintió agradecida.

Sin importa qué, los dos eran muy íntimos. Si pueden salvarlo, eso sería lo mejor.

“¡Vámonos!” ordenó Zifeng.

Después de decir eso, rayos de Qi volaron hacia el tigre, atacándolo desde todas las direcciones. Esto lo hizo retroceder contra la roca, huyendo de donde estaba Kong Zhuo.

Salvando a un miembro del grupo y matando al tigre. ¡Eran dos pájaros de un tiro! Ahora que el tigre estaba separado de Kong Zhuo, finalmente podían acabarlo.

Así, Ye Zifeng comenzó a emitir una serie de órdenes.

“Escuchen mis órdenes de ahora en adelante…” Ye Zifeng tenía una expresión severa en su rostro mientras hablaba.

“Xueyi, Han Xiuming, utilizan una pantalla Qi y rodeen el área.” Justo después de que Ye Zifeng emitió la orden, los dos inmediatamente se pusieron a trabajar.

“Grupo de Feng Di, dejen a Kong Zhuo por ahora. No morirá todavía. Ayuden a Xueyi y Han Xiuming desde fuera. Asegúrese de que no sean golpeados por el rayo.”

“El grupo de Qin Lang, haga que uno de ustedes se quede en la roca. En cuanto a los otros dos, ¡Vamos a atacar!” Ye Zifeng mostró una fría sonrisa.

Después de un poco, Shi Chen finalmente recuperó sus sentidos. Miró a su alrededor y vio que todos los demás se movían. “Ye Zifeng, creo… que se olvidó de mí…”