SDG – Capítulo 172

Modo Noche

Capítulo 172 – La determinación para lograrlo

Ye Zifeng se calmó y envió una hebra del sentido divino de su alma hacia el Anciano Shen.

Cuando el Anciano Shen sintió el sentido divino de Ye Zifeng entrar en su cabeza, él comenzó a gritar inmediatamente.

“Ye Zifeng. ¡¿Qué demonios estás haciendo en medio de la noche?!”

“¡Ah! ¡De quién es la voz!” Ye Xueyi no pudo evitar gritar después de oír esa voz.

Cualquiera que escuche la voz de un extraño en su propia cabeza, definitivamente reaccionaría así.

Se sobresaltó un poco y luego miró a Ye Zifeng.

“Hermano Zifeng. ¿Qué está pasando?”

“¿Estás preguntando quién soy? ¡Debería ser yo quien te pregunte quién eres!” El Anciano Shen se sentía un poco enojado después de que Ye Zifeng lo separó de un buen sueño.

Pero cuando se despertó un poco más, un pensamiento vino a su mente, “Usted lo llamó hermano Zifeng antes… ¿Eres su hermana Ye Xueyi?”

Ye Xueyi sintió que la voz era muy familiar y se sorprendió.

“Esa soy yo. Y tú … por el tono de tu voz … ¿podrías ser el Anciano Shen … de la secta?”

Ambos jadearon. Estaban en shock.

Ye Xueyi nunca hubiera pensado que el Anciano Shen, normalmente alto y poderoso, tendría este tipo de relación con su hermano Ye Zifeng, donde pueden comunicarse unos con otro así… De la manera en que hablaban, sonaba como si fueran viejos amigos.

Ye Zifeng se rió, “Y ahora, ustedes dos se conocen.”

“¡Conoce tu cabeza!” El Anciano Shen estaba muy enojado cuando comenzó a gritarle a Ye Zifeng.

Este tipo de intercambio era normal entre ellos, así que Ye Zifeng no le prestó mucha atención a sus gritos.

Cuando el Anciano Shen finalmente recordó que Ye Xueyi estaba allí, dejó de gritar y se aclaró la garganta, “Ok Ye Zifeng. Dime qué está pasando. Cuál es el punto de todo esto.”

Se sentía un poco enojado porque Ye Zifeng le dijo a alguien más su secreto. Pero ahora mismo, no podía interferir con las misiones, así que tuvo que esperar hasta después para enseñarle a Ye Zifeng una lección.

En realidad, Zifeng estaba tratando de recordarle algo. “No soy el único que ató tu [alma espíritu]. Mi hermana Xueyi también tiene un pedazo de su [alma espíritu].”

“¿¡Qué !?” Ye Xueyi y el Anciano Shen gritaron al mismo tiempo. El Anciano Shen gritó de rabia mientras Ye Xueyi gritaba sorprendida.

“Así… Usted no tiene que preocuparse por mí cuando puedo cuidar de mi propia vida, pero la vida de mi hermana… Bueno, al menos durante toda esta misión, tendré que molestar al Anciano Shen.”

Al pedir algo, Ye Zifeng no actuaba arrogante y descarado. Eso era porque si la otra persona se niega, entonces habría desperdiciado sus esfuerzos.

“¡Tú…!” Esta era la primera vez que Ye Zifeng le había pedido que hiciera algo con ese nivel de seriedad.

Si ayudaba a Ye Zifeng, perdería la cara frente a los demás Ancianos. Si no lo hace, entonces Ye Zifeng podría nunca volver a hablar con él. Si Ye Zifeng muere accidentalmente sin que él sepa, perderá mucho de su propio cultivo.

Escuchando el tono de Ye Zifeng, parece que su hermana estaba en la misma situación que él. ¡Si algo le sucede, entonces su cultivo sufrirá también!

No importaba si Ye Zifeng estaba mintiendo. Era mejor estar a salvo.

Sólo podía culparse por tratar de meterse con Ye Zifeng y Ye Xueyi durante la Reunión del Clan Celestial.

“Bien … Te daré cara y ayudaré a tu hermana. Si hay algún problema durante la batalla, me encargaré de ello.”

“Muchas gracias al Anciano Shen.” Ye Zifeng sonrió y cortó su conexión con el Anciano Shen porque sabía que había algunas cosas que el Anciano Shen quería decirle a Ye Xueyi en privado para que mantuviera todo esto en secreto.

El Anciano Shen era una persona muy astuta. Definitivamente podía convencer a Ye Xueyi con sus palabras y hacerla mantener este intercambio en secreto.

Cuando Ye Xueyi finalmente reabrió los ojos, su rostro estaba lleno de incredulidad.

“Hermano Zifeng. ¿Qué está pasando? ¡Es increíble! ¡¿Cómo te aferraste al Anciano Shen, alguien que está en la cumbre del Reino Practicante Marcial?!”

“Esto no importa en este momento. Lo entenderás más tarde.”

“Hermano Zifeng, probablemente no me lo dirás después de todos modos…” Ye Xueyi hizo una mueca.

Ye Zifeng sonrió, “Muy bien. Deja de actuar así. Estoy haciendo esto por tu seguridad. Recuerda, si algo sale mal, solo recita el encantamiento que te enseñé y haz que el Anciano Shen te ayude. ¿Entendido?”

“Bien. Tener un experto en el Reino Practicante Marcial respaldándome me hace sentir mucho mejor.” Ye Xueyi rió.

“Bueno. Ahora vete a dormir. Dile a todos los planes de mañana.” Ye Zifeng asintió y se levantó para irse.

“Espera.” Ye Xueyi vaciló y luego gritó.

“La tienda me fue dada por la gente del clan Qin. Ahora que están durmiendo, no pueden darte una… ¿Cómo dormir … dormir …?” La cara de Ye Xueyi ardía. Ni siquiera pudo terminar la última frase.

“¿No dijiste que no debería entrar aquí? ¿Cómo es que tu actitud cambió tan rápidamente? ¡Incluso no me déjate dormir aquí!” Zifeng se rió y la provocó.

“YO…..”

“No me importa. ¿No dormimos juntos cuando éramos pequeños? No hay ningún problema aquí …” La mente de Ye Xueyi estaba revolviéndose mientras trataba de encontrar una buena razón para que Ye Zifeng se quedara.

“Bien. No trates de pensar demasiado. Ten una buena noche y duerme. Voy a ir y quedarme con ese mocoso Shi Chen …”

A pesar de que ella intentó todo, ella no podía mantener a su hermano aquí y se sentía decepcionada.

“Está bien entonces.” Suspiró y observó mientras Ye Zifeng salía de su tienda.

En realidad, ella no estaba tratando de hacer nada. Se sentía mucho más segura y mejor con su hermano al alrededor, así que quería que se quedara…

Coincidentemente, cuando Ye Zifeng dejó la tienda de Ye Xueyi, Shi Chen se despertó y salió de su tienda.

“Sí. Hermano mayor Zifeng, ¿A dónde fuiste hoy?”

Ye Zifeng no esperaba ver a Shi Chen aquí. Él le sonrió y luego respondió: “Caminé y me familiarice con el área.”

Viendo cómo Ye Zifeng no estaba realmente prestando atención a él, Shi Chen cambió el tema, “Oh, claro. Ahora es muy tarde y no tienes una tienda de campaña. ¿Qué tal si vienes a dormir en la mía?

“No hay necesidad. Gracias de cualquier forma. Dormiré en la cima de los árboles esta noche.”

“¿Qué?” Shi Chen quedó atónito. Entonces se dio cuenta de lo que Ye Zifeng significaba y empezó a gritar, “¡Hermano Ye! ¿Me estás diciendo que preferirías dormir en un árbol que conmigo?”

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Por supuesto, Ye Zifeng no se fue a dormir encima de un árbol. En su lugar, dejó la región en la que se encontraban.

Decirle a Xueyi que iba a dormir con Shi Chen era sólo una excusa para irse.

Ya que el clan Xiao y el clan Rong se unían para luchar contra el Águila Flameante al día siguiente, como un viejo amigo, quería que darles una sorpresa.

Así que, era necesario ir y hacer algunos preparativos.

“Hmmmm … Según Liu Yige, el clan Liu y el territorio del clan Rong deberían estar justo delante …” Ye Zifeng miró a su alrededor y confirmó su ubicación

Ya había pensado durante mucho tiempo en un plan. Cuando llegó, sacó algunos materiales de su anillo interespacial y comenzó a prepararse.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

El sol resplandeciente se alzaba en el cielo despejado e ilimitado.

Por la mañana, la gente del equipo del clan Xiao y la gente del equipo del clan Rong se reunieron.

“Joven maestro Xiao, ¡te ves mejor después de descansar un día!”

El segundo joven maestro del clan Rong se llamaba Rong Fan. A pesar de que sus padres le dieron un nombre tan erudito, era un idiota. Durante la Reunión del Clan Celestial, quiso desafiar y provocar a Ye Zifeng. Pero al final, fue utilizado literalmente como un peldaño y se convirtió en el hazme reír de toda la competencia.

Y ahora, estaba diciendo palabras que no estaban destinadas a ser pronunciadas. Esto se debía a que sus palabras sonaban como si estuviera burlándose del clan Xiao por no poder capturar la pitón gigante el día anterior. Claramente no conoce su camino con palabras.

“Tú…..” Xiao Mu frunció el ceño. No pensaba mucho en alguien tan estúpido como Rong Fan. Vio a Rong Fan como un títere que puede ayudarlo a obtener beneficios.

“El joven maestro Rong tampoco está tan mal. ¿Podría ser que tengas algún plan para la misión de hoy?”

“Hahaha …” Rong Fan se rió y se frotó la nariz, “Joven maestro Xiao, envié a alguien a explorar en la mañana y ya han encontrado el nido del Águila Flameante!”

“¿Qué? ¿Estás seguro?” Al oír esto, Xiao Mu se sorprendió y miró a su hermano detrás de él.

No tenían miedo del Águila Flameante. Tenían miedo de no poder encontrar al Águila Flameante. Dado que el día anterior habían perdido a la pitón gigante y se sintieron animados.

“Sí estoy seguro. Joven maestro Xiao. ¡Cooperando, definitivamente tendremos éxito esta vez!”