SDG – Capítulo 173

Modo Noche

Capítulo 173 – ¡El zorro explota el poder del tigre!

El acantilado del viento sobresalía. La vivienda del Águila Flameante.

El camino hacia la montaña que los dos grupos recorrieron era muy empinado con muchos giros y vueltas. Para alcanzar el nido del Águila Flameante, debían atravesar por ese camino.

De alguna forma, Rong Fan estaba muy feliz. Para alguien de la 2ª generación de nobles como él, le encantaba tener fuerza absoluta.

Ahora que su grupo se había asociado con el equipo del clan Xiao, esto lo hizo mirar hacia adelante a la caza esta vez. Se sentía seguro.

“¿Todavía no estamos allí? ¡No puedo esperar más!” Xiao Mu por otro lado se sentía un poco incómodo.

“Pequeño Mu, no has dicho ni una sola palabra desde el principio. ¿Te molesta algo?” El hermano mayor de Xiao Mu, Xiao Ying, le miró preocupado. No podía evitar hablar.

A pesar de que Xiao Ying estaba en la 9ª etapa del Reino Refinador Qi, era todo musculo sin cerebro. Cuando se trata de tomar decisiones, siempre le pedirá consejo a Xiao Mu.

“Hermano mayor, siento que algo está mal. Que Rong Fan es bastante estúpido y sus subordinados no son mucho mejores tampoco. ¿Cómo pueden encontrar el nido del Águila Flameante tan rápido?”

“Esto… Tal vez estás subestimando sus habilidades.” Xiao Ying sonrió. Sentía que su hermanito estaba siendo demasiado sensible.

“Espero que sea ese caso.” Xiao Mu suspiró, “¡Realmente quiero terminar esta 2ª misión rápidamente y enseñarle a Ye Zifeng una lección durante la tercera misión!”

En el grupo de personas que trataron de intimidar a Ye Zifeng, Xiao Mu es el único que no ha recibido el castigo divino de Ye Zifeng. Él no sabe lo intimidante que puede ser Ye Zifeng y todavía estaba tratando de vengarse.

Liu Yige vio la mirada en la cara de Xiao Mu y pensó para sí mismo. No pudo evitar abrir la boca.

“Sugiero que no hagas, sería algo innecesario.”

Xiao Mu se sobresaltó cuando oyó esto. Se volvió y miró a Liu Yige.

“Hehe … Me preguntaba quién era. Así que es alguien del clan Liu.” El clan Xiao estaba en buenas relaciones con el clan Liu, pero después que el clan Liu se aliara con el clan Ye, empezaron a distanciarse uno del otro. Ambos optaron por estar en diferentes lados.

“No me pongas en la misma categoría que tú. Quiero enseñarle a Ye Zifeng una lección, ¿qué vas a hacer al respecto? ¿Vas a detenerme solo?” Xiao Mu resopló fríamente.

“Cierto. Todos en el equipo están asociados con el clan Xiao. Eres el único forastero entre nosotros. ¿Tienes suerte de haber podido unirte a nosotros y sin embargo trata de hablar con el hermano Mu?”

“¡Tú!” Originalmente, Liu Yige pensó que él era el único que odiaba a Ye Zifeng con todo su ser. Pero ahora mismo, estaba mirando las cosas desde otra perspectiva. Se dio cuenta de que había bastantes personas que tenían conflicto con Ye Zifeng.

¿Cómo seguía  vivo Ye Zifeng después de ofender a tanta gente?

“Si no quieres venir, también está bien por nosotros. Tu parte de la recompensa se dividirá entre nosotros. Eso es mejor para nosotros.” Xiao Mu se rió.

“Hmph. ¿Quieres usar palabras para incitarme? Quiero ver lo arrogante que serás más tarde. Quiero ver qué clase de fuerza tienes para respaldar estas palabras.” Liu Yige estaba enojado. Decidió seguirlo para ver el espectáculo. No importaba si Ye Zifeng venía o no. Escribirá todo en el papel espiritual y enviará más informes a Ye Zifeng.

Mientras el grupo caminaba, se encontraron con dos bestias de bajo nivel. Cuando las dos bestias vieron la mirada viciosa y feroz a los ojos de los miembros del clan Xiao, huyeron.

“¿Por qué no hemos llegado todavía? ¿Fuimos por el camino equivocado?” Rong Fan murmuró y miró a su alrededor.

“¡Eso es lo que debería preguntarte! ¿No fuiste tu el que nos dijo que alguien en su grupo encontró el nido del Águila Flameante?”

Rong Fan dudó y no sabía cómo explicarse: “Yo …”

“No me digas … ¿Estabas jugando con nosotros?” Xiao Mu lanzó una mirada fría a Rong Fan.

No le agradaba Rong Fan en primer lugar. Y ahora, Rong Fan los trajo a este lugar al azar sin ningún signo del Águila Flameante. Se sentía enojado.

Además, todos en el equipo del clan Xiao buscaron la pitón gigante ayer y ni siquiera pudieron ver su sombra una vez. Ahora, habían estado siguiendo a este estúpido chico de Rong Fan desde temprano en la mañana y tampoco pudieron encontrar nada. ¡Básicamente malgastado su segundo día!

Aunque Rong Fan era estúpido, no significaba que él era alguien que retrocede fácilmente.

“La persona que envié es mi ayudante de confianza. Definitivamente no me mentiría. Realmente encontró el nido del Águila Flameante. ¡No está lejos de aquí!”

Xiao Mu habló con palabras tan frías como el hielo: “Si tu ayudante de confianza no te miente, ¿nos estás tu mintiendo?”

Los dos equipos ni siquiera se habían encontrado con el Águila Flameante, y ya están peleando entre sí.

Mientras escuchaba la pelea, Liu Yige sintió algo en su túnica. Sacó furtivamente un papel espiritual y lo miró. Su expresión se congeló cuando sus mandíbulas cayeron.

En el papel espiritual estaban las palabras: “¿Cómo está la discusión entre el clan Xiao y el clan Rong?”

El rostro de Liu Yige se contrajo al mirar el papel.

¿Qué quiere decir? ¿Podría ser que la pelea entre los dos clanes fue instigado por Ye Zifeng? Su corazón se estremeció. Un momento. ¡Eso significa que Ye Zifeng quiere involucrarse!

“Eso no es algo malo. Él puede ayudarme a enseñarle a Xiao Mu una lección.” Liu Yige pensó en los acontecimientos que ocurrieron antes y cómo Xiao Mu y sus lacayos lo avergonzaron. En este momento, ya no odiaba a Zifeng. Si lo hacía, estaría odiando a Ye Zifeng por no haber venido antes.

“Pero…. ¿Cómo sabe que están discutiendo ahora mismo? A menos que ya esté…” Liu Yige miró a su alrededor y trató de encontrar a Ye Zifeng. Puedo sentir la mirada de Ye Zifeng en las sombras, observando todo lo que estaba pasando.

“Bien. Deja de discutir. ¿Cómo podremos luchar contra el Águila Flameante si seguimos así?” Xiao Ying era la persona más fuerte entre los dos grupos. Todos lo respetaban y escuchaban sus palabras.

Luego Xiao Ying se detuvo un poco antes de continuar, “Si una bestia demoníaca tiene suficiente inteligencia, pueden ocultar su nido. ¿Quizás esta Águila Flameante sabe ocultar su nido?”

Tenía que ofrecer una explicación para calmar a todos.

“Entonces, ¿qué podemos hacer…? Si esta Águila Flameante realmente sabe cómo ocultar su nido… ¿que tal si ninguno de nosotros es capaz de ver a través de él?” Xiao Mu frotó sus barbillas. Tenía una expresión complicada en la cara.

“Eso …” Todos los demás se miraron.

En este momento, Liu Yige volvió a mirar el papel espiritual. Sus ojos se abrieron en shock al comenzar a memorizar el contenido.

Volvió a poner el papel del espíritu en su bata y respiró hondo. Se aclaró la garganta y habló.

“Si nadie tiene ideas. Entonces, ¿por qué no lo intento yo?”

“¿Tú?” Xiao Mu dejó escapar un resoplido frío y miró fijamente a Liu Yige.

Sería más creíble si fuera Ye Zifeng quien pronunciara esas palabras. Después de todo, Ye Zifeng es alguien que puede lograr alcanzar las expectativas de todos. ¿Pero Liu Yige? ¿Quién diablos cree que es?

Incluso Xiao Ying que estaba en la 9ª etapa del Reino Refinador Qi no podía hacer nada. Sin embargo, ¿Liu Yige estaba tratando de hacer algo?

“No digas que no confío en ti, pero ¿Con qué base debemos creerte?”

“¡La base de mis palabras son los hechos!” Liu Yige tenía instrucciones de Ye Zifeng y estaba muy seguro. Era como un zorro que está aprovechando el poder de un tigre.

“¿Hechos? Esa es una manera interesante de decirlo. Me gustaría ver de qué tipo de hechos estás hablando.” Xiao Mu se rió con una mirada llena de desdén.

“Entonces escucha. Desde su posición, camina diez pasos hacia el oeste. Luego siete pasos hacia el norte…”

Xiao Mu se echó a reír, “De acuerdo. Haré lo que dices. Diez pasos hacia el oeste y luego siete pasos hacia el norte. ¿Que sigue? ¿Todavía quieres que camine?”

“Entonces cuatro o cinco pasos más hacia el oeste.” Liu Yige olvidó si era cuatro o cinco pasos por lo que le dijo a Xiao Mu a caminar cuatro o cinco.

Cuando dijo eso, todos los demás se echaron a reír.

“El joven maestro Xiao. ¡Este tipo ni siquiera sabe de lo que está hablando y sin embargo sigue sus instrucciones!”

Xiao Mu rió cada vez más fuerte, “Algunas personas no derramarán una sola lágrima hasta que vean el ataúd. Aprovecharé esta oportunidad para enseñarle una lección.”

“Entonces… ¿Qué tal si echas un vistazo al paseo? Dime. ¿Que ves?”

Liu Yige se sentía un poco más desconfiado después de reírse. No sabía si las palabras de Ye Zifeng eran ciertas o no.

Xiao Mu se echó a reír y miró a la derecha.

De repente, su expresión se congeló. Su cara palideció. Estaba extremadamente conmocionado por lo que vio

 

  • GilRozeGM

    el cap justo al final se repite