SDG – Capítulo 183

Modo Noche

Capítulo 183 – Establecimiento

Cuando la sangre finalmente comenzó a brillar con una débil luz dorada, Ye Zifeng sonrió.

Esto significaba que el contrato fue exitoso.

“¡Ven!” Ye Zifeng recuperó apresuradamente el contrato de sangre y se volvió hacia el Águila Flameante.

Hace unos momentos, cuando estaba viendo cómo Rong Fan era golpeado por el Águila Flameante, ya había visto a través de todos los movimientos del Águila Flameante.

El Águila Flameante se veía grande y amenazante, pero le faltaba un movimiento mortal. Esta fue la razón por la que Rong Fan fue capaz de sobrevivir hasta ahora.

Si quiere una guerra de desgaste, entonces Ye Zifeng no temería en absoluto.

Las venas coloradas de sangre en sus brazos se encendieron mientras que el Qi de la muerte apareció de sus palmas y se condensó en un monstruo Qi.

“Eso… Eso es…” Rong Fan se sorprendió por la aparición del monstruo Qi. No pudo evitar temblar de miedo.

Esta fue la primera vez que el Águila Flameante había visto un ataque tan extraño. Se detuvo rápidamente y se quedó allí con una clara expresión de miedo en su rostro.

Ye Zifeng no era el tipo de persona que dejaría pasar tal oportunidad. Rápidamente recuperó su daga y la lanzó hacia el Águila Flameante. Después, tiró del hilo conectado a la daga y voló hacia el Águila como una estrella fugaz.

“¡Liu Yige, Xiao Mu, vamos!”

Liu Yige asintió con la cabeza.

“Okay…” Xiao Mu hizo una pausa para un poco antes de finalmente responder. Luego dejó escapar un suspiro y siguió detrás de Liu Yige.

Como era de esperar, cuando el Águila Flameante vio que Ye Zifeng se acercaba con malas intenciones, empezó a huir. Sin embargo, no esperaba que Liu Yige y Xiao Mu estuvieran detrás, bloqueando su ruta de escape.

Según las instrucciones de Ye Zifeng, los dos se movieron detrás del Águila Flameante y cortaron su ruta de escape.

Después de todo, Ye Zifeng había visto a través de todos los ataques del Águila Flameante. Había informado ya a Liu Yige y a Xiao Mu sobre todo.

En cuanto a Ye Zifeng mismo, él alcanzó el Águila Flameante en un abrir y cerrar de ojos. El sombrío, tiránico y desolado monstruo Qi sintió la energía del Águila Flameante y parecía como si hubiera encontrado el desayuno. Abrió la boca más y más ancho mientras Ye Zifeng se acercaba cada vez más al Águila Flameante.

Eran tres contra uno. Liu Yige y Xiao Mu atraparon y bloquearon el Águila Flameante mientras Ye Zifeng atacaba.

En este momento, el Águila Flameante inmediatamente usó sus garras para luchar contra el monstruo Qi.

“Hey hermano. Olvidaste algo. Mi daga todavía está pegada en tu cabeza.”Ye Zifeng sonrió.

Mientras decía eso, Ye Zifeng tiró fuertemente del hilo y se dirigió hacia la cabeza del Águila Flameante.

Mientras el Águila Flameante no comenzara a volar inmediatamente, es imposible que sus garras alcancen su cabeza.

“¡Aquí tienes tu oportunidad! ¡Ve!”Ye Zifeng soltó una risa fría y gritó.

El monstruo Qi salió inmediatamente de su palma y como un lobo dentro de una banda de ovejas, comenzó a comer al Águila Flameante.

El sonido de la mascadura resonó a través del nido.

La velocidad a la que el Monstruo Qi estaba absorbiendo la energía del Águila Flameante era visible a simple vista. El cuerpo del monstruo Qi creció más y más grande mientras el Águila Flameante sufría una inmensa cantidad de dolor. Quería sacudir este Monstruo Qi fuera de sí mismo.

Sin embargo, el monstruo Qi no tenía forma. Se unió al Águila Flameante como un gusano, sin soltarse. El Águila Flameante trató de quemar el Monstruo Qi con sus llamas pero fracasó.

Si no fuera por el Monstruo Qi, Ye Zifeng nunca habría tratado de luchar contra el Águila Flameante. El Águila Flameante no era como el pitón gigante en absoluto. Era muy difícil de manejar y no podía tomarla a la ligera.

Normalmente, para matar al Águila Flameante, todo un equipo tendría que molerlo lentamente hasta que muriera.

Todos los que habían conocido al Águila Flameante en las misiones anteriores lo habían hecho. Sin embargo, el Águila Flameante tenía inteligencia. Cada vez que estaba a punto de morir, huía inmediatamente.

Tristemente, se encontró con Ye Zifeng esta vez. No había manera de que Ye Zifeng la dejara escapar.

Después de absorber suficiente energía del Águila Flameante, el monstruo Qi se disipó lentamente.

En el Águila Flameante, el lugar donde el Monstruo Qi había mordido comenzó a marchitarse y secarse.

El Águila Flameante trató de soltar sus alas. Sin embargo, sentía como si su energía hubiera desaparecido. Su cuerpo se sentía flojo.

“De ninguna manera. ¿Este Águila Flameante fue herida realmente por los ataques de Ye Zifeng?”

“¿De Verdad? ¡Eso es demasiado fuerte! Estábamos todos tan miserables siendo perseguidos por el Águila Flameante, pero ahora mismo, con la fuerza de tres personas, ¡Ye Zifeng realmente pudo lidiar con ella!”

Todo el mundo en el clan Rong estaba lleno de sorpresa, especialmente el sirviente Qin. Sabía lo fuerte que era el Águila Flameante. Como practicante en la 8ª etapa del Reino Refinador de Qi, ¡no podía hacer nada en absoluto!

Mientras que Ye Zifeng y el Águila Flameante estaban en un punto muerto, Ye Zifeng recuperó unas Píldoras Nutrimiento de Qi de su anillo interespacial.

“Hmmm. Si tomo una Píldora Nutrimiento de Qi puedo llamar al monstruo Qi una vez. Creo que voy a tener que convocarlo ocho veces más… “

Descubrió el uso de la Píldora Nutrimiento Qi durante la batalla con la pitón gigante. Este fue el momento perfecto para probar esto.

Cuando estaba digiriendo la píldora, una voz vino detrás de Rong Fan, “Chicos, vengan aquí. ¡Bloquee el camino de retirada! ¡No dejes que se escape!”

Rong Fan mostró una sonrisa incómoda. Miró al Águila Flameante y empezó a temblar.

“Joven maestro Ye, eres muy sabio y fuerte. No creo que necesites nuestra ayuda ¿verdad?”

Ye Zifeng lanzó de inmediato una mirada fría a Rong Fan, “Así que… ¿estás tratando de retractarte a tus palabras? ¿Debo recordar el castigo por romper el contrato de sangre?

“Yo…” Rong Fan tembló al oír esas palabras. Justo antes, cuando le pidió ayuda a Ye Zifeng, no le importaba nada más que su vida. Había dado todo su equipo a Ye Zifeng.

Con Ye Zifeng mirándolo como un asura, no pudo evitar tragar saliva.

Así, inmediatamente se volvió y ordenó al clan Rong, “¿Escucharon eso? ¡El joven maestro Ye quiere que peleemos también! ¡Reúnanse! ¡No hagan que el Joven maestro Ye pierda la cara!

“Eso…” La gente del clan Rong se miró.

Ye Zifeng disparó a todos un resplandor frío, así: “¡Dejen de llorar! Si no vienen a ayudar, entonces enviaré al Águila Flameante.”

“Ugh. Lo que sea. Vámonos. El Joven maestro Ye es fuerte, así que no habrá problema si lo seguimos”

“Sí. Creo que es la mejor idea. Seguiremos al joven maestro Ye hasta la cima.”

Para la gente del clan Rong, seguir a Ye Zifeng era mucho mejor que ser perseguido por el Águila Flameante.

Ye Zifeng había mostrado su poder. Había establecido su dominio sobre todos.

El Águila Flameante no tenía ninguna posibilidad de ganar en absoluto.

Ahora, con otras veinte personas, la presión sobre el Águila Flameante aumentó aún más.

Una expresión solemne apareció en el rostro de Liu Yige, “Todo el mundo escúcheme. Usen su Qi para presionar al Águila Flameante. ¡No dejen que se escape!”

Con veinte personas usando su Qi para presionar, el Águila Flameante no podía moverse en absoluto.

“¿Eh? En realidad está funcionando. ¿Por qué no hicimos esto en primer lugar?”

“Es verdad. Estábamos demasiado ocupados huyendo. ¿Por qué nadie pensó en hacer esto? Parece que el Joven maestro Ye es el más inteligente aquí.”

En términos de capacidad, el equipo del clan Rong debería haber sido capaz de dominar al Águila Flameante. Sin embargo, no tenían un líder capaz de liderarlos en absoluto. Rong Fan era alguna clase de estúpido por lo que el equipo siempre carecía de cohesión.

El Águila Flameante miró frenéticamente alrededor mientras que un mal sentimiento se levantó en su corazón. Quería huir pero con veinte personas ejerciendo presión sobre ella, no podría hacer absolutamente nada.

Cuando vio la expresión de Ye Zifeng, tembló de miedo. Incluso aunque no fuera tan inteligente, podía decir que Ye Zifeng era la persona más peligrosa que jamás había enfrentado.

Por otro lado, Ye Zifeng había terminado de digerir la Píldora de Nutrimiento Qi. No tenía tantas con él, así que si puede salvar algunas, entonces lo hará. Es por eso que hizo que las veinte personas del clan Rong presionaran al Águila Flameante con su Qi.

“Ahora bien. Vamos a ver cuánto tiempo puede durar… “