SDG – Capítulo 19

Modo Noche

Capítulo 19 – ¡Vas a cuidar de mis problemas financieros!

La expresión de Ye Chen parecía muy sombría. Dio a Ye Zifeng un regalo de promoción para conseguir algo que quería, pero si Ye Zifeng va demasiado lejos, Ye Chen sin duda tratará de defenderse. Después de todo, seguía siendo uno de los ancianos más respetados del clan y Ye Zifeng no debería ser capaz de desafiarlo.

La expresión de Ye Zifeng parecía respetuoso, “Wow. En segundo tío es seguro directo. Yo, Ye Zifeng no seré demasiado duro entonces.” Él sonrió y levantó cuatro dedos.

Ye Chen miró a esto, confundido, “¿Qué quiere decir con esto?”

“Dame cuatrocientas monedas de oro.”

Ye Chen ligeramente suspiró, “¿Quieres dinero?” Todos estos años de estar en el Clan Ye, había tomado una gran cantidad de sobornos y de haber escondido hasta un poco de dinero. Para Ye Chen, regalar algo de dinero no era un problema.

“Si quieres dinero, eso está bien. Sin embargo, ¿no estas sobrevalorándote a ti mismo?”

En el Clan Ye, incluso Tang Feng, la esposa del maestro sólo tiene alrededor de 50 monedas de oro en un mes. Sin embargo, ¿ Ye Zifeng realmente quiere ocho meses el valor de esa asignación de una sola vez?

Ye Zifeng sacudió la cabeza, “sigo siendo el joven maestro del Clan Ye. Mi vida vale mucho más de 400 monedas de oro. En realidad, es una ganga para usted. Para los otros miembros del clan, 400 monedas de oro es un poco problemático, pero para al segundo tío, no debe ser mucho.”

Ye Zifeng sabía que el clan Liu le dio Ye Chen para que hiciera eso. El sabía que el clan Liu enviaría en privado algo de dinero ha Ye Chen por algunos favores. Parece que la caída del Clan Ye no era todo debido a Ye Zifeng. Ye Chen probablemente jugó un papel en ella también.

Hubo un cambio en la expresión de Ye Chen y parecía más tranquilo, “Está bien. Bien. Bien. Ye Zifeng, no sé qué tipo de medicamento se comió a ser tan audaz últimamente. Incluso se atreve a solicitar dinero de su tío segundo.”

Ye Chen tomó una larga pausa y luego continuó: “Está bien. Yo te prometo. 400 monedas de oro. Será para usted los honorarios médicos. Sin embargo, antes de dártelas, necesitas hacer un juramento de sangre…”

“Bien. Yo, Ye Zifeng hare un juramento de sangre hoy. Cuando reciba las 400 monedas de oro a partir de Ye Chen, no voy a hablar con nadie acerca de la explosión del horno. Si tuviera que romper el juramento, será golpeado por la iluminación de la tribulación celestial, y será confinado a la condenación eterna.” Al decir eso, se mordió el pulgar, infundido su Qi con su sangre y lo esparció por todo el suelo.

“Bien. Cuando haya terminado de aplicar el medicamento a su espalda, vendrás a mi habitación y te voy a dar tus 400 monedas de oro.”

( ͡° ͜ʖ ͡°)

“Bien. Acuerdo.”

Los dos sonrieron el uno al otro. Para dos personas que se odiaban entre sí, que era un milagro que fueron capaces de llegar a un acuerdo de este tipo.

Ye Chen no tuvo más remedio que aceptar los términos de Ye Zifeng. Era una persona cautelosa y prudente. Fue porque su hijo no pudo vencer a Ye Zifeng que tuvo que recurrir a métodos poco limpios. Esta vez, a pesar de que él no mató a Ye Zifeng, todos en el clan sospechaba que estaba relacionado con el incidente. Si hace movimientos sospechosos justo después de lo que acaba de pasar, definitivamente será descubierto. Cuando Ye Chongtian volviera, sin duda lo mataría. Así que ahora mismo, lo que Ye Chen tiene que hacer es tener una tregua temporal con Ye Zifeng. Usando un poco de dinero para que se callara era el mejor curso de acción.

Ye Chen vaciló un poco, pero luego preguntó: “Sin embargo, todavía tengo una pregunta. ¿Me puede dar una explicación …….?”

Ye Zifeng sonrió, “sigue, adelante y pregunta.”

“En realidad, yo no quiero matarte en esta ocasión. Hice que Huichi pusiera sólo suficientes explosivos en el horno para destruir el horno. Lo que no entiendo es cómo esta pequeña cantidad de explosivo fue capaz de lesionarte tan severamente. Cuando Huichi y yo vimos tu espalda, estábamos muy sorprendidos. Nosotros no entendemos cómo podría suceder.”

Ye Zifeng con calma lo miró y luego su boca de repente se curvó hacia arriba. Miró en Ye Chen con los ojos llenos de frialdad.

“¿Cuando estalla un horno, hacen pensar que un cultivador como yo tendría la misma lesión como un plebeyo?”

Ye Chen se sorprendió. No podía creer lo que estaba oyendo, “¿Estás diciendo…? ¿…Lo has hecho a propósito…?” Cuando dijo eso, inconscientemente retrocedió unos pasos.

“Está bien. Cuando explotó el horno, la onda de choque no era tan fuerte. Si utilizo mi Qi para defenderme, yo ni siquiera podría ser lesionado en absoluto. A lo sumo, se rasgara la ropa. Pero en el calor del momento, pensé en algo. Pensé en una forma para que las personas sospecharan que ustedes estaban detrás de todo. Por lo tanto, yo no use Qi para defenderme y sacrifique mi cuerpo.”

“Tu… Para hacer que otras personas sospechen de mí, ¿realmente llegaste tan lejos?” Ye Chen jadeo.

“Si yo no estaba lesionado y el horno explotó, la historia sería exactamente cómo Huichi describió. Todo el mundo podría pensar que era mi incapacidad para refinar las píldoras. Pero ahora … ¿Qué crees que la gente está pensando?” el resplandor en la mirada de Ye Zifeng era tan frío como el hielo. Todo traspaso a través de Ye Chen como cuchillas.

Aparte de esos niños que no entienden las cosas, todos los demás estarían probablemente sospechando de Ye Chen.

Ye Chen sonrió con sonrió y negó con la cabeza. ¿Qué clase de persona se provoca así mismo eso? ¿Cómo se tiene la fuerza de voluntad y determinación para utilizar su propio cuerpo con el fin de echar la culpa a él.

Esas cuatrocientas monedas de oro. Ye Zifeng se las merecía.

Dos horas más tarde, Ye Zifeng consiguió sus cuatrocientas monedas de oro y volvió a su habitación.

Fuera de su habitación, Ye Xueyi había estado caminando de ida y vuelta desde hace un tiempo. Cuando vio que Ye Zifeng había vuelto finalmente, rápidamente corrió hacia él.

“Hermano Ye Zifeng, ¿Qué te hizo el segundo tío lo amenazo? ¡Escribí una carta a nuestro padre, y le dije que viniera a casa rápidamente!” Ye Xueyi estaba muy ansiosa y preocupada.

Ye Zifeng rió y respondió: “No te preocupes. El segundo tío y yo llegamos a un acuerdo. Este asunto está terminado. No va a hacer nada contra de mí otra vez y no voy a exponer sus obras. Además, me dio cuatrocientas monedas de oro como compensación.”

Dicho esto, puso la bolsa de dinero sobre la mesa.

Ye Xueyi se sorprendió. Cuatrocientos monedas de oro era mucho dinero. No fue fácil solicitar el dinero de Ye Chen en absoluto. Para los miembros de la generación más joven como Ye Xueyi, esto era una cantidad colosal de dinero. ¡Con esta cantidad de dinero, probablemente pueden conseguir un nuevo horno y un montón de otras cosas!

Pensando en las posibilidades, Ye Xueyi pidió a su hermano: “Hermano Ye Zifeng, ¿vas a comprar un nuevo horno y llevarlo de vuelta a casa?”

Ye Zifeng sacudió la cabeza, “De ninguna manera. Si lo traemos de vuelta aquí, los miembros del clan sospecharían algo y me prestarían más atención. Va a ser difícil para mí refinar píldoras aquí. Además, esa estúpida mocosa de Huichi podría hacer algo tonto y romper mi horno de nuevo. Voy a tener que verlo todos los días. Va a ser una molestia.”

* Puff * Ye Xueyi rió.

“¿De qué te ríes?”

“En aquel entonces, Ye Huichi odiaba el hecho de que eras un retardado. Pero ahora, tu eres el que le llamaba mocosa estúpida.”

Ye Zifeng se sorprendió. ¿Parece que a la edad de Ye Zifeng no sólo era persona enferma e inútil, pero también era retrasado? Inconcebible…..

“Bien. No vamos a hablar acerca de esto.” Ye Xueyi puede ver que su hermano se encontraba en una difícil situación, “Ahora que el horno está roto y no puedes refinar en la casa nunca más, ¿qué vas a hacer?”

“Bueno, tengo la intención de ir a la tienda de píldoras mañana por mañana y luego voy a ver qué sucede después. Si tienen algún horno en venta, voy a comprarlo y esconderlo en algún lugar del desierto. También voy a cultivar y refinar las píldoras allí, a puede que pierda tiempo en el viaje de ida y vuelta. “Ye Zifeng lo pensó y respondió.

“¿Mejorar las píldoras fuera de la ciudad? Wuuu ……”Ye Xueyi murmuró para sí misma. “Eso también está bien entonces. Si necesitas algo cuando estés allí, puedes pedirme ir en cualquier momento. Voy a dar mi mejor esfuerzo para ayudarle. Si no te puedo ayudar, voy a conseguir que mi madre venga y ayude también.”

Ye Zifeng sonrió y dio unas palmaditas en la cabeza a la ligera, “¿Cómo puedes ofrecer a tu madre de esa manera? Si fuera tu madre, me sentiría muy triste por lo que acabas de decir.”

Ye Xueyi rió avergonzada. Su cara se puso roja y ella empujó a Ye Zifeng.

Siendo empujado, Ye Zifeng chocó contra la pared mientras se tambaleaba hacia atrás. Tenía una mirada dolorida en su rostro cuando empezó a respirar más fuerte.

“Hermano Ye Zifeng. Lo siento. estaba demasiada excitada que se me olvidó que estabas lastimado. “Ye Xueyi suavemente disculpó llena de pesar.

Ye Zifeng forzó una sonrisa, “No preocupes por ello. Ya he aplicado la medicina. Esta es sólo un pequeño rasguño. Después de descansar un poco más, se pondrá mejor mañana.”

Ye Xueyi asintió en tono de disculpa: “Bueno hermano Ye Zifeng, se está haciendo tarde, así que no te molestaré más. Cuando duermas, debes ser cuidadoso.”

“No te preocupes. Seré cuidadoso.”

Ye Xueyi se dio la vuelta y dio unas miradas más a Ye Zifeng antes de que finalmente irse. El día de hoy, Ye Zifeng había arriesgado su vida para salvarla. Ella fue muy conmovida por sus acciones.

Después de que Ye Xueyi saliera, Ye Zifeng finalmente dejó escapar una respiración profunda. Su cara se volvió cada vez más pálida. Parece que su lesión era más grave de lo que pensaba.

Estaba actuando fuerte frente a todo el Clan Ye, frente a Ye Chen y después frente de Ye Xueyi. Ahora, no podía aguantar más. El dolor en la espalda se sentía como si miles de cuchillas la habían atravesado. Él sentía tanto dolor que quería arrancarle la totalidad de su espalda.

Tomó este riesgo porque quería ganar contra Ye Chen. Cuando ocurrió la explosión, realmente no utilizo ningún Qi para defenderse. Él arriesgo su vida para ganar. Si los miembros del Clan Ye no hubieran llegado rápidamente y si el médico no hubiera aplicado el medicamento a tiempo, Ye Zifeng realmente podría haber muerto.

Ye Zifeng sentado con las piernas cruzadas comenzó a usar su Qi para tratar sus lesiones.

Cuando empezó a circular el Qi, el Qi de la muerte repentinamente apareció también. El Qi maligno no le hacía daño pero hizo que las venas rojas en su brazo fueran más y más claras. Lo más importante fue que cuando las venas rojas comenzaron a expandirse, el Qi comenzó a tratar la espalda. Muy rápidamente, su espalda comenzó a recuperarse y cicatrizar.

Ye Zifeng se sorprendió por lo que acaba de ocurrir.

“¿Qué demonios es esto? ¿Podría ser que este Espíritu Marcial no sólo puede ayudarme en el combate, sino que también puede ayudar a curarme?”