SDG – Capítulo 211

Modo Noche

Capítulo 211 – Rompiendo en un corto periodo de tiempo

Luego de que Liu BingQian estuviera bajo los constantes ataques del Lobo de Hielo se encontraba débil. Pero ahora, después de tomar la píldora medicinal, Liu BingQian había recuperado su fuerza.

Al observar ese cambio, el Lobo de Hielo trato de alejarse de ella, y cambio su objetivo, mirando directamente hacia la gente del Clan Liu. Pronto el eco de un grito pudo ser escuchado junto al sonido de la garra del lobo asestando un golpe.

“¡Señorita Bing, ayúdeme!” Un joven del Clan Liu vestido de negro, mientras gritaba completamente horrorizado, no pudo evitar retroceder por el miedo.

Liu BingQian frunció el ceño y trato de calmarlo: “No tengas miedo, nos encontramos dentro de la formación, por lo que no tenemos que retroceder.”

“Pe.…pero…” La tez del hombre vestido de negro cambio ligeramente.

Finalmente, entendió las palabras que había dicho Liu BingQian. Después de que el Lobo de Hielo saltara para golpear con sus garras, noto que la formación detenía la colisión. Pronto podría ver su cabeza destrozada y sangre fluyendo de él. Pero no sucedió.

El joven quedo completamente mudo, su rostro tenía un pequeño toque de felicidad.

Sin embargo, en un instante, su tez perdió todo su color.

Pronto noto como las garras del Lobo de Hielo se abrían paso dentro de la formación, junto con el sonido de su rugido.

*SS, SS…*

La enorme garra, brillo pronto con una luz negra.

Pensó: ‘Nadie desearía quedarse en su lugar esperando que la garra lo degollé’, por lo que de pronto dijo. “Hermana Mayor BingQian, no puedo más. Nosotros no podemos manejar a esta bestia, solo tú puedes. Si esto sigue, moriré aquí.” La tez del joven poco a poco se volvió más pálida, estiro sus manos y tomo el medallón salvavidas.

“¿No estás… pensando en escapar o sí? ¿Olvidaste lo que dije hace un momento?” Los ojos de Liu BingQian revelaron un rastro de enojo.

“No es lo mismo hablarlo, que hacerlo. Usted se encuentra en la 9ª etapa del Reino Refinador de Qi, por eso no tiene miedo, yo no. A demás ya que mi vida está en peligro, ¿Por qué debería comprometerme en ello?”, le respondió el joven vestido de negro mientras miraba la garra del Lobo de Hielo que lentamente agrietaba la formación. Trago saliva, pues estaba realmente asustado.

El pánico que mostraba, gradualmente se manifestó, en el resto de las personas del Clan Liu.

Sí, Liu BingQian se enfrentaba a la garra del Lobo de Hielo una o dos veces, no habría problema.

Pero cualquiera de ellos poseía un cultivo menor, por lo que si se enfrentaran todos contra el Lobo de Hielo sus vidas estarían en peligro y le sería fácil matar dos o tres personas de un solo golpe.

La vida de un sirviente tenía muy poco porcentaje de valor, pero la vida de ellos para la señorita del Clan Liu tenía el 100%.

Poco a poco las garras del Lobo de Hielo fueron rasgando más la formación. Al observar la escena todo el mundo, sintió como si sus corazones también estuvieran rasgándose.

Nadie del Clan Liu quería poner su vida en riesgo para completar la misión.

Al observa la expresión en el rostro de los demás Liu BingQian también sintió preocupación en su corazón e inmediatamente trato de calmarlos.

“¡No dejare que entre a la formación, no hasta que me venza!” Su figura apareció frente al Lobo de Hielo y comenzó a condesar su Qi en forma de espada, con la que apunto al ojo del lobo.

Ye Zifeng observando desde la distancia la situación, de repente, sacudió su cabeza y dijo: “BingQian no está tomando en cuenta que el lobo es una bestia inteligente, además es más rápido, por lo que si falla la gente del Clan Liu sufrirán una gran calamidad.”

“Eso…” Xiao Mu estaba a punto de preguntarle, cuando la situación cambio al instante.

La espada de Qi de Liu BingQian, se dirigió al ojo del lobo tan veloz como un relámpago.

Una niebla de sangre se formo inmediatamente.

“¿Se acabo?” La gente del Clan Liu miró estupefactos la escena por un momento, antes de que una sonrisa se mostrara en sus rostros.

Sin embargo, al momento siguiente, el Lobo de Hielo dejo salir un gemido lleno de dolor y pronto una oleada de frio estallo repentinamente de su cuerpo.

“¡No!”, Liu BingQian grito furiosamente.

Pronto el feroz Qi que salía dando vueltas en espiral desenfrenadamente hacia arriba, exploto.

“Por el amor de dios… Esta bestia con inteligencia, ¡está realmente enojada!”

Como si estuviera cayendo un gran diluvio, innumerables flechas llenas de ira atacaron la formación. Pronto todo se lleno por completo, e innumerables grietas empezaron a aparecer.

De inmediato el frio Qi se metió entre las grietas de la formación y empezó a cubrir a todas las personas de pie.

En una fracción de segundo la fría brisa que entraba, llego a los pies de los demás. Por lo que sintieron como si sus pies hubiesen quedado cubiertos como un trozo de hielo, y este se extendiera lentamente hacia arriba.

“No, no.”

Todos estaba temblando, de los pies a la cabeza. No sabían que hacer pues estaban confundidos, nunca esperaron que el helado Qi avanzara de sus pies hasta la parte superior de su cuerpo. Trataron de zafarse del trozo de hielo, para escapar.

“¡No dejen su posición, manténgase quietos, si no la formación se romperá!” Al ver como algunas personas estaban tratando de zafarse y huir, Liu BingQian no puedo evitar molestarse.

Ella también estaba dando lo máximo de sí misma. Había condesado su Qi en forma de espada y apuñalado gravemente al Lobo de Hielo, lo que causo que sangrará y ralentizará un poco sus movimientos.

“Hermana BingQian, no podremos seguir así.” Liu Ningzi parpadeo sus hermosos ojos, y dentro de su pupila pudo ver un rastro de ansiedad. Después miro a los demás y se dio cuenta que se encontraban en la misma situación. ¿Cuánto tiempo más, esa formación podría protegerlos?

‘Si no hubiese tomado la píldora de Liu Yige, esto no habría sucedido. Sin embargo, no puedo echarle la culpa a Ye Zifeng, muy pocas personas darían una píldora para ayudar a que me recuperara’ Pensó Liu BingQian, ‘además nunca esperé tal rendimiento de la píldora, por lo que los puse a todos en peligro.’

Suspiro y le dijo Liu Ningzi: “Desharemos la formación y todos usaran su medallón salvavidas, yo me quedare hasta que todos se hayan ido para protegerlos.”

“Pero…” Liu Ningzi volteo y miro profundamente a su hermana, sino fuera por la mirada seria en su rostro mientras veía al Lobo de Hielo frente a ella, le preguntaría por qué no escapaban juntas. Pero sabía que no podía ayudarla y que solo sería una carga.

Bajo el constante dolor, el Lobo de Hielo prosiguió atacando con su garra la formación. Inmediatamente una explosión se escuchó.

Un sonido incomparablemente afligido y lleno de dolor se escuchó. Seguido del eco de un grito, que provoco que todos quedaran sorprendidos al ver la escena.

La garra del Lobo de Hielo había perforado la formación y el cuerpo del joven del Clan Liu había sido perforado por la garra, ¡desde su cuerpo su sangre serpenteaba el piso!

¿Cómo había sucedido eso?

“Ayuda… Ayuda…” Ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar, cuando repentinamente desde la esquina de su boca y sus ojos, comenzó a brotar sangre. Era una lamentable y horrible escena.

Después de congelarse por un momento, Liu BingQian grito apresuradamente. “¡Usa rápido tu medallón salvavidas y escapa!”

Los demás se dieron cuenta rápido de la situación. Mientras pudiera mantenerse vivo y usar su medallón salvavidas para regresar al Valle de la Sangre Escarlata, Los ancianos de la secta podrían ayudarlo.

Sin embargo, las cosas no sucedieron como pensaban. El lugar donde la garra lo había perforado comenzó a congelarse, y se extendió por todo el cuerpo. Rápidamente su cuerpo parecía convertirse en una escultura de hielo.

Trató de hablar, pero no pudo, sentía como si sus cuerdas vocales hubieran sido congeladas. Tampoco era capaz de llorar por ayuda, y poco a poco el rastro de esperanza en sus ojos se fue congelando. Luego de unos momentos quedo totalmente congelado.

La «escultura de hielo» posteriormente fue tirada por el viento y con un *bang* resonó su caída, rompiéndose en trozos de hielo.

¡El primer muerto de la Secta se hizo presente!

Tanto las personas del Clan Liu, Liu BingQian, así como las otras personas de la misión, quedaron aturdidos por lo que había ocurrido, todos se sentían impotentes.

‘¿Por qué sucedió esto? ¿Estaba equivocada con mis órdenes, es mi culpa?’

“Hermana BingQian, eso…” Era la primera vez que Liu Ningzi veía morir a alguien, su cara estaba llena de terror, por lo que no supo que decir. Se mordió ligeramente sus labios, y retrocedió un poco.

“No peleo y aun así está muerto, ¿por qué deberíamos pelear?” Un joven de negro vacilo, no sabía si debía usar su medallón salvavidas.

Incluso si fuera expulsado del Clan Liu, su prioridad en ese momento era su vida. Observo vacilante a Liu BingQian antes de mirar hacia el medallón salvavidas. Apretó sus dientes, e infundio su Qi en el medallón.

Después de unos momentos, una luz blanca parpadeo y con un *Whoosh* el joven de negro desapareció de la vista de ellos.

“Liu Hongbo se fue, así que ¿por qué deberíamos quedarnos? Si muero no podre cuidar de mi familia.” Dos jóvenes se miraron, y movieron sus manos al medallón. Habían decidido abandonar la tercera misión.

“Esto…. ¿Qué hacemos nosotros?”

Viendo a las personas tomar sus medallones y desapareciendo, muchos empezaron a dudar en qué hacer.

 

Algunos miraron al Lobo de Hielo y al compararse se dieron cuenta de que ellos solo eran personas ordinarias, lo que les provoco una pérdida de esperanza y posteriormente tomaron el medallón

Pronto luces blancas se vieron por todos lados, iluminando la cueva previamente oscura.

Sin embargo, cada vez que Liu BingQian observaba una luz blanca, su corazón se hundía más. Su objetivo de completar la misión se alejaba cada vez más.

Y ahora también, después del que el sirviente del Clan Liu muriera, estaba llena de culpa. Sentía como si indirectamente hubiera provocado su muerte.

“No te preocupes puedes irte.” Liu BingQian suspiró levemente, y le dijo a su hermana Liu Ningzi, eran las únicas que quedaban, junto a Liu Yige.

“Hermana BingQian, yo…”

“Vámonos ¿de acuerdo?”

Su estado de ánimo podía describirse como el más bajo de todos los tiempos, Liu Ningzi quería persuadir a su hermana para que escaparan juntas, pero Liu Yige la detuvo.

Pronto en el aire dos luces blancas desaparecieron, dejando a Liu BingQian sola.

De repente, se sorprendió por un momento, cuando escucho un ruido detrás de ella…