SDG – Capítulo 42

Modo Noche

Capítulo 42 – ¡Quemarse de rabia!

En esta ocasión, Liu Yige no parecía tan arrogante como antes. Esto se debía a que después de la reunión, el clan Ye, una vez más se levantaría en el poder. No sólo tomaron el primer lugar en la primera competencia de Ye Zifeng, su clan Liu había permitido que el clan Ye ganara el primer partido. Desde la perspectiva de un plebeyo, la fuerza del clan Ye no estaba lejos del clan Liu.

Ye Zifeng miraba a Lie Yige y sonrió, “¿No dijo que quería darme una lección?”

La cara de Liu Yige se hundió, “¿Y qué?”

Al decir eso, Liu Yige se puso más y más nervioso. Esto se debía a que el clan Liu ya tenía un punto menos. Liu Bing Qian puede con cualquiera de ellos… Pero Ye Zifeng le había ganado una vez. ¡Si pierde contra Ye Zifeng, entonces la culpa de la derrota será de él!

“Nada. Si quieres darme una lección, te voy a dar una oportunidad.” Ye Zifeng sonrió con calma. Parecía como si ya hubiera ganado.

“Tu…” Liu Yige tragó un poco de saliva. La expresión de los ojos de Ye Zifeng era muy profunda y fría. Sintió escalofríos bajar por su espina dorsal. Incluso antes de que subiera al escenario con Ye Zifeng, ya había perdido su confianza.

“Bien. Escojan sus lotes y dejar de pelear.” Lin Ke frunció el ceño y señaló las cajas.

Liu Yige lamió los labios y movió su mano en la caja. Después de un rato, escogió un pedazo de papel. Sus manos se habían vuelto muy sudorosas.

“Ye Huichi va luchar en el próximo partido.” Lin Ke tomó el papel de Yige y anunció.

Ye Zifeng sonrió. Se acordó de lo que él Anciano Zhao había dicho: ‘El de la izquierda es Bing Qian y el de la derecha es Yige.’ Él confiaba en su memoria.

Sin embargo, por si acaso, le pidió al Anciano Zhao decirlo de nuevo. Después de confirmar, abrió lentamente los ojos.

Metió la mano en la caja y se fue derecho hacia el papel de la izquierda sin ninguna duda. Necesitaba que coincidiera Bing Qian con Huichi y entonces él puede enseñarle una lección a Liu Yige al tomar la victoria. De esta manera, el clan Ye serán los nuevos campeones.

El Anciano Lin de repente miró profundamente a Ye Zifeng, “Parece que tienes un poco de suerte. Pero no creo que vaya a ser tan fácil”

“Viejo Lin, usted….”

Al oír esto, una sensación nerviosa de repente envolvió a Ye Zifeng. Parece que el Anciano Lin había tomado dos trozos de papel. Cuando se dio cuenta de que Ye Zifeng, trató de tomar un nuevo papel, pero el Anciano Lin esquivó rápidamente. Una expresión astuta apareció en el rostro de Lin Ke.

“¡No!” Los Ojos de Ye Zifeng se abrieron.

El Anciano Lin rápidamente anunció, “¡Desde el clan Liu, Liu Yige se enfrentará!” A su espalda, quemó ambos papeles.

“¿Liu Yige?”

“¿Una sexta etapa de refinador Qi contra una 5ª etapa Reino Refinador de Qi? Parece que el clan Ye perderá definitivamente.” El público comenzó a discutir entre ellos.

Al escuchar el anuncio, Ye Chongtian cayó de nuevo en su asiento. Todos los miembros del clan Ye suspiraron. A pesar de que Ye Zifeng era sólo una 4° etapa Reino Refinador de Qi, tiene la capacidad para vencer a Liu Yige. Para que coincidiera Huichi con Bing Qian y Ye Zifeng tendría que combatir con Liu Yige era su única esperanza.

“¿Así que si Huichi pierde, entonces el hermano Ye Zifeng tendrá que luchar contra Liu Bing Qian quién está en la cima del Reino Refinador de Qi?” Jadeó Ye Xueyi. Incluso si Ye Zifeng puede vencer a Liu Yige, Bing Qian quién está en la cima de las etapas Reino Refinador de Qi es demasiado para él.

El milagro no sucedió. Ye Zifeng quería jugar por su propio guión, pero al final, no funcionó.

Aunque los Ancianos Shen y Zhao estaban ayudando a Ye Zifeng, entre los otros ocho Ancianos, había una posibilidad de que alguien estaba ayudando al clan Liu.

Ye Zifeng era muy prudente y tenía a los dos Ancianos prestando atención a los movimientos de los otros Ancianos. Sin embargo, quien lo hubiera pensado que el Anciano Lin, la persona que anuncia los participantes, sería el problema.

Él puede decir lo que quiera y nadie lo pondría en duda. Sus palabras tenían autoridad absoluta. Incluso si el papel dijera Liu Bing Qian, el puede decir que se dijo Liu Yige. Nadie sabría lo que estaba pasando.

Lin Ke se acercó a Ye Zifeng y susurró: “No es mi culpa niño. A pesar de que soy muy amigo de Chongtian, yo soy uno de los huéspedes honoríficos del clan Liu. Yo trabajo para el clan Liu”

Se detuvo por un momento y luego continuó hablando, “Sé que tiene mucho potencial y sé que usted tiene la capacidad para vencer a Liu Yige. Sin embargo, para su clan Ye llegar hasta aquí, es lo suficientemente bueno para ustedes ya. Solo ríndete. No piense en luchar contra el clan Liu por el primer lugar como la familia número uno de la Ciudad Leizhou.”

Sin decir nada, Ye Zifeng regresó. Una mirada oscura apareció en sus ojos.

Todo el mundo pensó que no estaba contento por la mala suerte que tubo y comenzaron a simpatizar por él.

“Ye Zifeng, para tu clan Ye llegar a la segunda ronda y llegar a un punto de los defensores del título, ya es suficientemente bueno.”

“Eso es correcto Ye Zifeng. Me retracto de todo lo malo que he dicho acerca de usted. Después de su actuación de hoy, mi punto de vista de usted ha cambiado por completo.”

Ye Zifeng débilmente sonrió y levantó la cabeza para mirar a todos.

“Los partidos ni siquiera comienzan aún. ¿Por qué piensan ustedes que el clan Ye definitivamente perderá?”

Todo el mundo se sorprendió. Sin embargo el segundo joven maestro del clan Rong resopló, “¿Qué más va a suceder si no su derrota? ¿Quién crees que eres? ¿Crees que en realidad puedes ganar?”

En cuanto a cómo veía a Ye Zifeng no tuvo en cuenta su simpatía, su conversación amistosa se transformo en palabras burlonas.

“Ye Zifeng. Escuche. No piense que lo eres todo, porque en primer lugar. Por qué no nos muestra antes de empezar a hablar en grande. Las escaleras celestes sólo probaron su potencial. Su fuerza real es mucho más débil que la de Yige y Bing Qian.”

[N/T: Hablar en grande se refiere a que él dijo que iban a ganar, ósea son palabras vacías sin ninguna evidencia]

“Está bien. Ustedes deberían renunciar ya. Al menos de esa manera, pueden mantener algún respeto o bien cuando le golpeen más adelante, perderá toda su cara.”

Hablar con estas personas era inútil. No entendían nada y Ye Zifeng regresó a donde estaban sentados los participantes del clan Ye.

“Huichi, tengo algo que decirte.” La expresión de Ye Zifeng era muy seria. Sus ojos se veían muy fríos y de miedo.

Ye Huichi se dio la vuelta y se sorprendió: “Espera. ¿Primo Ye Zifeng, me estás diciendo que gane contra Liu Yige? No hay forma. La última vez que se acercó, vi lo fuerte que era. Definitivamente no puedo ganar”

Estas palabras fueron las palabras de un cobarde. No digamos de Ye Chongtian, pero incluso Ye Chen suspiró ante la cobarde respuesta de su hijo.

Aun antes de llegar al escenario, Ye Huichi ya había perdido todo su espíritu de lucha. Si se sube ahora, perderá definitivamente. Incluso si Ye Huichi puede vencer a Liu Yige, probablemente preferiría que perdiera, debido a las conexiones que tiene Ye Chen con el Clan Liu.

“Yo sé que no eres oponente.” Dijo Ye Zifeng con mucha calma.

“Si lo sabes, a continuación, ¿por que quiera hablar conmigo?”

Ye Zifeng estaba en calma. Suspiró y luego respondió: “Estoy tratando de decirte que debes renunciar de inmediato y no perder el tiempo de nadie.”

“¿Quieres que vaya y admitía la derrota? Primo Ye Zifeng, que…” Ye Huichi se sorprendió. La sensación nerviosa que tenía se había convertido en ira.

“Conozco muy bien a Liu Yige. Le hice enojarse y sin duda se desahogara contigo. Cuando vayas arriba, definitivamente no te permitirá abandonar el escenario. Él lo va a tirar de los pelos hacia fuera y lo golpeara hasta que este sangrando por todos los agujeros de su cuerpo.”

Ye Huichi apretó el puño, “primo Ye Zifeng, ¿te estás burlando de mí? ¿Crees que tengo miedo?”

Si cualquier otra persona del clan Ye le diría esto, no le importaría mucho. Sin embargo, esto venía de la boca de alguien que le había acosado desde hace bastante tiempo. ¿Cómo puede él no preocuparse por esto?

Ye Zifeng miro con frialdad a Huichi, “¿Entonces por qué estás siendo tan pesimista? Cuando estaba en la 4° etapa en el Reino Refinador de Qi, he luchado contra Yige y gane al final. Estas toda una etapa por encima de mí… ¿Crees perder contra él?”

“Yo…” Ye Huichi estaba sin habla.

En las escaleras del cielo, cayó y se vio obligado a retirarse de la competición. Después de ver a Ye Zifeng tomar el primer lugar, se puso muy celoso de él. Ahora que había sido exhibido por Ye Zifeng, su sangre comenzó a hervir y su confianza empezó a volver.

Está bien. Si Ye Zifeng pudo vencer a Liu Yige cuando estaba en la 4ª etapa Reino Refinador de Qi, ¿cómo no hacerlo cuando él está en la 5° etapa Reino Refinador de Qi?.

Ye Zifeng espero un poco y luego miró profundamente a los ojos Huichi, “Si quieres que la gente reconozca tu fuerza, tiene que probarte a sí mismo. Muéstrale a todo el mundo lo que tienes. Muéstrale a toda la Ciudad Leizhou que, Ye Huichi, ¡tiene las habilidades necesarias para subir al escenario! Piénsalo. Si derrotas a Liu Yige, serás el que gane todo por el clan Ye. Tú serás responsable del asenso de todo el clan al poder. ¡Vas a ser la figura más importante en el clan!”

Con este discurso, Ye Zifeng agitó el espíritu de lucha de Huichi aún más. Huichi se había olvidado de todo lo demás. Lo único que está pensando es acerca de cómo se puede obtener toda la gloria para sí mismo.

“Primo Ye Zifeng…. ¡Está bien! ¡Lo entiendo! En esta lucha… ¡Haré mi mejor esfuerzo! ¡Para el clan Ye! ¡Por mi propia gloria! También primo Ye Zifeng… yo estaba mal en ese entonces. En el futuro, tenemos que trabajar juntos como uno para el clan. ¡Vamos a utilizar nuestra fuerza y llevar nuestro clan a la cima!” Ye Huichi está muy emocionado.

Ye Zifeng miraba a Huichi y le palmeó el hombro, ” Bien. He estado esperando a que dijeras eso! Bien. ¡Ahora ve a conseguir la victoria en el escenario!”

“¡Sí primo Ye Zifeng!” Ye Huichi estaba lleno de espíritu de lucha. Su visión pesimista había desaparecido por completo.

Ye Chen vio toda la escena que se armo y se sintió profundamente conmovido, “Huicihi…. Desde que era pequeño, iba a intimidar a los débiles y temer a los poderosos. Con ese discurso, fue capaz de cambiar tanto. Realmente tengo que agradecerte”

“No hay necesidad de darme las gracias.” Ye Zifeng sonrió, “Puedo ver que se sentía enojado después de que tomara el primer lugar en la primera competición. En este momento, sólo estoy ayudando a liberarlo de ese enojo y convertirlo en algo bueno para él. En cuanto a los resultados… ”

“¿El resultado eh..” Los dos sonrieron y sacudió su cabeza.