SDG – Capítulo 44

Modo Noche

Capítulo 44 – ¡El veredicto final!

Aunque el método de Ye Zifeng era algo turbio, no había ido por la borda. Él no utilizó ningún tipo de armas o veneno ocultos en absoluto. Sólo se aprovechó del hecho de que su oponente no estaba prestando atención durante una batalla.

En este momento, Ye Zifeng volaba hacia Liu Bing Qian como una espada afilada. El Qi eléctrico estaba congelado alrededor de su mano mientras atacaba a Bing Qian.

Incluso en una situación tan desfavorable, Bing Qian apenas fue capaz de esquivar el ataque.

Las caras de todos los espectadores estaban llenos de choque.

“¿Ustedes ven eso? Como una 4° etapa de refinador Qi, Ye Zifeng fue capaz de forzar a Liu Bing Qian a esquivar?”

Otro espectador suspiró, “Mierda. Perdí. Pensé que Ye Zifeng ni siquiera podría sobrevivir un movimiento de Liu Bing Qian…”

Liu Yige fue el más sorprendido de todos ellos. Él negó con la cabeza de forma continua, sin poder creer lo que estaba viendo, “¿Cómo puede Ye Zifeng cambiar tanto en tan corto periodo de tiempo?”

Liu Ningzi frunció el ceño y miró a Liu Yige, “Hermano mayor, si tuviera que luchar con Ye Zifeng en este momento, ¿quién ganaría……?”

“Este… Por supuesto….” Liu Yige se quedó sin habla. Quería decir la verdad, pero que no quería avergonzarse a sí mismo frente a su hermana menor por lo que decidió no decir nada.

“Ese bueno para nada… Ye Zifeng. ¿Quién hubiera pensado que iba a cambiar tanto, tan rápido…?” Liu Ningzi tenía una mirada de perplejidad. Estaba pensando en ese día cuando fue al clan Ye. ¿Por qué hizo tal cosa? ¿Por qué fue y cancelo su compromiso con tanta rapidez? ¿Hizo lo correcto? ¿Estaba mal?

“¡Ye Zifeng! ¡No me obligue!”Liu Bing Qian se retiró con una mirada en su cara pálida.

Ye Zifeng rió en voz alta, “¿Y qué si te fuerzo? Los dos estamos luchando por la gloria de nuestra familia. Si tu me respetas, entonces, ¡utiliza toda su fuerza!”

Al mismo tiempo, un rayo apareció en sus manos otra vez mientras se precipitaba hacia Liu Bing Qian.

“¡Bien! Voy a usar mi fuerza completa. No lamento nada” Bing Qian respondió con un tono serio. Ella no iba a aguantar más.

Ella dio una palmada rápidamente en sus manos y el Qi comenzó a reunir a su alrededor. Se creó una especie de espiral torbellino a su alrededor. Cuando un rayo del Qi de Ye Zifeng golpeó la pared del Qi, fue repelido fácilmente. Se sentía como si estuviera golpeando contra una pared invisible.

“¿Cómo ves eso Ye Zifeng? No me puede hacer daño nunca más. ¡No puede hacer nada más!”

La boca de Ye Zifeng se curvó a medida que se acercaba a Liu Bing Qian. Con un movimiento de su mano, el rayo de Qi en su mano salió disparado hacia Liu Bing Qian como una serpiente voladora.

“¡Es inútil!” Rió Liu Bing Qian. Cuando el Qi rayo tocó el torbellino de Qi, inmediatamente se evaporo en la nada.

“Como es. ¡Te dije que era inútil!”

“¿Quién dijo que era inútil? ¿No estoy cada vez más y más cerca de ti?”

Ye Zifeng sonrió y un aura fría de repente explotó fuera de su cuerpo. Sin embargo, no fue tan fuerte ya que la gente fuera del escenario no sintio nada.

Mientras que la mayoría de los otros no sintieron nada, el Anciano Zhao sintió que algo estaba mal y de inmediato se puso de pie.

Empezó a murmurar para sí: “Bastardo. ¿Se atreve usar mi alma espíritu para atacar? ¡Absurdo!” Las partículas de hierro que sostenía en sus manos de repente explotaron.

“Hermano Zhao. Cálmese. No es como si no supieras cómo es .” Shen Li tenía miedo de que algo fuera a suceder y lo arrastró hacia atrás.

El Anciano Zhao se inclinó sobre el Shen Li, “Anciano Shen, no hable así como si realmente lo conociéramos. ¡Solo lo conocimos hoy!”

“Así es….” Shen Li se acarició la barba y sacudió la cabeza. Ye Zifeng es como un pequeño demonio. Eso dio a Shen Li una muy buena impresión. Después de todo, Ye Zifeng era parte de su secta. Su éxito será el éxito de la secta.

Esta fría aura que lanzó fue una carta de triunfo que Ye Zifeng tenía la intención de guardar. Él nunca habría pensado que el Anciano Lin se ensuciara con él y lo obligaria a usar este pequeño pedazo de alma espiritual.

No importa lo fuerte que es Liu Bing Qian, ella es solamente un discípulo etapa Reino Refinador de Qi. Contra un ataque desde el alma espiritual de un Practicante Marcial, ella no será capaz de hacer nada. Todo lo que puede hacer era dejar que el alma espiritual entrara en su fuerza sin saber lo que estába pasando.

En una fracción de segundo, todo su cuerpo se sentía rígido. Ella se quedó mirando a Ye Zifeng, sin saber lo que pasó en absoluto.

Ye Zifeng se aprovechó de esto y comenzó a canalizar su Qi. Un punto negro rodeado de Qi de la muerte apareció en su palma. Golpeo y voló hacia el pecho de Liu Bing Qian.

Liu Ningzi abrió la boca y gritó de sorpresa, “No es bueno. ¡Ese es el movimiento que utilizo para atacar al hermano mayor! Hermana Bing Qian, esquívalo rápidamente. ¡Ese golpe de palma es muy raro!”

Cuando Liu Yige vio el golpe de palma Qi de la muerte de nuevo, empezó a temblar. Se acuerdo de lo poderoso que era esto. Si estaba allí en este momento y fuera golpeado por ella, las posibilidades de sobrevivir serian bajas.

Al oír esto, Liu Bing Qian quiso esquivar. Sin embargo, ella estaba bajo los efectos del ataque, mientras que el alma que fue lanzada por un rayo de Ye Zifeng que hizo que su fuerza disminuyera. Ella estaba en un estado de parálisis temporal. Se quedó allí mientras observaba el golpe de palma llegar a ella.

Debido a los efectos del ataque del alma, no podía usar su Qi en absoluto.

*¡Bang!* Después de ser golpeada, Liu Bing Qian salió volando. Parecía como si no pudiera resistir el ataque en absoluto.

Al ver cómo Liu Bing Qian, que estaba en la cima de refinador del Qi, salió volando por Ye Zifeng, las mandíbulas de todos cayeron. Todo el público se sorprendió.

“Señorita Bing Qian. ¿Qué estás haciendo? ¡Si pierde, entonces voy a perder toda mi fortuna!”

“Sí. De ninguna manera. ¿Qué hacía antes? ¿Por qué no se mueven en absoluto?”

“¡Bien Ye Zifeng! ¡Que una moneda de oro que he utilizado realidad se convirtiera en doscientas monedas de oro! ¡Gracias!”

Ye Chongtian entusiasmado se puso de pie. Si Liu Bing Qian cae fuera del escenario, entonces el clan Ye será declarado ganador. En ese momento, el clan Ye tendrá básicamente que establecerse como uno de los tres grandes clanes de nuevo.

“¡Hermano mayor chico rudo! ¡sálvame!” En un estado de confusión, Bing Qian de repente llamó a Ye Zifeng enviando a los miembros de la audiencia en un frenesí.

¿Quién es este Hermano mayor chico rudo? No hay nadie más allí además de Ye Zifeng.

Al ver que Liu Bing Qian estaba a punto de caer al suelo, el corazón de Ye Zifeng se sacudió. Si no fuera por el hecho de que Liu Bing Qian se contuvo antes, no tendría la oportunidad de utilizar este ataque.

Liu Bing Qian no podía soportar herirlo. Esa fue la verdadera razón de su derrota…

Ye Zifeng respiró hondo y decidió salvarla.

Ye Zifeng suspiró y voló hacia Liu Bing Qian. La agarró de la cintura con una mano y envió un golpe de palma con la otra. Utilizando el efecto de retroceso, volvió al escenario con Bing Qian.

La persona que le hizo daño fue Ye Zifeng y ahora la persona que la rescató también era Ye Zifeng.

Liu Bing Qian tenía una expresión de felicidad en su rostro. Cuando se enteró de la identidad de Ye Zifeng, se deprimió porque pensó que iba a odiarla. Pero ahora, ella puede ver que todavía la trata como a un amiga. Si fue así, entonces para ella valió la pena perder la competición.

Estaba pensando acerca de que era feliz con estar en los brazos de Ye Zifeng hasta que de repente se sintió más ligera, seguido de un poco de dolor. Cuando volvió a sus sentidos, se dio cuenta de que después de que Ye Zifeng la rescató, él la dejó ligeramente fuera del escenario.

Ella entonces recordó que ella todavía estaba compitiendo con él. Para Ye Zifeng hacer esto, estaba siendo ya muy amable.

Después de ver esta escena, todo el público se quedó en silencio durante un tiempo. Después de un tiempo, estallaron en aplausos.

El clan Ye había ganado el encuentro. ¡Ellos serian el clan número uno!

Después de conseguir el primer lugar en la primera competición, Ye Zifeng fue capaz de derrotar a Liu Bing Qian, el miembro más fuerte del clan Liu. Su nombre seria definitivamente registrado en el libro de historia de la Ciudad Leizhou.

Ye Xueyi de inmediato corrió hacia el escenario y abrazó a Ye Zifeng. Sus ojos comenzaron a humedeserse, “Gran trabajo Hermano Ye Zifeng. ¡Nuestro clan Ye ganó! También has demostrado quien eres. Ahora nadie en la Ciudad Leizhou te mirara hacia abajo!”

Ye Chongtian chocó fuertemente el puño en el pecho de su hijo, “¡Mi hijo! Movimientos agradables que llegaron allí. ¿Estaba escondiendo su fuerza todo este tiempo y quería dar una sacudida eléctrica a todos?”

Al mismo tiempo….

“Espere. ¿Quién dijo que su clan Ye ganó?” Lin Ke repente se acercó.

Ye Chongtian sonrió, “¿No todo el mundo vio los resultados? La joven señorita del clan Liu cayó del escenario. Nuestro clan Ye debería haber ganado”

Lin Ke no perdió el aliento hablando con Ye Chongtian y señaló a Ye Zifeng, “Dime la verdad. Antes de que usted utilizó golpe de palma, ¿por qué la señorita Bing Qian de repente dejo de moverse? ¿Se atreven a decir que usted no quizo meterse con ella? ¡Por lo que puedo ver, hiciste trampa para ganar!”

Todo el público de repente se quedó estupefactos. Todo el mundo vio la escena. Fue muy extraño cómo dejó de moverse antes de que su ataque golpeara. Después de que Lin Ke les recordó, empezaron a pensar en ello.

“Sí. Ye Zifeng. Dinos qué tipo de técnica utilizo para hacer peder a la hermana Bing Qian. ¡Si no puede decir nada, entonces no cuenta como victoria de tu clan Ye!” Liu Yige se aprovechó de la situación y le gritó a Ye Zifeng.