SDG – Capítulo 69

Modo Noche

Capítulo 69 – Ganar sin luchar

Todo el que estaba presente tenía una expresión de asombro en su rostro y se quedaron sin habla.

Liu Mu miraba fijamente a Song Shiyun. No esperaba que Song Shiyun dijera algo tan desmoralizador.

Como uno de los genios de la alquimia en la Ciudad Leizhou, ni siquiera se atrevía a competir con Ye Zifeng. Su confianza fue completamente destruida por las palabras de Ye Zifeng.

Ye Zifeng ni siquiera había comenzado a refinar píldoras. Todo lo que hizo fue hablar por un rato.

“Shiyun. ¿De qué estás hablando? Continúe refinando. No se deje influenciar por su parloteo. Solo está diciendo tonterías.”

Song Shiyun ferozmente negó con la cabeza: “No. El tiene razón. Si sigo así, voy a hacer que un conjunto de ingredientes se vuelva basura. Encontró todos los defectos cruciales en mi proceso de mezcla. No puedo hacer esto. No soy digno de ser su oponente.”

Cuando Song Shiyun vio a Ye Zifeng de nuevo, vio que Ye Zifeng estaba sonriendo. Lo que pasó hoy tomó toda la confianza de Song Shiyun lejos. Este tipo de golpe a su estado mental podría afectar a su futuro desarrollo como un alquimista.

Liu Mu estaba enojando. Para Song Shiyun, esto era sólo un poco de competencia amistosa. Sin embargo, para Liu Mu, este partido tenía diez por ciento de los canales de negocio en la línea.

“¡Shiyun! refine rápidamente las píldoras. A quién le importa si haces alguna escoria. Refine tantas píldoras como pueda. Lo único que puede hacer Ye Zifeng es hablar. En realidad, él incluso no podría ser capaz de refinar tantas píldoras como usted.”

Liu Mu estaba muy ansioso y no estaba actuando como un noble maestro de clan. Era casi como si él tuviera sus manos alrededor del cuello de Song Shiyun y lo estuviera obligado a refinar píldoras. Si no fuera porque él no sabía cómo refinar píldoras, habría empujado a Song Shiyun a un lado y trabajaría el mismo.

“No… Yo no puedo. No puedo ganar contra él.”

Liu Mu lo miro con frialdad y resopló, “¿No dijo que ha estado trabajando duro con el fin de ser capaz de refinar píldoras junto con BingQian? ¿Podría ser que ni siquiera pueda pasar por encima de un obstáculo de este tamaño?” Liu Mu estaba totalmente decepcionado de Song Shiyun que a su vez estaba enojado por la cobardía en su corazón. Después de esto, no va a considerar mas en alto este tipo.

“BingQian… Okay… Bien. Voy a tratar. “Song Shiyun pensó en BingQian Liu y su expresión cambió. Él apretó los dientes y se dirigió de nuevo hacia el horno.

Ye Zifeng rió de nuevo, “Sus sentimientos son inestables por lo que es difícil para que usted formar sus llamas. También usando tres conjuntos de ingredientes ya está más allá de su límite. Por lo que puedo ver, sería un milagro si puede refinar incluso una píldora.” Ye Zifeng siguió ejerciendo presión sobre Song Shiyun con sus conversaciones.

La cara de Song Shiyun se hundió, “Una píldora. Tengo que inventar al menos una píldora. No puedo actuar así delante de BingQian…”

Él sabía que si no podía siquiera refinar una píldora de Nutrimento de Qi, entonces, su título como uno de los alquimistas genio en la Ciudad Leizhou no significará nada.

Ye Zifeng resopló con frialdad, “¿Por quién está refinando píldoras? ¿Es por sí mismo o es para BingQian? Si usted no entiende esto, entonces ¿por qué está refinando píldoras?”

Liu Mu miro con frialdad a Ye Zifeng, “Está bien. Deja de hablar. Si continúa entonces…”

“¿Estoy rompiendo las reglas? No recuerdo que mencionara nada acerca de no hablar o hacer comentarios en el contrato de la sangre.” Ye Zifeng respondió con una mirada inflexible y confiada.

“Eso……” La expresión de Liu Mu cambió cuando se dio cuenta de que Ye Zifeng tenía razón. Ye Zifeng era alguien que usa su boca y no el puño. Si Liu Mu quisiera culpar a alguien, entonces debería culpar a Song Shiyun por no tener suficiente fuerza de voluntad y determinación.

Liu Mu empezó a preocuparse. Originalmente, quería utilizar las habilidades de la alquimia de Song Shiyun para hacer que Ye Zifeng diera marcha atrás. Sin embargo, el que dio marcha atrás no era Ye Zifeng sino Song Shiyun.

Song Shiyun se obligó a calmarse. Era justo como Ye Zifeng había dicho. Su control sobre su llama nivel común no es muy suficiente. Sus dedos habían comenzado a temblar y su corazón se hundió.

Miró a Liu BingQian y apretó los dientes, “¡Me niego a creer que ni siquiera puedo refinar una píldora de Nutrimento de Qi hoy!”

La cara de Song Shiyun se torno seria. La llama de los dedos se hizo mucho más exuberante y transmitió su energía en el horno.

Ye Zifeng ligeramente sacudió la cabeza y se rió, “No se excitado demasiado. Si utiliza una llama tan grande como esa para refinar píldoras, se quemaran fácilmente todos los ingredientes…”

Se detuvo un poco y luego continuó hablando: “Además, para refinar algo tan simple como una píldora de Nutrimento de Qi, ¿por qué estás tratando de lograrlo mediante el uso de su llama condensada? Sabes, es mejor utilizar leña.”

“Yo no lo creo. Yo soy el segundo genio en la Ciudad Leizhou . ¿Cómo puedo ni siquiera se capas de refinar una píldora de Nutrimento de Qi?”

Song Shiyun sacudió la cabeza continuamente. Su mente se hundía lentamente como si fueran arenas movedizas. No podía liberarse de las garras de Ye Zifeng. Sus llamas se volvieron más y más desequilibradas… El tiempo paso muy lentamente…

De repente, un sonido de explosión sonó en el interior del horno. Cuando Song Shiyun escucho esto, todo su cuerpo se puso rígido. Él no se movió en absoluto. No sabía que debía hacer.

“Eso…. ¿Qué tipo de sonido fue eso?”, Preguntó Liu Mu sorprendentemente. Estaba muy ansioso. Ya podía adivinar lo que pasó, pero que no quería creerlo.

Ye Zifeng sonrió, “Si usted quiere saber lo que es, pídale abrir el horno.”

“Shiyun, abra el horno…” Liu Mu frunció el ceño y gritó.

El rostro de Song Shiyun estaba pálido al levantar la vista. Sus movimientos eran muy lentos. Era como si él se moviera hacia su campo de ejecución.

“Song Shiyun, hágalo más rápido. ¿Acaso no eres un hombre? Levanta la tapa y muéstranos lo que tienes.” Liu Mu estaba extremadamente enojado. Él no lo llamó Joven maestro Song o Shiyun más, lo llamó por su nombre completo en su lugar.

“Tío Liu, yo……”

“Venga. A menos que quiera que me acerque y que lo abra por mí mismo.”

Song Shiyun se estaba mordiendo en los labios. Después de escuchar lo que dijo Liu Mu, comenzó a moverse más rápido y de mala gana se dirigió hacia el horno.

Él sintió un dolor de corazón mientras abría el horno.

Todo el mundo miró y una expresión de sorpresa apareció en sus rostros.

En el interior del horno, no había ninguna píldora en absoluto. ¡Estaba completamente negro!

Liu Mu quedó estupefacto. Creyó que en el peor de los casos, Song Shiyun al menos haría algo. Sin embargo, Song Shiyun convirtió todos los ingrediente en carbón….

“Usted… .¿De verdad es un inútil?” Liu Mu estaba tan enojado que no podía controlarse a sí mismo.

Song Shiyun era el que estaba controlando las llamas. El sabía exactamente lo que había sucedido.

“Tío Liu, lo siento. Yo……”

Liu Mulo lo miro con odio, “¡No me llames tío Liu! Pedazo de basura. ¿Cómo es que ni siquiera puede hacer algo tan simple como una píldora de Nutrimento de Qi? ¿Aun cree todavía que puede decir que es un genio?”

“Yo…” La cara de Song Shiyun palideció y no podía hablar de nuevo. Si se trataba de otra persona que había convertido los ingredientes en carbón, definitivamente se reiría y los ridiculizaba. La reacción de Liu Mu era muy amable ya. Si él hubiera estado muy, muy enojado, Song Shiyun ya hubiera sido expulsado de la casa.

Ye Zifeng suavemente rió y miró a Song Shiyun, “Usted perdió el control de su llama, no controlo la temperatura correcta y no inserto el Qi en el momento adecuado. Esta es una buena lección para usted. Recuerde esto, si quiere enseñar a alguien una lección, no debería estropearlo.”

Song Shiyun veía a Ye Zifeng con una mirada sorprendida. Ye Zifeng era unos años más joven que él, pero cuando hablaba, parecía un reverenciado gran maestro, maduro y serio. En el camino de la alquimia, Song Shiyun no tiene más remedio que respetar a Ye Zifeng.

“Ye Zifeng, desde que lugar apareciste. ¿Cómo es que sabes tanto?”

Ye Zifeng negó con la cabeza, “no aparecí desde cualquier lugar. Mis habilidades no son tan altos ahora. Le dije a tío Liu ya. No soy tan bueno como BingQian pero puedo garantizar que yo soy mejor que los demás.”

Ye Zifeng luego miro hacia Liu Mu y sonrió, “tío Liu, ¿cree que todavía tengo que mostrar mis habilidades?”

“¿Usted?” La expresión de Liu Mu era muy desagradable. Sin embargo, Ye Zifeng tuvo razón. Song Shiyun ni siquiera podía refinar una sola píldora. Incluso si llamara a un criado al azar, se les garantiza que al menos un empate.

Por lo tanto, el partido no más tenía significado. Era imposible para Ye Zifeng que perder.

Liu Mu tembló durante bastante tiempo y finalmente suspiró, “Bien. Zifeng. Admito que es su victoria… Este partido, lo ganó sin ni siquiera luchar.”

“¿El ganar sin luchar?” Después de escuchar esto de la boca de su padre, Liu Ningzi estaba en una pérdida. Se quedó allí como una muñeca de madera, con la mirada perdida en Ye Zifeng.

La habilidad de alquimia entre los dos…. ¿Estaban sus habilidades tan lejos, que un lado puede ganar sin hacer nada?

Liu BingQian parecía feliz por Ye Zifeng, sus ojos mostraron un extraordinario esplendor. Ella sabía que no eligió a la persona equivocada.

“Tío, me retiro con su permiso.” Song Shiyun fuertemente suspiro. Su cara se veía muy mal. Él no tenía cara para permanecer más en el clan Liu. Se llevó las manos y se inclinó a todo el mundo. Bajo la dirección de los sirvientes, abandonó la residencia del clan Liu. A partir de ahora, parece que Liu Mu no cuidara más de él.

Ye Zifeng observó cómo Song Shiyun salía y sonrió, “tío Liu, parece como si hubiera ganado la batalla sin siquiera competir. Me pregunto si nuestra apuesta sigue contando.”

“Espera…” Liu Mu de repente abrió la boca.