SDG – Capítulo 75

Modo Noche

Capítulo 75 – Voy a tener que ver.

Ye Zifeng nunca fue una persona amable así que cuando vio a BingQian invitándolo, fue derecho hacia el carro.

A medida que iba subiendo en el carro, casi chocó con una mujer joven en el interior.

La joven estaba vestida totalmente de blanco con unos muy tenues labios rojos. No importa cómo lo mire, parecía una niña muy enferma.

“Así que es la señorita Jing. Lo siento. ¿La lastimé?” Ye Zifeng tomó rápidamente sus manos y se disculpó.

Yang Jing había ido para llevar a BingQian a la Ciudad Tiandao por lo que su presencia no fue una sorpresa para Ye Zifeng.

Yang Jing sacudió la cabeza y no le dio importancia, “El carro es un poco estrecho. Va a ser un poco apretado con tres personas aquí. Chocar entre sí es algo que está destinado a suceder. No se preocupe por ello.”

BingQian rió y se metió en el carro también.

“Él es un tipo duro. Él no se preocupa por ello en absoluto.”

“Soy una persona prudente. ¿Cómo que soy duro?”

Liu BingQian empezó a reír, “Porque yo lo digo. ¡No se puede replicar en contra ella!”

Ye Zifeng arqueó las cejas y sacudió la cabeza mientras se reía. En realidad no entendía a las mujeres. Las mujeres eran las personas con las cuales no podía discutir en absoluto. Él sabía que iba a perder, no importa lo que dijera. Ahora que había dos mujeres delante de él, él podía decir nada sin cuidado.

Empezó a pensar en algo y no pudo evitar abrir la boca, “Es un poco extraño. Al clan Liu no le falta dinero. ¿Por qué están ustedes utilizando un carro tan pequeño de este tipo? ¿No es esta esto haciendo al clan Liu perder la cara un poco?”

Liu BingQian suspiró y sacudió la cabeza, “A decir verdad, yo quiero montar en un carro grande también. Sin embargo, el carruaje del clan Liu fue saboteado por alguien ayer por la noche así que tuvimos que utilizar el carro de seguridad más pequeño.”

“¿Saboteado? ¿Quién se atrevería a hacer algo con el clan Liu?” Ye Zifeng se sorprendió.

“Me pareció que era demasiado extraño, pero no podemos evitarlo tampoco. Ya pasó. Es muy difícil investigar por algo tan insignificante como esto.”

Liu BingQian suspiró de nuevo. No quería preocuparse por ello tampoco y lo trató como una broma de alguien.

Ye Zifeng sonrió, “lo tengo. Dado el gran carro está roto, tenemos que usar el carro más pequeño. Así que esta era la razón por la que el tío Liu permitió que ustedes vinieran a recogerme. Poner un pequeño carro delante del clan Liu es muy embarazoso para ustedes ¿verdad?”

Ye Zifeng suspiró en su corazón. Liu Mu iría tan lejos para salvar la cara de su propio clan. Así que esta era la razón por la que el clan Liu fue capaz de mantener su posición como uno de los tres grandes clanes en la Ciudad Leizhou durante tanto tiempo… Es porque Liu Mu siempre había estado trabajando duro para el clan y cuidado tanto. En comparación con Ye Chongtian, Liu Mu estaba en otro nivel como jefe de un clan.

“Esperen….”

Ye Zifeng lo pensó un poco más y tuvo una mala sensación. Toda la ciudad sabe acerca de sus planes de ir a la ciudad Tiandao con Liu BingQian. Si se atrevían a sabotear la propiedad del clan Liu, entonces probablemente no estén asustados del clan Liu.

Con este razonamiento, las posibilidades de que sea alguien del clan de Wang era muy alta. Luego pensó en Wang Lin.

“¿Qué pasa? ¿Por qué su expresión de repente se volvió tan desagradable?”, Preguntó Liu BingQian.

“Espera BingQian. No hables por un segundo y déjame pensar.”

Ye Zifeng se calmó y cerró los ojos. Una hebra de Qi frío voló desde el carro hacia la Secta Ceniza Espiritual.

Al mismo tiempo, en el corazón de la Sala de la crianza, la expresión de Shen Liu cambió de repente.

“Bueno, la lección terminará la madrugada de hoy. Vayan a descansar un poco y yo traeré al Viejo Lin aquí para la siguiente lección.” Shen Li terminó repentinamente su conferencia, lo que hizo que muchos estudiantes se sintieran confundidos.

Su rostro se hundió tan rápidamente salió de la sala de conferencias.

Él cerró los ojos y empezó a conectarse con Ye Zifeng.

“Ye Zifeng mocoso. ¿Qué pasa ahora? ¿Tiene alguna tarea problemática para mí otra vez?”

Shen Li a diferencia del Anciano Zhao. Él llamaba a Ye Zifeng por mocos y el Anciano Zhao añade una palabra delante y lo llama mocoso apestoso.

Ye Zifeng sonrió, “Asiano Shen. No es problemático. Es sólo que estoy dejando la Ciudad Leizhou en estos momentos y tengo miedo de que alguien me este siguiendo, tratando de emboscarme…”

Shen Li se puso furioso, “¡voy a despellejar quienquiera que se atreve a hacerle daño!”

“El clan Wang. ¿Se atrevería a perseguirlos?”

“Oh… ¿Alguien del clan Wang? Bien entonces…. No creo que sean.”

Al oír esto, Shen Li tartamudeó un poco y luego sonrió torpemente, “De ninguna manera. ¿Cómo puede ser alguien del clan Wang? Ya le había advertido a Wang Tianzhi. Sé como es. Incluso si él está realmente loco, no va a hacer nada contra ti en este momento.”

“Le advirtió a Wang Tianzhi. Esto no quiere decir que sus hermanos me dejen ir. Si no estoy equivocado, entonces el que me quiere hacer daño era Wang Lin.” Murmuró Ye Zifeng.

“El joven maestro eh… Si es él… desde luego que podría ser posible.”

Shen Li pensó que debió de mandar y dominar al hermano menor Wang Lin… El hermano menor Wang Lin suele hacer las cosas sin necesidad de utilizar la cabeza y podría ser que el este emboscando a Ye Zifeng…

“¿Qué quieres que haga entonces?”

Ye Zifeng sonrió, “Es simple. Use el sentido divino de su alma para comprobar si hay alguien siguiéndome.”

“¿Qué? ¿Estás llamando a esto sencillo?” Shen Li estaba estupefacto. Si Ye Zifeng estuviera delante de él en este momento, se quitaría los zapatos y lo golpearía en la cabeza.

“Entonces… Puede venir y protegerme…”

“¡Disparates! ¿Crees que tengo tiempo para repasar y protegerle como uno de los tres ancianos de la secta?”

Ye Zifeng sonrió, “¿Es así?”

Shen Li se sorprendió. Quería gritarle pero se contuvo.

Finalmente se dio cuenta de su error. Convertirse en un anfitrión de la Reunión del Clan Celestial fue un grave error. Reunirse con Ye Zifeng fue lo que más había lamentado en su vida.

“Bueno. Voy a escúchate y usare mi sentido divino para ayudarle a comprobar tu entorno.”

Shen Li tomó una respiración profunda y envió a su sentido divino hacia Ye Zifeng.

Un poco más tarde, Shen Li respondió: “Espera. Mocoso. ¿Está casi fuera de la ciudad? Revisé los alrededores No hay nadie siguiéndolo.”

Ye Zifeng se sorprendió, “De ninguna manera. ¿Son sus sentidos limitados porque está demasiado lejos?”

Shen Li no se pudo contener y le gritó a Ye Zifeng, “Usted Mocoso. ¿Cómo se atreve a subestimar mis capacidades? No vamos a hablar acerca de que usted todavía está en la ciudad, pero incluso si ya estuviera casi en la ciudad Tiandao, mientras yo sepa dónde está, puedo comprobar fácilmente su alrededor.”

El no mentía y no dijo que si Ye Zifeng estuviera incluso en la ciudad Tiandao en lugar de ello dijo, casi en la Ciudad. Esto se debía a que no había una formación especial en las ciudades que los cultivadores en el Reino Practicante Marcial no son capaces de sentir a través de la parte exterior.

Si era en algún lugar entre las dos ciudades, podía comprobar alrededor de Ye Zifeng si conocía su posición.

Ye Zifeng dijo a sí mismo, “Eso es extraño. Si Wang Lin quiere emboscarme, debe estar siguiéndome en este momento? ¿Podría ser que los que destruyeron el carro no era alguien del clan Wang? ¿Era sólo una broma?”

Al oír esto, Shen Li sintió curiosidad, “¿Qué es eso de un carro destruido?”

Ye Zifeng pensó en ello y sonrió, “Está bien. Estoy bien. Me estoy alejando un poco. Con mi cultivo, no puedo mantener la conexión con usted mucho tiempo. Si hay algo que realmente suceda, entonces voy a notificárselo otra vez…”

“Si hay algo que realmente suceda, ¿puedo incluso llegar a tiempo? Mocoso, ¿Por quién me tomas?” Shen Li comenzó a gritarle. Vio cómo Ye Zifeng lo estaba tratando como un guardia, casualmente lo llamaba cada vez que lo necesitara. Shen Li estaba un poco descontento por esto.

A Ye Zifeng no le importaba en absoluto y abrió los ojos. La conexión entre los dos fue cortada.

“¿Qué pasó gran hermano chico rudo? ¿Estás bien? Estás muy pálido, ¡casi tan pálido como la hermana Jing!” Liu BingQian estaba muy preocupada.

Ye Zifeng sonrió, “Estoy bien. Estoy bien. ¿Pasó algo mientras yo dormitaba?”

“¿Pasó algo?” Liu BingQian lo pensó y negó con la cabeza: “No. Nada extraño sucedió. Oh sí. Estamos casi fuera de la ciudad.”

Yang Jing parecía fuera y sonrió, “Oh, sí. Joven maestro Ye, ¿podría ser que es su primera vez fuera de la ciudad? ¿Es por eso que estás tan nervioso?”

Ye Zifeng rió y miró por las ventanas. Veía a lo lejos y tenía un aspecto complicado en su rostro.

“¿Podría ser que soy demasiado sensible?”

Su expresión cambió entonces, “Incluso si quieres emboscarnos, no puede ir y deliberadamente destruir el carro  sin querer alertar al enemigo… ¿Son mis oponentes retardados o son realmente inteligentes? Jeje… Voy a tener que esperar y ver.”