SDG – Capítulo 8

Modo Noche

Capítulo 8 : ¡El Clan Liu rompe el compromiso!

“¡Hermano! ¿Qué fue lo que utilizó contra Wang Lin como se llama? Es tan fuerte. ¡Súper asombroso!”

En el camino de regreso, Ye Xueyi habló de forma continua con excitación. Desde que era pequeña, había deseado que su hermano se deshiciera de su apodo de basura. El día de hoy, su deseo se había hecho realidad finalmente.

Ye Zifeng explicó casualmente, “En el Reino Refinador de Qi, utilizar tu energía Qi de manera eficiente es la clave para ganar cualquier batalla. No importa la cantidad de Qi que tiene uno o lo fuerte que es el Qi de uno, si no puedes utilizarlo correctamente en la batalla, es inútil. Si le das a un niño un tesoro, una espada de valor incalculable, podría no ser capaz de perjudicar a nadie. Por otro lado, si se le da a un experto una caña de bambú, puede fácilmente acabar con un ejército.”

“De esa manera lo que quieres decir es ¿Wang Lin es un niño, mientras que, el hermano Ye Zifeng es un experto?” Ye Xueyi se sorprendió. Esta fue la primera vez que había oído hablar a su hermano de artes marciales.

Ye Zifeng se limitó a sonreír, “Sólo estoy usando un ejemplo.”

Desde su punto de vista, Wang Lin no tenía ninguna espada de valor incalculable y que no estaba usando ningún palo de bambú tampoco.

“¡Hermano, me siento como que has cambiado por una persona completamente diferente!”

Ye Zifeng rió, “Entonces, ¿cree que he cambiado para bien o para mal?”

“¡Por supuesto que es para el bien! En aquel entonces siempre estás siendo intimidado por otros. Esto hacia que me preocupara por ti todos los días. Ahora, me puedo relajar un poco.”

Ye Zifeng sintió calor en su corazón. Se puede ver que su hermana tiene mucho talento. Si no fuera por el hecho de que ella ha estado preocupada por ese otro Ye Zifeng, el retrasó su formación probablemente habría alcanzado el Reino Discípulo Marcial y tuviera su propio Espíritu Marcial ya.

Los dos se rieron y bromeando mientras caminaban a casa. Sin darse cuenta, ya habían llegado a las puertas de su casa.

“Joven Maestro, joven señorita, ¿dónde han estado? ¡Esta vieja criada Du ha estado esperando por ustedes todo el día!” La Ama de casa Du había estado de pie junto a las puertas esperando a que volvieran toda la tarde.

Ye Xueyi miraba al cielo, y estaba confundida, “Ama de casa Du, no es tan tarde. ¿nuestro padre nos dijo que tenemos una cena importante en la noche? Debería de haber tiempo todavía.”

Ama de llaves Du explicó a toda prisa, “Parece que el maestro no ha hablado con ustedes aún. Tiene algo que hacer por lo que no será capaz de estar aquí esta noche.”

Ye Zifeng sonrió, “¿En serio? Si eso es así, entonces no voy a asistir a la cena de esta noche.”

La Ama de llaves Du bloqueo rápidamente el camino de Ye Zifeng, “No se puede hacer eso. ¡Usted será el personaje principal de la cena de esta noche! ¡La segunda señorita del clan Liu, Liu Ningzi se dedica a usted, incluso antes de que nacieras! El maestro invitó al clan Liu aquí esta noche para hablar acerca de la boda.”
[Paris_117: así es correcta la frase, pero se refiere a que han estado comprometidos desde antes de que el naciera.]

“¡¿Qué?!” Tanto Ye Zifeng y Ye Xueyi gritaron de sorpresa.

“¿Desde cuándo estaba comprometido hermano? ¿Cómo es que no sé al respecto?”

“¿Estoy comprometido con alguien? ¿Cómo es que no lo sabía?” Ye Zifeng no pudo mantener la calma en absoluto. Él quería casarse con alguien que le gustara. Como un huérfano en su vida pasada, no tiene ningún problema con respecto a los matrimonios arreglados.

Ama de llaves Du rió con amargura, “Vamos a ir a la sala primero. El maestro no está aquí y el clan Liu ha estado esperando. Si nos tardamos mas, causará problemas.”

Ye Zifeng sólo pudo asentir y rápidamente siguió a la ama de llaves Du junto con Ye Xueyi.

Como era de esperar, cuando entraron en la sala, ya estaba llena de gente. No sólo estaba todo el Clan Ye presente, también había tres personas del clan Liu aquí.

Una de ellas era una belleza sin par de pie en el centro de la sala. Su vestido de color claro flotaba mientras caminaba a través del pasillo, ya que emitía un sentido natural de la belleza. Junto a ella había un joven finamente vestido que sostenía una espada tesoro de oro. Se veía muy arrogante, como si todos los demás estuvieran por debajo de él. Detrás de ellos había un anciano. Estaba de pie en las sombras, y emitía el aura de experto.

Ye Zifeng pudo ver que sin Ye Chongtian, toda la atmósfera del clan era un poco rígida.

“¿Es que Ye Zifeng viene o no? Liu Ningzi y yo hemos estado esperando desde hace un tiempo. ¡Nuestro Clan Liu está muy ocupado sabes!” gritó el joven impacientemente.

Sin Ye Chongtian, nadie se atrevería a hablar de nuevo al joven. Ama de llaves Du quería decir unas pocas palabras, pero él no era un miembro de la Familia Ye. Ella se lo buscaba si abría la boca.

“¿La gente del clan Liu pueden estar ocupados, pero la gente de nuestra Familia Ye no?” Ye Xueyi gritó mientras caminaba con Ye Zifeng.

“¡Usted!” El joven quiso maldecir, pero Ye Xueyi no era alguien a quien podía ofender. Ella era la persona más amada y talentosa en todo el Clan Ye. Ya que está en la casa del Clan Ye, no puede hacer lo que quiera. Miró a su alrededor y pudo sentir una docena de ojos fijos en él.

“¿Eres Ye Zifeng?” Liu Ningzi miraba a Ye Zifeng. Al ver lo débil y frágil que su cuerpo era, sus ojos mostraron una pizca de disgusto.

“Soy yo” Ye Zifeng respondió con calma. En estos pocos días, ya había experimentado muchas miradas de disgusto por su apodo como un pedazo de basura.

“Usted ha llegado en el momento adecuado.” Dijo Liu Ningzi con frialdad. “Incluso si el maestro del clan de Ye no está aquí, la razón por la que vine aquí era por ti.”

“Si usted tiene algo que decir, dígalo ahora. No desvíes el tema.” El tono de la joven no le hizo gracia a Ye Zifeng.

“Bien. A continuación, vamos a hablar de nuestro compromiso.” Dicho esto, el rostro de todos en la sala cambió.

Liu Ningzi sonrió y miró a todos, “Sabes Ye Zifeng desde hace más de veinte años que me dedico a usted, incluso antes de nacer. En ese momento, el Clan Ye todavía tenía un gran poder y todavía se considera uno de los tres grandes clanes de la Cuidad Leizhou . Pero ahora…” Ella se rió entre dientes,” Ahora, después de haber dado a luz a la basura de Ye Zifeng, el clan de Ye ha caído. Me temo que el clan de Ye ni siquiera se considera un gran clan.”

Tang Feng refutada con frialdad “¡Usted no es nadie para decidir si el clan de Ye es grande o no!”

Tang Feng había estado en la Familia Ye desde hace muchos años y ya había decidido que el clan Ye era su hogar. Además, su relación con Ye Zifeng había mejorado en los últimos días. Mientras que ayude al Clan Ye, también puso encima de algunas buenas palabras para Ye Zifeng por lo que iba a conseguir beneficios algunos más de él.

La Ama de llaves Du tiro a un lado a Tang Feng y sonrió disculpándose, “La señorita Liu, acerca de la participación …. Debemos hablar de ello por la noche en el banquete.”

Al ver cómo el maestro le había pedido que velará por el banquete de esta noche, la ama de casa Du sólo podía tragarse su rabia y asegurarse de que no pasaría nada. Esto era porque si Liu Ningzi se casa con la Familia Ye, por consiguiente la familia de Ye recibiría ayuda de el clan Liu, y una vez más tendría el poder para elevarse.

Liu Ningzi sonrió con frialdad, “No hay necesidad. La razón de por qué Liu Yige y yo llegamos temprano no era para el banquete. Fue a dejar las cosas claras.”

*[N/T: Liu Yige es probablemente el joven.]

Tener la experiencia de su vida anterior, Ye Zifeng sabía acerca de lo que Liu Ningzi estaba hablando. Miró hacia abajo a la Familia Ye y quería separarse de ellos.

“Sólo di lo que quieres ahora. No pierda el tiempo de todos por andarse por las ramas.” Respondió Ye Zifeng.

Liu Ningzi continuó sonriendo: “¿Entonces, yo quiero preguntar al joven maestro del Clan Ye si podemos cancelar nuestro compromiso?”

Una vez dicho esto, todo el mundo se sorprendió.

La ama de llaves Du tenía miedo de que el maestro le culpara de esto y a manera de disculpa dijo, “Señorita Liu, ¿podría ser que alguien de la Familia Ye que la han ofendido de alguna manera y causado un malentendido? Usted me puede decir al respecto y nos haremos cargo de eso.”

“No. No hay un malentendido. Digo esto con claridad. Quiero cancelar el compromiso. Si usted no entiende lo que estoy diciendo, tal vez debería escribirle esas palabras.”

Una mujer que tomó la iniciativa de cancelar un compromiso, significaría una separación marital. Una vez que esta noticia se extienda en la Ciudad Leizhou, Ye Zifeng perdería todo su honor. Ni siquiera sería capaz de salir de su habitación de la vergüenza.

Ye Zifeng sacudió la cabeza, “La señorita Liu, dice que tenemos un compromiso, pero voy a preguntar esto, ¿dónde está el contrato del compromiso?

“El contrato es … es… es…” Liu Ningzi no podía responder. Sólo se enteró de esto de su padre hace tan sólo unos días. Una vez que ella oyó que era con la basura de Ye Zifeng, ella inmediatamente se acercó a cancelar el compromiso sin pedir los detalles. Ella ni siquiera sabía si había un contrato escrito o no.

Ye Zifeng continuó a sacudir la cabeza, “Si no hay un contrato, entonces es obviamente una broma entre los dos maestros del clan desde hace veinte años. Y pensar que usted realmente lo creyó. ¿Realmente está cancelando compromiso aquí? A menos que… Usted vino al Clan Ye a causar problemas de la nada.”

Liu Yige no podía sostenerlo en más y gritó, “Usted basura del Clan Ye, ¿quién crees que eres? ¿Cómo te atreves a hablar a mi media-hermana de esa manera?”

Ye Zifeng sonrió con frialdad, “¿Media-hermana? Así que esa es la relación que ustedes tienen. ¿Ni siquiera es un miembro oficial del clan Liu y todavía se atreve a hacer una escena en el Clan Ye?”

Ye Zifeng tenía razón. Su declaración golpeó a Liu Yige en un punto débil. Fue adoptado por el clan Liu, así que básicamente no tenía estatus.

Liu Yige no podía encontrar las palabras para defenderse y por lo tanto confiado en su fuerzas, “¿Ye Zifeng, está buscando morir? ¿No es más que una hormiga para mí y todavía se atreve a hablarme de nuevo?”

Quién sabe cuántas veces Ye Zifeng había escuchado esta frase después del cruce. Un indicio de ira brilló en sus ojos y miro a ese hombre llamado Liu Yige. Cuando regrese a la cima del mundo, definitivamente pisará a este tipo.

Liu Ningzi no pudo mantener la calma y gritó, “Ahora escucha Ye Zifeng, aunque mi hermano mayor no es parte del clan Liu, ya está en la sexta etapa experto del Reino Refinador de Qi. En comparación con usted, una segunda etapa del Reino Refinador de Qi, alguien que nunca va a despertar su Espíritu Marcial basura, es infinitamente mejor que tú. “

“¿Llamas a alguien que está en la sexta etapa del Reino Refinador de Qi un experto? ¿Estás tratando de hacerme reír?”

Ye Chen, el tío de Ye Zifeng lo miró: “Está bien detener el acoso. Eres un pedazo de basura en la segunda etapa del Reino Refinador de Qi, que no tienes las calificaciones para hablar con ellos. Puedes volver a su bodega y nosotros nos encargamos de todo.”

Su tío, de Ye Chen, era el segundo al mando del clan cuando Ye Chongtian estaba ausente.

“Sí. La gente del clan Liu tienen razón. Eres la encarnación de la mala suerte de nuestro Clan Ye. ¿Lo has estropeado todo en nuestro clan y todavía quiere hablas de nuevo a los demás?” Ye Huichi miraba a Ye Zifeng y habló con un tono de burla. Era el primo más joven de Ye Zifeng. Aunque su cultivo no era alto, seguía en el quinto reino del Reino Refinador de Qi y de vez en cuando iba a burlarse de Ye Zifeng.

Viendo esto, a Liu Ningzi le hizo gracia: “Entonces, ¿qué tal esto?, sabemos que es de mala educación cancelar repentinamente el compromiso y dar la cara a su clan, compramos una píldora especial como un regalo para hacer las cosas aún. Espero que esto compense por todo.”

“Viejo Wu, muéstraselos por favor……”

“Sí, en seguida lo saco.” El anciano que estaba de pie en las sombras tosió y sacó una caja de color negro de las mangas y se abrió.

“Me temo que ustedes no han visto esta píldora antes. Se trata de una píldora rara llamada…” explicó Liu Ningzi.

En ese momento, Ye Zifeng respondió: “¡Píldora Sólida de Yuan!”