TNH – Capitulo 18

Modo Noche
Capítulo 18: Origen Misterioso.
 
No me encargue de eso porque esa es la habilidad de Shi Qian Shan. Ustedes dos eran tontos; incluso si lo hubiera explicado, hubiera sido inútil.” continuó casualmente Meng Chao Ran. “Falsedades ocultas, la boca dice las palabras de Buda mientras que la mente piensa como una serpiente. A pesar de ser bajo y despreciable, también es una habilidad. Además, es una condición necesaria para tener éxito mientras se camina el Jiang Hu. Shi Qian Shan no fue lo suficientemente discreto pues fue descubierto por ti.”
 
Después de una corta pausa, Meng Chao Ran dijo, “Shi Qian Shan aún no miente lo suficientemente bien”
 
Chu Yang tranquilamente caminó detrás de él por n momento, luego dijo en voz baja, “Lo entiendo.”
 
Caminando lentamente sin mirar atrás, Meng Chao Ran continuo hablando con su voz sin emociones, “Si ustedes no lo hubieran descubierto, aún hubiera permitido las acciones de Shi Qian Shan hasta que ya no me necesitara más. A pesar de que solo hay tres de ustedes, ¡esto aún es el Jiang Hu! Vivir o morir, es tu problema. ¡Tú tomas la decisión!”
 
Mientras decía las palabras “vivir o morir, es tu problema,” su rostro aún no cambió. Solo que, su voz se tornó pesada con un corazón agobiado.
 
Las palabras sonaban tan crueles, pero hicieron a Chu Yang suspirar profundamente. El maestro solo estaba allí para mostrarles el camino; al final, el camino al frente es suyo.
 
En este momento, Meng Chao Ran podría parecer insensible, pero la verdad es que realmente quería que sus discípulos experimentaran el Jiang Hu, incluso si fuera un poco tarde. Sin embargo, comparados con los discípulos de otros lugares, los suyos aún estarían un paso adelante.
 
Ser capaz de experimentarlo por ellos mismos era completamente diferente de ser enseñados. A pesar de que esto era un poco cruel, tendrían que pasar por eso tarde o temprano. ¡Un poco más temprano les daría mucho más control sobre sus propias vidas!
 
Este entendimiento de las preocupaciones de su maestro venían del a vida pasada de Chu Yang, después de que la secta fue destruida.
 
“SI ustedes dos continuaban siendo estúpidos después de dejar la secta, solo sería cuestión de tiempo antes de que mueran a manos de otros. Y si ese fuera el caso, ¿por qué colocaría mis esperanzas en ustedes? No pienses que soy cruel, es solo que la Secta Mas Allá del Cielo necesita héroes no idiotas.”
 
“Shi Qian Shan es traicionero y cruel. No es una buena persona.”
 
Cuando Meng Chao Ran se detuvo, Chu Yang descubrió que habían llegado a la cara del acantilado detrás de la montaña. Luego Meng Chao Ran dijo, “Pero Shi Qian Shan hace el trabajo. Sus capacidades son buenas, por eso lo dejé ser. Lo usé para controlarlos a ustedes dos. Antes, ustedes dos parecían muy ordinarios. Sus preocupaciones eran triviales e ingenuas. Mientras menores los logros, mayores las probabilidades de supervivencias. Incluso cuando las personas los subestimaran, al menos tendrían la oportunidad de vivir. Solo quiero que mis discípulos puedan vivir. En cuanto al camino que elijan, no lo controlaré. Todo está determinado por los Cielos. Si ustedes no descubrían sus maquinaciones repentinamente, no les hubiera dicho nada. Quizás, pueda ser un maestro calificado, o aun no digno, pero desde que Shi Qian Shan los empezó a engañar, no se dieron cuenta. Por el contrario, fueron agradecidos con él. Al no decirles, tomé la decisión por ustedes.”
 
(NT: básicamente pensó que eran muy tontos para lidiar con Shi Qian Shan.)
 
Se volteó y miró profundamente a los ojos de Chu Yang. “Hasta ese día, ese día que empezaste a hacerme preguntas.”
 
“¡Lo entiendo!”
 
A pesar de que las palabras de Meng Chao Ran eran frías e indiferentes, pero Chu Yang estaba extremadamente agradecido. Si él y Tan Tan hubiera expuesto a Shi Qian Shan estúpidamente, entonces sus vidas hubieran sido mucho más difíciles.
 
“Estos últimos días, a pesar de que anuncié que estaría en entrenamiento a puertas cerradas, estaba observándolos a ustedes secretamente.” rio fuertemente Meng Chao Ran. “Fue en este momento que descubrí que yo, Meng Chao Ran, una vez más hice un juicio equivocado. Tú, Chu Yang, tú realmente me diste una sorpresa. ¡He cambiado mi evaluación inicial de ti!”
 
Chu Yang se sentía muy avergonzado. No solo engañe a mi maestro, pero en mi vida pasada, fui tan ingenuo…
 
Hay una cosa que no entiendo; mi maestro una vez más dijo ‘una vez más he hecho un juicio equivocado,’ estas palabras parecían esconder un significado más profundo. ¿Quizás cometió un error similar antes?
 
“Como mucho, solo tu personalidad necesita cambiar,” Meng Chao Ran pensó por un momento y dijo seriamente, “Para las personas en el Jiang Hu, el derramamiento de sangre es inevitable. Pero durante nuestra charla hoy, llevabas un aura de matar muy pesada. Ahora sabes trabajar duro. Temo que tus logros en los días que vendrán sobrepasarán los míos. La razón por la que me preocupo… Si alguien encontrara a los padres que te abandonaron… por esto es que estoy teniendo esta charla contigo hoy.”
(NT: No es muy claro pero parece que piensa que los padres de Chu Yang podrían ser un punto débil para el si se vuelve una gran persona)
 
“¡Ja, Ja!” Chu Yang sonrió fríamente. Sus ojos revelaban un odio intenso. Como una persona de dos mundos, esta era la cosa que más lo acosaba. Chu Yang era un huérfano, ¡un niño que fue abandonado! Cuando Meng Chao Ran lo encontró, aún era un bebe envuelto en pañales en medio del frío invierno. Fue abandonado en frente de un templo desierto. Después de que Chu Yang descubrió esto, su corazón estaba lleno de una amargura que no podía ser suprimida.
 
Ustedes me dieron a luz, ¿por qué me abandonaron? Incluso si me daban a luz en una familia pobre, podrían haberme ayudado a seguir viviendo. ¡Pero me dejaron en frente de un templo abandonado en una fría noche de invierno!
 
Incluso en un templo abandonado, aún sería mejor que afuera, ¿cierto? Al menos hubiera sobrevivido unos alientos más. Obviamente me querían muerto, pero no tenían el corazón de matar a un bebe recién nacido. Así que decidieron engañarse a sí mismos de esta manera. Un niño de ni siquiera un año… si una persona generosa no hubiera pasado, ¿no hubiera sido la muerte la única posibilidad? ¿Cómo podría haber padres tan crueles bajo los cielos?
 
Viendo el odio en el rostro de Chu Yang, Meng Chao Ran suspiró, “Tu maestro te dará tres consejos. Debes mantenerlos en tu corazón. Primero, sin tus padres, aún fuiste capaz de vivir. Segundo, bajo los cielos, ¡no hay padres que no amen a sus hijos! Tercero, en las leyes naturales de los cielos, tu vida te ha sido dada por tus padres.”
 
“Maestro está en lo correcto,” dijo Chu Yang con calma.
 
Meng Chao Ran suspiró por dentro, sabía que Chu Yang dijo una cosa, pero obviamente pensaba otra. Le preocupaba que Chu Yang no pudiera desatar los nudos de su corazón. Era fácil de distinguir porque dijo ‘Maestro está en lo correcto’ en lugar de ‘Este discípulo lo recordará.’
 
Es difícil culpar a Chu Yang por su odio. Entre los 800 discípulos de la Secta Más Allá de los Cielos, la cantidad de huérfanos era numerosa. Pero era porque sus padres habían fallecido. En cuanto a aquellos que en realidad fueron abandonados por sus padres, solo habían dos: Chu Yang y Tan Tan.
 
El sentimiento de ser descartado, más aún por sus propios padres biológicos, es indescriptiblemente doloroso. Con el tiempo, el dolor se hizo más grande y se quedó grabado en su corazón. Finalmente, se volvió un odio amargo.
 
Además, ¡Chu Yang era una persona muy orgullosa!
 
La personalidad excéntrica de Chu Yang apareció después de entender los caminos de la vida. Como sabía de su origen, siempre permaneció estoico y nunca dijo mucho; lentamente se volvió de la manera que era ahora.
 
El dolor se había acumulado en su corazón por 16 años.
 
Meng Chao Ran suspiró observando tristemente a su discípulo. En la calmada expresión de Chu Yang, Meng Chao Ran podía sentir una vasta e intensa furia mezclada con dolor. Solo temía que cuando esa furia empezara a arder, el mismo Chu Yang sería también quemado hasta las cenizas.
 
Meng Chao Ran solo sabía que la furia de Chu Yang se había estado acumulando por 16 años. Sin embargo no sabía que esta furia no era simplemente de 16 años, pero en cambio había sido acumulado durante dos vidas…
 
“Todas las enseñanzas de las secta, ya las sabes, Artes de Espada, artes marciales, artes del sable, las entiendes. Con la excepción de algunos principios principales del a Secta Más Allá de los Cielos, has aprendido todo.”
 
Meng Chao Ran bajó su voz y dijo, “En el futuro, tendrás que tomar responsabilidad por ti mismo. Las enseñanzas principales de la secta que quedan solo pueden ser enseñadas a los mejores diez discípulos. Todo… depende de ti.”
 
“Si,” asintió Chu Yang.
 
El lugar en el que estaban de pie los dos era la cima de una montaña. En este momento, un rayo de luz irradió desde el este. El sol repentinamente apareció desde el horizonte.
 
Meng Chao Ran estrechó sus ojos, observando al este. Sus ojos parecían como si se hubiera teñido con los innumerables colores del espectro, emitiendo un brillo indescriptible que lentamente se condensó en una luz deslumbrante.
 
EL cielo estaba coloreado brillantemente.
 
¡Chu Yang repentinamente sintió que la silueta del Maestro Meng Chao Ran era muy triste y solitaria!
 
EL sol estaba empezando a mostrarse, los rayos de luz estaban penetrando a través de las nubes y brillaban sobre Meng Chao Ran, creando una sombra muy larga en medio de la montaña.
 
Después de un rato largo, Meng Chao Ran dijo con una voz muy profunda, “Chu Yang, fuiste el primer niño que encontré. Cuando te sostuve, durante esa noche de invierno tormentosa, inmediatamente me di cuenta de que sería una tragedia para la humanidad. En ese momento, pensé… ¡que debería arrojarte! No quería estar envuelto en este desastre para la humanidad…”
 
Chu Yang no pudo evitar temblar. Levantó la cabeza bruscamente, mirando a la espalda de su maestro. Su boca se movió, pero no pudo decir nada.
 
“Pero hubo algo que me hizo cambiar de opinión.” Con su espalda hacia Chu Yang, Meng Chao Ran estiró su mano, su puño gradualmente se abrió para revelar un pendiente de jade del tamaño de un dedo.
Descarga:
<