WAMR – Capítulo 101

Modo Noche

Capítulo 101: Emisión de hechizos no verbales

 

 

Benjamín regresó con éxito a su habitación.

Había escondido un juego de ropa en la destilería abandonada al salir. Así que, con la ayuda del hechizo de bola de agua, se duchó, se quitó su disfraz de mendigo, cambió de nuevo a ser el joven maestro rico que era y regresó a salvo a la casa de los Lithur. Era como si esta tarde simplemente hubiera caminado por ahí tranquilamente.

En este momento, acaba de terminar la cena y estaba sentado en su propia cama, mirando al pequeño espejo de su mano.

Después de abandonar las ruinas de la prisión, no regresó a casa inmediatamente. Aunque estaba preocupado por el ataque de la Iglesia, la Iglesia se encontraba en un estado frenético y definitivamente no podría responder rápidamente. Así, antes de que la Iglesia comenzara su búsqueda, él podía moverse sin demasiada preocupación.

Por eso fue al “mismo lugar” del que le habló Michelle, encontró el tercer árbol y desenterró las cosas de Aniñe.

Aunque Annie traicionó a Michelle y su relación era todo pretensiones y fachadas, sus palabras de despedida eran verdaderas.

Había dejado a Michelle algunas cosas, pero Michelle las había ignorado. Si no fuera por la obsesión de Benjamín, estas cosas podrían estar enterradas bajo el árbol marchito para siempre, para nunca volver a ver la luz del sol o el cielo.

Afortunadamente, fue y fue recompensado.

El espejo en su mano era uno de los instrumentos mágicos que Annie dejó atrás.

Pero por razones desconocidas, sentía que este espejo era ligeramente diferente de los otros instrumentos mágicos.

Por ejemplo, el anillo y la cruz que él adquirió del pastor, Benjamín pudo sentir su leve aura mágica de cerca. Pero este espejo era diferente. No importaba lo cerca que estuviera, no podía sentir nada.

Y por eso, casi lo confundió con un espejo ordinario.

Sin embargo, cuando él enfocaba su energía en el espejo, el espejo repentinamente emitía luz y una aparición que parecía idéntica a él aparecía delante de él.

Cuando vio la aparición por primera vez, Benjamín estaba muy sorprendido. Era como ver un fantasma durante el día. Pero al recuperarse de su asombro, descubrió que podía usar su energía para controlar esta aparición, dejándola saltar hacia arriba, saltar hacia abajo o hacer cualquier expresión vívida.

Excepto por no poder hacer un sonido o ser tocado, la aparición era realista hasta el punto de ser loable; incluso podía engañar a los elementos mágicos. No había nada de qué preocuparse, incluso si Benjamín utilizaba la Detección de Partículas de Agua para detectar la aparición; no se podían detectar defectos.

No sólo eso, sino que rápidamente descubrió que cualquier cosa que la aparición veía, se mostraba en el espejo.

Inmediatamente se dio cuenta del inmenso valor que tenía este pequeño espejo.

No sólo puede desconcertar al oponente y engañarlo, sino que en situaciones extraordinarias la aparición invocada puede tomar el lugar de su amo para abarcar lugares peligrosos.

En serio, este poderoso objeto, ¿cómo lo obtuvo Annie?

Aún más peculiar era que ella no lo usó, sino que lo enterró en el suelo y dijo que lo dejó para Michelle – ¿en qué diablos estaba pensando?

No podía entenderlo.

Pero Annie ya había muerto. No importa lo desconcertado que estaba Benjamín, nadie saltará a contestar sus dudas de todos modos. Así que, rápidamente empujó este asunto a la parte de atrás de su mente y se concentró en explorar este pequeño espejo.

Sin embargo, algunos experimentos más tarde, Benjamín lamentablemente descubrió que la distancia entre él y la aparición no podía ser superior a 500 metros. Podía controlar la aparición para caminar exactamente a 500 metros de él, pero si la aparición daba un paso más hacia adelante, desaparecía instantáneamente sin dejar rastro a la vista.

Qué pena.

Si la distancia era mayor, este ítem podría ser etiquetado como un instrumento divino.

Pero no estuvo tan mal. Benjamín no planeó forzar nada. Él no tenía expectativas para los artículos que Annie dejó atrás en primer lugar, así que el descubrimiento de un artículo decente ya le había dejado satisfecho.

La gente no puede ser demasiado codiciosa.

Aparte de este espejo, no había más objetos valiosos del montón de sobras de Annie. Después de pensarlo un poco, Benjamín decidió no tirar algunos de los objetos como un peine, una muñeca y algunos objetos pequeños. Estaba preparado para entregárselos a Michelle cuando surgiera la oportunidad, lo que también contó como el cumplimiento de las palabras de Annie durante su despedida.

Pensando en esas líneas, Benjamín se sentó en la cama, miró al espejo unas cuantas veces y lo guardó apropiadamente. Luego, sacó los tres instrumentos mágicos que saqueó del pastor.

También encontró sus respectivos usos.

El colgante de la cruz funcionaba para fortalecer la afinidad con la santa luz, que era naturalmente inútil para Benjamín, así que la guardó en el fondo de una caja, permitiéndole recoger polvo.

En cuanto a estos dos anillos…

cuando Benjamín usó el primero de los anillos, le hizo sentir un ligero aumento de su energía y naturalmente levantó su espíritu. El otro anillo, después de ponérselo, sorprendentemente hizo que su cuerpo se sintiera más ligero, como si sus movimientos fuesen un poco más rápidos.

¿Entonces también puede hacer esto? No pudo evitar sorprenderse.

Repentinamente pensó en la época en que el pastor rodaba perezosamente como un burro y evitaba el contraataque de la Santa Luz durante su lucha. Estaba algo sorprendido por los rápidos reflejos del pastor, pero pensándolo ahora, probablemente todo fue gracias a este anillo.

Para un mago, la agilidad es muy útil.

Terminó de entender estos instrumentos mágicos. Un anillo que otorga +2 a la energía, otro anillo que +2 a la agilidad, Benjamín los guardó cuidadosamente, preparado para usarlos cuando fuera necesario – después de todo, estos fueron objetos saqueados, debe de tener cuidado cuando se trata de usarlos.

Rápidamente se recostó en la cama, cerró los ojos, entró en su conciencia y continuó su entrenamiento mágico.

Pero esta vez no comenzó a meditar.

Quería empezar a profundizar en lo que se conocía como “hechizos no verbales”.

La experiencia de usar agujas de hielo para atacar furtivamente a los Santos Caballeros le recordó y le permitió darse cuenta de las deficiencias de sus técnicas de emboscada – en cualquier situación, sus habilidades parecen ser insuficientes. Si usaba magia y llamaba a las Agujas de Hielo primero, tendría que volver atrás para emboscarlos. La mayor parte del tiempo, él necesitaría invocar a las agujas de hielo en el lugar y pegarlas en el hombro de alguien sin perder un segundo.

Y por eso, Benjamín pensó en lanzar hechizos no verbales.

Si pudiera usar magia sin cantar el hechizo, entonces la tasa de éxito de sus emboscadas aumentaría.

También recordó en el libro “Artes Divinas 101”, que el método de abrir el espacio de conciencia a la práctica puede llevar a realizar hechizos no verbales. Desafortunadamente, el libro no introdujo los fundamentos para hacerlo. Por lo tanto, sólo podía recurrir al estudio de sí mismo.

Después de pensarlo un poco, comenzó a experimentar en su espacio de conciencia.

Cerró los ojos, sintió las partículas de agua en su entorno, casteo el hechizo de bola de agua en su corazón y el resultado fue como se imaginó – no pasó nada. Pero pronto se dio cuenta de que las runas eran la base de todo y cambió su estrategia. Empezó a sentir las corrientes de agua. Al mismo tiempo, concentró su energía, cantando el hechizo de la bola de agua silenciosamente.

Tristemente, abrió los ojos y vio un vacío delante de él. Seguía sin haber pasado nada.

Benjamín se sintió un poco derrotado.

Era consciente de que la liberación de la magia se debe a las vibraciones de las runas que guían las partículas de agua circundantes, resultando finalmente en magia. Pero si no habla el encantamiento, ¿cómo puede hacer vibrar las runas?

Con este pensamiento, caminó para enfrentarse al Emblema del Agua y miró fijamente al brillante emblema triangular azul que flotaba en el aire.

¿Sólo el conjuro de la Bola de Agua puede hacerla vibrar?

Pero… el hechizo no verbal se trata de no decir el conjuro y permitir que la magia sea liberada.

¿Y ahora qué?

Ya no tenía ideas y sólo podía mirar fijamente al Emblema del Agua, cantando el conjuro una y otra vez en su corazón.

Diez veces, cien veces, mil veces… era como si estuviera de vuelta donde empezó: no había abierto su espacio de conciencia, no sabía aprender magia y sólo podía repetir este corto, pero profundo conjuro de Bola de Agua en bucle.

Tal vez sólo para romper el muñón en el que estaba ahora necesitaba este trabajo duro y repetitivo.

Tomó una decisión.

Fueron sólo unas diez mil veces más que el conjuro de la Bola de Agua, de todos modos, ¿de qué hay que tener miedo? Lo había cantado una vez, ¿y qué si tiene que hacerlo en otra ocasión? Tiene mucho tiempo así que, ¿a quién le importa si no duerme esta noche? ¡Este obstáculo era ahora su enemigo!

Así, miró fijamente al emblema triangular y comenzó a cantar el bucle en su corazón.

Descarga: