WAMR – Capítulo 136

Modo Noche

Capítulo 136: La historia de otro

– ¿Por qué no comes algo? ¿No tienes hambre?

El día se oscureció y llego la noche, Howl sostenía dos trozos de pan seco en sus manos y miro a Benjamín con una expresión de dudas en su rostro. Estaban en el valle justo al lado del campo de patatas. Benjamín negó con su cabeza y sonrió a la fuerza: -Gracias, pero no tengo apetito.

En el momento en el que se enteró de la muerte de Michelle, sus emociones empezaron a complicarse. Esto, confirmo sus sospechas anteriores, Michelle se sacrificó para salvarlo.

Pero, ¿Por qué?

Le costaba creerlo.

No era como si no pensara que la iglesia estuviera mintiendo. Pues cabe la posibilidad de que la iglesia filtrara esa información para calmar a la población. Sin embargo, Howl revelo más detalles a continuación.

– El boletín de la iglesia explicaba que la propagación de la plaga no fue realizada por un mago viviente, sino por un alma encarnada de una maga muerta llamada Michelle. La forma que tomo esta alma era muy única por lo que no podría existir por mucho tiempo. La iglesia la extinguió en su totalidad y ha establecido una Cruz purificadora para limpiar el agua contaminada y asegurar que nadie pueda expandir más enfermedades a través de la fuente del agua.

Benjamín quedo aturdido después de escuchar el boletín.

La mención de Michelle era la confirmación de que la iglesia alcanzo a Michelle, de lo contrario, habrían pensado que ella escapo al extranjero y no la habrían relacionado a la plaga.

El “Alma” mencionada, ¿Qué significaría eso?

¿Podría ser que Michelle ya había muerto antes de que todo esto pasase?

No existen palabras para describir el shock en el que estaba Benjamín. Él incluso llego a pensar que la iglesia estaba diciendo tonterías, más aún si fuese así, la iglesia no tenía necesidad de hacer tales movimientos, después de todo, a la gente realmente no le importaba si la plaga fue esparcida por un mago o por el alma de un mago. La iglesia debió decir lo que sucedió sin tapujos.

Así que…Supongo esa es la verdad.

Michelle había muerto en alguna parte y se había convertido en un alma. Ella regreso a la capital, lo salvo y evidentemente sacrifico su alma corpórea para alejar a la iglesia de él.

Ahora sentía como si una montaña presionara su pecho – estaba tupido y oprimido, sentía que no podía respirar.

Desde el momento en el que Michelle apareció, Benjamín sintió una ligera sospecha. Sentía que la actuación de Michelle no seguía una loca establecida, y la forma en la que manejaba las cosas y su personalidad eran un poco diferentes a las de antes. Pero no importaba en que pasase por su cabeza en esos momentos, jamás habría imaginado que Michelle había muerto quien escapo con él de la Capital era solo su alma.

La verdad sea dicha, este mundo no era uno donde existiesen las almas en pena. Las almas solo existían dentro de los mitos y las leyendas. Nadie había oído hablar de almas vivientes. Por lo tanto, la muerte era simplemente la muerte, aunque el alma estuviera dispuesta a quedarse en este mundo, eso era algo casi imposible.

A menos que, la persona quien murió tuviese un deseo inconmensurable de vivir…

Apretó sus nudillos mientras pensaba en todo esto. Sus sentimientos se entremezclaban, por su boca sentía el pesar como si estuviese bebiendo un vino amargo.

Recordó ese momento, cuando fue sacado a la fuerza del carruaje. Michelle se pudo demasiado emociona, hablando de cosas como la imposibilidad de alcanzar. Benjamín jamás había visto a Michelle tan emocional. Su odio hacia la iglesia era como la sangre que corría por sus arterias, y este era suficiente para llegar a empapar a toda la capital.

Michelle odiaba a la iglesia hasta esos extremos.

Benjamín se dio cuenta de que podía comprender este sentimiento un poco

-Mientras sigas siendo un mago, y la iglesia exista entone… – Recordó inconscientemente las palabras dichas por Michelle.

– ¿Qué dijiste? – De vuelta a la realidad, Howl seguía a su lado sosteniendo su pan. No escucho del todo lo que Benjamín dijo, así que por acto reflejo le pregunto.

Benjamín volvió en si rápidamente y sacudió su cabeza en negación –Nada, es solo… un conocido mío falleció.

Incluso ahora, no lograba pensar en una palabra exacta para describir a Michelle. Su relación era demasiado complicada, Compañeros, enemigos, cálculos, sacrificios… Después de pensarlo, lo único que logro salir de su boca fue la palabra “Conocido”.

Una definición muy superficial y retorcida.

Si un tercero escuchara esto, probablemente estaría confundido.

Extrañamente, Howl asintió a sus palabras, como si entendiese a Benjamín, trato de reconfortarlo acariciando su hombro, más simplemente lo hirió esparciéndole migajas de pan.

-No te pongas muy triste por ello, todos moriremos eventualmente- Era como si no se hubiera dado cuenta de ello y prosiguió – Al principio cuando salí de debajo del montón de estiércol de caballo, todos los que conocía habían muerto: El jefe, Ant, Volcano, Axe… me sentía muy triste y sentía que era un inútil y que estaba siendo demasiado descarado por seguir viviendo, hasta el punto de pensar que no valía la pena seguir con vida. No tenía apetito y me senté en la cima de la montaña durante un día y una noche, pensando que sería lo mejor el morir.

Aunque Benjamín quería decirle a Howl que su jefe no había muerto, sino que había escapado durante el caos…pero, bueno.

Es mejor no arruinar la imagen de un ladrón de montaña de su jefe.

– Pero elegiste no acabar contigo mismo, o pensaste en hacerlo y seguir viviendo. –  Benjamín continuo con la conversación. – ¿Por qué?

No era que tuviese curiosidad, solo pensó que no le haría daño el preguntar.

Confrontado con tal pregunta, las manos de Howl que seguían sosteniendo el pan temblaron y dijo:

– Bueno, tenía hambre.

-…

Benjamín se quedó sin palabras.

– Estaba realmente molesto y lleno de remordimientos, pero de repente, me sentí realmente hambriento. – Continuo Howl. – Estaba realmente hambriento al punto que ya no lo aguantaba más y baje de la montaña a buscar comida. Fue entonces que conocía a Nina y a Sandy.

Howl se detuvo por un momento mientras reflexionaba sobre sus memorias. – En…En ese tiempo, ellas estaban sentadas a un lado del camino, y una de ellas sostenía un pedazo de pan seco. Fui hasta ellas y les pregunté si podían darme un pedazo para yo comer. Nina asintió y partió su pan por la mirad para dármelo. Lo tome y me lo termine en un par de bocados. Vieron que lo devore y me preguntaron cómo había llegado hasta allí, y si mi familia me había abandonado. Les dije que no tenía familia. Se alegraron mucho de oír eso y me dijeron que ellas estaban en la misma situación, sin familia.

Howl rio. Nina dijo que si no obtenían ayuda, les sería muy difícil encontrar comida. Entonces me pregunto si yo las acompañaría a buscar que comer. En ese momento, sentí que el pan que ella me dio era realmente delicioso, que era el pan más sabroso que allá comido en toda mi vida. Quería comer más de ese pan, así que acepte en ir en busca de comida.

– Entonces…entonces fui con ellas a buscar comida. Después, Nina me dijo que teníamos que encontrar un lugar donde quedarnos, así que nosotros construimos una casa y empezamos a cazar y a sembrar. De vez en cuando la ayudo a comprar algunas cosas extrañas en la ciudad, pero realmente no me gustaba, pero…los días fueron pasando, y no pasaba hambre, nada más allá de lo ordinario.

Y fue así que Howl compartió la historia de su vida. Benjamín no pudo evitar sentir que había algo raro con la historia.

– ¿No piensas que, pasaste a ser un matón a ser el mandadero de dos niñas? ¿No te sentiste ofendido? – Benjamín pensó mucho en como preguntar eso, pero el mismo no entendía que era lo que intentaba decir.

Simplemente sentía la obligación de hacer la pregunta.

-Nope- Howl no entendió bien la pregunta de benjamín, así que en su lugar le pregunto: – Eres realmente raro, y piensas demasiado las cosas. ¿No te sientes cansado de vivir pensando en esto y aquello?

-…

Benjamín quedo aturdido por un instante y después no pudo evitar reírse.

Sintió que había aprendido algo de este chico.

-Tengo mi garganta seca de tanto hablarte- Howl agito su cabeza. – Oye, ¿Vas a comerte ese pan? Lo tomare si no lo vas a hacer.

-…Me lo comeré.

Benjamín tomo el pan y empezó a masticarlo. Tenía la extraña sensación de que este pan duro como una piedra podía ser delicioso.

El Sistema apareció de la nada y dijo: -Ese pan seco quedo remojado en sopa de pollo*, seguramente su sabor no sería tan malo.

-…Hablas demasiado.

Al comerse la mitad de su pan, Howl se giró para volver de nuevo a la pequeña cabaña de madera. Benjamín volvió en sí y pregunto: – Ah sí, dijiste que eran dos noticias ¿No? Mencionaste lo de antes, pero ¿Cuál es la otra?

Howl se rasco la cabeza, intentando recordar lo que dijo.

-Ah, huh. Por poco se me olvida la segunda noticia-sonrió con vergüenza. – En la tarde de hoy. La iglesia en la capital está teniendo una gran… ¿Cómo le dicen? Creo que es una ceremonia de ingreso.

 

Descarga:
<