WDQK – Capítulo 218

Modo Noche

Capítulo 218: Revelando su destreza

Un aura formidable explotó repentinamente dentro del área, causando que el aire alrededor pareciera solidificarse. Sin embargo, la fuerza destructiva detrás de la carga de los Reyes Caimán Leopardo no disminuyó en lo más mínimo. Mientras tanto, un brillo cruel y feroz apareció en sus fieras pupilas rojas.

Boom boom!

El suelo tembló, causando que todos se despertaran rápidamente de su estupor. Mientras se giraban a mirar al formidable Rey Caimán Leopardo, los corazones de todos se sobresaltaron violentamente.

Con una mano agarrando su alabarda, Lin Dong apretó su otra mano para convertirla en puño mientras un color verde bronce envolvía rápidamente el brazo bajo sus mangas y un aura estridente y poderosa emergía desde dentro de su cuerpo.

Lin Dong estaba tranquilo mientras miraba a la bestia que iba creciendo rápidamente para sus ojos. Una serie de bolas de cañón de aire volaron hacia él con un sonido de un aullido penetrante. Sin embargo, cuando están a varios metros de distancia de su cuerpo, esas bolas de cañón de aire detonaron en mitad del aire. Por lo que parecía, era como si hubiera una barrera invisible protegiendo a Lin Dong.

Roar!

Los ojos del Rey Caimán Leopardo eran de un color rojo fiero mientras se acercaba a él. Evidentemente, la barrera invisible de Lin Dong no tenía ningún efecto significativo en la carga e la bestia. Por tanto, el cuerpo del Rey Caimán Leopardo ni se paró por un momento mientras atravesaba la barrera. Inmediatamente, Lin Dong sintió un poderoso viento rugiendo hacia él.

Al enfrentarse a un poderoso ataque del Rey Caimán Leopardo, Lin Dong no se hizo atrás para nada. En cambio, dio repentinamente un paso hacia delante. Sin embargo, el hecho más sorprendente era que en vez de usar su larga alabarda para defenderse, su puño golpeó ferozmente!

Bang!

Un puñetazo explotó con un profundo eco. Débilmente, uno podía ver un brillo dorado y de bronce saliendo desde su puño.

“Y pensar que está recibiendo enérgicamente al Rey Caimán Leopardo con su puño!”

Cuando vieron esto, todos los miembros del Dojo Águila Marcial se quedaron pasmados. Después de todo, incluso alguien tan poderoso como Jiang Lei había tenido que tomar prestada la fuerza de su mandoble para poder contener al Rey Caimán Leopardo. Por tanto, usando el propio puño para chocar directamente contra esas bestias, quienes estaban dotadas con una fuerza divina, era una decisión excesivamente estúpida!

Lin Dong ignoró las numerosas expresiones asombradas. Mientras tanto, un color verde oscuro entró en erupción por todo su brazo, débilmente, uno podía sentir el poder saliendo desde dentro.

Clang!

En un instante, su puño bronce se estampó pesadamente contra la cabeza del Rey Caimán Leopardo, el cual estaba protegido por un grueso cuero. Instantáneamente, pareció que el tiempo se hubiera pausado para después aparecer una onda de choque poderosa, visible ante el ojo desnudo, inmediatamente emergiendo desde el punto donde hicieron contacto!

Bang!

La tierra del suelo se alzó como si hubiera varios dragones de barro antes de explotar en mitad del aire, convirtiéndose en pequeños pedazos de lodo mientras aterrizaban.

Bang!

El Lodo llenó y bailó por los cielos mientras la multitud escuchaba repentinamente un rugido furioso. Cuando se giraron para mirar, sus pupilas se encogieron inmediatamente conforme una expresión sorprendida aparecía en sus rostros.

En el lugar donde el lodo caía, el gigantesco Rey Caimán Leopardo no había empujado a Lin Dong lejos como todos habían esperado, in cambio, había sido enérgicamente empujado hacia atrás por una docena de metros por una fuerza formidable. Mientras sus cuatro pezuñas estaban clavadas en el suelo, fueron dejando marcas conforme iba hacia atrás.

“Realmente rechazó al Rey Caimán Leopardo con un solo puñetazo!”

Todos los del Dojo Águila Marcial tragaron saliva involuntariamente antes de girarse a mirar a Lin Dong, quien había meramente retrocedido dos pasos. En sus corazones empezaron a agitarse tormentas. Una fuerza formidable… es este tipo realmente humano?

Jiang Xue, quien estaba detrás de Lin Dong estaba igualmente se quedó muda por esta escena. Empujar con un golpe al renombrado Rey Caimán Leopardo, ni siquiera Jiang Lei podría conseguir tal logro…

“Ve y comprueba cómo está la pequeña Yinyin y los demás. Deja a la bestia para mí.” Mientras la mente de Jiang Xue estaba en caos debido a esta escena, en frente de ella, Lin Dong se masajeó repentinamente sus muñecas mientras le ordenaba sin girar su cabeza.

“Tú… por favor, ten cuidado”. Jiang Xue abrió su pequeña boca roja y dijo suavemente al final. Justo ahora, comprendía finalmente que este joven, quien ella había pensado que sería una carga, en realidad poseía una fuerza aterradora.

Lin Dong sonrió antes de girar seguidamente su rostro hacia el Rey Caimán Leopardo, cuyos ojos estaban de color rojo sangre. Esta bestia era realmente bastante dura…

Growl!

El Rey Caimán Leopardo, que había sido empujado hacia atrás por el puñetazo de Lin Dong, le miraba de forma maliciosa. Repentinamente, un brillo rojo apareció en todo su cuerpo. Gracias a este brillo rojo, algunas de las picas de su cuerpo empezaron a extenderse y tomar la forma de unas hojas de espada letales.

El actual Rey Caimán Leopardo era verdaderamente una máquina de matar!

Después de que sus picas se extendieran, el Rey Caimán Leopardo generó unos chasquidos mientras se lanzaba ferozmente hacia Lin Dong. Un hedor a sangre recorría su rostro mientras sentía un aura extremadamente opresiva.

Mientras miraba fijamente al Rey Caimán Leopardo que estaba cargando fieramente hacia él de nuevo, Lin Dong resopló fríamente. La punta de su pie golpeó contra el suelo y su cuerpo se deslizó hacia delante. En mitad del aire, la antigua alabarda en su mano se puso a danzar repentinamente mientras llevaba consigo unas ondas de choque de un poderoso Poder Yuan.

Clang! Clang!

Un brillo dorado resplandeciente erupcionó desde la alabarda antigua antes de que se convirtiera en una serie de formidables sombras de alabarda, las cuales se estampaban pesadamente contra el cuerpo de dureza similar al acero del Rey Caimán Leopardo, causando que emergieran chispas.

Humph!

El cuerpo del Rey Caimán Leopardo era extremadamente duro. Por tanto, los más ordinarios practicantes en la etapa Creación de Forma no podrían penetrar sus defensas. Sin embargo, era diferente para Lin Dong, quien poseía la Alabarda Antigua de Escamas Celestiales. Con el poder de su Tesoro Alma de grado medio, las formidables sombras de alabarda dejaron directamente varias marcas de media pulgada de profundidad en la dura piel del Rey Caimán Leopardo, causando incluso que fluyera una sangre de color rojo oscuro desde algunas de esas heridas.

“Alabarda de Escamas de Pez!”

Un gigantesco y siniestro pez se deslizó hacia delante junto con varias sombras de alabardas formidables, estampándose contra el cuerpo del Rey Caimán Leopardo. Instantáneamente, el número de heridas en su cuerpo se incrementó visiblemente. La Bestia Demoníaca, la cual parecía invencible para Jiang Xue y el resto, ahora parecía estar en u n estado excesivamente lamentable a manos de Lin Dong.

Growl

Después de ser golpeado miserablemente por Lin Dong, el Rey Caimán Leopardo estaba claramente enfurecido. Inmediatamente, su cuerpo empezó a estremecerse violetamente mientras un brillo de color rojo oscuro aparecía repentinamente, y entonces docenas de picas explotaron bruscamente desde su cuerpo. La fuerza resultante era extremadamente formidable y podía incluso igualarse a un Tesoro Alma de rango bajo. Evidentemente, el Rey Caimán Leopardo había empezado a contraatacar desesperadamente.

“Palma Mágica: Plataforma de Oro de Dominación!”

Sin embargo, al enfrentarse al contraataque del Rey Caimán Leopardo, Lin Dong sonrió interiormente. Su mano hizo el gesto de agarrar mientras una plataforma dorada resplandeciente se materializaba inmediatamente en mitad del aire para después caer y destrozar las docenas de picas. Después, sin disminuir en fuerza, se estampó contra el cuerpo del Rey Caimán Leopardo como si fuera una pequeña montaña.

Boom boom boom!

Ante las miradas asombradas de la multitud, la plataforma dorada descendió con una explosión. Su fuerza formidable causó directamente que medio cuerpo del gigantesco Rey Caimán Leopardo se hundiera en el lodo. Al enfrentarse a tan poderoso ataque, emergieron grietas en ese resistente cuero del Rey Caimán Leopardo, apareciendo sangre fresca fluyendo desde él.

Roar! Roar!

El Rey Caimán Leopardo estaba evidentemente algo aturdido por ese golpe mientras se revolvía frenéticamente y rugía.

El rugido del Rey Caimán Leopardo tenía claramente un efecto estimulante en las otras Bestias Demoníacas. Inmediatamente, sus ataques se volvieron más viciosos mientras saltaban hacia delante de forma maníaca. Esto hizo que la presión de los miembros del Dojo Águila Marcia aumentara. De hecho, incluso Jiang Xue y los demás se vieron forzados a unirse a la refriega y formar una formación defensiva.

“Little Flame!”

Cuando vio esta situación, las cejas de Lin Dong se fruncieron suavemente mientras gritaba.

Growl!

Cuando escuchó la orden de Lin Dong, Little Flame, quien estaba siendo cargado por la pequeña Yinyin abrió repentinamente sus ojos y fácilmente escapó de los brazos de Yinyin. Un brillo suave apareció y ante las sorprendidas miradas de Jiang Xue y del resto, Little Flame se transformó en su forma de batalla. Con un claro rugido, se lanzó hacia las Bestias Demoníacas. Los rayos parpadeaban y la cola pitón siseaba, como un tigre dentro de un grupo de ovejas, detuvo a las Bestias Demoníacas.

Jiang Xue y los demás miraban fijamente al previo cachorrito de apariencia tímida, que ahora se había transformado en una amenazadora y temible bestia. Las expresiones faciales de sus rostros eran extremadamente interesantes.

Nunca habían esperado que no solo Lin Dong fuera poderoso, sino que incluso su mascota era una existencia aterradora también.

“Te rendirás!”

Una luz dorada destelló mientras una plataforma dorada apareció formada de Poder Yuan, continuamente persiguiendo al Rey Caimán Leopardo con una fuerza terrible, causándole que huyera desesperadamente con un aspecto extremadamente lamentable.

Roar!

Después de que golpeara viciosamente múltiples veces, hasta con su fuerte defensa, ni siquiera el Rey Caimán Leopardo podía aguantar por más tiempo. Instantáneamente, soltó un rugido furioso e impotente y después se marchó.

Cuando el líder de las Bestias Demoníacas huyó, el resto de Bestias Demoníacas se desmoralizaron claramente y se retiraron rápidamente. En unos pocos minutos, todas las Bestias Demoníacas se habían marchado, e incluso el otro Rey Caimán Leopardo que estaba luchando contra Jiang Lei, escapó finalmente de mala gana, dejando atrás una pila de cadáveres…

Después de que las Bestias Demoníacas se esparcieran, la presión se disipó instantáneamente y diversos miembros del Dojo Águila Marcia cayeron al suelo. Evidentemente, la lucha intensiva había hecho que usaran demasiado de sus energías.

Por supuesto, mientras ellos estaban jadeando, todos los ojos fueron a mirar al joven, que estaba lentamente bajando flotando por el aire. Una expresión ferviente estaba ardiendo en sus ojos. La situación originalmente desesperada había sido fácilmente resuelta por Lin Dong, y el Rey Caimán Leopardo fue casi golpeado hasta convertirse en pulpa por él…

En contraste con la imagen aparentemente inofensiva de antes, su actual imagen divina le hacía parecer un individuo totalmente diferente…

“Hermano pequeño Lin Dong, bravo!”

Jiang Lei guardó el mandoble que tenía en su mano mientras miraba fijamente algo peculiarmente a Lin Dong. Justo ahora, sabía que la fuerza de este último excedía incluso a la suya misma. Mientras estaba luchando amargamente contra el Rey Caimán Leopardo previamente, Lin Dong había ya despachado fácilmente al otro Rey Caimán Leopardo, causando que huyera de miedo. Esto mostraba la diferencia de poder entre ellos dos.

“Las palabras no pueden expresar nuestra gratitud. Esta vez, nuestro Dojo Águila Marcia está en deuda contigo. En el futuro, nos aseguraremos de pagarla!”

Observando la expresión solemne de Jiang Lie, Lin Dong solo pudo sonreír mientras asentía con su cabeza. A menos que estuvieran en un punto verdaderamente crítico, Lin Dong no había querido revelar su fuerza. Después de todo, siempre era más seguro dejar sin que se conozcan las cartas para ganar.

“Gracias.”

Una fragancia agradable entró en su nariz. Lin Dong levantó su cabeza y vio una silueta bella y delgada mientras la suave voz de Jiang Xue flotaba suavemente hacia sus oídos.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>