WDQK – Capítulo 264

Modo Noche

Capítulo 264: El Segundo Encuentro

En las regiones profundas del Origen Antiguo de la Gran Desolación, levemente, emergió una gran cantidad de sonido de viento quebrándose. Luego, mientras que incontables pares de ojos giraban sus miradas hacia la dirección del ruido, vieron líneas de destellos arcoíris, que apenas estaban en el suelo, dirigiéndose hacia ellos a un paso veloz, antes de que finalmente llegaran a las regiones profundas.

Incluso a pesar de que uno requería resistir una inmensa presión con el fin de volar a las regiones profundas del Origen Antiguo de la Gran Desolación, un practicante bastante habilidoso todavía sería capaz de mantener vuelo a baja altitud. Sin embargo, si uno en verdad quería volar a través de los cielos, entonces talvez, sólo un practicante en Etapa Nirvana podría cumplir tal hazaña.

Los destellos arcoíris se precipitaron hacia allí, antes de que, bajo la atención de incontables individuos, flotaran a baja altitud. Justo en el frente, había un disco brillando que desprendía un aura arcoíris. En la cima de ese disco brillante había numerosos individuos. Sin embargo, entre todos ellos, el único quien evidentemente se destacaba más, era el que dirigía el grupo.

Esa figura tenía un cuerpo alto y delgado. Estaba vestido en ropas verdes, mientras que su cabello largo se sacudía con el viento, dándole un aspecto poco convencional y elegante. Con sus manos detrás de su espalda, en adición a sus impresionantes rasgos faciales, su aura era realmente admirable.

Además, la poderosa esencia que emergía levemente del interior de sus ropas verdes, permitía que uno entendiera que él era más que una cara bonita.

“¡Es Lin Langtian del Clan Lin!”

Un hombre con tal aura magnífica sobresalía como un sol abrasador. Sin importar en donde estuviera, llamaría indudablemente la atención. Por tanto, una vez apareció, ruidos emocionados comenzaron a emerger en la multitud. De hecho, los ojos de algunas mujeres empezaron a brillar peculiarmente.

¡Clan Lin, Lin Langtian!

Incluso en la Providencia Gran Desolación, este nombre todavía llevaba el mismo peso. ¡Después de todo, todos sabían que, entre los miembros de la generación más joven en la Dinastía Gran Yan, este hombre estaba en la cima!

Cuando escuchó los ruidos emocionados y alegres de la multitud, el rostro de Lin Langtian permaneció sin emociones, mientras que miraba a la lejanía y observaba justo esa Tableta Antigua de los Grandes Páramos, que yacía entre el Cielo y la Tierra. Sus acciones desprendían la impresión que no había nadie en este mundo digno de su atención. Levemente, un aura orgullosa y superior emergía de él.

Sin embargo, a pesar de sus acciones arrogantes, la mayoría de las personas no podían albergar ningún odio hacia él. Después de todo, el primero era simplemente muy sobresaliente…

Lin Dong observó en silencio a ese hombre en ropas verdes que flotaba en un disco brillante, con sus manos detrás de su espalda. Pronto, apretó sus puños, los cuales estaban ocultos en sus mangas, hasta que comenzaron a temblar. Sin embargo, no permitió que sus emociones se propagaran a su rostro. Después de un año agotador de entrenamiento, no sólo ganó nuevas habilidades, sino que también había refinado su temperamento.

Ni orgulloso ni precipitado. Ni temeroso ni asustado.

¡Incluso si su oponente era el genio más brillante del Clan Lin, Lin Dong todavía creía que podía superarlo!

“Su aura es mucho más fuerte comparado al año pasado. Talvez, ya está a medio camino de la Etapa Manifestación. Heh, ese tipo tiene bastante talento. En sólo un año, en realidad llegó a la orilla de la Etapa Manifestación. En el futuro, avanzará de seguro a la Etapa Manifestación.” La voz de Pequeño Armiño resonó súbitamente dentro del corazón de Lin Dong.

“Medio camino de la Etapa Manifestación.”

No había cambios en la expresión facial de Lin Dong, ya que no estaba evidentemente sorprendido por este hecho. Él estaba consciente de cuán talentoso era su oponente. Además, que ya podía avanzar de la Etapa Yuan Dan Perfecto a la Etapa Creación de Forma Avanzada en un año, entonces no era imposible para Lin Langtian estar a medio camino de la Etapa Manifestación.

“Basado en tu fuerza actual, todavía eres incapaz de enfrentarte a él.”

Las palabras de Pequeño Armiño eran directas. Medio camino de la Etapa Manifestación. Aunque no era un verdadero practicante en la Etapa Manifestación, su fuerza excedía por lejos a la de un practicante en la Etapa Creación de Qi Avanzada. Actualmente, Lin Dong apenas podía combatir contra un practicante en la Etapa Creación de Qi Avanzado por un tiempo limitado. Por tanto, eso demostraba que sería difícil para él luchar contra un practicante que estaba a medio camino de la Etapa Manifestación.

“Todavía queda un año…” Cuando escuchó esas palabras, Lin Dong sonrió, antes de levantar su cabeza y observar a esa figura, la cual estaba siendo admirada por las masas. No había desperdiciado este año. Al menos, justo ahora, Lin Langtian era incapaz de usar su aura para suprimirlo y reducirlo a un estado lamentable y horrible.

¡En la Reunión del Clan en un año, cumplirá la promesa que hizo ese día!

¡Me las pagarás cien veces por el incidente de ese día!

La atención de Lin Dong se desplazó hacia la zona detrás de Lin Langtian. Para este viaje, él no había venido solo, ya que trajo varios practicantes de élite del Clan Lin. Entre ellos, Lin Dong vio un figura hermosa y familiar, Lin Ke-er. Para ser capaz de venir a esta tierra del tesoro y cazar por ellos, parece que ella debía tener un estatus bastante respetable en el Clan Lin…

“Heh, este Lin Langtian es tan extraordinario como proclaman las leyendas…” Mientras que Lin Dong estaba observando a Lin Langtian y al resto, Wu Ci, quien estaba cerca, cargaba una barra de metal mientras que le enviaba una mirada al último y decía.

“Los cuatro Grandes Clanes creen que ellos son la existencia más poderosa en la Dinastía Gran Yan. Por tanto, deben actuar arrogantemente.” Yaciendo a un lado, Mu Qianqian sonrió casualmente mientras que hablaba. Juzgando por su tono, parece que no le gustaba los cuatro Grandes Clanes.

“Ese hombre es fuerte.” Dijo Teng Lei con un rostro sin expresiones.

“Parece que un gran número de personas han venido esta vez. Se dice que también hay varias facciones viniendo de las dinastías vecinas. Talvez nosotros tres deberíamos aliarnos esta vez.” Mu Qianqian se cubrió su boca mientras que sonría tímidamente y decía.

Con respecto a su propósito, ambos, Teng Lie y Wu Ci, no le creían en absoluto. Las tres facciones mayores en la Providencia Gran Desolación no eran una familia feliz y armoniosa. Por tanto, quien sabe qué actos furtivos ellos harían incluso si se aliaban.

Por supuesto, Mu Qianqian entendía evidentemente que no había forma de que ellos pudieran aceptar su propuesta. Inmediatamente, se rió.

Bajo las incontables miradas de la multitud, después de que el Clan Lin llegara, detrás de ellos, varios destellos brillantes empezaron a descender. El siguiente fue un ave gigante. Mientras que aleteaba sus enormes alas, llevaba consigo una brisa tiránica antes de flotar finalmente sobre el suelo. Sentado sobre esa ave de viento, Lin Dong atisbó una figura familiar. Él era el genio del Clan Qin, Qin Shi.

“Los miembros de la Familia Real Huang Pu también llegaron.”

Cuando escuchó súbitamente los susurros de la multitud, Lin Dong estuvo sorprendido. Antes, en la vieja tumba, Ling Qingzhu había representado a la Familia Real Huang Pu, esta vez…

Bajo la mirada algo complicada de Lin Dong, en la lejanía, un sable gigante dividió el aire. Luego, una vez ese sable apareció, los ojos de Lin Dong se desplazaron inmediatamente hacia arriba. En ese punto, reconoció una figura delgada y hermosa.

Justo mientras que el sable flotaba gradualmente sobre el suelo, un rastro de decepción cruzó por los ojos de Lin Dong. Esa figura delgada y hermosa no le pertenecía a Ling Qingzhu. En lugar, le pertenecía a una mujer con cabello plateado, quien estaba llevando un vestido verde claro. Esa mujer era alta y delgada, y se veía extremadamente bella. Evidentemente, ella era una belleza comparable a Mu Qianqian. Sin embargo, el aura gélida que ella desprendía era muy diferente a la de Mu Qianqian.

“Si no me equivoco, ella debería ser un miembro excesivamente famoso de la generación más joven de la Familia Real Huang Pu, Huang Pujing. El aura de esa chica está en la Etapa Creación de Qi Inicial. Parece que aquellos Grandes Clanes son bastante adinerados.” Mientras que observaba a la mujer con cabello plateado en un vestido verde, Lin Dong murmuró para sí mismo.

“Después de ellos, es momento en que llegue los miembros del Clan Wang…”

Lin Dong frunció ligeramente sus labios, antes de mirar hacia el horizonte. En ese punto, emergió un sonido de viento quebrándose. Luego, sus ojos se tornaron gradualmente fríos. Antes, cuando ellos estaban en la vieja tumba, la verdadera razón del por qué Lin Dong fue cazado por Wang Yan y casi pierde su vida, fue debido a los avariciosos miembros del Clan Wang quienes estaban atraídos por su Tesoro Alma. Por tanto, esto le daba una pésima impresión del Clan Wang.

Bajo la atención de Lin Dong, en la lejanía, un brillo dorado emergió, antes de que el sonido del viendo quebrándose se intensificara. Luego, una lanza dorada gigante rasgó a través del horizonte, antes de precipitarse hacia la multitud. Al mismo tiempo, se propagaba un aura orgullosa y dominante.

“¡Wang Yan!”

Cuando sintió esa aura familiar, los párpados oprimidos de Lin Dong ligeramente se levantaron. Sin embargo, el brillo gélido dentro de sus ojos empezó a brillar.

Esa lanza dorada gigante flotaba sobre el suelo. Similarmente, en la cima de la lanza dorada, había varias figuras. Los ojos de Lin Dong barrieron a través de ellos, antes de detenerse en el frente. En ese punto, una figura con cabello dorado, que vestía túnicas doradas, mientras que su cuerpo emitía un aura dominante y orgullosa, yacía entre su visión.

Incluso después de un año, el aura de Wang Yan permanecía tan dominante y orgullosa como antes. Sin embargo, justo ahora, su aura parecía ser mucho más fuerte que antes. Basado en las estimaciones de Lin Dong, Wang Yan debería haber avanzado a la Etapa Creación de Qi Inicial. Sin embargo, en sólo esa etapa de cultivación…

Cuando pensó en ese punto, una sonrisa fría emergió gradualmente en los labios de Lin Dong. Hace un año, había confiado en su suerte y la ayuda de Pequeño Armiño con el fin de escapar de Wang Yan. ¡Sin embargo, justo ahora, tenía una confianza del noventa por ciento de que, si incluso luchaba solo, sería capaz de golpearlo hasta dejarlo como un perro muerto!

¡La distancia entre ellos de hace un año ahora había cambiado!

Los ojos gélidos de Lin Dong barrieron el cuerpo de Wang Yan antes de que sus ojos se desplazaran hacia su espalda. En ese punto, había otra figura familiar. ¡Ese era el bastardo manipulador, avaricioso y engañoso, que intentó robarle su Antigua Alabarda de Escamas Celestiales, y causó toda la conmoción, Wang Pan!

Mientras que observaba la figura de Wang Pan, la expresión de Lin Dong se oscureció, mientras que un denso intento asesino fluía en su corazón.

Lin Dong no se molestó en ocultar el intento asesino dentro de su corazón. Por tanto, Wang Pan sintió que su cuero cabelludo se estremeció, mientras que observaba con desconcierto la zona debajo de él. Finalmente, sus ojos se centraron en un joven, que estaba sentado en una roca enorme. Cuando vio ese rostro familiar, su expresión comenzó a volverse gradualmente frío…

“Lin Dong, tú inútil bastardo. ¡En realidad estás vivo!”

Wang Pan todavía estaba enojado por el hecho de que Lin Dong le había arrebatado el Tesoro Alma que él creía correctamente suyo. Por tanto, una vez vio al último, la ira venenosa en su corazón estalló instantáneamente. De inmediato, sus ojos se oscurecieron, antes de que un rugido furioso estallara en medio del aire.

Ese nombre ya no era desconocido en la Providencia Gran Desolación, o para los miembros de los cuatro Grandes Clanes, los cuales se habían aventurado a la vieja tumba. Por tanto, cuando Wang Pan gritó enojadamente, incontables pares de ojos se desplazaron inmediatamente hacia la figura sentaba allí…