XN – Capítulo 159

Modo Noche

Capítulo 159 : Anciano de túnica azul.

El anciano de túnica azul, sentado en la calabaza, miró hacia el horizonte y palmeó la calabaza con una mirada aburrida. De repente su mirada cambió, mientras su mano derecha se movía y entre sus dedos capturó una luz brillante, él se burló al verla pero pronto su risa se deshizo un poco. La luz brillante de sus dos dedos se disipó lentamente, dejando atrás una imagen residual.

En ese momento, el anciano lanzó su cabeza hacia atrás, y la luz brillante resplandeció por sus mejillas, desapareciendo en el aire después de parpadear unas cuantas veces.

El Anciano no se detuvo, pero tocó sombríamente el rastro de la herida en su mejilla. Se metió los dedos en la boca, probó la sangre con la lengua y cerró los ojos.

“¡Este chico es bastante atrevido!”

Después de mucho tiempo, abrió los ojos y palmeó la calabaza de la botella, la calabaza se encogió de inmediato, eventualmente adquirió el tamaño de una palma, después de abrir su tapón, se la puso a los labios y tomó un trago y el calor del vino de repente se extendió alrededor.

En el país de Huo Fen, uno de los países de rango cuatro todavía estaba en el proceso de eliminar el desastre de las bestias de fuego, pero el atributo de fuego tiránico con su opresión natural estaba causando dificultades en la práctica de la respiración. Junto con la temperatura del suelo demasiada alta, las numerosas corrientes de lava que se forman y sucesivas erupciones volcánicas, había causado que los reinos mortales se convirtieran en ruinas.

La Ciudad Imperial del Reino Mortal estaba cubierta de lava, no había edificios, no había vida, no había criaturas, el país Huo Fen en su conjunto, estaba sumergido en un silencio sepulcral.

Wang Lin y Li Muwan se movían a lo largo del camino, con respecto a las escenas en el suelo, los dos estaban en silencio, aunque Wang Lin tenía sentimientos encontrados, suspiró con emoción, si la perla que desafía a los cielos no hubiese absorbido la bestia espiritual de fuego en aquel momento, entonces temió que él ya hubiera muerto engullido por esa bestia espiritual del fuego.

Todo esto, se puede decir que es una cuestión de coincidencia, nada que ver con el bien o mal, incluso si en ese momento Wang Lin llegase a saber de las consecuencias, él todavía elegiría salvarse a sí mismo.

Los dos volaron a través del cielo como un arcoíris, pasando pronto el lugar donde se habían encontrado por primera vez. Li MuWan miró a Wang Lin pero no habló.

En cuanto a Wang Lin, estaba pensando en su perseguidor; Él no tenía tiempo para preocuparse por otra cosa. Mientras volaba, Wang Lin de repente sintió algo, alargó la mano derecha y la brillante espada voladora cayó sobre sus manos.

De repente, Wang Lin se detuvo abruptamente, miró el rastro de sangre al borde de la espada, la barrió con la mano y observó un poco, su mirada cambió, de la sangre, emanaban fuertes fluctuaciones de la fuerza espiritual. Si esta persona pudiera tener tal fuerza espiritual en una sola gota de sangre, ¿cuál sería el nivel de su cultivación?

Sacó una botella de Jade, después de almacenar la sangre, la guardó en su bolsa de almacenamiento, Wang Lin sintió la presión de una gran montaña presionando sobre su mente, miró la gran palabra “CASTIGO” sobre su cabeza, y se burló interiormente, luego sin dudarlo agarró a Li Muwan y aceleró rápidamente.

A medida que las fronteras de Huo Fen pasaban rápidamente, en la distancia se veía el pico que había sido ocupado por la Alianza Huo Fen, en este momento en la montaña, se colgaban banderas de las cuatro grandes facciones de la Alianza, Mostrando que estaba ocupada por ella.

Aquí, Wang Lin se detuvo, y después de un poco de silencio, dijo: “¡No la acompañare!”

Li Muwan mordiéndose el labio, mirando hacia atrás susurró, “¿Qué tal si usted y yo nos refugiamos en la secta Luo He?”

Wang Lin manteniendo su habitual expresión dijo en un tono apagado: “¡No es necesario!” Con eso dicho, reflexionó un poco, luego miró a Li Muwan, palmeó sus cejas con su mano derecha y la sangre esencia del alma de Li Muwan salió volando.

Wang Lin no la devolvió de inmediato, sino envió un poco de su sentido inmortal Extremo, dejó un rastro de éste en la sangre esencia del alma y la devolvió.

“¡Por estos cuatro años, gracias! Estoy dejando un rastro de mi sentido inmortal en su sangre esencia del alma, de ahora en adelante, por debajo del alma naciente, nadie puede hacerle daño.” Wang Lin dijo lentamente con una voz tranquila.

En el rostro de Li Muwan había una expresión compleja e ilegible, mientras susurraba, “¿Nos volveremos a ver… algún día?”

Wang Lin suspiró en voz alta, no respondió, pero sacó un objeto de su bolsa de almacenamiento, y se la entregó a ella. Fue precisamente el Horno Espiritual de las Cien Bestias; Había sido recuperado por Wang Lin después de matar a Kun Sang.

Li Muwan tomó el horno, después de observarlo un poco, levantó la cabeza y dijo en voz baja, “Son píldoras inmortales que he refinado con los años, y sus funciones específicas se describen en esta tira de Jade”. Diez botellas pequeñas y una tira de jade.

Wang Lin los tomó y los guardó en su bolsa de almacenamiento. Luego, juntando sus manos en señal de saludo hacia Li Muwan dijo en tono pesado, “Hace cuatro años, prometí garantizar su seguridad, y lo hice hasta ahora, de ahora en adelante, yo no le debo nada, ¡adiós!”

Entonces, cuando Wang Lin se marchaba, Li MuWan gritó de repente, “¡Sénior, ésta te vera!” Después sacó un talismán blanco de Jade de su bolsa de almacenamiento, después de lanzarlo, se convirtió en luz de espada,  ella giro se fue hacia la Alianza Huo Fen.

Wang Lin atrapó el talismán de Jade y lo examino con atención. Inmediatamente las palabras de Li Muwan resonaron en sus oídos…

“Sénior, Wan’er no sabe cuál es su nombre, durante estos cuatro años nunca habló de ello, presumiblemente usted tampoco sabe el mío… Wan’er le agradece por salvarme la vida muchas veces en estos cuatro años. El tiempo que pase en el Mar del Diablo, Wan’er nunca lo olvidará en el resto de su vida… Ya que la separación se ha convertido en inevitable, Wan’er sabe que Sénior a menudo entra en formación a puerta cerrada, por lo que preparó un talismán de Jade como regalo especial para usted. Este talismán de Jade contiene una formación que es la obra magna de Wan’er, es una versión modificada de la Formación del Dragón de Batalla de la secta Lucha Contra el Mal.

La defensa y el ataque de esta formación se integran en uno, pero comparado con el ataque, se centra más en la defensa, cuando Sénior vaya a entrenar a puerta cerrada, en caso de peligro, si esta formación es capaz de bloquear uno o dos ataques, Wan’er Se sentirá satisfecha en su corazón…”

Teniendo el talismán de Jade y oyendo las palabras, Wang Lin miró a la rápida figura de Li Muwan. Permaneció en silencio y guardó el talismán de jade, de repente se movió y desapareció en el suelo sin dejar rastro. Después de escurrirse a una distancia justa, se acarició la frente, convirtiéndose de inmediato en una fácula, y desapareció del suelo.

En el momento en que entró por completo en la perla, estaba sin aliento, Wang Lin ya se había decidido, tras despedirse, entraría en el espacio del sueño, esperando el plazo de los cien días de la Orden de Muerte, sería equivalente a muchos días dedicados a practicar en el espacio del sueño.

Es por eso que, a pesar de que sabía que la orden de Muerte de los Cien Días era peligrosa, todavía mató a Qian Kun.

País Huo Fen, el anciano de túnica azul en su persecución apareció donde Wang Lin había desaparecido, no mucho después de ello, su rostro llevaba una expresión de sorpresa, mientras miró un poco debajo del suelo, después de buscar en los alrededores un poco, Salió de la tierra, la mirada de sorpresa en su rostro se hizo más fuerte, mientras murmura, “Desapareció…. No hay reacción a ni siquiera a la sangre esencia del alma*, parece que este niño tiene un montón de secretos en su cuerpo.”

*(Ahora me queda claro el porqué de tomar la sangre esencia del alma de Shang Guanmo, era para poder rastrear la conexión que hay entre él y Wang Lin.)

En este punto, de repente alzó la vista, mirando inexpresivamente a lo lejos tres arcoíris que se podían ver volando rápidamente, cuando los tres arco iris tocaban el suelo, revelaron una mujer y dos hombres que componían el trío.

La mujer en el medio vestía un vestido de estilo palacio, con un aspecto muy elegante y colmado de belleza espiritual, a su izquierda un hermoso hombre con una apariencia extraordinaria, vestido con una túnica negra y un pañuelo en la cabeza con aspecto similar a los eruditos.

En el lado derecho de la mujer está un anciano alto de cara roja, el rostro del anciano era diferente de la gente común, tenía grandes ojos como campanas de cobre y en sus pupilas hay una masa de fuego que arde constantemente.

El anciano de túnica azul miró por encima del trío, luego dijo en un tono plano, “Qué quieren los tres.”

Esta mujer era Feng Luan, sobra decir que el refinado y elegante erudito que la acompañaba era su compañero de cultivo Yang Sen, y en cuanto al anciano, es uno de los antepasados Alma naciente del Santuario del Dios de la Guerra con un cultivo equivalente a Yang Sen.

Yang Sen parecía muy asustado del anciano de túnica azul, ya que no podía comprender su cultivo, por lo que acariciando los puños en saludo dijo, “Compañero cultivador, ¿pertenece usted al país Xuan Wu?”

El anciano de túnica azul dijo llanamente, “¿Quién diablos es tu compañero cultivador? ¡Vete al diablo y desparece de la vista de este anciano, de lo contrario tomaré sus almas nacientes para refinar un tesoro!”

La mirada de Yang Sen cambió, se burló murmurando algunas palabras, estaba a punto de hablar, cuando el anciano de cara roja de repente lo detuvo con su mano derecha, mientras sus ojos parecidos a una campana miraban fijamente el traje azul de la otra persona y el bordado de siete centímetros desde la parte inferior y la flor de ciruelo de oro, su mirada ligeramente cambió, mientras él juntando sus puños de golpe en saludo, dijo: “¿Su excelencia viene de Mar del Diablo?”

Yang Sen y Feng Luan se miraron, sus ojos se dirigieron hacia las flores de ciruelo en la ropa del anciano.

El anciano de túnica azul con impaciencia, lanzó sus manos, el trío repentinamente sintió un fuerte viento, y fueron arrojados involuntariamente a miles de kilómetros de distancia, e incluso las almas nacientes en sus cuerpos daban señales de escapar de sus cuerpos.

Después de lograr finalmente detenerse con gran dificultad, el trío parecía sombrío, Yang Sen dijo en voz alta, “¿Qué nivel de cultivación tiene?”

“Al menos etapa avanzada del Alma naciente…” dijo el anciano de cara roja con amargura.

“¿Flores de ciruelo dorado?”, dijo Feng Luan suavemente mientras fruncía el ceño.

“Estoy seguro que debes haber oído, hace trescientos años, cuando no había entrado en el Santuario del Dios de la Guerra, solía residir en el Mar del Diablo, con mi cultivación en la etapa inicial del Alma naciente, siempre y cuando no fuera un lugar peligroso, pude asegurar mi seguridad.

En la totalidad del Mar del Diablo, había un total de novecientas noventa y nueve ciudades, de las cuales trescientas se encontraban en el interior, de las numerosas ciudades, siete ciudades eran conocidas como la Tierra de las Siete Flores de Ciruelo.

Estas siete ciudades estaban entrelazadas en el mismo lugar, visto desde lejos parecían algo semejantes a los pétalos de flor de ciruelo. Los señores de las siete ciudades tenían cultivos insondables, se rumorea que incluso han llegado al estado de la Formación del espíritu*, pero eso es solo rumores, no sé si es verdad o no”.

*(A partir de este momento deja de ser “Transformación del espíritu”.)

“Ese hombre de hace un momento…” Feng Luan dijo frunciendo el ceño.

“¡Ese hombre desde hace un momento, si no estoy adivinando mal, debe ser uno de los señores de las Siete ciudades de flor de ciruelo! Pero los cultivadores del Mar del Diablo, especialmente los cultivadores de la zona interior, no saldrían fácilmente del Mar, tal vez incluso esta vez, él no se quedaría por mucho tiempo”, dijo el anciano de cara roja con severidad y voz pesada.

El trío se miró el uno al otro, cada uno de ellos sintiéndose desalentado, miró la dirección del anciano de túnica azul, dieron vuelta, y volvieron a la montaña de la Alianza Huo Fen.

Las tres personas habían sentido una extraña aura Alma naciente en las proximidades y pensaron que venía de alguien del país Xuan Wu que había venido a comprobar, pero el resultado estaba más allá de su imaginación y comparándolo con sus conjeturas originales, se sentían muy angustiados.

El anciano de túnica azul después de moverse unas cuantas veces, gimió ligeramente, luego repentinamente extendió su sentido inmortal aumentando el alcance y esta vez, no perdió siquiera los sutiles cambios, ya sea en el suelo o en el cielo.

El sentido inmortal del anciano barrio poco a poco, lentamente se hizo más ancha, extendiéndose finalmente hasta la Alianza Huo Fen, pero el anciano no se detuvo, sino que se barrió