XN – Capítulo 168

Modo Noche

Capítulo 168 – Tierra del Dios Antiguo.

“¡Incluso si este viejo jorobado muere, enterraría a toda la raza Demonio Gigante junto a él!” Una voz ronca, salió sin prisa desde el cielo, sonando enorme y poderosa. A medida que aumentaba en intensidad, un enorme sapo verde apareció en el lejano horizonte.
Cuando el sapo cayó a cierta distancia, el suelo emitió un fuerte estruendo. Incluso desde muy lejos, Wang Lin podía sentir la tierra temblando. Poco después el sapo se echó con las patas traseras y su enorme cuerpo saltó de repente al cielo como un rayo, sólo para desaparecer inmediatamente y aparecer no lejos de todos los demás.

A medida que su cuerpo caía desde el cielo, era similar a una colina que presionaba, a unos tres metros de distancia de Wang Lin y otros, se sentía un impacto, y la niebla en el entorno fue soplada lejos violentamente.

Con la dispersión de la niebla, un gran sapo apareció en la vista, había numerosas verrugas en la parte posterior del sapo, estas verrugas se contraían lentamente una a una, y las fluctuaciones de la fuerza espiritual salían desde dentro.

Los ojos del sapo enorme se volvieron y en ellos emergió una sed de sangre muy espesa. Encima del sapo, estaba sentado un hombre que llevaba una túnica verde, tenía una estatura baja, tenía la espalda alta y en forma de jorobado. Sus ojos eran como triángulos, tenía una barbilla diminuta y un boca como mono, en sus ojos brillaba una luz, su rostro era como el de un sapo cubierto de grumos hinchados llenos de pus que desprendían un olor desagradable, la persona en su conjunto tenía un aspecto muy horrible.

Tocando las pústulas en su rostro, dijo con una voz ronca mientras sonreía cruelmente: “Aquellos vejetes de la raza Demonio Gigante que perseguían a este Jorobado durante trescientos años, todos fueron asesinados por mí cuando los envenené a todos, sino fuera por el fin de los mil años, y por tener que regresar aquí de nuevo, este Jorobado sin duda habría estado matando a la raza Demonio Gigante, cazándolos por el bien de la venganza”.

Con eso dicho, él mientras que sostenía su joroba, golpeó con su pie en el sapo. El sapo era inteligente y sacó su lengua roja sangre apuntando hacia el suelo. El jorobado montado en la lengua lentamente bajó, tosió mientras él se dirigía hacia el suelo con suavidad y lentamente.

Después de llegar al suelo, agitó su mano derecha, luego el enorme sapo inmediatamente se encogió y hasta el tamaño de la palma de la mano, saltó sobre su hombro, después de caer boca abajo empujando su estómago, emitía sonidos gorjeantes.

Dentro de un área de un metro desde el momento en que se puso de pie, el suelo inmediatamente comenzó a emitir un sonido de ebullición, y desde el suelo un rastro de Qi negro lentamente salió.

Wang Lin permaneció en silencio, pero dio un paso atrás, miró fríamente, cuando se dio cuenta de que este hombre era bueno en el uso de venenos, su cautela aumentó de nuevo.

El señor Demonio Liu Zhu frunció el ceño, y mirando al jorobado de túnica verde dijo en una voz pesada: “¡No te veo en mil años y cuán más concentrado se ha convertido tu olor tóxico!”

El viejo jorobado rodó los ojos y dijo cruelmente: Señor demonio Liu Zhu, otros pueden temer tu técnica ‘Seis Deseos del Demonio’, pero este Viejo no tiene miedo, hace mil años, tu y yo estábamos igualados, ¡pero no serás capaz de repetir esa hazaña hoy!” Entonces tocó el hombro y rió cruelmente.

El Señor demonio Liu Zhu miró a la otra persona con indiferencia, inmediatamente las fluctuaciones de la fuerza espiritual surgió entre los dos. Sin embargo, los dos rápidamente se volvieron y contuvieron sus fuerzas espirituales.

En este momento, Gu Di estaba mirando con frialdad desde unos tres metros de distancia, lentamente dijo: “Todos han llegado, este Anciano agarró un velo de hielo de un país rango cuatro, esta primera barrera deberíamos ser capaz de completarla, la mayoría de ella.”

El Señor demonio Liu Zhu dijo con una voz fría: “¡La segunda mitad de la primera barrera, voy a tomar el deber de resistirla!”

El jorobado de sobrenombre Meng, tocó las pústulas en su rostro y dijo con voz ronca: “¡En cuanto a la segunda barrera, este viejo Jorobado se encargará de ello!”

Duan Mu Ji señalando a Wang Qing Yue en la lejana zona de rocas trituradas, dijo en una voz pesada: “Este hombre Wang Qing Yue es un experto en las ‘Técnicas de Escape de los Cinco Elementos’, puede ser de alguna utilidad, además, este pequeño amigo sobresale en la técnica de ‘Maldición de Muerte’, con respecto al ataque del sentido inmortal de la tercera barrera, podemos depender completamente de él”.

El jorobado de apellido Meng barrió sus ojos oscuros sobre Wang Lin, pero permaneció en silencio.

El Señor demonio Liu Zhu caminó hacia la matriz de transferencia, y utilizó sus dos manos para formar sellos extraños. La matriz después de emitir la luz espiritual, empezó a fracturarse desde adentro hacia afuera, comenzaron a salir hilos de humo de la formación, y cuando el humo dejó de salir, la matriz de transferencia fue completamente rota. Después de esto miró por un rato, luego en un instante, se movió rápidamente.

Con cada paso hacia adelante que tomó, presionó la luz espiritual contra el suelo, cuanto más rápido su cuerpo se movió más rápido lo hacía la luz espiritual, su cuerpo casi se convirtió en un borrón, a primera vista parecía como si hubiera numerosos clones ubicados en cada posición de La formación simultáneamente.

Poco después, los borrones casi habían desaparecido, dejando sólo el cuerpo principal de pie en medio de la formación, agitó su mano y de inmediato una gran cantidad de materiales preciosos salió volando de su bolsa de almacenamiento, seguido por él rociar de una masiva llamarada púrpura de su boca. Bajo esta llama, los materiales se convirtieron en líquido a la vez.

El señor demonio Liu Zhu hizo un gesto con sus manos, y estos coloridos líquidos, de acuerdo con las directrices preestablecidas, cayeron en la matriz de formación, cuando el líquido entró en la matriz, toda la matriz de transferencia repentinamente exudó ráfagas de sonido.

Al mismo tiempo, apareció una matriz de transferencia diferente a la anterior, incluso los símbolos dentro de la matriz fueron más que duplicados, además de que diez haces de luz surgieron de ella directamente hacia el horizonte.

Una franja como una criatura errante y sin cuerpo aparecería a veces en estos rayos de luz, los haces de luz se sacudirían rápidamente y enviarían ondas de gritos silenciosos. Liu Zhu respiró hondo, y gritó: “¡La formación está abierta, rápidamente lanzar la piedra espiritual de superior calidad como ha sido acordado, este anciano ya ha sacado cuatro!”

Luego, las cuatro piedras espirituales de superior calidad brillando como diamantes salieron volando de su bolsa de almacenamiento, después de que aparecían los cuatro piedras, como si fueran guiados por una fuerza invisible, los cuatro volaron en cuatro haces de luz y comenzaron a flotar inmóviles dentro de ellos.

Los cambios que surgían aquí también llamaron la atención de Wang Qing Yue que estaba luchando en la zona distante de rocas trituradas. Ya estaba en desventaja, los ataques de los clones fluían como un torrente interminable, junto con su nivel más alto de cultivo, era suficiente para ponerlo en pánico. El más ligero error le haría perder la vida en el acto, la zona de rocas trituradas lo estaba forzando, pero el color de la sangre se volvía más y más concentrado en sus ojos.

Después de ver el cambio de formación, vaciló un poco, y rápidamente se retiró, salió abruptamente de la zona, sus ojos brillaron al llegar instantáneamente al lado de Duan Mu Ji. Miró fijamente la matriz de transferencia y las cuatro piedras espirituales en los haces de luz, en sus ojos brilló un color de avaricia.

Después de que él volvió, los clones en la zona de rocas trituradas se disiparon lentamente, volviendo a ser rocas trituradas, continuando su movimiento circular liso.

Wang Lin también miró las piedras espirituales, interiormente también estaba palpitando de emoción, sabía que el Mar del Diablo era enorme, si no fuera por esta antigua matriz de transferencia, entonces habría tardado demasiado en cruzarlo y muchos peligros hubiesen aparecido en el camino.

Sin embargo, la única manera de usar esta antigua formación de transferencia era tener piedras espirituales de superior calidad, pero estas piedras espirituales son demasiado raras, lo que había llevado a que fueran transmitidas en el Mar del Diablo desde tiempos inmemoriales, muchas matrices de transferencia terminaron siendo abandonadas y ahora la mayoría de ellas habían sido completamente desechadas.

En ese momento, Gu Di palmeó su bolsa de almacenamiento y sacó un tesoro así como dos piedras espirituales de superior calidad, y después de mirarlos una vez, las arrojó con su mano, las dos piedras inmediatamente comenzaron a volar hacia dos haces de luz y flotaron inmóviles en ellos.

Duan Mu Ji apretó los dientes, luego sacó de su bolsillo las dos restantes piedras espirituales de superior calidad, mirándolos con tristeza, los arrojó, ahora entre los diez haces de luz, ocho de ellos tenían piedras espirituales flotando en ellos.

La siguiente persona fue el jorobado Meng, le dio una palmada en los hombros del sapo, inmediatamente el abdomen del Sapo se abultó ligeramente y cuando de repente abrió su boca salieron dos haces, que uno tras otro volaron en los haces de luz.

En este momento, cada uno de los diez haces de luz contenía una piedra espiritual. Los rayos de luz se oscurecieron de repente, ambos extremos desaparecieron y se condensaron en la parte superior de la piedra espiritual.

Estas diez piedras parecían diez soles que emitían deslumbrantes rayos de luz, mientras caían lentamente sobre la matriz de transferencia. En este momento, la matriz inmediatamente tembló, y comenzó a girar lentamente.

Liu Zhu reveló un rastro de excitación, mientras gritó en un tono bajo: “Hace mil años, un centenar de nosotros había entrado, realmente no nos habíamos hecho con el interior, sólo las restricciones en el exterior hizo nuestro existencia difícil, tuvimos que regresar con la decepción de la tercera barrera, en ese momento nosotros cuatro tuvimos la suerte de sobrevivir, mil años después, nuestra cultivación también ha crecido, ¡esta vez ciertamente desharemos las restricciones y entraremos en ese lugar para explorar! ”

Incluso Gu Di no pudo evitar revelar una luz brillante en sus ojos, mientras entraba en la matriz.

Seguido por el trío del jorobado Meng, Duan Mu Ji, y del Señor demonio Liu Zhu seguido por el joven. Wang Qing Yue después de permanecer en silencio por un tiempo también entró. Wang Lin reflexionó con la cabeza inclinada un poco, luego con sus ojos parpadeando, también entró.

Las siete personas estaban dentro de la formación, Liu Zhu soltó un grito bajo, y matriz con un golpe comenzó a moverse. Las diez piedras espirituales estallaron una por una, grandes oleadas de energía espiritual surgían como locas, e incluso el valle de la montaña se estaba convirtiendo en ceniza volátil bajo estas olas, e incluso esa zona de rocas trituradas no podía evitar ralentizarse.

Después de un largo tiempo, las ondas de energía espiritual se disiparon, la matriz de transferencia estaba ahora más allá del reconocimiento, desgarrada, no podía ser usada de nuevo.

En un campo llano dentro de la Estrella Caótica Rota, en medio del aire emergió una abertura de forma ovalada, las entrañas de esta abertura eran oscuras, lo que hacía imposible ver sus detalles.

Debajo de esta abertura había una matriz de transferencia, cuyo interior brillaba con una brillante luz brillante, sólo para revelar siete figuras.

Gu Di fue el primero en salir, mirando la parte superior de la abertura oval, sus ojos revelaron un rastro de frenesí, saltó y al instante apareciendo fuera de la abertura, después de dar unas cuantas vueltas, dijo con una voz pesada: ¡En estos mil años, nadie debe haber venido a este lugar, los sellos que habíamos puesto originalmente en ese momento todavía están intactos!”

Con eso extendió las manos, las partes exteriores de las aberturas continuamente onduladas, a veces un rastro de seda negra se vertió desde dentro, sólo para perforar en sus manos y desaparecer sin dejar rastro.

Wang Lin podía sentir claramente que el trío de Duan Mu Ji, Señor demonio Liu Zhu y Jorobado Meng estaban visiblemente aliviados después de escuchar eso.

Miró a su alrededor, esta llanura en el interior de la Estrella Caótica Rota parecía interminable, uno no podía ver los limites y el cielo estaba oscuro, Wang Lin sabía que debe haber algún tipo de restricción formidable.

Dentro de este llano, había un silencio, pero no se sentía ni siquiera un poco fuera de lugar.

En este momento, la mirada del Señor demonio Liu Zhu pasó por encima de Wang Qing Yue y Wang Lin, y dijo en un tono pesado: “Bienvenido a la Estrella Caótica Rota, sin importar si Duan Mu Ji se lo ha mencionado a usted también, tengo que enfatizarlo de nuevo.

A través de esta abertura oval, entraremos en un espacio místico, según los registros del legado que hemos obtenido, hay un cadáver de un Dios Antiguo, el poder del Dios Antiguo se origina de su cuerpo, incluso un débil dios antiguo tiene un cuerpo Casi tan grande como el planeta Zhu Que. Puedo decirles que un cuerpo adulto de un Dios Antiguo es equivalente en tamaño físico a innumerables planetas de Zhu Que.

La razón por la que se dice que hay innumerables tesoros aquí es porque incluso después de que los Dioses Antiguos mueren, su sentido inmortal no lo hace, pero entra en un estado de sueño profundo, si uno puede entrar en su cuerpo y obtener sus recuerdos, Los métodos de práctica almacenados, podrían ser utilizados por incluso la más casual de las personas para dejar salir un poder extraordinario.

En cuanto a los tesoros mágicos, los dioses antiguos no utilizan bolsas de almacenamiento, así que ya que no hay bolsa de almacenamiento que podrían utilizar los Dioses Antiguos para almacenar los tesoros, un Dios Antiguo adulto almacena los tesoros en su cuerpo, y se puede obtener si tienen suerte.

En cuanto a las píldoras inmortales, el cultivo de un Dios Antiguo es inseparable de las píldoras inmortales, toman cosas cuya calidad es muy preciosa y va más allá de nuestra imaginación, pero no las digieren todas, los restos de éstas se almacenan dentro de los meridianos del cuerpo. Esta vez nuestro objetivo es la Píldora de Transformación del Alma, esta píldora se puede encontrar en los meridianos del Dios Antiguo.

La luz destelló en los ojos de Wang Qing Yue, las comisuras de su boca se volvieron mientras miraba la abertura ovalada en el aire y meditaba.

El jorobado Meng tocando las pústulas en su rostro, dijo con una voz ronca: “Liu Zhu, Duan Mu, esta vez hay mucha gente, incluso si no es capaz de romper las restricciones está bien, pero si por casualidad somos capaces de romper ¿Cómo se dividirían los artículos ganados?”

El Señor Demonio Liu Zhu miró a Wang Qing Yue, y dijo en una voz pesada: “Los que llegan al final y después de entrar a obtener artículos, un objeto por persona, sería la asignación, en cuanto a la Píldora de Transformación del Alma, dependerá de la capacidad individual”.

Duan Mu Ji rió y dijo sonriente: “Mencionar esta cosa ahora es demasiado prematuro, romper las restricciones en primer lugar, luego, hablaremos de ello.”

La mirada feroz del jorobado Meng se arrastró y aterrizó en el joven detrás de Liu Zhu, sonrió cruelmente y dijo: “Este pequeño amigo, ¿Cómo será de ayuda para nosotros, cuando tengamos que romper las restricciones?”

El Señor demonio Liu Zhu miró a Wang Lin, y con un tono de hielo dijo: “Al igual que él, se puede utilizar en la tercera barrera, es un cultivador de un país rango tres, Tian Zhu, es bueno en las técnicas espirituales y fantasmales, y puede ser capaz de afectar a los organismos en la tercera barrera, este Xu caminó unos pocos años sólo para encontrarlo.”

“Resultó ser esto… Je, ¡la anterior vez nos habíamos varado en la tercera barrera, espero que esta vez puedas romper esta barrera!” El jorobado Meng reveló una extraña sonrisa, mientras sus ojos recorrían a Wang Lin y al joven.

En ese momento, Gu Di afuera de la abertura oval estaba agitando las manos con cada vez más frecuencia, y la seda negra parecía como la lluvia, su actitud poco a poco se hizo digna, mientras él cerró sus manos y empujó hacia adelante, incontables cables negros repentinamente se arrojaron de la apertura, convirtiéndose en un dragón negro que después de soltar un rugido, se encogió rápidamente y cayó sobre la mano de Gu Di.

“¡Bien, pueden entrar ahora!” Gu Di tomó una respiración profunda, y palmeó su bolsa de almacenamiento y guardando el dragón negro sacó dos brazaletes de jade. Entre estos dos brazaletes de jade, uno era grande y uno era pequeño, siendo el ligeramente más grande de color rojo y gris el más pequeño.

Con los dos brazaletes de jade, Gu Di dudó un poco, luego levantó los pies para entrar en la abertura y desapareció sin dejar rastro.

El señor demonio Liu Zhu estrechó sus pupilas, luego saltó y agarró al joven, desapareció en la abertura. Entonces, Wang Qing Yue se lamió los labios, y entró.

Después de eso, Duan Mu Ji y el jorobado Meng se miraron y luego el dúo miró a Wang Lin. Wang Lin sin vacilar se detuvo justo afuera de la abertura, miró a Duan Mu Ji y, extendiendo su mano derecha, dijo con voz fuerte: “Ahora que estamos aquí, Antepasado cumpla su promesa”.

Duan Mu Ji se echó a reír y dijo: “Esa asunto no es urgente, después de romper la tercera barrera, te la daré”.

Wang Lin miró con frialdad y permaneció en silencio.

El jorobado Meng miró un poco, luego con una risa, pasó junto a Duan Mu Ji, ya no prestando ninguna atención al dúo mientras él entró en la apertura.

Duan Mu Ji miró fijamente a Wang Lin, después de un poco de silencio, saco dos píldoras inmortales de su bolsa de almacenamiento, y dijo con una voz pesada: “¡Tómalo!”

Wang Lin después de tomarlo lo miró cuidadosamente, y de hecho fueron como lo describió Li Muwan, la ligeramente más pequeño es una Píldora de Transformación de Tierra, y la ligeramente más grande es Píldora del Establecimiento del Alma.

Después de cuidadosamente guardarlas, Wang Lin sin dudarlo entró en la apertura, y el momento en que entró Wang Lin tenía la sensación de traspasar a través de una fina capa.

La escena que apareció frente a él fue suficiente para hacerle aspirar una bocanada de aire, ya que todo su cuerpo estaba enraizado en el lugar.

Este lugar era sorprendentemente similar al espacio muerto en el que había estado alguna vez, aquí también había inmensa negrura, si se tuviera que diferenciar, entonces serían las incontables piedras en forma cónica, levantadas por una poderosa fuerza mágica, flotando en el aire mientras avanzaban lentamente.

Wang Lin estaba de pie sobre una de esas rocas cónicas, que tenía diez bloques de unos cien metros de ancho. En toda la roca, él era la única persona.

Debajo de las rocas, no estaba completamente oscuro y vacío.

Mirando alrededor, hasta donde los ojos podían ver, todos los que habían entrado, cada uno de ellos estaba de pie sobre una roca.

Wang Lin observó la situación a continuación, Duan Mu Ji, Señor demonio Liu Zhu, Gu Di, Jorobado Meng, los cuatro parecía como de costumbre, sin el menor pánico. En cuanto a Wang Qing Yue tenía una expresión de reflexión, mientras estaba de pie en el borde de la roca inclinado hacia adelante para mirar hacia abajo.

En cuanto al joven, estaba sentado en la roca, mirando a su alrededor inexpresivamente sus ojos tenían una expresión de sorpresa.

Wang Lin respiró hondo, luego lentamente extendió su sentido inmortal, no hubo restricciones aquí que lo bloqueara, pero teniendo en cuenta que había muchos ancianos con cultivos poderosos, Wang Lin no lo extendió demasiado lejos, y sólo después se detuvo y se había envuelto a sí mismo y a la roca.

En este momento, la voz de Liu Zhu lentamente llegó de lejos: “Aquí no hay peligro, solo entra en el pasillo, puedes hacerlo mientras estás sentado sobre la piedra pómez”.

Al oír ello Wang Lin se sentó con las piernas cruzadas y miraba mientras la piedra avanzaba lentamente, permaneció en silencio un rato, y al ver que nadie le prestaba atención, sacó de su pecho la bolsa de almacenamiento que obtuvo de la Alianza Huo Fen.

Cuando su sentido inmortal entró, fue como una roca lanzada al mar, la bolsa de almacenamiento no dio ni siquiera la reacción más leve, Wang Lin se sorprendió, pero no trató de analizar la razón, poco a poco la guardo con su mano derecha y miró a su alrededor.

De repente, Wang Qing Yue que estaba de pie en el borde de la roca mirando hacia abajo, dijo con una voz asustada: “¿¡Qué es eso!?”

En el medio del vacío abajo, de repente dos faros de luz se iluminaron, tenían el tamaño de unas pocas decenas de pies. Wang Lin barrió con su sentido inmortal, y de inmediato se aferró a su corazón, estos faros de la luz, son claramente un par de ojos.

Entonces los ojos desaparecieron repentinamente, pero pronto aparecieron de nuevo, y esta vez su forma parecía más grande. En ese momento, el jorobado Meng llegó al borde de su roca, y miró tristemente, agitó su mano derecha y un polvo azul cayó de su posición, cuando el polvo cayó un ligero resplandor surgió de él. Cuanto más caía, más brillante brillaba, hasta que finalmente cayó, todos tomaron una bocanada de aire ante la escena que se desarrollaba frente a sus ojos.

Era una enorme criatura serpiente, su tamaño no podía ser estimado, sólo la parte vista en el resplandor era de varias decenas de miles de metros y tenía un ancho de trescientos metros. Un brillo extraño resplandecía de las escamas de color rojo púrpura.

En su enorme cabeza, había nueve cuernos largos, y tenía densas filas de dientes, de cuya apertura y cierre, una luz espantosamente fría saldría.

La mirada del jorobado Meng se volvió muy fea de inmediato, cuando de inmediato retiró la mano derecha, el resplandor instantáneamente desapareció sin dejar rastro, y la nada de  abajo se cubrió de nuevo en oscuridad.

“¡Esta vez también hay una bestia salvaje equivalente a un cultivador pico de la Formación del espíritu!”, Dijo el jorobado Meng lentamente después de permanecer en silencio un poco.

“¡No la provoques, la última vez que vinimos aquí, pudimos pasar con seguridad, así que creo que siempre y cuando no sea provocada, esta vez también seguramente podremos pasar!” El Señor demonio Liu Zhu con mirada sombría dijo ligeramente.

Su voz se desvaneció, de repente de la nada debajo de los sonidos de ruidos amortiguados se podía oír acercando, seguido por el par de ojos cada vez más grandes. De repente vino un viento extraño y oloroso.

Todo el mundo se levantó de inmediato, el jorobado Meng inmediatamente palmeó su bolsa de almacenamiento, de repente unas píldoras aparecieron en su mano, de repente los lanzó y dijo: “¡Pon este antídoto en tu boca!”

El señor demonio Liu Zhu saltó de inmediato para escapar, al instante apareció al lado del joven y agarrándolo, mientras toma las píldoras, rápidamente huyó a lo lejos.

Duan Mu Ji también miró a Wang Lin, y en la búsqueda Wang Lin parecía tranquilo, titubeó un poco, y luego dijo: “¡Sígueme!” Después de que inmediatamente voló en la distancia.

A Wang Lin también le había sido arrojada una píldora por el jorobado Meng, no lo tomó de inmediato, sino miró a los demás, después de descubrir que todo el mundo ya la había tomado, saltó y tomó la píldora en la boca al mismo tiempo.

Todo el mundo saltaba rápidamente y huía de las rocas cónicas, aquellas inmensas piedras cuando miraban desde lejos parecían como si no tuvieran fin, sin acceso directo al suelo. Wang Lin seguía detrás de Duan Mu Ji, cuando de la nada surgió un rugido que poco a poco se hizo cada vez más intenso, y las rocas alrededor mostraban débiles señales de vibración.

En este momento, no muy lejos detrás de ellos una roca de repente se rompió, una enorme cabeza emergió rompiendo a través de las rocas en su camino hacia arriba. Mientras las piedras se rompían, los ojos en esa cabeza revelaban una luz fría y helada.

El extraño olor del viento llegó en ráfagas, Wang Lin tocó la píldora en la boca y aumentó su ritmo, rápidamente saltando, En cuanto a los sonidos anormales que venían de detrás, aparte del joven del grupo, nadie volvía la vista atrás, sólo aumentaban su velocidad.

De esta manera, se podía ver las disparidades entre las velocidades de todo el mundo, una persona rápida fue Wang Qing Yue, cuya técnica de escape de cinco elementos ya es bien conocida, él mismo parecía translúcido, y mientras otros volaban en arcos y saltó, a menudo en el momento en que su cuerpo se encontraba con cualquier roca, desaparecería al instante, sólo para aparecer en el otro lado.

La bestia serpentina miraba fríamente a la multitud que huía delante, lanzó un gruñido, levantándose repentinamente, revelando un cuerpo de miles de metros de largo, ¡mientras se estrellaba ferozmente!