XN – Capítulo 240

Modo Noche
Capítulo 240 : Teng San.

Teng San no parecía joven. Su cabello ya era blanco y parecía tener unos 40 o 50 años. Si uno miraba de cerca, podían ver que la esposa de Wang Zhuo se parecía a él.

Era muy guapo. En su impecable rostro había un par de ojos que brillaban como gemas negras.

Teng San dijo en voz baja, “Xiuxiu, en este momento, la familia Teng se enfrenta a un poderoso enemigo y el antepasado no saldrá. Todo esto es demasiado extraño. Una vez que hayas alcanzado la ciudad de la familia Teng de forma segura, quédate allí con tu hermana menor y no salgas.

Teng Xiuxiu era la hija de Teng San. La razón por la que Teng San dejó la cámara oculta fue para proteger a su hija en su camino a la ciudad de la familia Teng.

Teng Xiuxiu asintió con la cabeza.

Teng San vaciló un poco y dijo: “Si… Si no puedo escapar de la muerte esta vez, entonces olvídate de ir a la ciudad de la familia Teng a buscar a tu hermanita. Sal del país de Zhao inmediatamente. Ve tan lejos como puedas.

Wang Zhuo escuchó todo esto silenciosamente al lado. Aunque su expresión era tranquila, él se reía fríamente en su corazón.

Los ojos de Teng San parecían poder ver a través de su corazón mientras miraba a Wang Zhuo. Su expresión no cambió, por lo que nadie sabía si estaba contento o enojado.

Las ondas de emociones surgieron en su corazón mientras frotaba el cabello de Teng Xiuxiu.

Él sabía que desde que el antepasado le obligó a separarse de su esposa todos esos años, vivirá para siempre bajo la sombra del antepasado. Todo esto se debía a que su esposa era un mortal y porque era el bisnieto del antepasado. Un miembro importante de la familia Teng no podía tomar a un mortal como su esposa.

Porque sus descendientes deben tener las cualidades para cultivar.

Si quería cambiar las cosas, entonces debía tener poder. Debe alcanzar un nivel de cultivo que sobrepasa al antepasado.

Muchos años más tarde, tuvo éxito en su cultivo y fue capaz de empujar a sus dos hijas en el camino de la cultivación, pero la esperanza de vida ya era muy corta. El dolor en su corazón nunca había disminuido en todos estos años.

En estos años, se centró exclusivamente en el cultivo. Sólo cultivando podía suprimir los pensamientos de su esposa.

En cierta medida, Teng Xiuxiu, que se parecía más a la esposa de Teng San, no sólo era su hija, sino que también recibió todo el amor que tenía por su esposa. Por eso no permitió que Teng Xiuxiu recibiera ningún tipo de daño o dejara que alguien le causara ningún agravio.

Él miró fríamente a Wang Zhuo y dijo: “Wang Zhuo, debido a Teng Xiuxiu, te dejaré vivir. ¡Ahora lárgate! De ahora en adelante, Teng Xiuxiu no tiene relación contigo.”

Los ojos de Wang Zhuo se iluminaron. Miró a Teng San y dijo: “¡Qué mal genio!” Con eso, saltó hacia atrás y estaba a punto de irse.

Después de que Teng Xiuxiu escuchara esto, rápidamente se movió hacia adelante y agarró el brazo de Wang Zhuo. Se volvió, miró a su padre con ojos llorosos y se mordió el labio inferior sin decir una palabra.

Los ojos de Teng San seguían fríos, pero lentamente dejó escapar un suspiro y se volvió. La expresión de Teng Xiuxiu ahora era igual que la de su esposa. Él no quería matar a Wang Zhuo porque no quería causar Teng Xiuxiu ningún dolor.

“Wang Zhuo, a pesar de que la familia Teng mató a su familia, espero que no harás nada para dañar a Xiuxiu. Ustedes dos… son una pareja de cultivadores, después de todo. Aunque tus padres no pueden estar contigo, tu esposa estará contigo por el resto de tu vida. Wang Zhuo, sé lo que es mejor”.

Wang Zhuo reflexionó durante un rato. Miró a Teng Xiuxiu con una mirada compleja. Si ese día llegara, ni siquiera él sabía lo que haría.

Teng Xiuxiu miró a los dos hombres que eran las personas más importantes en su vida y dijo: “¡Padre, Wang Zhuo, no lo hará!” Al final, su voz estaba llena de determinación. Esta mujer, incluso hasta el final, creía que Wang Zhuo no le haría daño.

Aunque la expresión de Teng San era la misma, su deseo de matar aumentó grandemente. Si era cuando la familia Teng estaba estable, si Wang Zhuo vivía o moría no importaba, ya que estaba seguro de que Wang Zhuo no actuaría precipitadamente.

Pero ahora mismo, la familia Teng estaba en peligro, así que era muy diferente. Teng San tomó una decisión. Una vez que regresen a la ciudad de la familia Teng, encontrará la oportunidad de matar a Wang Zhuo.

Porque todavía tenía la sensación de que si Wang Zhuo no moria, Teng Xiuxiu seguirá en peligro.

Sin embargo, no tendrá esta oportunidad.

Una nube oscura cubrió de repente el cielo. La nube oscura parecía que podía caer en cualquier momento.

La mirada de Teng San cambió subitamente. Sin vacilar, señaló su abdomen y tosió algo de su sangre esencia. Al mismo tiempo, un punto de luz salió volando de su bolsa de almacenamiento y se fundió en la sangre esencia, formando una luz de forma oval ante él.

Teng San extendió la mano y la agarró. Teng Xiuxiu gritó de sorpresa cuando Teng San la arrojó al anillo oval de luz. Teng Xiuxiu miró a su padre con una mirada de desesperación y gritó: “¡Padre!”

Cuando su voz llegó a él, Teng San sintió que no podía ser cruel, así que extendió la mano de nuevo. Esta vez, agarró a Wang Zhuo y lo lanzó viciosamente hacia la luz ovalada.

Los dos desaparecieron en la luz oval.

Todo esto sucedió muy rápidamente. En el momento en que apareció la nube negra, Teng San no le importó bajar su propio cultivo y utilizó una cantidad masiva de sangre esencia para transportar a Teng Xiu Xiu y Wang Zhuo.

Después de hacer todo eso, ya no tenía arrepentimientos. Enderezó el cuerpo y sin un sonido, una espada voladora de color naranja apareció junto a él.

Esta espada voladora fue construida por él mismo. Se llamaba Dao Yun, porque el nombre de su esposa contenía la palabra Yun.

Cada día limpiaba la espada con su propia energía espiritual. No dejó que nadie tocara esta espada, ni siquiera Teng Hua Yuan.

Él también nunca utilizó esta espada cuando él luchó con otros.

El grado de adoración que tenía por esta espada no era menor que el que tenía para Teng Xiuxiu, porque cuando se hizo esta espada, su esposa dejó una gota de su sangre en ella.

Fue debido a esta gota de sangre mortal que el poder de esta espada se debilitó drásticamente. Pero a Teng San no le importaba, porque mientras esta espada estuviera aquí, su esposa estaba presente. Si la espada estaba rota, su esposa estaba muerta.

En ese momento, el corazón de Teng San estaba lleno de la necesidad de luchar, porque sabía que moriría hoy.

Si se le permitiera elegir la forma en que moriría, esperaría morir junto con esta espada.

Golpeó suavemente la espada voladora. Esta fue la última vez que limpió la espada con su energía espiritual. Él reveló una mirada decidida y sin una palabra, su espada soltó un zumbido y voló hacia la nube en el cielo.

Teng San rápidamente saltó y siguió detrás de la espada voladora. Utilizó toda la energía espiritual en su cuerpo y se movió como una estrella fugaz con la espada voladora hacia la nube negra.

En medio de su movimiento filiforme, pudo ver a su esposa sonriéndole y llamándolo.

La estrella fugaz voló a través del cielo, a través de la nube negra, y aterrizó a cien kilómetros de distancia.

Todas las nubes negras se juntaron y formaron una forma que parecía Wang Lin. Miró pensativo en la dirección hacia la que la estrella fugaz se dirigía.

El hombre de mediana edad cargó contra Wang Lin sin ningún miedo en sus ojos y murió en el Reino Extremo de Wang Lin. Fue justo que en el momento de su muerte, Wang Lin sintió el sentimiento de duelo de Teng San.

Wang Lin reflexionó durante mucho tiempo, pero no sacó su alma a pesar de que esta persona habría hecho un diablo excelente. No creía que hubiera alguien que se preocupara tanto por su ser querido en la familia Teng. Sin embargo, todavía tenía que morir. No debería haber nacido en la familia Teng.

A cien kilómetros de distancia, Teng San aterrizó. No había heridas en su cuerpo, pero estaba muerto*.

*(Mis respetos para este hombre, muy diferente de lo que se esperaría de un miembro de la familia Teng.)

En su mano, la espada llamada Dao Yun brilló por última vez y se rompió…

Ciudad de la familia Teng.

Teng Hua Yuan estaba en la planta superior de la casa de la familia Teng, mientras observaba nueve piezas de jade. Cinco de ellas ya estaban rotas, y justo cuando Teng Hua Yuan suspiró, el jade que representaba a Teng San se dividió por la mitad.

El cuerpo de Teng Hua Yuan se estremeció. Su rostro comenzó de repente a parecer mucho más viejo. Lentamente tocó todos los trozos del jade roto y cuando su mano se movió sobre el jade de Teng San, sus viejos ojos liberaron lágrimas que nunca habían sido liberadas en los últimos cuatrocientos años.

Teng Hua Yuan susurró, “Hai Er”.

Teng Hai era el verdadero nombre de Teng San.

Cuando alguien se convierte en un miembro de la familia Teng, dejarían un rastro de su alma en un jade especial. En sólo dos días, muchos de esos jades se rompieron, y cada vez, Teng Hua Yuan sentiría dolor en su corazón.

Especialmente Teng Wu. Básicamente vio a Teng Wu morir ante él. A pesar de que estaban a sólo treinta metros de distancia, parecía que estaban divididos por un abismo que ni siquiera Teng Hua Yuan podría atravesar.

Teng Wu, además de Teng Yi, era el que más se parecía a Teng Li, por lo que recibió mucho cuidado de Teng Hua Yuan.

La infancia amarga de Teng Jiu causó su personalidad retorcida, así que tomó el camino extremo de robar vidas, pero acortando la suya propia. Teng Hua Yuan había preparado varias píldoras de primera calidad para él, pero todas esas píldoras eran ahora inútiles.

Teng Ba, Teng Liu y Teng Si ocuparon posiciones en el corazón de Teng Hua Yuan, sin embargo, Teng San seguía siendo el más importante.

Teng Hua Yuan siempre había considerado a Teng San como la desgracia de la familia Teng. Nacido como un discípulo principal, en lugar de cultivarse adecuadamente, fue y se obsesionó con una mujer mortal. Teng Hua Yuan los separó por la fuerza y permitió el despiadado flujo de tiempo para matar a esa mujer.

Teng Hua Yuan sabía que Teng San lo odiaba.

Sin embargo, esto no afectó en cuánto Teng Hua Yuan cuidó de Teng San. De hecho, se sintió arrepentido de separar a los dos en aquel entonces. Pero ahora, nunca tendría la oportunidad de decirle a Teng San de su arrepentimiento, porque Teng San ya estaba muerto.

  • Ecle-chan

    Teng San me dolió en el corazón pues solo veía por su familia.

  • gabriel castañeda

    lagrimas masculines
    inserte meme*