XN – Capítulo 387

Modo Noche

Capitulo 387 : Alma de batalla primaria

Mientras Wang Lin miraba hacia donde desapareció Liu Mei, sus ojos se volvieron fríos.

“No puedo ver a través del cultivo de Liu Mei, por lo que debe tener un nivel de cultivo más alto que yo; De lo contrario, no se convertiría en discípula de Zhuque Zi. Sólo, no sé por qué esta mujer está
entrando en contacto conmigo…” Wang Lin frunció el ceño aún más fuerte. Agitó su mano y Xu Yun y Liu Wei aterrizaron a decenas de metros de distancia.

Wang Lin no era una persona amable, pero mirando el hecho de que las dos al desmayarse le permitió ver a través de Liu Mei, no las echó.

“Liu Mei no tomó esta oportunidad de matarme antes de que mi cultivo se recuperara, así que su objetivo no es que yo muera. Su contacto conmigo parecía estar lleno de emoción, pero también de cierta crueldad. Esto es extraño. Ella definitivamente no tiene buenas intenciones.” La expresión de Wang Lin era sombría.

Poco después, agitó sus mangas, entró en su cueva y se sentó en la posición de loto.

“El cultivo ya no es un problema. Una vez que mi alma origen se recupere, mi nivel de cultivación volverá a la etapa intermedia de la Formación del Alma. Lo más importante ahora es recuperar mi alma origen”.

“Necesito encontrar una presión espiritual aún más poderosa. Sólo entonces puedo forzar a mi alma origen a reformarse.” Wang Lin reflexionó un poco antes de desaparecer.

Reapareció profundamente en el subsuelo donde la vena espiritual para la Montaña Refinación del Alma fue situada.

Esta era la parte más baja de la vena espiritual. Mil metros lejos de donde estaba la bandera dorada.

En este rango, el Qilin dentro de la Bandera de Almas no podía molestarle.

Mientras estaba sentado aquí, Wang Lin podía sentir la presión de la energía espiritual que lo rodeaba. Wang Lin respiró hondo y lentamente cerró los ojos. Esta vez no absorbió nada de la energía espiritual, sino que usó la presión para reformar rápidamente su alma de origen.

El tiempo pasaba lentamente. Xu Yun y Liu Wei se despertaron para descubrir que no estaban fuera del alcance de la cueva, así que tuvieron una idea. Después de que los dos discutieron durante un tiempo, hicieron una pequeña cueva cerca de donde despertaron y cultivaron en silencio.

En este día, Wang Lin estaba condensando su alma origen rápidamente tomando prestada la presión espiritual de las venas espirituales circundantes cuando de repente abrió los ojos.

Aunque su alma origen no se había recuperado completamente, estaba en un estado mucho mejor de lo que era hace unos meses. En este momento sólo quedaban dos marcas de té en su cara.

Los ojos de Wang Lin brillaron. Extendió su conciencia divina y se fijó en la Bandera de Almas Dorada a mil metros de distancia.

En este momento, una ilusión apareció de repente junto a la bandera y un rugido salió de ella. El gigante Qilin apareció al lado de la bandera con los ojos llenos de sed de sangre.

¡Roar!

La ilusión rápidamente retrocedió después de oír el rugido y rápidamente tomó forma.

Wang Lin reconoció a esta persona; Él era el anciano mayor de la Montaña Refinación del Alma, el cultivador del Alma Naciente avanzada que sólo necesitaba comprender su dominio para alcanzar la Formación del Alma.

“¡Maldición! Esta bandera de alma de cien mil almas es cada vez más y más fuerte. ¿Cuándo podré refinar la bandera con mi velocidad de cultivo? El rostro del anciano era sombrío.

Esa bestia Qilin no atacó activamente al anciano como a Wang Lin. Dentro de sus ojos sanguinarios había una pizca de burla.

“¡Maldita bestia!”, gritó el anciano. “Los antepasados han decretado que la bandera sellada bajo las tres montañas pertenecen a cualquiera que pueda refinarla. ¡Un día serás mia!”

“¡Roar!” El Qilin bufó y el desdén en sus ojos se profundizó.

“¡Hmph!” El anciano palmeó su bolsa de almacenamiento y una tenue y dorada bandera apareció. Agitó la bandera e innumerables almas salieron. En la parte delantera había un alma del Alma Naciente avanzada como alma primaria. Detrás de ella había diez almas del Alma Naciente de la etapa intermedia e inicial, y detrás de ellas había innumerables otras almas de diferentes niveles de cultivo.

El anciano gritó: “¡Diez mil almas, devoren!” Señaló la bandera en el Qilin y luego todas las almas soltaron rugidos mientras cargaban hacia él.

El Qilin levantó las cejas y se movió como un rayo. En lugar de esquivar, cargó contra las almas y comenzó a devorarlas como loco.

Obviamente no era la primera vez que el anciano había tratado con esta bestia, así que no se sorprendió en absoluto. El anciano observó cómo la bestia devoraba las almas. Cada vez que devoraba un alma, se volvería un poco más grande.

Con su nivel de cultivación, originalmente no era rival para este Qilin en absoluto, pero se especializó en refinar almas. Con la Bandera de Almas de diez mil almas, apenas podía mantenerse.

Poco después, la mano del anciano comenzó a moverse muy rápidamente. Estaba formando sellos diferentes. Pronto, la sangre comenzó a salir de los poros en su mano. Su expresión se volvió muy seria y luego una bola de sangre apareció ante él.

El anciano gritó: “¡Sacrificio de Sangre!” Justo después de terminar de hablar, la bola de sangre repentinamente explotó en innumerables manchas y cubrió toda la zona.

Las almas devoradas por los Qilin repentinamente empezaron a moverse como si acabaran de recibir una gran cantidad de alimento. Estaban tratando de salir del cuerpo de Qilin.

Hubo una gran cantidad de almas afuera atacando al Qilin bajo el mando del alma primaria.

Las almas del Alma Naciente podrían usar hechizos para atacar también. Como resultado, los rugidos vinieron de dentro y de fuera del Qilin. Sin embargo, el Qilin no entró en pánico y sus ojos todavía estaban llenos de desdén.

El Qilin de repente soltó un rugido vicioso. ¡La niebla negra salió de la bandera dorada y formó otra bestia demoníaca!

¡Las dos bestias demoníacas parecían exactamente iguales!

La expresión del anciano se volvió fea. La última vez que luchó con el Qilin, se vio obligado a retirarse cuando salió el segundo. Ahora que volvió a verlo, su expresión se volvió sombría.

Palmeó su bolsa de nuevo y una luz negra apareció en su mano. El objeto dentro de la luz negra era una campana con una manija de madera púrpura que tenía algunos grabados complejos en ella.

“Cambié un tesoro muy raro por esta Campana de Sellado de Alma de la Montaña Sellado del Alma sólo para tratar contigo” gritó el anciano. Luego sacudió la campana en la mano. Al tañer la campana, apareció bestias de forma humanoide con un solo cuerno en la cabeza, y se lanzaron hacia los Qilins.

Los dos Qilins siguieron rugiendo mientras estaban siendo atrapados.

El anciano reveló una mirada de alegría mientras se concentraba en controlar el tesoro en su mano.

Sin embargo, justo en este momento, más niebla negra vino de la bandera y un tercer Qilin apareció.

El anciano soltó un rugido frustrado. Esta vez se lo dio todo y forzó al tercer Qilin a aparecer. Sin embargo, hoy fue también cuando se sintió el más indefenso. Al principio pensó que sólo había un Qilin, pero cuando usó su bandera de diez mil almas para atrapar al primer Qilin, salió un segundo.

La segunda vez que vino, perdió ante el segundo Qilin.

Para su tercera visita, él pasó mucho esfuerzo conseguir la campana, pero descubrió que había un tercer Qilin.

Como resultado, no pudo evitar pensar que después del tercer Qilin habría un cuarto, quinto, sexto…*

*(Me paso lo mismo con Dhaos en el GBA. >:V)

“No es de extrañar que nadie pueda tomar esta bandera después de tanto tiempo…” El anciano suspiró y estaba a punto de rendirse.

Pero de repente una poderosa conciencia divina descendió de todos lados. La expresión del anciano cambió mucho. No fue capaz de resistir en absoluto esta conciencia divina. Sólo había sentido esto cuando se enfrentaba a un antepasado de la Formación del Alma.

Sin embargo, en comparación con entonces, la sensación era varias veces más fuerte.

“Este debe ser un antepasado de la Formación del Alma que salió de la cultivación de puertas cerradas.” El anciano tembló y rápidamente dijo: “El discípulo Wu Daoqi saluda al antepasado…”

A medida que la poderosa conciencia divina pasaba, el tercer Qilin soltó un grito miserable y quedó atrapado por un rayo de luz negra. Rugió mientras luchaba por liberarse.

“¡Hmph!” Un resoplido frío vino del vacío, entonces una mano gigante repentinamente salió del vacío y agarró hacia la Bandera de Almas Dorada.

En este momento, la bandera dorada comenzó a moverse, entonces otros tres Qilins aparecieron y cargaron hacia la mano.

Los ojos de los tres Qilins eran viciosos, pero había una pizca de temor en ellos.

Con una palmada de la mano, uno de los Qilins se rompió en innumerables fragmentos de alma haciendo que todos éstos entraron en pánico y escaparon en direcciones aleatorias.

Los otros dos Qilins rápidamente se abalanzaron y empezaron a pelear con la mano.

Otro resoplido frío provenía de la conciencia divina y entonces una niebla negra que provenía de todas las direcciones llego. La niebla negra se condensó en una lanza negra y apuñaló hacia el Qilin.

Wang Lin no fue capaz de lidiar con este Qilin antes porque su nivel de cultivo estaba solo en la etapa intermedia del Alma Naciente. Sin embargo, ahora había roto la etapa del Alma Naciente, entrando en la Formación del Alma, por lo que básicamente era un cultivador de la Forma del Alma sin un dominio. Aunque era más débil que los cultivadores normales de la Formación del Alma, era más que suficiente para lidiar con este Qilin.

Un rugido más poderoso que todos los otros Qilins combinados salió de la bandera dorada, y junto con ella llegó un aura dorada. Todos los otros Qilins inmediatamente se rompieron en innumerables fragmentos de alma después de escuchar ese rugido y se movieron hacia el aura dorada.

Cuando los Qilins se rompieron, Wu Daoqi dejó escapar un gemido miserable. Todos sus tesoros estaban luchando contra los Qilins, así que se sintió herido por la onda de choque de los Qilins rompiéndose.

Aterrorizado, estaba a punto de retroceder para esquivar cuando una figura apareció de pronto ante él. La figura apuntó hacia él y Wu Daoqi inmediatamente se desmayó.

Mientras Wang Lin se paraba frente a Wu Daoqi, se acercó y la Bandera de Almas de Wu Daoqi y la campana de madera púrpura volaron a su mano. Sus ojos brillaban mientras miraba la Bandera de Almas Dorada.

“Así que este es la verdadera alma primaria de esta Bandera de Almas. Los otros Qilins eran sólo sus comandantes.”

Después de que el aura dorada absorbió todos los fragmentos del alma, dejó escapar un rugido que sacudió toda la Montaña Refinación de Almas. Un Qilin dorado que parecía completamente real sin ningún indicio de estar formado por fragmentos de alma apareció frente a Wang Lin.

  • Ecle-chan

    Este verdadero Quilin tendrá algo que ver con el reino celestial (?).
    Me pregunto cuándo podrá quitar el sello y el dominio y por qué no puede ingresar a la perla.
    Eso me recuerda a la perla que tenía el bandido de aquel pueblo…. uhm….