<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 101

Capítulo 101. Problemas Causados por la Riqueza

 

Han Li había viajado en dirección sudeste desde su ciudad natal y se dirigió directamente hacia la provincia de Lan.

 

En el camino, se había encontrado con otros viajeros, pero cuando llegaron a las bulliciosas calles de la ciudad, Han Li había dejado su compañía para tomar un atajo en un sendero que atravesaba la desolada naturaleza. No enfrentó mucho peligro ni siquiera en la mitad del viaje. De hecho, el único incidente ligeramente peligroso que había encontrado fue cuando se encontró con varios lobos salvajes hambrientos durante su estancia en una remota región de la vasta selva. Aunque los lobos eran los que cazaban a Han Li, terminaron siendo la cena de él.

 

Han Li había viajado a través de otras dos provincias antes de llegar finalmente a la provincia de Lan con un cuerpo cubierto de polvo.

 

En el momento en que entró en la provincia de Lan, se sorprendió por los enormes canales de agua que vio, que se extendían de un extremo a otro y eran accesibles desde todas las direcciones. Después de todo, venía de una región en la que la mayoría de las veces sólo había zonas montañosas y salvajes. No había muchos lugares para ver lagos pequeños, sin mencionar los grandes lagos y canales. En cuanto al agua potable, normalmente se obtiene de pozos o pequeños arroyos.

 

Por lo tanto, Han Li estaba muy interesado en los barcos y embarcaciones que navegaban por los canales de agua. Al final, debido a su curiosidad y obsesión, había gastado algo de dinero y alquilado un pequeño barco, saboreando el gusto de su experiencia de navegación por primera vez.

 

Después de diez días de agradable navegación, Han Li había llegado a la ciudad de Jia Yuan, que fue mencionada en el testamento del Doctor Mo, y navegó hasta un muelle sin importancia.

 

La primera impresión que le dio el muelle a Han Li fue que estaba demasiado deteriorado.

 

El muelle fue construido enteramente con simples paneles de madera. No sólo el lugar era estrecho y tosco, sino que también había cestas podridas y bolsas rotas esparcidas por todas partes, haciendo que el muelle estuviera incomparablemente sucio. De pie en los dos muelles de bambú a los lados del muelle había varias decenas de hombres con barbas que sólo llevaban pantalones cortos y emitían un fuerte olor por su robusta constitución.

 

Actualmente, todos estos machos robustos lo miraban a él y a Alma Torcida sin pestañear. No sólo eso, sino que también hubo algunos que incluso revelaron una mirada ferviente en sus ojos. Han Li se sorprendió por un momento, pero inmediatamente sonrió débilmente.

 

Antes de desembarcar de su pequeño bote y descender al muelle, el barquero le había recordado calurosamente que dentro de la ciudad de Jia Yuan, el muelle tenía una regla no escrita: no importaba la cantidad de carga que trajera un pasajero, tenía que contratar a un porteador del muelle para que lo ayudara. Si no, el pasajero se enfrentaría a un trato negativo y poco amable por parte de las pandillas portuarias e incluso podría recibir una paliza.

 

Como esta era la primera vez que Han Li estaba aquí, no tenía intención de perturbar las costumbres sociales, así que sinceramente preguntó: “Necesito contratar a un portero. ¿Hay alguien disponible?”

 

Sun Ergou retractó su vista. Por su anterior inspección, ya podía decir que el joven que acababa de dejar el barco era un joven maestro de algún clan rico. No sólo eso, sino que también el hombre gigante era probablemente su guardaespaldas. Este tipo de pareja se veía con frecuencia durante todo el año cuando jóvenes maestros de clanes ricos venían a visitar la ciudad de Jia Yuan. Estos jóvenes maestros a menudo estaban aquí para expandir sus horizontes y gastar su dinero antes de volver a presumir. Por lo tanto, no había mucho de qué preocuparse.

 

Pero este tipo de personas, a las que les encantaba abofetearse hasta hincharse para parecer imponentes, son los blancos perfectos. Mientras él usara palabras dulces para halagarlos, estos campesinos esparcirían su dinero libremente. Como resultado, fueron una buena fuente de negocios para los comerciantes de aquí.

 

Sin embargo, esta vez no fue el turno de la Pandilla Cuarto Nivel. Según su acuerdo previo con Oso Negro, las dos bandas se turnaban para hacer negocios con los turistas desprevenidos, y no se toleraba el robo de clientes. En cuanto a la cantidad de dinero que se ganaba, dependía de su suerte. El día anterior, habían hecho un trato para asegurar que hoy fuera el turno de la Pandilla Oso Negro.

 

Pensando en esto, Sun Ergou miró hacia un lado, solo para ver a los hombres de Oso Negro discutiendo en voz baja. Poco después, un hombre corrió excitado hacia la dirección del joven.

 

“Ni hablar. Es imposible para ti llevar mis pertenencias solo. Llama a otra persona”. Han Li ordenó mientras miraba a este robusto hombre, miró la gran cantidad de equipaje que llevaba en la espalda Alma Torcida, y agitó levemente su cabeza.

 

“Joven amo, soy lo suficientemente fuerte para llevar un equipaje tan pequeño con una sola mano. No hay necesidad de buscar a otros.” El hombre musculoso no estaba dispuesto a dividir sus ganancias con los otros porteadores. Y no sólo eso, estaba seguro de que no había manera de que no pudiera llevar el equipaje a menos que estuviera lleno de piedras.

 

Cuando terminó de hablar, el hombre musculoso caminó frente al Alma Torcida, con la intención de arrebatarle el equipaje.

 

Han Li suspiró. Dentro del equipaje, había unos dos mil taeles de plata, así como un surtido de otros artículos aleatorios. El peso total, que no era nada ligero, era imposible de transportar para los humanos comunes.

 

Pero viendo lo apasionado que era el hombre musculoso, Han Li sólo podía señalar impotente a Alma Torcida para que le entregara el equipaje al hombre musculoso antes de que intentara arrebatárselo.

 

Como era de esperar, una vez que el equipaje estaba en las manos del hombre musculoso, su semblante sufrió un cambio drástico. Gastó su energía pero sólo podía caminar unos pocos pasos antes de quedarse sin aliento. Avergonzado, el hombre tuvo que dejar el equipaje y finalmente llamó a una persona más para pedir ayuda.

 

Han Li finalmente asintió satisfecho al ver que los dos eran capaces de llevar el equipaje. Rápidamente abandonó el puerto, caminando por el camino que conducía a la ciudad,

 

No es que a Han Li le faltara conocimiento sobre cómo funcionaba el mundo. Aunque su experiencia en Jiang Hu era limitada, podía sentir como la pareja le miraba a través de ojos llenos de codicia. Poco sabían que estaban a punto de provocar problemas de una magnitud que no podrían manejar.

 

Al ver que la espalda del joven se alejaba cada vez más, Sun Ergou retraía su codiciosa mirada. Suprimió la alegría dentro de su corazón y miró con los ojos a Oso Negro, que estaba en el lugar opuesto del muelle. Ambos sabían que dentro del equipaje había probablemente una inmensa riqueza.

 

Como era de esperar, Oso Negro también estaba lleno de alegría. Dudó un poco antes de mirar a Sun Ergou, quien intuitivamente caminó hacia un basurero cercano. Ante esta enorme fuente de riqueza, incluso si Oso Negro fuera el que asesinó al padre de Sun Ergou y le robó a su esposa, también estaría dispuesto a dejar de lado todos los resentimientos para trabajar juntos. Después de todo, los humanos mueren por la riqueza, mientras que las aves mueren por la comida.

 

“¡50-50!” Dijo Sun Ergou en voz baja.

 

“¡30-70! Esta fue originalmente nuestra presa.” Oso Negro directamente refutado.

 

“40-60, y no puedo bajarlo más. Tu explicación no es suficiente para hacerme retroceder.” dijo Sun Ergou de manera astuta, golpeando el clavo en la cabeza.

 

“Esto….” Oso Negro dudó. Naturalmente, quería maximizar sus propias ganancias.

 

“¡Hmph! Puedes tomarte tu tiempo para pensar todo lo que quieras, pero me temo que la gente de las otras pandillas ya tiene los ojos puestos en esta oveja gorda”. Sun Ergou resopló fríamente.

 

“Muy bien, lo haremos a tu manera. Vamos a golpear nuestras palmas para sellar el trato”. Oso Negro estaba obviamente agitado por las palabras de Sun Ergou, pero rápidamente aceptó la oferta.

 

*Pa Pa Pa. Sun Ergou y Oso Negro escupieron en las palmas de sus manos y se golpearon tres veces, formando una alianza temporal.

 

“Bien, rápido, tenemos que alcanzarlo antes de que desaparezca en las áreas pobladas.” exclamó apresuradamente Sun Ergou.

 

“¡Jeje! No te preocupes, ya les he dado instrucciones a los dos que contrató como porteadores para que lo lleven a un callejón de agua sucia. Apresurémonos para interceptarlos”. Considerándose bastante astuto, Oso Negro se rió.

 

“¡Excelente! ¡Qué plan tan astuto, mi viejo hermano!” La expresión de Sun Ergou se llenó de alegría, pero por dentro su corazón se estremeció. Silenciosamente se recordó a sí mismo que debía aumentar su guardia cuando tratara con Oso Negro.


Capítulo semanal (11/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

8 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.