<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 103

Capítulo 103. Dominar

 

Han Li estaba de espaldas a Oso Negro, que estaba de pie junto a la multitud que luchaba. Aunque Oso Negro hizo todo lo que pudo para suavizar sus pasos, ¿cómo podría escapar de la atención de Han Li?

 

Cuando la distancia entre el Oso Negro y Han Li se acortó a unos pocos pasos, el Oso Negro comenzó a correr, moviéndose frenéticamente como un demonio. Han Li levemente movió su cuerpo un poco y giró para enfrentarse directamente a Oso Negro, revelando una sonrisa en su cara.

 

Oso Negro se quedó atónito, pero ya no podía detener su impulso. Desamparado, solo pudo rugir mientras extendía sus manos peludas y negras, agarrándose sin piedad a Han Li. Estimó que Han Li era alguien sin mucha experiencia en batalla, y que debería haberse quedado inmóvil por su salvaje y demoníaco movimiento, lo que le hacía vulnerable.

 

Al ver al hombre negro y fornido levantar imprudentemente la mano contra él, la expresión de Han Li repentinamente se desvaneció. Su cuerpo parpadeó y desapareció justo delante de los ojos de Oso Negro.

 

El rugido del Oso Negro se le atascó en la garganta mientras detenía rápidamente sus pasos, planeando huir. De repente, sintió la punta de una espada que brillaba brillantemente como la nieve al entrar en contacto con su garganta antes de que ésta volviera a desaparecer. El Oso Negro rápidamente cubrió la herida sangrante con sus manos e intentó hablar. Sin embargo, sólo se escucharon algunos gruñidos incomprensibles antes de que su cadáver cayera al suelo.

 

El color de la cara de Sun Ergou se tornó amarillo ceroso. Había sido testigo del movimiento del joven como un espectro cuando apareció a espaldas del Oso Negro y le cortó fácilmente la garganta con una flexible espada que había sacado de su cintura. Después, el joven sacó un paño blanco y limpió la sangre de su espada.

 

El joven levantó la cabeza y sonrió a Sun Ergou, casi como si pudiera sentir la mirada él.

 

Como si hubiera visto una serpiente venenosa, Sun Ergou rápidamente retiró su mirada. Su viejo enemigo, Oso Negro, acababa de morir, pero no sentía ni una pizca de alegría ni de emoción. Al contrario, se sentía triste y afligido, como una persona en apuros.

 

Ahora estaba completamente consciente, y sabía muy bien que este joven no era una oveja gorda, sino un rey yan del infierno que quería su vida.

 

˂˂ Nota: Rey Yan – El dios de la muerte y un gobernante de uno de los dieciocho niveles del infierno˃˃

 

El único pequeño rastro de esperanza que Sun Ergou había dejado era si sus subordinados eran capaces de derrotar al gigantesco guardaespaldas de Han Li. Si ese fuera el caso, todavía tendría la oportunidad de sobrevivir, lo que le permitiría negociar con el joven y salvar así su insignificante y pequeña vida.

 

Pero tan pronto como Sun Ergou presenció la situación con el guardaespaldas gigante del joven, se quedó boquiabierto.

 

Sin la fuerza para mover ni un solo músculo, más de veinte hombres robustos yacían en el suelo, sangrando profusamente. El gigante guardaespaldas miró fríamente hacia Sun Ergou.

 

Aunque un manto oscurecía los rasgos del gigante, Sun Ergou aún podía sentir un aura bestial y sangrienta que emanaba de la gran figura, lo que hacía que su rostro de color amarillo ceroso se volviera de un blanco pálido.

 

Han Li observó la variación de expresiones en la cara de Sun Ergou, y por sus movimientos, Han Li determinó que esta persona no conocía las artes marciales. Mirando la cara de terror de Sun Ergou, Han Li despreció el hecho de tratar personalmente con Sun Ergou.

 

“¡Alma Torcida, mátalo!” Ordenó Han Li.

 

“¡No! ¡Por favor! Me rindo, estoy dispuesto a entregar toda mi fortuna al joven amo. Estoy dispuesto a trabajar como un esclavo, y conozco todas las noticias que circulan por la ciudad de Jia Yuan! Podría ser un buen perro faldero para el joven amo…” Sun Ergou caminó, paso a paso, hacia el hombre grande, a quien veía como un demonio. Pidiendo clemencia en un pánico, cojeó asustado por el suelo.

 

“¡Ai!” Han Li originalmente quería ignorar las palabras de Sun Ergou, pero tan pronto como supo que Sun Ergou conocía todas las noticias sobre la ciudad de Jia Yuan, su corazón se conmovió, se llenó de alegría.

 

“Mantén tu mano por ahora.” Ordenó a Alma Torcida, que estaba a punto de retorcerle el cuello a Sun Ergou. Han Li caminó hacia adelante, deteniéndose justo delante de Sun Ergou.

 

“¿Conoce bien la ciudad de Jia Yuan?” Han Li sonrió mientras preguntaba, tomando una apariencia amable.

 

Justo antes, Sun Ergou había visto el lado despiadado de Han Li, así que ¿cómo se atrevería a responder con lentitud? Inmediatamente, su voz tembló al gritar: “Me es familiar, extremadamente familiar. Crecí aquí, así que sé todo lo que pasa aquí como si fuera en la palma de mi mano”.

 

Ahora era como si se hubiera agarrado a una hebra de cabello que le salvaba la vida; no podía evitar desear que sus palabras fueran diez veces más útil para que Han Li sintiera que todavía servía para algo.

 

Al escuchar la respuesta de Sun Ergou, Han Li se tocó la nariz en consideración antes de sacar una botella de su túnica.

 

Sacó de la botella una medicina blanca y se la dio a Sun Ergou.

 

“O consumes esto o mueres.” Han Li se lo dijo de manera directa.

 

La mano que Sun Ergou extendió para tomar la medicina tembló violentamente. Dudó mientras miraba la píldora blanca en sus manos antes de mover los ojos para mirar a la fría mirada de Han Li. Tosiendo un par de veces, no tuvo otra opción que ingerir la píldora.

 

“Bien, ahora puedo confiar en ti.” Satisfecho, Han Li asintió con la cabeza.

 

“El nombre de esta píldora es Píldora del Corazón Podrido, y fue preparada personalmente por mí. Cada mes, usted necesita consumir el antídoto, o de lo contrario sus órganos internos se pudrirán, causando que usted muera. Creo que eres un hombre inteligente, y me servirás lo mejor que puedas”. Han Li dijo fríamente y de forma amenazante.

 

Sun Ergou ya estaba preparado en su corazón, pero al escuchar los efectos de la píldora que acababa de consumir, no pudo evitar lamentarse, luciendo extremadamente deprimido.

 

“Relájate. Mientras me ayudes a resolver lo que tengo que hacer en la ciudad de Jia Yuan, neutralizaré el veneno y te devolveré la libertad. Basado en tus habilidades marciales, no puedo darte un buen uso en ningún otro lugar”. Han Li utilizó tanto el palo como la zanahoria, dando a Sun Ergou la seguridad de que mientras cumpliera bien su tarea, todavía había esperanzas de que sería liberado.

 

“¿De verdad, joven amo?” La expresión de Sun Ergou tembló un poco al escuchar esta noticia.

 

“Llévate estos taels de plata contigo y limpia este lugar. No deseo que este asunto se extienda, ¿entiendes?” Ordenó Han Li mientras le tiraba una bolsa de plata.

 

Después de coger la bolsa, Sun Ergou la pesó en su mano. Era pesado, como si hubiera unos 200 taeles de plata dentro.

 

Una expresión de alegría apareció en su rostro. Se dio cuenta de que si podía trabajar para un hombre con riquezas y autoridad, no necesariamente sería algo malo.

 

“Joven amo, por favor, déjeme esto a mí. Lo manejaré bien, sin crearle ningún problema”. Se rió mientras se daba palmaditas en el pecho con orgullo.

 

“Bien, saldré primero para encontrar una posada. Mañana temprano, ven a buscarme. Ya que usted mismo dice ser el jefe local en la ciudad de Jia Yuan, debería poder averiguar en qué posada me quedaré”. Volvió a ordenar Han Li, sin dejar rastro de cortesía en su voz.

 

“¡Sí! ¡Sí! Mañana por la mañana, estaré allí, esperando las órdenes del joven maestro!” En esta etapa, Sun Ergou sólo podía describirse como ‘deseoso’ de convertirse en el lacayo de Han Li.

 

Han Li sonrió mientras señalaba a Alma Torcida, que recogió el equipaje, y abandonó el callejón. Después de caminar una distancia, Han Li se volteó y miró a Sun Ergou, sólo para encontrarlo obedientemente de pie en el mismo lugar. Sun Ergou estaba usando sus ojos para despedir respetuosamente a Han Li, mostrando una expresión de miedo y lealtad.

 

“¡Interesante!” De repente, Han Li sintió que esta persona era extremadamente interesante e inteligente. Tal vez podría serle útil en una situación difícil.


Capítulo semanal (1/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

11 Comentarios Comentar

  1. Chavezz17

    Lector

    Nivel 24

    Chavezz17 - hace 3 meses

    Ese tipo fue decisivo a la hora de mostrar utilidad en un momento de vida o muerte

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.