<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 115

Capítulo 115. Un Cambio Sorprendente

 

Justo cuando llegaban al segundo piso, antes de que Yan Ge pudiese llamar a la puerta, la voz de la Dama Yan provino del interior de la habitación.

 

“¿Es Han Li y Yan Ge?”

 

“¡Así es, Cuarta Madre Marcial!” Yan Ge se detuvo apresuradamente y respetuosamente contestó.

 

“Yan Ge, regresa primero. Sólo que Han Li entre bastara”. La débil voz de Lady Yan se podía escuchar desde dentro. Esa voz clara y fría no pudo evitar tocar el corazón de Han Li.

 

“Como desees.” Yan Ge era claramente muy respetuoso con la Dama Yan, y él siguió sus órdenes sin la menor vacilación. Después de sonreír a Han Li, descendió en silencio desde el segundo piso. Sólo Han Li se quedó arriba, esperando fuera de la habitación.

 

Han Li miró fríamente a la puerta de la habitación, pero en vez de entrar inmediatamente, liberó su sentido espiritual y observó la situación dentro de la habitación. No quería entrar solo, sólo para ser emboscado y asesinado por una habitación llena de soldados escondidos, así que era mejor tener un poco de cuidado.

 

La habitación estaba muy tranquila y el número de personas no era muy grande. Han Li solo podía escuchar la respiración y los latidos del corazón de la Dama Yan y de algunos otros. Parecía que no había nadie que no debiera estar allí. Esto alivió mucho a Han Li.

 

Así, se adelantó y golpeó ligeramente la puerta dos veces. Luego abrió la puerta de la habitación, planeando echar un vistazo rápido antes de entrar. Sin embargo, lo que vio en la habitación cambió mucho el rostro de Han Li. Su paso se había detenido rígidamente en el aire.

 

La habitación era la misma que la noche anterior; las sillas, los escritorios y las decoraciones eran exactamente iguales. La única cosa diferente era el hermoso estilo de vestir de las mujeres. La Dama Yan y las otras hermosas esposas llevaban ropa de luto de seda blanca de la cabeza a los pies. Todos se sentaron en sillas y miraron fijamente a Han Li con ojos fríos.

 

La cara de Han Li se puso algo pálida. Sin embargo, no estaba asustado, sino más bien molesto con el difunto Doctor Mo.

 

Estaba muy claro por qué el doctor Mo, ese viejo zorro, le había obligado a viajar una distancia tan grande. Parecía que había adivinado correctamente: esa carta contenía un mensaje oculto que daba a las tigresas noticias de la muerte del Doctor Mo. ¡Era como si estuvieran esperando que el asesino del Doctor Mo los visitara voluntariamente!

 

Han Li respiró hondo y volvió a tener un aspecto normal. Entonces entró en la habitación a pasos agigantados; sin ningún rastro de cortesía, buscó una silla y se sentó arrogantemente frente a las esposas. Después de ver que no decían ni una sola palabra, planeó observar cómo tratarían con él estas mujeres finalmente.

 

Estaba claro que la acción totalmente desenfrenada de Han Li tenía la intención de arrancarles la cara. Sin embargo, en gran medida en contra de sus expectativas, les había sumido en la confusión, ya que cada una de sus expresiones no tenía nada en común.

 

La expresión de la Segunda Esposa Li se volvió verde. Estaba claro que este Han Li, que ayer había dicho tan claramente ‘Madre Marcial’, ahora se atrevía a actuar descaradamente como si se encontrara con los de la misma generación. Esta Segunda Esposa nació de una familia erudita y prestó gran atención a la separación generacional. Ahora que se había encontrado con este tipo que no parecía respetuoso hacia su amo, ¿cómo no iba a temblar de ira?

 

La Tercera Esposa Liu difería mucho de la Dama Li. No sólo se abstuvo de enfadarse, sino que también miró a Han Li con una expresión muy interesada. Sin embargo, debido a su asombroso glamour, Han Li no se atrevió a mirarla directamente, y simplemente la había mirado con una mirada dispersa.

 

La Dama Yan y la fresca y elegante Dama Wang estaban casi igual. Miraron en silencio a Han Li con miradas rebosantes de un frío helado.

 

“¡Tu coraje es terriblemente grande, el último discípulo de mi señor esposo!”  Tras el tiempo que le llevó hacer una taza de té, la Dama Yan finalmente abrió la boca, sus palabras conteniendo una intención burlona. Todo el mundo podía escuchar claramente su ridiculización.

 

“Madres Marciales, cualquier cosa que deseen saber o decir, por favor díganlas directamente. ¡No quiero escuchar tonterías ni palabras innecesarias!” Dijo Han Li con la cara en blanco.

 

Han Li había entendido claramente; si una esposa tuviera que decir sobre lo terrible que se sentía, y entonces las otras esposas se enfrentarían en un duelo verbal. En lugar de expandir un gran esfuerzo para resolver esto, sintió que también podría llegar directamente al problema central. Esto es lo que él creía.

 

Como no había luces de sable ni sombras de espada pertenecientes a expertos ocultos dentro de la habitación, Han Li especuló que las esposas no tenían planes de deshacerse de él. Parecía que tenían dudas o que tenían peticiones para él. Como era así, no había necesidad de ser demasiado educado. En cualquier caso, la muerte del Doctor Mo fue una invitación al desastre; no tenía nada de qué avergonzarse.

 

“Tú….” Aunque la Dama Yan tenía mucho conocimiento sobre todo tipo de batallas entre hombres, el tono rompedor de las palabras de Han Li casi la dejó sin habla.

 

“¡Bien, entonces preguntaré! ¿Mi señor esposo fue asesinado por tus manos traidoras?” La segunda esposa no pudo evitar querer expulsar fuego de sus elegantes ojos. Su aire erudito había desaparecido por completo, dejando tras de sí sólo una cara de resentimiento.

 

“¡Segunda Hermana!” La Dama Yan arrugó su frente y la llamó suavemente como para evitar que las preguntas de la Segunda Esposa causaran inmediatamente un desacuerdo entre ambas partes.

 

Esta Dama Li es realmente muy franca al plantear directamente la pregunta más crucial. Han Li se mofó interiormente, pensando en esto.

 

“Se podría decir que lo maté, pero también se podría decir que se suicidó“. Dijo con indiferencia Han Li.

 

Esta frase hizo que las esposas sentadas frente a él se sorprendieran. Creían que Han Li lo negaría fácilmente o simplemente lo admitiría descaradamente. ¿Qué se suponía que debían hacer si no podían entender la respuesta?

 

La Segunda Esposa Li miró inexpresivamente durante un momento, pero inmediatamente se puso nerviosa. Ella claramente creía que Han Li estaba jugando con ellas.

 

“¿Qué es esta tontería? Claramente fuiste tú quien le hizo daño.” La señora Li temblorosamente respondió.

 

“¿Cómo estás segura de que yo lo maté? ¿Lo viste con tus propios ojos?” Preguntó Han Li, sin ser más educado. Entendió claramente que el Doctor Mo había escrito que fue asesinado en la carta. Naturalmente, no estaban completamente seguras de si había muerto o no por la mano de Han Li. Han Li adivinó que la carta, que el Doctor Mo había reservado para estas esposas, no contenía nada más que unas pocas palabras especulativas. Como resultado, Han Li pudo refutar completamente estos temores.

 

“Ya que has dicho esto, dinos cómo nuestro Señor Esposo fue asesinado de una vez por todas. Si realmente no tienes relación, no te trataremos injustamente”. La fresca y elegante Quinta Esposa Wang, que había estado en silencio todo el tiempo, finalmente habló.


Capítulo semanal (1/15)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

6 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.