<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 154

Capítulo 154. El Anciano Xu y el Almacenamiento de Escrituras

 

La sala en la que estaba Han Li era muy peculiar. La enorme sala, de forma cilíndrica, tenía aproximadamente más de cien metros de ancho y unos quince metros de alto. La pared de piedra verde que rodeaba la zona tenía cristales de color rojo claro incrustados en su interior, y en el suelo había una fina capa de arena blanca, que hacía que toda la sala pareciera limpia y ordenada.

 

Pero si alguien mirara hacia arriba, se sorprendería al encontrar estalactitas blancas colgando por todas partes desde el techo. Este lugar era en realidad una cueva de estalactitas, y fue ligeramente transformado por la gente en cómo se veía hoy en día.

 

˂˂ Nota: Estalactita – es una formación espeleotemas de forma conoidal que cuelga en los techos de las cuevas. Esto se forma como resultado de los depósitos minerales continuos por el agua que se filtra ˃˃

 

Alrededor de la sala había tres túneles uniformemente espaciados. Dos de los túneles estaban marcados con la palabra ‘Herramienta’ y la palabra ‘Píldora’. No había nada tallado en el último túnel, ni había etiquetas cerca.

 

Como no había nadie en el pasillo en ese momento, Han Li barrió los ojos por toda la habitación, dudó un poco y se dirigió al túnel con la palabra ‘Píldora’ tallada en su entrada.

 

El túnel no era largo. Después de más de diez pasos y un giro, una casa un poco más grande apareció al final del túnel. En la casa había una larga mesa, y un anciano con la cara resplandeciente estaba junto a la mesa mientras miraba a Han Li con una gran sonrisa.

 

Y detrás de la mesa, había varios estantes viejos y desgastados contra la pared, las encimeras cubiertas con hornos de caldero, materias primas, y algunos otros artículos extraños de los que Han Li nunca había escuchado hablar antes.

 

El anciano, sonriendo ampliamente, habló antes de que Han Li pudiera decir algo: “Joven amigo, pareces desconocido. Es la primera vez que vienes, ¿verdad? Cada vez menos caras nuevas vienen a este maldito lugar. Un viejo como yo ya está cansado de todas estas caras viejas y rígidas. Es genial ver una cara más joven y nueva”. El viejo agitó la cabeza y dijo con un tono de bienvenida.

 

Han Li ya se dio cuenta de que la técnica del Ojo del Cielo no funcionaba con el viejo. No podía decir la profundidad de la cultivación del anciano, lo que significaba que el anciano era otro experto del Establecimiento de la Fundación. ¡Cómo puede Han Li atreverse a ignorarlo!

 

Y así, inmediatamente presentó sus respetos y dijo: “Este joven saluda al Tío Marcial Mayor. Esta es la primera vez que el Sobrino Marcial viene a la Sala Yue Lu. Tío Marcial Mayor, por favor, ¡señálame la dirección correcta!” Han Li se humilló ante este superior.

 

“Joven Amigo, si tienes alguna pregunta, sólo tienes que preguntar. Además, me apellido Xu. Llámame Tío Xu o Anciano Xu. No me llames Tío Marcial Mayor. ¡A un viejo como yo no le gusta escuchar eso!” El Anciano inmediatamente corrigió su título a Han Li. Parecía que le importaba mucho.

 

“¡Entonces… yo cumpliré!” Han Li dudó, y estuvo de acuerdo, ya que no era gran cosa. Sintió que el viejo era extraño.

 

“Así es, ahora hablemos de por qué estás aquí.” El viejo de apellido Xu continuó satisfecho.

 

“Quiero buscar fórmulas relacionadas con las píldoras medicinales, leer algunos libros e investigar los métodos para refinar las píldoras.” Han Li hizo todo lo posible para hablar sutil e indirectamente. No quería llamar la atención de la gente.

 

“¿Libros sobre refinación de píldoras y fórmulas? ¡Sigue las escaleras hacia arriba!” Lo que sorprendió a Han Li fue que el Anciano no parecía que iba a preguntar. Después de que casualmente sacó un medallón de mando negro y lanzó un hechizo, un tramo de escaleras de piedra que conducían hacia el techo apareció de la nada en el espacio vacío junto a las estanterías.

 

Han Li estaba encantado. Inmediatamente se apresuró hacia las escaleras, pero justo cuando estaba a punto de subir, este anciano Xu repentinamente hizo una expresión de astucia.

 

“Leer en la biblioteca del segundo piso le costará una piedra espiritual de baja calidad cada dos horas. No está permitido sacar el original de este lugar, y si desea copiar el contenido, se cobrará una tasa de diez piedras por cada documento copiado”.

 

Han Li ni siquiera se ha subido al pie de las escaleras cuando el Anciano Xu, que estaba detrás de él, dijo las reglas en un tono que no era ni demasiado rápido ni demasiado lento. Los pasos de Han Li tartamudeaban, y casi maldijo en voz alta.

 

¡La tarifa era demasiado cara! Por no mencionar la cuota de copia de diez piedras espirituales de grado bajo, la cuota de lectura de dos horas, una sola piedra espiritual detendría a muchos discípulos pobres.

 

¡Un discípulo de bajo nivel sólo podía ganar entre veinte y treinta piedras espirituales cada año a través de sus respectivos trabajos! Pero después de su cultivo y de los gastos diarios, sólo unas pocas piedras espirituales podían ser ahorradas en realidad.

 

¡Por lo tanto, este tipo de tarifa era definitivamente poco ético! La impresión de Han Li de este Anciano inmediatamente hizo un giro de 180 grados. ¡Qué aprovechado!

 

Aunque la cara de Han Li ahora muestra una expresión inusual, no se detuvo por lo que dijo el Anciano. En vez de eso, arrojó una piedra espiritual de grado bajo en las manos del Anciano sin mirar atrás y se dirigió al segundo piso a toda prisa.

 

“¡Interesante! No puedo creer que este tipo de honorarios no lo asustaran. Parece que es alguien con algo de dinero. Jeje. Parece que seré capaz de ganar algo de riqueza!” Viendo a Han Li subiendo las escaleras tan rotundamente, esta persona que se hacía llamar el Anciano Xu no pudo evitar sonreír hasta que sus ojos se asemejaron a medias lunas. Frotó la piedra espiritual en la esquina de su ropa y la examinó de cerca delante de sus ojos. Expuso su lado tacaño y mezquino, ahora era completamente diferente a la expresión accesible que tenía cuando Han Li lo conoció por primera vez.

 

Han Li luchó para suprimir lo molesto que estaba. Después de calmarse, examinó cuidadosamente lo que había en el segundo piso.

 

La habitación era diferente de lo que él imaginaba: amplia, luminosa, con innumerables libros y hojas de bambú que llenaban la gran sala. Aunque la habitación del segundo piso no era pequeña, los objetos que estaban allí eran tan pocos que era realmente desalentadora.

 

Dos estanterías polvorientas, una mesa sucia y una silla rota; estos eran todos los muebles de la habitación. Por supuesto, también había entre veinte y treinta libros viejos y amarillos en las estanterías, unos cuantos resbalones de bambú desgastados en la mesa, y dos cilindros de jade que habían perdido su color original.

 

˂˂ Resbalón de Bambú: son como pergaminos, pero hechos de bambú ˃˃

 

“¿Esto está destartalado? ¿Caminé al lugar equivocado? ¡Qué clase de biblioteca secreta de una gran secta de cultivo es ésta! Este lugar parece la destartalada sala de estudio de un estudiante pobre”. Han Li fue golpeado duramente por lo que apareció ante él en la habitación. Si no fuera porque estaba indeciso debido al poder oculto del Anciano Xu, es casi seguro que habría bajado corriendo, le habría cogido el collar y le habría interrogado.

 

Después de respirar hondo, Han Li caminó tranquilamente frente a una estantería, escogió al azar un libro viejo y lo leyó cuidadosamente.

 

“Cinco fases del Cielo y la Tierra corresponden a las cinco vísceras, el lugar donde la aguja de la acupuntura golpea puede cambiar la esencia de la vida de uno…” Sólo leyó las primeras líneas de este libro, inmediatamente se sintió sorprendido y cerró el libro para mirar la portada.

 

“Técnica Secreta de Acupuntura del Clan Hua” Estas cinco palabras aparecieron frente a los ojos de Han Li.

 

La expresión facial de Han Li se oscureció inmediatamente, pero no porque el libro no fuera excepcional. Los registros en este libro describen el raro método de la acupuntura, que podría incluso curar a los pacientes que estaban a punto de morir y estimular el potencial del paciente. ¿Pero qué tenían que ver las técnicas de acupuntura con refinar las píldoras? Lo que fue aún más asombroso fue que ya había leído este libro innumerables veces cuando estaba bajo la tutela del Doctor Mo. Incluso lo aprendió de memoria. Se suponía que era un libro de medicina en el mundo secular. ¿Por qué estaría aquí?

 

Una serie de preguntas surgieron en la mente de Han Li, y eso hizo que se cerrara las cejas en confusión. Pero cuando sus ojos se posaron sobre el resto de los libros en las estanterías, tuvo una sensación aún más siniestra al respecto.

 

Han Li revisó el resto de los libros viejos en un apuro. Después de revisar cada libro, su cara se oscureció un poco más. Y después de revisar todos los libros de otra estantería, la expresión de Han Li era tan oscura como el cielo antes de que una tormenta estuviera a punto de caer.

 

Ninguno de los veinte libros trataba de refinar las píldoras. Eran métodos utilizados para salvar a los pacientes o remedios caseros para enfermedades extrañas y complicadas. Lo más absurdo era que había incluso una narración de un experto en venenos sobre las formas de usar el veneno. Todos ellos eran libros utilizados en el mundo secular.

 

“Se acabaron las dos horas. ¡Sigue leyendo y habrá un cargo adicional de piedras espirituales!” De repente, el anciano Xu gritó desde abajo.

 

Escuchando esto, Han Li se quedó sin palabras. ¿Estos libros de porquería valían más que piedras espirituales? Pero cuando se volvió y miró los artículos sobre la mesa, se sintió dudoso, sacó otra piedra espiritual y la arrojó al pie de las escaleras.

 

“Recibí las piedras espirituales, Joven Amigo. Sigue leyendo. ¡Este Anciano dejará de interrumpir!” El anciano Xu sonrió y habló desde abajo.

 

Han Li dejó de prestar atención al Anciano porque sabía claramente que para el anciano que no ocultaba sus deseos, no importaba que le rindiera o no sus respetos. Lo que era importante era que Han Li seguía dándole más piedras espirituales y permitiéndole obtener ganancias.

 

Pero Han Li no planeaba desperdiciar otra piedra espiritual, así que esta vez se movió más rápido al atravesar los resbalones de bambú en la mesa con una velocidad que obviamente era más rápida que antes. Sólo tuvo que revisar el contenido brevemente en lugar de leerlo frase por frase.

 

Bajo la luz suave y blanca de una piedra gigante de luz lunar en el techo, el estado de ánimo de Han Li subía y bajaba mientras volteaba a través de los resbalones de bambú. Después de pasar por todos los resbalones de bambú, Han Li puso los resbalones de bambú de vuelta a su lugar de origen y suspiró suavemente.

 

Esta vez, estos resbalones de bambú realmente contenían fórmulas e informes para algunas píldoras medicinales, pero desafortunadamente, a juzgar por los ingredientes, todas estas medicinas tenían efectos similares a los del ‘Gránulo del Dragón Amarillo’ y de la ‘Píldora de Esencia de Oro’. A Han Li, cuyas Artes Eternas de la Primavera estaba actualmente en la undécima capa, ya no le afectaban mucho.

 

Por lo tanto, la única esperanza de Han Li estaba en esos dos cilindros de jade del tamaño de su puño. Con suerte, lo que grabaron no le permitiría regresar con las manos vacías.


Capítulo semanal (4/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 4 meses

    Todo me pareció muy…..ni se cómo decirlo…..porque tiene tan pocos libros??? Porque está tan destartalado este lugar???? Con lo que cobran y porque se supone que es una buena secta no debería haber algo mejor???? Para mí que ese viejo codicioso hace lo mismo lo manda a ese lugar feo antes y si quieres algo mejor seguro cobrará más….mucho más….esta gente avariciosa…😑😑😑

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.