<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 169

Capítulo 169.  Batalla Feroz (3)

 

El poder mágico de Han Li y de su Hermano Marcial Mayor Lu estaba siendo constantemente absorbido por el ‘talismán espada’ y el ‘Estandarte del Dragón del Diluvio Celeste’. Tanto sus cuerpos como sus mentes estaban enfocados en su lucha. No se atrevieron a ser descuidados o negligentes en lo más mínimo.

 

Ninguno de los dos tenía ningún esfuerzo o poder mágico en reserva para evitar que el otro los agobiase. Ambos comprendieron claramente que el más mínimo descuido de ambos lados les haría perder inmediatamente la vida junto con el tesoro; ya no había camino para la retirada.

 

Así, la lucha entre el dragón azul del diluvio y la enorme espada se convirtió inesperadamente en una batalla de desgaste para ver qué poder mágico se agotaría primero.

 

Cuando los dos se dieron cuenta de que la cantidad de su poder mágico restante sería el punto crucial de la batalla, ambos tomaron medidas para aumentar su propio poder espiritual. Sacaron piedras espirituales y las sostuvieron en sus manos para absorber su poder mágico.

 

Sin embargo, el Hermano Marcial Mayor Lu tenía una piedra espiritual de grado bajo, mientras que Han Li tenía una piedra espiritual de grado medio. Este descubrimiento causó que la tez del Hermano Marcial Mayor Lu se pusiera fea, y se tornó excepcionalmente asustado y alarmado.

 

Un discípulo de la Condensación de Qi poseía inesperadamente una piedra espiritual de grado medio que sólo los cultivadores de la secta del Establecimiento de la Fundación o superior podían obtener. Esto le sorprendió mucho, ya que era bien sabido que las piedras espirituales de grado medio reponían el poder espiritual mucho más rápido que las piedras espirituales de grado bajo. En términos de reponer el poder espiritual, estaba en una gran desventaja.

 

A pesar de todo, el Hermano Marcial Mayor lo pensó mejor. Su poder mágico ya era mucho más profundo que el de su oponente. Incluso si su oponente reponía su poder mágico más rápido que él, no sería capaz de persistir por mucho tiempo. Después de todo, el poco de poder mágico que se reabasteció se consumiría al mismo ritmo que se usaba. Era realmente insignificante.

 

Con este pensamiento, el Hermano Marcial Mayor Lu se calmó y se concentró.

 

Pero cuando el Hermano Marcial Mayor Lu vio la siguiente acción de Han Li, la expresión del Hermano Marcial Mayor Lu cambió una vez más a una apariencia de incredulidad y asombro.

 

Han Li quitó voluntariamente su barrera protectora azul frente al Hermano Marcial Mayor Lu y reveló abiertamente su verdadero cuerpo.

 

Aunque el Hermano Marcial Mayor Lu era extraordinariamente inteligente, las acciones de su oponente causaron que su mente se encontrara en un estado de confusión. No sabía lo que Han Li estaba pensando.

 

¿Podría ser que a Han Li ya no le preocupara que sus aspas de viento pudieran quitarle la vida?

 

Los pensamientos del Hermano Marcial Mayor Lu surgieron varias veces a lo largo de su mente, pero no dudaron por mucho tiempo. Extendió decisivamente su mano izquierda hacia el cielo y formó una débil aspa de viento azul.

 

Sin embargo, Han Li no esperó a que el Hermano Marcial Mayor Lu terminara de condensar su aspa de viento y levantó su brazo hacia el oponente. La enorme espada rígidamente enredada con el Dragón del Diluvio Celeste resonó repentinamente con gran resplandor. De hecho, Han Li se aprovechó de su preocupación por el aspa de viento para quitarse de encima al Dragón del Diluvio Celeste y disparar directamente hacia el Hermano Marcial Mayor Lu.

 

En este breve momento, el Hermano Marcial Mayor Lu se asustó y se aterrorizó por mucho. Si insistía en formar el aspa de viento e intentaba lanzarla, podría ser capaz de quitarle la vida a Han Li. Pero equivalentemente, la espada gigante lo ejecutaría, y también estaba seguro de que perdería su vida, terminando ambos lados en destrucción mutua.

 

Aunque el muro del viento aún no se había disipado, esta enorme espada fue capaz de lidiar con la transformación del Estandarte del Dragón del Diluvio Celeste. Ese huracán ciertamente sería fácilmente destruido por la enorme espada y sería incapaz de obstaculizarlo ni siquiera por una fracción de segundo.

 

Este Hermano Marcial Mayor Lu no pudo aceptar este resultado. Todavía tenía grandes perspectivas y un hermoso futuro. Simplemente no estaba dispuesto a encontrar su fin en el desierto contra esta persona desconocida.

 

Con esto en mente, no pensó más. Abandonó el aspa de viento y canalizó salvajemente todo su poder mágico hacia el Dragón del Diluvio Celeste y lo invocó a su alrededor.

 

Ese Estandarte Dragón del Diluvio Celeste era realmente una herramienta mágica de atributo viento. Con toda la fuerza del Hermano Marcial Mayor Lu, se encontró con la enorme espada de Han Li a medio camino y una vez más entró en una lucha.

 

Al ver esto, el Hermano Marcial Mayor Lu dio un suspiro de alivio, su cuerpo cubierto de sudor frío.

 

Así, en el siguiente período de tiempo, el Hermano Marcial Mayor Lu intentó lanzar técnicas mágicas varias veces más, queriendo atacar a Han Li.

 

Sin embargo, Han Li utilizó siempre la misma técnica, lo que le obligó a retirarse. Aunque Han Li no tenía la menor protección, era incapaz de actuar en su contra. El Hermano Marcial Mayor Lu era incomparablemente sombrío y se vio forzado a confiar en su poder mágico más profundo, por lo que continuó agotándolo.

 

En ese momento, Han Li sacó varias hierbas pequeñas de su bolsa de almacenamiento y se las metió en la boca. Mientras masticaba los grandes bocados, el Hermano Mayor Marcial Lu se quedó atónito; no sabía qué otra trama siniestra estaba planeando su oponente.

 

No podía adivinar lo que su oponente estaba planeando y estaba desconcertado, causando que el Hermano Marcial Mayor Lu se sintiera desolado. Tuvo una mala premonición. Sin embargo, apreciaba demasiado su vida. Aunque era mucho más astuto que la gente normal, había estado en el límite de su capacidad de ingenio durante un tiempo.

 

A medida que pasaba el tiempo, el corazón del Hermano Marcial Mayor Lu se hacía cada vez más pesado.

 

Por fin, la luz del dragón celeste comenzó a oscurecerse, pero la enorme raya gris seguía tan deslumbrante como antes. El Hermano Marcial Mayor Lu no pudo evitar asustarse. Gritó roncamente: “¡Imposible! Mi poder mágico excede con creces al tuyo. Incluso si te has reabastecido con una piedra espiritual de grado medio, es imposible que actualmente le quede energía. ¡Deberías haber agotado tu poder mágico antes!”

 

Pronto, el Dragón del Diluvio Celeste estuvo al borde del colapso. El Hermano Marcial Mayor Lu gritó; su voz fue como el último ladrido de un perro salvaje que cayó en un pozo, lleno de objeciones.

 

Cuando Han Li vio su plan completamente realizado, no pudo evitar sonreír. Después de escuchar las palabras del oponente, su boca se inclinó ligeramente, haciendo que su sonrisa se convirtiera en una mueca de desprecio.

 

No tuvo tiempo de explicarle todo esto a un muerto, ya que asesinarlo era el asunto más urgente. También estaba casi totalmente sin poder mágico, así que ¿cómo podía permitirse el lujo de gastar ese esfuerzo en el enemigo?

 

Con ese pensamiento, Han Li no prestó atención a la pregunta del oponente. Señaló a la inmensa espada, haciendo que su resplandor se volviese aún más magnífico. Poco a poco se fue reduciendo el Dragón del Diluvio Celeste hasta que sólo tenía unos tres metros de largo. Su luz azul era tan tenue que casi ya no se podía ver.

 

Cuando el Hermano Marcial Mayor vio esto, se desesperó por completo. Así, el deseo de apostarlo todo se elevó en su corazón, y sus ojos brillaron gradualmente con locura.

 

Sin hablar, gradualmente recuperó el poco poder mágico que quedaba en el Estandarte Dragón del Diluvio Celeste, haciendo que volviese a su forma original en un instante y desapareciese del cielo. Entonces, sin tener en cuenta la enorme espada que corría para ejecutarle, usó el poder mágico que le quedaba para condensar una enorme aspa de viento y lanzarla despiadadamente hacia Han Li sin la más mínima vacilación.

 

Cuando Han Li vio esto, su corazón tembló. Mientras el oponente se apresuraba para lanzar el aspa de viento, dirigió la enorme espada para decapitar al oponente. Luego, sin quedarse a mirar las secuelas, Han Li huyó, corriendo ya iba a unos diez metros de distancia.

 

Después de recibir previamente las aspas de viento, Han Li sabía de su aterradora velocidad. Si no utilizara inmediatamente los ‘Pasos Cambiantes de Humo’ para evitarlo, no sería capaz de defenderse. Lo habrían cogido desprevenido y cortado en dos, muriendo con quejas y sin poder descansar en paz.

 

El aspa de viento era realmente extraordinariamente rápida. Ya llegó al lugar de donde Han Li acababa de huir. Sin embargo, inesperadamente siguió la dirección en la que Han Li estaba huyendo y una vez más se impulsó ferozmente.

 

Han Li no pensó más y usó ‘Pasos Cambiantes de Humo’ en su máxima capacidad. En un área pequeña, se movía continuamente a izquierda y derecha, transformándose en varias imágenes posteriores, haciendo que el aspa de viento que lo perseguía de cerca fuera incapaz de alcanzarlo.

 

Han Li comprendió claramente que si huía en línea recta, sin duda alguna sería cortado por el aspa de viento. Usando movimientos finos y delicados, podría defenderse sin preocupaciones. Esta fue la razón por la que se atrevió a abandonar su técnica mágica defensiva.

 

*Puchi. El aspa de viento perdió repentinamente el control y se hundió en la tierra, dejando un surco profundo.

 

Han Li dejó escapar un largo aliento. En ese momento, calmó su corazón en pánico. Usar una técnica de movimiento del mundo de los mortales para evadir el ataque de un cultivador era realmente un asunto alarmante.

 

Han Li se sentó en el suelo y luego miró hacia el otro lado.

 

Vio que el muro de viento ya había desaparecido y que el Marcial Mayor Lu, que se había estado escondiendo detrás del muro, fue cortado en dos pedazos. El cadáver de dos piezas yacía inmóvil. Junto al cadáver había una enorme espada con un brillo tenue.


Capítulo semanal (7/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

13 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 5

    Will_i_am - hace 4 meses

    Cuando estaban en la batalla igualados pensé por un momento que la chica se liberaría de la técnica de atadura y ella terminaría matando al marcial Lu.

          1. Avatar

            Lector

            Nivel 1

            Daniel Sere - hace 4 semanas

            yo tambien, ahi decia que la mato

  2. Lord Fifth

    Lector

    Nivel 1

    Lord Fifth - hace 3 meses

    De todas las novelas que he leído, las batallas de esta son las mejores y más entretenidas, ya que no se basan solo en lanzar colorines y técnicas por doquier sino en el ingenio y la astucia del prota.
    De hecho, ahora solo me viene a la cabeza la primera pelea importante en ISSTH y ya.
    Supongo que en el futuro cambiará cuando consiga mejores técnicas y tal, pero estas primeras peleas y su desarrollo me están encantando.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.