<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 175

Capítulo 175. Secta del Vacío Claro

 

Después de ver claramente las apariciones de las dos personas, Han Li suspiró interiormente. Ellos fueron inesperadamente iguales a él, discípulos que han cultivado hasta la undécima capa. Uno parecía anciano, pero sus ojos mostraban un rastro de astucia. El otro parecía honesto e ingenuo. Estaba claro que era un joven sin experiencia.

 

Esta extraña pareja le había buscado, haciendo que Han Li se sintiese un poco sorprendido. Sin embargo, Han Li débilmente adivinó su propósito al venir tras un ligero pensamiento.

 

“¿Hay algo en la mente de estos Hermanos Marciales Mayores?” Preguntó fríamente Han Li por cortesía. Pero usó un tono poco íntimo, sin duda revelando su intento de que se retiraran de una situación incómoda…

 

Claramente, la cara de este Hermano Marcial Mayor Xiang era mucho más densa de lo que Han Li imagina. No sólo no le importó el tono distante de Han Li de miles de kilómetros, sino que en realidad usó un tono familiar y entusiasta.

 

“Jeje, ¿tiene el Hermano Marcial Menor Han un buen plan para el viaje de mañana al área prohibida? Nuestro poder mágico es bastante escaso. ¡Es muy posible que seamos los primeros en caer en una pelea cuerpo a cuerpo con las otras sectas! ¿No sería mejor para nosotros negociar y pensar en una contramedida?”

 

Cuando Han Li escuchó esto, parpadeó varias veces y no habló. Sin embargo, estaba completamente seguro de las intenciones de la otra parte. Sus palabras eran muy parecidas a sus propias suposiciones.

 

Parecía que este anciano conspirador planeaba enlazar a unos pocos discípulos con un débil poder mágico y hacer que se movieran y pelearan juntos, aumentando la seguridad en gran medida, así como sus probabilidades de supervivencia.

 

Sin embargo, Han Li entendió claramente que esta acción tenía ventajas y desventajas.

 

Si la gente se concentrara en un lugar, el área que podría buscar sería considerablemente menor, disminuyendo enormemente la cantidad de medicinas espirituales que podría encontrar. En cuanto a cómo se distribuirían las medicinas espirituales al final, ¡también era difícil de decir!  Probablemente se decidiría por la fuerza.

 

Han Li naturalmente no tenía el más mínimo interés en una alianza. No sólo no habría ventajas, sino que también era más que probable que fuera utilizado como carne de cañón.

 

En cuanto a este anciano conspirador, probablemente no tenía buenas intenciones y estaba seguro de que aprovecharía una crisis para su beneficio personal recurriendo a manipulaciones.

 

El anciano vio que Han Li se quedó sin palabras cuando terminó de hablar. No pudo evitar sentirse ansioso, así que dijo con inquietud: “Tengo una idea. Tal vez el Discípulo Marcial Menor ha escuchado estas palabras antes, pero esta idea asegurará absolutamente que todos sobrevivan con seguridad durante el viaje”.

 

El anciano levantó una expresión profundamente misteriosa y apretó las arrugas de su frente por un momento; a Han Li le pareció que su apariencia era bastante humorística.

 

El joven de cabello amarillo que estaba a su lado parecía admirar mucho a este anciano conspirador. Aunque no dijo nada, expuso una expresión expectante hacia el anciano.

 

Como no se iba a unir a su alianza, Han Li no quería enredarse más y rechazó rotundamente: “Lo siento. Mi humilde persona no está acostumbrada a trabajar con otros. Tampoco tengo intención de hacerlo esta vez. Si el Hermano Marcial Mayor desea unirse a otros, entonces lo mejor es buscar a otros Hermanos Marciales Menores”.

 

Han Li habló con mucha franqueza e incisividad.

 

Han Li sabía que sólo demostrando claramente que no era un novato sin experiencia podría hacer que la otra parte se rindiera y no continuara enredándose con él. De lo contrario, si este Hermano Marcial Mayor Xiang sintiera que había la más mínima oportunidad de convencer a su compañero de secta, lo más probable es que continuara acosándolo. Han Li no quería ser molestado por esta persona.

 

Cuando el viejo Xiang escuchó esto, se dio cuenta de que buscaba el objetivo equivocado. Aunque la persona que estaba frente a él parecía muy joven, sus palabras eran prácticas y cuidadosas. Era claramente una persona experimentada que había pasado por pruebas y dificultades. El anciano ya no dijo más tonterías y se despidió con una apariencia ligeramente enfadada.

 

Han Li los vio dirigirse en dirección a otro discípulo que estaba meditando en la cima de una roca.

 

Han Li sonrió débilmente y giró su cuerpo hacia atrás, continuando observando a los varios compañeros de la secta. Sin embargo, esta vez vio a la ‘Hermana Marcial Menor Chen’ y a una mujer de apariencia común de pie junto a ella. Había unos cuantos hombres talentosos y guapos que se reunían levemente en las cercanías.

 

La comisura de la boca de Han Li se movió varias veces. Aunque no sabía por qué, se sentía desfavorable con aquellos pocos hombres. Finalmente decidió que lo que estaba fuera de la vista estaba fuera de su mente, y buscó un área deshabitada para cerrar los ojos y descansar…

 

Así, la mañana siguiente había llegado. Todos los discípulos llegaron a la cima de la montaña una vez más y se pararon en filas ordenadas, esperando la llegada de las otras sectas inmortales.

 

Después de esperar durante varias horas, aún no habían visto a una sola persona, haciendo que Han Li interiormente hiciera interminables maldiciones. Casi sospechó que las otras sectas estaban haciendo esto deliberadamente para consumir la fuerza física de todos los miembros del Valle del Arce Amarillo.

 

Sin embargo, lo que hizo que Han Li se sintiera aún más perturbado fue que, por casualidad, la ‘Hermana Marcial Menor Chen’ había sido asignada para que se parara a su derecha. Con el olor familiar de su cuerpo entrando ocasionalmente en sus fosas nasales, su imaginación se desató un poco como si estuviera regresando a esa noche extremadamente seductora.

 

Para cubrir las rarezas de su cara, sin que le quedase otra opción mejor, Han Li bajó la cabeza y fingió la apariencia de un gran malestar. Sin embargo, su corazón estaba lleno de grandes e interminables quejas. Era una mujer bonita, pero ¿podría su belleza ir tan lejos como para que él perdiera el control de sí mismo?

 

Sin embargo, este Ancestro Marcial Li, a quien Han Li admiraba mucho, estaba en el frente. Se paró con su cara hacia el cielo y fue capaz de pararse de esa manera durante un período de tiempo inesperadamente largo. No se sabía si se había embarcado en un viaje mental o si estaba pensando en algo.

 

De repente, Han Li sintió una perturbación en su entorno. ¡Parecía que algo sucedía!

 

No pudo evitar levantar la cabeza.

 

Todos sus compañeros de la secta miraron hacia el cielo sin excepción y miraron hacia el horizonte. Han Li también siguió sus miradas.

 

Vio que había varios destellos de luz en el cielo azul profundo, que se hacían cada vez más grandes. Poco después, también aparecieron una serie de puntos negros.

 

Debajo de los puntos negros, las luces plateadas parpadeaban; parecía que los puntos negros cabalgaban sobre las rayas de la luz de las estrellas a través del cielo.

 

Al ver esta maravilla, todo el mundo se puso aún más inquieto.

 

“¡Silencio! ¿Qué clase de niños son ustedes? Esta es la herramienta mágica voladora de la Secta del Vacío Claro, la Nieve Arco Iris. No hagan un escándalo por nuestro Valle del Arce Amarillo”. Un corpulento y robusto administrador de mediana edad giró la cabeza para pronunciar varias palabras de reprimenda con una tez oscura.

 

Esas palabras fueron bastante efectivas. La inquietud se solucionó inmediatamente, y después de eso, sólo hubo susurros ocasionales.

 

En ese momento, los puntos negros ya se hicieron evidentes. Cada uno de ellos era un cultivador que llevaba una túnica Daoísta gris. La mayoría de ellos eran verdaderos Sacerdotes Daoístas, cada uno sosteniendo un batidor de cola de caballo con su cabello atado en un moño. Sin embargo, aquellos que no llevaban ropas Daoístas parecían ser mortales, como si fueran niños protegidos que aún no habían salido de casa.

 

Han Li y los otros vieron claramente que las estrellas que estaban debajo de los pies de los miembros de la Secta del Vacío Claro eran en realidad un rígido puente de arco iris blanco cubierto con deslumbrantes motas de luz blanca plateada. Se desconocía cómo las motas de luz estaban incrustadas en el objeto.

 

Mientras Han Li observaba cuidadosamente la escena, el puente arco iris blanco que llevaba a los miembros de la Secta del Vacío Claro descendió a la montaña y aterrizó frente a los miembros del Valle del Arce Amarillo.

 

Su líder, un sacerdote taoísta de mediana edad, movió ligeramente su mano, y la luz blanca destelló. Los puentes de la Nieve Arco Iris desaparecieron, y en su mano apareció un objeto de brocado.

 

“¡No pensé que el Benefactor Li sería el líder esta vez. Este humilde Daoísta Fu Yunzi te saluda!” Este Sacerdote Daoísta caminó varios pasos hacia el frente del Ancestro Marcial Li y habló con radiante felicidad. Por su tono, parecía que eran conocidos.

 

“¡Humph! Si este viejo y burlón Daoísta podría venir, entonces, ¿por qué no podría venir yo?” El Ancestro Marcial Li dijo sin rodeos con ambas manos detrás de su espalda.

 

“Jeje, dentro de cada secta, hemos entrado en la Formación del Núcleo. Si no hiciéramos estos recados, ¿quién lo haría?” Al Sacerdote Daoísta no le importó lo más mínimo, y movió su batidor de cola de caballo con una constante sonrisa.

 

“Este viejo y gracioso Daoísta es astuto y perspicaz. La última vez, me trajiste sufrimiento. ¡No creas que tendrás la oportunidad de hacerlo de nuevo!”

 

“¿De qué está hablando el Benefactor Li? Reconocer las apuestas perdidas es un asunto correcto y apropiado. ¿Quién fue posiblemente perjudicado?” El sacerdote taoísta se rió.

 

Cuando el Ancestro Marcial Li escuchó esto, una fría luz pasó por sus ojos. Parecía que estaba a punto de enfadarse, pero inmediatamente pensó en algo y se retiró con grandeza, diciendo sin querer: “Después de que ese trozo de esencia de hierro se refinara en tu gran espada azul, su poder aumentó enormemente; este Li pasó diez años purificándola, pero sin embargo tuvo que entregársela barata y cómodamente a este anciano y gracioso Daoísta!”.

 

Sus palabras contenían grandes quejas. Estaba claro que sentía mucho dolor por esa esencia de hierro.

 

“Jeje, ¡así que resulta que el renombrado Maestro Inmortal Li realmente se preocupó tanto por un mero trozo de esencia de hierro! Bien, esta vez voy a producir otro artículo, uno definitivamente mayor que esa esencia de hierro. Si ganas esta apuesta, podrás recuperar tu pérdida anterior”.  El Sacerdote Daoísta dijo con una sonrisa mientras retorcía su barba.


Capítulo semanal (1/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

4 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 16

    Tadeo_MTZ - hace 2 meses

    Tal parece que hacen apuestas sobre los que entran en la prueba….supongo que viendo quién regresa con más discípulos o quizá quien encontró el mejor tesoro….o algo así…..

  2. Chavezz17

    Lector

    Nivel 12

    Chavezz17 - hace 2 semanas

    Lo van a querer estafar de nuevo, pero estoy seguro que nuestro protagonista lo va a salvar de un apuro y le deberá un favor.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.