<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 176

Capítulo 176. Haciendo una Apuesta

 

 

“¡No hay apuesta! ¡Absolutamente no! ¿Crees que yo haría lo mismo dos veces?” El Ancestro Marcial Li sacudió su cabeza como si estuviera tocando un tambor y expresó su rechazo.

 

“¿No hay apuesta? Los estándares del Benefactor Li son realmente muy altos. ¿La sangre del núcleo interno de un dragón demoníaco del diluvio ni siquiera entra en sus ojos?” El sacerdote Daoísta llevaba una expresión de asombro como si no pudiera creerlo.

 

Sin embargo, cuando Han Li vio su expresión, sintió que era muy falsa.

 

“¿Sangre del núcleo interno de un dragón del diluvio?” Aunque el Ancestro Marcial Li originalmente tenía la intención de rehusarse absolutamente a ser arrastrado a una relación con el sacerdote Daoísta, cuando escuchó el nombre del artículo, su expresión cambió abruptamente, y sus palabras temblaron un poco.

 

“¡Sí! Si el Benefactor Li quiere saber de este asunto, se lo explicaré. ¡Hace treinta años, en los peligrosos rápidos del Río Dragón en Espiral del Estado de Yuan Wu, pagué un gran precio por este artículo para poder conseguirlo!” El Sacerdote Daoísta dijo calmado y pausadamente mientras se devoraba la expresión de la otra parte.

 

“¡Imposible! ¿Cómo podría adquirirse la sangre de un dragón del diluvio, por no hablar de la sangre que se mantiene en su núcleo interno? Esto no es algo que se pueda decir sin pensar. ¿Te estás burlando de mí?” El Ancestro Marcial Li se despejó de su excitación y expuso una apariencia de duda.

 

“¿Este humilde taoísta no es un monje? Yo no mentiría. El benefactor puede echar un vistazo por sí mismo.”

 

El Sacerdote Daoísta no quería perder el tiempo explicando y simplemente volteó su mano, revelando una esfera blanca llena de mechones de sangre. Los ojos del Ancestro Marcial Li se abrieron de par en par, deseando poder correr y agarrarlo.

 

“Si la pitón plateada de cuerno del Benefactor consumiera este núcleo y se sometiera a un cultivo aislado durante diez a veinte años, lo más probable es que saltara de la etapa media del Establecimiento de la Fundación a la etapa tardía. Con otros cien años de cultivo amargo, no sería imposible entrar en la Formación del Núcleo”. Las palabras del Sacerdote Daoísta estaban llenas de tentación.

 

Cuando el Ancestro Marcial Li escuchó estas palabras, resopló fríamente y endureció la cara. Parecía que no se movía, pero su mirada indefinida y parpadeante exponía la inquietud de su corazón.

 

“Con una apuesta tan rara, ¿por qué el Benefactor vacila tanto tiempo? ¿Podría ser que realmente no tengas muy buena opinión de la fuerza de los discípulos de tu valle?” El Sacerdote Daoísta rizó sus labios, incitándolo a aceptar.

 

“Decir que los discípulos de nuestro Valle del Arce Amarillo son inferiores a los de su Secta del Vacío Claro es demasiado crítico.” El Ancestro Marcial Li llevaba una expresión de disgusto.

 

Pasó su mirada por el grupo detrás del Sacerdote Daoísta e inmediatamente obtuvo una estimación aproximada de los discípulos de la Secta del Vacío Claro. Su fuerza era casi la misma que la de los discípulos del Valle del Arce Amarillo.

 

“¡Bien, apostaré! Sin embargo, ¿qué tesoro mío quieres que apueste?”

 

Después de un momento de consideración por parte del Ancestro Marcial Li, sintió que sus probabilidades de ganar eran del cincuenta por ciento. Con la adición de su extremo anhelo por ese núcleo interior, finalmente asintió y estuvo de acuerdo. Sin embargo, sigue haciendo esa pregunta con cautela.

 

“Jeje, este humilde Daoísta no está interesado en ninguno de los otros tesoros del Benefactor. Si por suerte gana, entonces desea que el Benefactor le dé a este humilde Daoísta dos trozos equivalentes de esencia de hierro dentro de veinte años. La esencia del Fuego Verdadero del Benefactor Li es clara. Es muy famoso entre las Siete Grandes Sectas. ¡Para ti, esto es sin duda un asunto trivial!” El Sacerdote Daoísta dijo con ojos entrecerrados y una sonrisa. Aún así, un leve rastro de traición estaba contenido en sus palabras.

 

“¿Quieres dos trozos equivalentes de esencia de hierro?” La complexión del Ancestro Marcial Li era antiestética y casi saltó inmediatamente después de escuchar estas palabras.

 

“¡Viejo Daoísta gracioso, planeas tenerme trabajando duramente!”

 

“¿Cómo es eso? Mientras ganes, no tienes que hacerlo. Este es el núcleo interno de una bestia demoníaca de segundo grado, equivalente al de nosotros, los expertos en la etapa inicial de la Formación del Núcleo. Vale absolutamente la pena el precio”. El Sacerdote Daoísta dijo mientras agitaba la cabeza.

 

El rostro del Ancestro Marcial Li se volvió incierto. Después de un momento, finalmente extendió la mano y fríamente preguntó: “¿Estamos siguiendo las mismas reglas que la última vez? ¿Qué secta reúne la mayoría de las medicinas espirituales, seguidas por la calidad y, por último, el número de personas que salen vivas del área prohibida?”.

 

“Por supuesto, será igual que antes.”

 

El Sacerdote Daoísta estaba muy contento y rápidamente extendió su palma. La golpeó contra la de la otra parte, oficializando la apuesta.

 

Un agudo sondeo de ¡Pa!

 

Aunque el Sacerdote Daoísta golpeó su palma, no estaba feliz en lo más mínimo y en realidad estaba afligido.

 

La palma que golpeó no era la del Ancestro Marcial Li, sino una mano diferente y sucia. Esta mano apareció extrañamente entre los dos y estaba cubierta de grasa y suciedad. ¡Nadie sabía cuándo había sido lavada por última vez!

 

Los discípulos de las dos sectas que habían estado prestando mucha atención al diálogo de los dos Ancestros Marciales quedaron atónitos por esta escena fantasmal.

 

“¡Señor Qiong!”

 

El Sacerdote Daoísta y el Ancestro Marcial Li gritaron al mismo tiempo con una tez verde.

 

“¿Quién es un Señor? No me atrevo a ser considerado como tal. Estoy en la Formación del Núcleo, como ustedes. Es sólo que yo entré unos años antes”. La voz perezosa que venía de entre ellos era hablada por un hombre vestido de manera extraña.

 

Esta persona llevaba una prenda azul con varios parches y tenía el cabello corto de varias pulgadas de largo. Tenía una bolsa de tela azul pálida en la cintura que había sido lavada. A pesar de que su bolso hacía parecer que era una persona a la que le encantaba la limpieza, su rostro estaba cubierto de grasa oscura hasta el punto de no poder ver su verdadero rostro.

 

“¿Unos pocos años? ¡Más bien varios cientos!”

 

Después de ver claramente la apariencia de la persona, el Ancestro Marcial Li y el Sacerdote Daoísta sonrieron amargamente. Ambos emitieron un suspiro de pesar: ‘Fue esta persona como esperaba’. Sin embargo, no se atrevieron a mostrar la menor falta de respeto.

 

Además, su Técnica de Evasión Incorporal, creada por él mismo, había sacudido el mundo de la cultivación y era bien conocida en las sectas de cultivación de los países vecinos.

 

No se sabía si era porque su muerte era inminente o porque no podía entrar en el Alma Naciente, pero en los últimos cien años, se había vuelto cada vez más excéntrico y se había vuelto muy aficionado a burlarse de otros expertos en Formación del Núcleo. Casi todas las decenas de estos expertos de alto nivel habían sido engañados hasta el agotamiento.

 

Sin embargo, no había nada que ni siquiera los Grandes Ancestros Marciales de su secta pudieran hacerle.

 

En cuanto a la profundidad de su poder mágico, esta persona era la número uno entre los expertos en Formación del Núcleo. En cuanto a sus antecedentes, fue miembro de la secta más fuerte entre las Siete Grandes Sectas, la Secta de la Luna Enmascarada. Si uno buscara a una de las ‘Autoridades’ del Alma Naciente de la secta para sermonearlo, ¡es probable que estas ‘Autoridades’ ignoraran a estas personas ya que no estaban dispuestas a crear problemas por asuntos tan triviales!

 

Tal como era, esta persona estaba entre los más poderosos del mundo de la cultivación, conocido por ser un tirano malvado y un matón. ¡Esencialmente, quienquiera que lo viera estaba sujeto a los caprichos del destino! Sólo podían esperar que su estado de ánimo para el día fuera bueno, de lo contrario, sufrir por sus pequeños trucos sería inevitable.

 

Cuando este ‘Señor’ de repente los agració con su presencia, ¿cómo es posible que el Ancestro Marcial Li y el Sacerdote Daoísta no se asustaran hasta el punto de sentir que sus estómagos se agitaban?¡ Estas dos personas ya sufrían su tormento!

 

“Ya que has hecho una apuesta, para que no te sientas tan solo, ¡cuenta también con este anciano podrido!” El humor de este gran señor parecía ser bastante bueno; sin embargo, sus palabras hicieron que los dos se quejaran incesantemente.

 

“Señor debe estar bromeando. ¿Cómo podrían los discípulos de nuestras sectas compararse con los brillantes estudiantes de la Secta de la Luna Enmascarada? Estaríamos seguros de perder, así que no hay necesidad de apostar. Respetuosamente cedemos”, dijo el sacerdote taoísta con una sonrisa forzada.

 

El Ancestro Marcial Li cerró sus labios, pero su cara reveló una expresión que mostraba que estaba ciento veinte por ciento a favor de esas palabras.

 

Cuando el exaltado anciano escuchó esto, se rió con frialdad varias veces y volteó los ojos, diciendo extrañamente: “¿Cómo he podido aprovecharme tan injustamente? Estad tranquilos, mientras la actuación de vuestras dos sectas supere a la mía, entonces eso contará como mi pérdida. Después, pueden decidir quién ganó entre ustedes”.

 

“¿De verdad?”

 

Cuando el Sacerdote Daoísta escuchó esto, no pudo evitar dar un respiro de alivio. Aunque esta persona estaba de mal humor y se reía o regañaba como deseaba, sus palabras ciertamente fueron decisivas, y nunca le dio la espalda a una promesa. Dicho esto, esta apuesta podría considerarse justa, incluso dando a los dos una pequeña ventaja.

 

“¡Refiné estos tres talismanes tesoro de la Aguja Sin Forma por capricho, pero no tengo ningún junior, así que los apostaré en la apuesta!” Este anciano levantó la mano y, de repente, reveló tres talismanes con una aguja de siete colores dibujada en cada uno de ellos. Luego los guardó en un instante.

 

Cuando el Ancestro Marcial Li y el Sacerdote Daoísta vieron esto, fueron incapaces de ocultar la alarma en sus rostros. No podían evitar mirarse el uno al otro y ver la codicia en los ojos del otro.


Capítulo semanal (2/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Klo

    Lector

    Nivel 12

    Klo - hace 2 meses

    Ese experto va a ser entretenido de leer, se ve que se aburre y va a molestar bastante… Han Li puede salir muy benificiado como se gane el favor de ese viejo

  2. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 16

    Tadeo_MTZ - hace 2 meses

    Jejeje este Señor Qiong parece que sera un personaje muy divertido de leer …😄😄😄

    Aunque me preguntó: que serán esos talismanes….a juzgar por la codicia que se menciona en el ancestro Li y el daoísta deben ser tesoros….aunque lo interesante es que hacen y no que son…..🤔🤔🤔

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.