<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 177

Capítulo 177. La Justicia y el Mal del Mundo de la Cultivación

 

Este tesoro fue refinado a partir de la esencia de los cinco metales y estaba destinado a ser parte de la creación de este hombre, la Técnica de Evasión Incorporal. Podía llegar sin sombra y salir sin dejar rastro. Como podía lastimarse sin forma, era realmente difícil de lidiar.

 

Se decía que incluso daría un gran dolor de cabeza a los expertos en el Alma Naciente; era uno de los tesoros en los que se apoyaba este anciano para oprimir a otros.

 

Aunque obtuvieran el talismán tesoro de la Aguja Sin Forma, por la mera razón de su milagrosa invisibilidad, podría ser considerado un maravilloso tesoro que salva vidas. Como mínimo, los expertos en Formación del Núcleo serían incapaces de hacer frente a este extraño objeto.

 

“¡Bien, éste apostará de acuerdo a las palabras de este exaltado padre!” Después de una ligera consideración, el Sacerdote Daoísta estuvo de acuerdo después de sentir que los términos eran aceptables.

 

En cuanto al Ancestro Marcial Li, con la idea de cosechar grandes beneficios, apretó los dientes y aceptó tácitamente.

 

¡Pa! ¡Pa!

 

Los tres se golpearon las palmas de las manos entre sí, haciendo oficial su apuesta.

 

“Señor, ¿por qué ha venido aquí? ¿Podría ser que el grupo de la Secta de la Luna Enmascarada esté formado sólo por ti?” Una vez que los tres se separaron, el Sacerdote Daoísta de repente pensó en algo e hizo esta pregunta.

 

“He traído un grupo, para que la secta se sienta a gusto. La que lidera la secta es esa chica, Ni Chang. Simplemente he venido para ver si había o no nuevos jóvenes feroces en alguna de las otras sectas”, comentó el estimado Señor, infelizmente, después de abrir ampliamente los ojos.

 

“Ahora que he echado un vistazo, ¡son más o menos iguales! Creo que los discípulos verdaderamente talentosos de la secta de los Sobrinos Marciales difícilmente serían presentados. Ciertamente serían tratados como tesoros. ¡Piensen en ello! Sin experimentar encuentros peligrosos, ¿de qué sirve si son talentosos? ¡En el momento en que se encuentren con entidades nefastas, serán sacrificados como ovejas!”

 

Este anciano parecía desaprobar en gran medida la forma en que la secta manejaba las cosas y llevaba una expresión de ‘Todos ustedes están gravemente equivocados’.

 

Cuando el Ancestro Marcial Li y el Sacerdote Daoísta escucharon esto, sus rostros no cambiaron en lo más mínimo, pero estaban maldiciendo silenciosamente en sus corazones.

 

Este viejo excéntrico lo dice así de fácil. ¿Cómo podrían nuestras sectas llevar a nuestros discípulos más talentosos a participar en esta Prueba de Sangre y Fuego, donde es casi seguro que morirán? ¡Piensa que somos idiotas! Podrían ir a otra parte a adquirir experiencia, ¿por qué insistir en venir a esta maldita área restringida?

 

Naturalmente, estas palabras sólo podían ser asfixiadas en sus estómagos. No se atreverían a hablar así delante de este hombre. De lo contrario, ¿no sería una desgracia para ellos mismos? El Sacerdote Daoísta y el Antepasado Marcial eran bastante discretos.

 

Simplemente, esto demostró que, en el mundo de la cultivación, los que tienen puños grandes tienen un razonamiento simple.

 

Los discípulos de las dos sectas escucharon claramente el asunto de la apuesta del trío en el viaje al área prohibida y no pudieron evitar estallar en un alboroto. Sus expresiones no tenían nada en común y parecían extremadamente extrañas.

 

Naturalmente, nadie sería tan estúpido para denunciar directamente a los tres, así que sólo podían guardarse su resentimiento para sí mismos. De lo contrario, con el mero movimiento de su meñique, las vidas de estos cultivadores novatos se perderían.

 

Cuando el Ancestro Marcial Li vio partir a ambos, se dio la vuelta para barrer su cara a través de los discípulos del Valle del Arce Amarillo. Entonces dijo con frialdad unas pocas palabras que dejaron a Han Li y a los demás atónitos: “Soy consciente de que sienten que nuestra apuesta por sus vidas parece tenerles muy poco respeto. Si fuera otra persona, tal vez me daría una excusa, ¡pero siempre he despreciado esto! Les diré claramente que esta es la verdadera apariencia y la naturaleza cruel del mundo de la cultivación. Esto puede considerarse como un consejo”.

 

“Escuchen bien esto. En el mundo de la cultivación, sin importar si eres una persona justa de un clan prestigioso o un demonio malvado que abandonó el Dao, el avance es un acto contra la naturaleza donde sólo los fuertes sobreviven. Sin embargo, aquellos que son justos progresan lentamente, y su éxito fluirá naturalmente donde las condiciones son correctas; sus artes de cultivo son relativamente suaves. Pero a menudo actúan vilmente bajo la falsa pretensión de exterminar el mal y defender al Dao, en su mayoría hipócritas que fingen ser justos. Esas sectas demoníacas que siguen al Dao de los Demonios hacen todo lo posible para avanzar en gran medida su poder mágico, persiguiendo ciegamente formidables y poderosas artes de cultivación, y cultivando ferozmente una cantidad maliciosa de energía Yin. Tampoco les gusta ser oportunistas. Aunque afirman estar siguiendo los deseos de su corazón y mostrando su verdadera naturaleza, en realidad, sus acciones gradualmente se vuelven más extremas a medida que progresan en el cultivo. Pierden su naturaleza humana hasta que se vuelven sanguinarios y crueles”.

 

“Sin embargo, independientemente de si la secta se encuentra en el lado de los justos o en el lado de los malvados, es sólo cuestión de cómo se los representa. En realidad, ambos siguen la regla de que los débiles son presa de los fuertes. ¡Nosotros, los cultivadores, somos los mismos que los mortales del mundo secular! Los expertos en el ámbito superior del cultivo consideran a los cultivadores de bajo nivel como insectos impotentes. Son indignos de que se les hable y morirán de un solo golpe. Este es un asunto normal.”

 

Dicho esto, el Ancestro Marcial Li se detuvo. Su voz parecía tener cierta desaprobación hacia estas sectas llamadas justas y malvadas. Esta actitud hizo que los discípulos se sintieran algo confundidos. Un discípulo algo audaz no pudo evitar preguntar: “Ancestro Marcial, ¿es nuestro Valle del Arce Amarillo justo o villano?”.

 

“¡Jeje! No somos ni justos ni villanos. Las otras seis sectas son también iguales.” Contestó con una fría sonrisa.

 

“Todos ustedes son jóvenes, y el tiempo desde que entraron a la secta es corto. Es por eso que aún no han sido informados de la historia del mundo de la cultivación del Estado de Yue!”

 

“Hace mil años, nuestro Estado de Yue era como las otras regiones, en oposición entre la Justicia y el Mal. Durante ese tiempo, las Siete Grandes Sectas eran pequeñas sectas que aún no habían entrado en combate. Para sobrevivir, fueron forzadas a volverse justas o malvadas de acuerdo a la forma en que soplaba el viento. Si la fuerza de un bando fuera ligeramente mayor, esas pequeñas sectas se unirían a ese bando. Sin embargo, más tarde, los bandos de los Justos y del Mal estallaron en una batalla extremadamente desesperada que agotó a todos sus expertos. Después de esa batalla, su fuerza se agotó en gran medida, por lo que ya no tenían la fuerza para suprimir al Valle del Arce Amarillo junto con las otras pequeñas sectas. Después de un tiempo, nuestras Siete Grandes Sectas lograron unir sus manos y superar a las dos partes, extinguiendo completamente su ideología y evitando problemas futuros”.

 

“Las actuales artes de cultivación que han aprendido son en realidad el botín de guerra de entonces. Este fue el período cuando nuestras Siete Grandes Sectas se establecieron como las únicas grandes potencias en el Estado de Yue. Si todavía hay sectas justas o malvadas que desean invadir este lugar, nuestras siete sectas se unirán inmediatamente y las repelerán. Les impediremos absolutamente que se establezcan. Como resultado, las artes de cultivación que enseñan nuestras Siete Grandes Sectas incluyen las de las sectas Justas y Malvadas junto con algunas que son únicas también. En la disputa, podríamos ser considerados neutrales”.

 

Cuando el Ancestro Marcial Li dijo esto, no pudo evitar usar una expresión de contenido.

 

“Antes, todos ustedes cultivaban continua y amargamente en el valle. Siempre que dejaron las montañas de la secta, todos ustedes han viajado alrededor de la gran área del Estado de Yue pero nunca se han encontrado con el verdadero mundo de la cultivación, ni han experimentado todavía el lado oscuro y sangriento del mundo de la cultivación. Sin embargo, durante los períodos anteriores, en los lados de la Justicia y del Mal existían las Cinco Grandes Escuelas de Cultivación, una al lado de la otra: Budista, Daoísta, Confucianismo, Diabólico y Demoníaco. El grado de caos durante ese tiempo excede su imaginación, haciendo que parezca como si el saqueo y el genocidio fueran simplemente hechos comunes”.

 

Dicho esto, su expresión se volvió completamente solemne, pero poco después su rostro se relajó. Luego añadió con frialdad: “De acuerdo, voy a despertarlos a todos un poco para evitar que se vuelvan arrogantes. Recuerden que en el mundo de la cultivación, si su fuerza no es igual a la de los demás, no digan ciegamente palabras respetuosas. Este llamado respeto sólo se puede dar a los expertos muy por encima de los demás, ¡de lo contrario estarás provocando tu propia destrucción! Jeje, me pregunto cuántos de ustedes vivirán para comprender verdaderamente estas palabras después de unos días”.

 

Cuando Han Li y los otros discípulos escucharon esto, ya se habían quedado sin palabras y estaban excepcionalmente conmocionados. Las palabras pronunciadas a estos discípulos fueron demasiado sorprendentes.

 

“Deberían haber escuchado la apuesta que hicimos antes. ¡Esta apuesta es particular, sin embargo, es muy significativa para mí! Mientras gane la apuesta, no los trataré injustamente. Aquellos discípulos que me ayuden a ganar serán recompensados con creces. En cuanto al que más contribuya, lo tomaré personalmente como discípulo cuando llegue al Establecimiento de la Fundación”.

 

Los discípulos del Valle del Arce Amarillo que aún no habían comprendido el ‘consejo sincero’ se entusiasmaron de repente por la gran promesa que se hizo.

 

Convertirse en aprendices de un experto en la Formación del Núcleo, los que recibieron este privilegio fueron sólo unas pocas decenas. ¡Esta fue una oportunidad de oro que sólo ocurría cada mil años!

 

Viendo a la multitud ante él excitada con entusiasmo en cada uno de sus ojos, el Ancestro Marcial Li sonrió débilmente y quedó muy satisfecho. Mientras ganara esta apuesta, recordar los nombres de tres o cuatro discípulos era un asunto trivial. A lo sumo, simplemente se asentaría en alguna zona y transmitiría algunas artes de cultivación superficiales. ¿No era un asunto fácil de resolver?


Capítulo semanal (3/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Bueno eso que menciona en ancestro Li suele ser lo común en todo el mundo ..si tienes poder, talento, fuerza o dinero….esa gente normalmente suele ponerse por enésima de los demás …

    1. Chavezz17

      Lector

      Nivel 24

      Chavezz17 - hace 2 meses

      Todo depende de la situación, en este mundo inventado de la cultivación, solo la fuerza propia te mantiene a salvo de todo

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.