<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 189

Capítulo 189. Exterminación por Relámpago

 

Aunque Han Li no podía entender cómo los movimientos de Feng Yue eran tan rápidos, empezaron a surgir sospechas en su corazón.

 

Pero ahora no era el momento de investigar; no tenía más remedio que guardar el talismán tesoro ‘Ladrillo de Luz Dorada’. Agitó en su mano la espada madre de la ‘Cuchillas de Enjambre del Escarabajo Dorado’, haciendo que todas las espadas de los niños salieran volando como un enjambre de abejas, convirtiéndose en ocho rayas de luz dorada. Todos ellas dispararon agresivamente hacia Feng Yue, confiando en el caos que los grandes números crearían para obtener la victoria.

 

Si el oponente estaba dispuesto a retirar la raya amarilla para protegerse, obviamente sería mejor; podría forzar un punto muerto durante bastante tiempo, pero Han Li no estaba seguro de esta idea. Teniendo en cuenta que el oponente tiene una reputación tan extendida, su verdadera fuerza no se limitaría a esto. El ataque anterior parecía tener la intención de sondearlo.

 

Como era de esperar, cuando Feng Yue vio las doradas espadas de Han Li volando hacia él, no se asustó en lo más mínimo.

 

Se rió fríamente unas cuantas veces, y un artículo que acababa de sacar empezó a emitir luz; era una herramienta mágica en forma de paraguas amarillo.

 

En realidad, el Feng Yue no provocó que el paraguas se soltara de su mano; en cambio, cuando vio los ocho rayos de luz dorada que aparecían frente a él, abrió el paraguas con toda tranquilidad. Una barrera esférica hecha de luz amarilla apareció e inmediatamente cubrió todo el cuerpo de Feng Yue. Cuando las espadas doradas golpean la bola de luz, estallaron con extraños sonidos “pi pi pi pa”, y todas las espadas doradas rebotaron fácilmente.

 

Esta era también una herramienta mágica de protección de grado alto y, a juzgar por su fuerza, superaba definitivamente a la del Escudo de Hierro Oscuro Volador de Han Li.

 

El color facial de Han Li cambió dramáticamente, disminuyendo ligeramente. Feng Yue empezó a reírse alocada y ruidosamente, su expresión mostraba deleite.

 

Esto no fue sorprendente; desde que obtuvo el ‘Paraguas Amarillo’, nunca había sido dañado por ningún cultivador de capa inferior. Viendo la apariencia asustada de Han Li, naturalmente se sintió extremadamente despreocupado en su corazón.

 

Feng Yue valoraba este paraguas mucho más que el talismán tesoro. Los talismanes tesoro sólo podían ser usados por un tiempo limitado; cuando su energía se consumía, se convertían en pedazos de papel inútiles. ¡Por otro lado, el ‘Paraguas Amarillo’ puede ser utilizado un número ilimitado de veces!

 

Han Li suspiró y detuvo su hechizo, señalando con un dedo; todas las espadas doradas fueron llamadas y volvieron a su forma original al aterrizar en su mano.

 

Feng Yue no sabía lo que Han Li planeaba hacer, pero como todavía estaba protegido y se sentía despreocupado, centró toda su atención en controlar la raya amarilla,

 

Basado en la capacidad de protección y el alcance, el ‘Escudo de Hierro Oscuro Volador’ posiblemente era mucho peor que el ‘Paraguas Amarillo’; sin embargo, lo que Feng Yue no sabía era que en términos de flexibilidad, este pequeño escudo definitivamente era mucho mejor que la mayoría de las herramientas mágicas defensivas normales.

 

Al final, no importaba lo frenéticamente que Feng Yue hiciera que la raya amarilla se moviera o lo maravillosamente que flotara; todos estaban completamente bloqueados por el escudo exterior. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que si no destruía completamente este escudo, ¡no tendría forma de llegar a Han Li!

 

Su cara reveló una expresión de resentimiento, y se vio forzado a volver a su vieja táctica de usar la raya amarilla de la espada para usar lentamente el escudo de hierro. A pesar de que la luz negra emitida por el escudo ya había disminuido en una cantidad significativa, la luz restante era suficiente para resistir un corto período de tiempo.

 

En ese momento, Han Li, viendo que no había manera de asegurar la victoria, apretó los dientes y tomó una decisión desgarradora.

 

Devolvió las espadas doradas a su bolsa de almacenamiento y la cambió por una pequeña calabaza negra azulada. Levantó la calabaza en el aire, y siete u ocho esferas negras salieron volando de ella; estas esferas volaron hacia Feng Yue, ligeras como una pluma.

 

Feng Yue estaba naturalmente al tanto de los movimientos de Han Li, y por ello miró fijamente en blanco durante un momento. Esto se debía a que la herramienta mágica de la calabaza era simplemente demasiado común; todos los cultivadores de capa inferior conocían estas herramientas mágicas baratas, y casi todos ellos habían intentado usarlas antes.

 

No importaba si la herramienta que contenía las esferas era una calabaza, una botella o una olla; aunque las esferas que salían de ella se llamaban ‘Perlas Primitivas’, su fuerza en comparación con las herramientas mágicas de alta calidad era simplemente demasiado pequeña.

 

Pero también fue por eso que Feng Yue empezó a sospechar algo en su corazón.

 

No esperó a que las esferas se le acercaran, sino que se acercó y se puso en la mano un talismán con la ‘Técnica Lanza de Hielo’. Entonces, la levantó, y el talismán se convirtió inmediatamente en una lanza de hielo cristalina y brillantemente blanca, que lanzó decididamente para enfrentarse a las esferas.

 

Con un crujiente “peng”, la lanza de hielo voló y derribó tres o cuatro de estas esferas antes de romperse. Fragmentos blancos de hielo dispersos en el aire, como si fueran flores esparcidas por doncellas celestiales. Estos fragmentos de hielo se convirtieron en una pequeña lluvia de granizo, hermosa de una manera inesperada.

 

Viendo cómo se desarrollaban estas circunstancias, Feng Yue finalmente empezó a relajarse, y una vez más centró su atención en el propio Han Li. Esto se debía a que, en ese momento, de repente, había aparecido un estandarte azul; en este estandarte estaba la imagen de un dragón azul mostrando sus colmillos y blandiendo sus garras. Parecía increíblemente realista, como si estuviera a punto de saltar.

 

La experiencia de Feng Yue era muy abundante, y de un vistazo sabía que se trataba de una herramienta mágica de alta calidad; ¡no podía permitirse el lujo de subestimar su fuerza!

 

Mientras tanto, Han Li controlaba esta bandera, permitiendo que su superficie comenzara a acumular luz espiritual de color azul. Esta luz era muy deslumbrante, y su fuerza no era realmente pequeña.

 

Aunque Feng Yue estaba completamente seguro de su Paraguas Amarillo, su personalidad prudente y astuta le hizo mirar fijamente sin pestañear este estandarte azul, temeroso de que esta herramienta mágica tuviera algún tipo de poder extraño y pudiera romper sus defensas.

 

En cuanto a esas Perlas Primitivas, hace tiempo que se había dado cuenta de que eran pistas destinadas a perturbar su línea de visión, por lo que las ignoró. Basado en la lamentable fuerza destructiva de las Perlas Primitivas, aunque estuvieran flotando alrededor del Paraguas Amarillo durante un día entero, sería imposible para ellas perturbar su defensa, aunque sea ligeramente.

 

Sin embargo, Feng Yue se volvió cada vez más angustiado y desconcertado después de ver a Han Li sacar una herramienta mágica de alto grado tras otra.

 

Pensó que Han Li y esa mujer con muchos tesoros eran iguales y que debían ser discípulos de algún experto. Su deseo de asesinar a Han Li se hizo aún más urgente.

 

Temía que, si el oponente era capaz de sobrevivir, le causaría muchos problemas. Más aún, el oponente había sido testigo de todo el proceso de asesinato y robo de sus pertenencias. Si el anciano de la mujer con muchos tesoros viniera a buscarlo, tendría muchos problemas en sus manos.

 

Justo cuando Feng Yue se sintió atraído por el Estandarte del Dragón del Diluvio Celeste y su intención asesina iba en aumento, esas Perlas Primitivas se precipitaron frente a él y chocaron con la barrera creada por el Paraguas Amarillo. Después de hacer algunos ruidos al atacar la barrera, fueron fácilmente repelidas.

 

Cuando Feng Yue escuchó ese sonido, instintivamente bajó la cabeza para mirar.

 

“¡Confiar en esas Perlas Primitivas para atacarme es demasiado arrogante! No vale la pena mencionarlas, ni siquiera…”

 

“¿Por qué esta es tan pequeña? Incluso es de color azul…”

 

Feng Yue acababa de burlarse cuando descubrió una Perla Primitiva que había revelado una perla azul que se escondía dentro de ella. Era tan grande como una píldora, mucho más modesta en tamaño que las perlas primitivas regulares.

 

Feng Yue se asustó un poco; antes de que se le ocurriese una idea, la perla azul ya había golpeado la barrera con forma esférica.

 

“¡Luz blanca! ¡Una magnífica y cegadora luz blanca!”

 

Este fue el último color que Feng Yue vio en este mundo. Su cuerpo se giró lentamente, y luego no volvió a saber nada.

 

A los ojos de Han Li, cuando la perla azul entró en contacto con la luz amarilla, inmediatamente explotó con luz plateada sobre una esfera de unos pocos metros de ancho. Envolvió silenciosamente la parte mayor del cuerpo de Feng Yue. Después de esto, la luz blanca desapareció sin dejar rastro, revelando la expresión estupefacta de Feng Yue, como si estuviera listo para luchar otro día.

 

El corazón de Han Li se hundió, pero antes de que pudiera moverse, una ligera ráfaga de viento sopló. El cuerpo de Feng Yue se derrumbó repentinamente como granos de arena y se convirtió en cenizas que volaron con el viento.

 

Todo lo que quedaba eran las mitades de dos pequeñas piernas y el par de zapatos en sus pies. Se quedaron solos en el suelo, creando una escena indescriptiblemente extraña.

 

Cuando Han Li vio esto, no tuvo miedo. De hecho, inmediatamente se sentó en el suelo y respiró profundamente, permitiendo que su corazón, que había estado atorado en su garganta, se calmara.

 

Fue sólo después de usar su último recurso, la ‘Semilla Relámpago Celestial’, junto con toda una serie de movimientos destinados a cubrirlo, que fue capaz de aniquilar completamente el Feng Yue de la faz de la tierra.

 

Pero la expresión de Han Li no era de alegría, sino de auto-desprecio y de risa amarga.

 

Esto no era demasiado sorprendente, dado que la Prueba de Sangre y Fuego había entrado sólo en el segundo día; ya había usado todos sus tesoros mágicos, así como su última carta de triunfo que estaba guardando como último recurso. ¿Cómo es posible que sea feliz?

 

Cuando pensó en los tres días que le quedaban, así como en el número desconocido de personas violentas que se encontraría como Feng Yue, su corazón se hundió de nuevo mientras empezaba a relajarse.

 

Sin embargo, si no hubiera usado la Semilla Relámpago Celestial, habría sido definitivamente difícil escapar; el Escudo de Hierro Oscuro Volador había alcanzado su punto de ruptura. Además, teniendo en cuenta las herramientas mágicas de alto nivel del oponente, así como la mujer con muchos tesoros, definitivamente no había sufrido una pérdida; de hecho, ¡sería más exacto decir que se había hecho rico!

 

Han Li comenzó a pensar mejor en su situación, y su semblante revivió; miró apresuradamente hacia el lado opuesto. Pero tan pronto como sus ojos se fijaron en el lugar, la boca de Han Li se abrió de par en par, dejándolo sin habla por un tiempo significativo.


Capítulo semanal (3/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

10 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.