<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 19

Capítulo 19: Batalla en el Jiang Hu

“Discípulo Sénior Han, de verdad eres sordo al mundo exterior. ¿Este fue un evento tan masivo en la secta y todavía no sabías sobre ello? Incluso cuando estabas en reclusión, tu maestro debió de haber hablado contigo sobre ello.” El tono de Pequeño  Ábaco parecía volverse más y más sospechoso.

Después de escuchar la pregunta, Han Li ni siquiera se molestó en hablar. En cambio, sacó un medallón y se lo paso a Pequeño Ábaco para que lo inspeccionara.

“Discípulo Sénior Han, ¿qué estás haciendo? ¿Cuándo he dudado de ti? ¡¿Cómo podría no creerte?! el momento en el que te vi, me di cuenta que te veias familiar, he de haberte conocido hace mucho tiempo, ¡hehe!” Pequeño Ábaco escaneó el medallón rápidamente, y después de averiguar que Han Li en realidad era el discípulo de algún Anciano, se rio frenéticamente para apaciguar la tensión.

“¿Ahora, puedes contarme?” Han Li aún estaba preocupado sobre lo que preguntó anteriormente.

“Por supuesto, no hay problema.”

“Maldita sea, esto es terrible, espero que no haya ofendido a este tipo.” Pequeño Ábaco murmuró mientras su corazón se estremeció, entonces le contó la verdad entera sobre el asunto a Han Li.

Por los últimos años, la Secta de los Siete Misterios y la Pandilla de los Lobos Salvajes habían chocado más y más por el motivo del control de las ciudades ricas cercanas. En total, los dos poderes principales habían tenido más de 10 choques, y ambos lados habían sufrido muchas bajas. Entrenados como bandidos montados, los miembros de la Pandilla de los Lobos Salvajes eran extremadamente feroces como si no tuviera miedo a la muerte, y se enloquecían a la vista de la sangre. Los discípulos de la Secta de los Siete Misterios a pesar de tener artes marciales superiores, no poseían el intento de matar adecuado que era necesario, y cuando peleaban con la Pandilla de los Lobos Salvajes, siempre evitaban causar demasiado daño. Así que, al final, la Secta de los Siete Misterios sufría de más bajas. Después de un par de rondas de batallas, los altos cargos de la Secta de los Siete Misterios no podían tomar esto como si nada y por lo tanto, habían movilizado la mayoría de los discípulos dentro de la secta para aplastar en añicos a los miembros de la Pandilla de los Lobos Salvajes. Había dos razones del porqué la Secta de los Siete Misterios hizo esto. La primera, el control de las ciudades dentro de sus territorios era muy valioso para ser perdido, y en segundo lugar, para que los discípulos se acostumbraran al derramamiento de sangre, permitiéndoles ganar experiencia práctica de batalla en el Jiang Hu.

Aun así, a pesar de que los Discípulos Internos de la Secta de los Siete Misterios sostuvieron la ventaja durante las últimas peleas, hubo demasiadas bajas. Incluso algunos de los séniores mayores habían fallado en regresar vivos a la secta. Después de que Pequeño Ábaco dijo esto, no pudo evitar suspirar.

Después de eso, los líderes cambiaron la estrategia dejando a los Discípulos Internos  hacerse cargo de misiones menores y ganar experiencia en otro lugar del Jiang Hu. Después de que se acostumbraban a combatir, regresaban y se unían a la confrontación contra la Pandilla de Lobos Salvajes. Haciendo esto, efectivamente disminuía el número de bajas. Ahora, después de que cada Discípulo Interno tuviera dos años de entrenamiento en la secta serían enviados a las montañas para hacerse cargo de algunas misiones menores para ganar experiencia antes de que se les fuera asignado el pelear contra la Pandilla de los Lobos Salvajes.

(NT: Si, Repetitivo, lo sé)

Y así, los discípulos séniores más grandes ya habían sido enviados fuera de la montaña, dejando solo unos pocos defensores y los discípulos júniors quienes todavía no habían completado sus entrenamientos.

Después de escuchar, Han Li de repente entendió porque había diferencias en la montaña comparado con 4 años atrás.

¡Dang! Un sonido se escuchó mientras una espada voló hacia el cielo.

La mano izquierda de Zhao Zi Ling estaba presionando sobre una herida en su mano derecha, y mientras retrocedía algunos pasos, su rostro se tornó blanco pálido mientras respiraba pesadamente.

Bajo las feroces técnicas de sable del Discípulo Sénior Li, Zhao Zi Ling no tuvo tiempo de retroceder, y por lo tanto, no tuvo opción más que usar la espada en su mano para bloquear el ataque. Porque su fuerza interna era insuficiente, el arma que sostenía había sido lanzada al aire debido al choque.

“Discípulo Sénior Li, eres en efecto formidable. Este Hermano menor admite su derrota.” Zhao Zi Ling sonrió forzosamente mientras se inclinaba ligeramente.

Fuertes exclamaciones sonaron entre los espectadores.

“¡Discípulo Sénior Li, que habilidad marcial tan elegante!”

“¡Discípulo Sénior Li, excelentes técnicas de sable!”

“¡Discípulo Sénior Li, por favor dame alguna asesoría!”

Gritos de admiración sonaron por su ídolo, y el sonido retumbaba a través de la región entera.

El Discípulo Sénior Li mantuvo el sable levantado en el aire mientras sus mejillas se volvían rojas. Inicialmente, parecía que quería decir algo, pero de repente su expresión cambió mientras fruncía el ceño como si pensara en algo.

El Discípulo Sénior Li dijo fríamente, “Todavía tengo cosas urgentes por hacer. Adiós.”

Volteádose, El Discípulo Sénior Li usó una técnica de movimiento para dejar el área rápidamente.

“¡Ze Ze! No es sólo el Discípulo Sénior Li habilidoso en las artes del sable, su técnica de
movimiento también es superior!”

“¡Yup!”

Palabras de alabanza empezaron a escucharse.

Han Li frunció el ceño. Las artes marciales de este Discípulo Sénior Li en efecto no son malas,
pero parece que le gustaba ser el centro de atención, justo como un jóven.

Despues de que reflexionó, Han Li no pudo evitar sonreír amargadamente. El mísmo no era mayor que el Discípulo Sénior Li, y aun así, su pensamiento era demasiado maduro, como el de un hombre viejo. Parecía que después de practicar el canto oracular, su estado mental había madurado a un ritmo más rápido comparado con sus compañeros.

“Hermano Júnior, hasta ahora, todavía no me he aprendido tu verdadero nombre,” Han Li ojeó al Pequeño Ábaco cercano mientras de repente pensó en esta pregunta.

“Mi nombre es Jin Dong Bao. Sin embargo, Discípulo Sénior Han puede referirse hacia mi sólo como Pequeño Ábaco.” Pequeño Ábaco estaba emocionado después de que Han Li preguntó por su nombre. Entendió que había ganado la buena impresión de Han Li y que sería capaz de usarlo como su respaldo en el futuro.

“La próxima vez que estés enfermo o lesionado, ven a buscarme. Te trataré de gratis.” Han Li palmeó sus hombros, volteó su cuerpo y caminó de regreso a la región del bosque.

Dejó atras a un atontado Jin Dong Bao quien estaba todavía reflexionando sobre lo que significaban las palabras de Han Li.

Descarga:

14 Comentarios Comentar

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 6

      shunsukegf - hace 4 meses

      Che, esta novela me esta medio aburriendo!!! Le falta mas power y accion al prota. Estuvo aislado de la secta. Nadie sabe que es miembro…. si no existiera seria exactamente lo mismo.. este doctor es re perverso che.

  1. Chavezz17

    Lector

    Nivel 24

    Chavezz17 - hace 3 meses

    Top 1 aquí y en una página china, y hasta ahora veo a un protagonista que más que todo parece un espectador de todo

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    Midkoyt - hace 4 semanas

    Cuando salió de la montaña pensé “ok ya encontró el tesoro OP, es momento de conocer a la primera waifu sin embargo no apareció a simple vista después de leer que el discípulo li se sonrojo por los halagos me da la impresión que el es la waifu y solo se está haciendo pasar por hombre!!!!

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.