<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 197

Capítulo 197. Bestia Demoníaca – Ciempiés Gigante

 

“He llegado. ¿Qué cueva es esta?” Después de cuatro horas, Han Li se paró en una roca negra a media persona de altura. Estaba evaluando una abertura de una cueva de varios metros de altura.

 

“¡Parece no ser nada fuera de lo común!” Han Li no entró precipitadamente, sino que observó cuidadosamente los alrededores durante un rato. Aunque se podría decir que se le estaba acabando el tiempo, ¡nunca se pondría en peligro por descuido!

 

La cueva secreta mencionada en la información parecería poco llamativa desde el exterior. Mientras Han Li viajaba, vio muchas cuevas simples similares en la naturaleza que carecían del más mínimo rasgo notable. Tampoco sabía cómo los fundadores originales pudieron descubrir esta cueva. ¡Esto hizo que Han Li los admirara aún más!

 

Después del tiempo que tarda hacer una taza de té, Han Li estaba convencido de que no había ninguna bestia demoníaca ni nadie tendido en una emboscada cerca y caminó cuidadosamente hacia la cueva.

 

La cueva era completamente natural y estaba formada por una piedra de montaña de color azul claro. No había rastros de excavación artificial en su interior. Han Li llegó a esta conclusión después de mirar las paredes de la cueva mientras caminaba hacia ella.

 

Entonces, el cuerpo de Han Li se iluminó y entró sigilosamente en la cueva. Sin embargo, justo cuando caminaba unos diez pasos, Han Li se detuvo. Esto se debía a que después de doblar dos curvas, sus alrededores ya se habían vuelto oscuros.

 

Han Li arrugó su frente y buscó en su bolsa de almacenamiento, sacando una piedra de luz lunar del tamaño de un huevo. Después de sacarla, una suave luz blanca iluminó claramente los alrededores. Cuando Han Li vio esto, no pudo evitar mover la cabeza.

 

Su intención original era profundizar silenciosamente en las profundidades de la cueva y ver si había o no una bestia demoníaca protegiendo su interior. Si hubiera una, ¡Han Li le daría sigilosamente un golpe letal y ahorraría esfuerzo! Sin embargo, con la aparición de la piedra de luz lunar, se convirtió en un blanco claro. ¿Cómo podría montar un ataque sorpresa ahora?

 

Han Li levemente sostuvo la brillante piedra de luz lunar en su mano. Después de un momento de vacilación, usó su otra mano para golpear una barrera defensiva de atributo terrestre. Luego se agachó y continuó con pasos ligeros.

 

Como el interior de la cueva no era tan espacioso como los bosques, su técnica de movimiento rápido seguramente encontraba restricciones. Con una capa de protección en su cuerpo, estaba mucho más tranquilo. Mientras su velocidad era muy reducida, obviamente no podía elegir tener tanto velocidad como protección. Han Li lo entendió claramente y, por lo tanto, no tenía ninguna queja al respecto.

 

Esta cueva era muy larga y estrecha. Después de que Han Li caminó durante no menos de un cuarto de hora, no vio ninguna señal de llegar al final. Esto hizo que su corazón sintiera aprensión, y no pudo evitar dudar de que había encontrado el lugar equivocado y en su lugar encontró un nido de bestias demoníacas de grado alto.

 

Afortunadamente, después de caminar varias decenas de metros, la preocupación de Han Li había desaparecido una vez que miró hacia la esquina a su izquierda. Eso fue porque en la esquina izquierda, había muchas luces blancas tenues iluminando su vista.

 

Cuando Han Li vio esto, su corazón se llenó de alegría. Rápidamente apartó su piedra de luz lunar y caminó tranquilamente a través de ellas. Como este lugar ya tenía luces en la esquina, parecía que podría continuar con su plan original.

 

Con cautela, Han Li miró lentamente el rincón y lo que observó le causó alegría. Pero poco después, se quejaba por dentro.

 

Delante de él estaba realmente el final de la cueva. Además, era una gran sala de piedra natural. No sólo había muchas estalactitas brillantes, sino que cerca del interior había una pequeña pared de piedra púrpura con tres o cuatro pequeñas flores de color celeste claro creciendo sobre ella.

 

Estas pequeñas flores eran de una pulgada de largo. Sus varios pétalos estaban todos desconcertantemente enrollados en la misma dirección, creando inesperadamente una apariencia única. Desde lejos parecía como si fueran varios monos pequeños que sonreían ante algo cómico; ¡esto realmente causó que uno se sorprendiera mucho!

 

“No hay duda, estas son definitivamente las ‘Flores del Mono Púrpura’. Aunque el color de sus pétalos y tallo era azul, porque aún no estaban maduros”. Después de que Han Li vio estas flores, inmediatamente lo pensó con una agradable sorpresa.

 

Sin embargo, cuando giró su mirada al suelo bajo el muro de piedra azul, la expresión de Han Li se volvió inmediatamente amarga. En realidad había un ciempiés gigante de unos tres metros de largo acostado. Tenía espigas negras brillantes en su caparazón, antenas de aproximadamente un metro de largo y una apariencia siniestra aterradora. Sin moverse, Han Li se asustó mucho.

 

Aunque aún no había matado a ninguna bestia demoníaca de insecto venenoso, hacía tiempo que había escuchado hablar de su terrible reputación.

 

Según otros, las bestias demoníacas de insectos venenosos eran mucho más problemáticas que las bestias demoníacas de tipo ave o bestia. Además, la mayoría de ellos tenían un veneno extremadamente poderoso, que a menudo hacía que la gente muriera inmediatamente después del contacto. Por eso, si no era necesario, no es de extrañar que la gente evitara provocar a este tipo de bestias demoníacas tanto como fuera posible.

 

Ya que el ciempiés era así de grande, por lo menos, debería ser una bestia demoníaca de nivel medio. Que estuviera en nivel alto tampoco estaba descartado. Como tal, ¿cómo podía Han Li no respirar con frialdad y hacer muecas?

 

Ahora, tuvo que provocarlo mientras este ciempiés protegía las ‘Flores del Mono Púrpura’. Si no se ocupaba de este gran insecto venenoso, pensar en recoger las medicinas espirituales del muro era pura idiotez.

 

Han Li contuvo la respiración y lentamente retiró la cabeza. Sus movimientos eran extremadamente cuidadosos para evitar despertar al enorme ciempiés que parecía dormido.

 

Se apoyó contra la pared de piedra, y con las cejas arrugadas, bajó la cabeza, reflexionando sobre cómo debía tratar a esta bestia demoníaca.

 

Confiando en el poder de sus herramientas mágicas de alto nivel, atacar precipitadamente no está descartado. Usando el talismán tesoro de ladrillo de luz dorada, podría aplastar a la bestia demoníaca de un solo golpe. Sin embargo, esa acción consumiría bastante poder mágico y sería incapaz de mantener su mejor condición.

 

¡El camino de vuelta era todavía bastante largo! Estaba seguro de que se enfrentaría a más y más peligros, y como tenía que correr contra el tiempo, no podía pasar medio día viajando de vuelta, meditando y reponiendo su poder mágico.

 

Después de un largo período de profunda reflexión, Han Li tuvo un momento de brillantez y pensó en un buen plan.

 

Antes de hacer un movimiento, primero estiró cautelosamente el cuello para mirar al ciempiés. Cuando vio que estaba allí inmóvil, se calmó. Luego sonrió débilmente y desapareció en la oscuridad del camino.

 

Poco después, Han Li regresó, radiante de felicidad.

 

La barrera protectora que llevaba ya no se podía ver. Además, no siguió moviéndose sigilosamente, sino que giró la esquina con un alarde, entrando en la gran sala donde yacía el ciempiés gigante.

 

Con los movimientos fuertes de Han Li, ¿cómo podría el ciempiés gigante no darse cuenta? Si no lo hubiera hecho, un nombre mejor habría sido ‘bestia estúpida’ en lugar de bestia demoníaca. Cuando vio a Han Li, el ciempiés de varios metros de largo inmediatamente se puso alerta y levantó la cabeza. Agitaba continuamente dos antenas largas y gruesas que emitían ruidos sibilantes extraños y extremadamente aterradores.

 

Cuando Han Li vio esto, no dijo nada y simplemente levantó la mano. Varias pequeñas bolas de fuego volaron hacia la bestia a velocidades extremas y golpearon la cabeza de la bestia, produciendo una serie de explosiones.

 

Después de que el fuego se desvaneció, Han Li vio claramente que la cabeza de la bestia demoníaca seguía siendo de un brillante negro azabache después de ser golpeada por las bolas de fuego, y en realidad no había dejado la más mínima marca, dejando a Han Li sin habla. Parecía que lo que otros le habían dicho no estaba mal. ¡Esta bestia demoníaca de insecto venenoso era realmente problemática!

 

Aunque el enorme ciempiés no sufrió ninguna lesión, se enfureció por la reciente provocación de Han Li.

 

Aunque el enorme ciempiés no sufrió ninguna lesión, se enfureció por la reciente provocación de Han Li.

 

De los dos dientes afilados de su boca, salió una nube de niebla venenosa roja, que rodeaba con desmesura a Han Li.  Parecía que quería ahogar a Han Li en el veneno.

 

Naturalmente, Han Li no se quedaría tontamente quieto y permitiría que hasta el más mínimo de este veneno incomparablemente extraño lo tocara. Sin una barrera protectora que lo ralentizara, cuando la punta de sus pies tocó el suelo, se volvió más rápido que la neblina venenosa dándose la vuelta u saliendo volando  del túnel. Parecía como si tuviera miedo de la neblina venenosa de la bestia demoníaca y huyera de la derrota.

 

El enorme ciempiés naturalmente no dejó que Han Li se fuera fácilmente, y se deslizó extremadamente rápido hacia él. Le siguió por la gran sala como si fuera una ráfaga de viento. Parecía que su alocada prisa no era más lenta que la velocidad de Han Li. Cuando Han Li giró la cabeza para echar un vistazo, se sorprendió y aceleró su ritmo, aumentando la distancia entre ellos y desapareciendo en el pasaje.

 

El ciempiés gigante siseó extraños sonidos y siguió sin dudarlo. La bestia demoníaca se había deslizado a través de este pasaje innumerables veces. Naturalmente, estaba mucho más familiarizado con él que Han Li y fue capaz de perseguirlo poco después. En este punto, ya podía ver claramente la espalda de Han Li.

 

La bestia demoníaca, el ciempiés, estaba muy contento. ¡Sus pies aceleraron, corriendo ferozmente hacia adelante!

 

En ese momento, Han Li se detuvo repentinamente. En realidad giró la cabeza, mirando a la bestia demoníaca con una risita y ya no corrió más. ¡Parecía que había abandonado por completo la idea de correr!

 

Como tal, en un abrir y cerrar de ojos el ciempiés gigante saltó hacia Han Li, que estaba a sólo diez metros de distancia. Justo cuando estaba a punto de desgarrar y destrozar alegremente al pequeño humano que tenía ante sí con sus colmillos, sintió un fuerte dolor en su abdomen que le hizo detenerse. Inmediatamente cayó al suelo debido al dolor, mientras sangre negra y venenosa brotaba de su cuerpo.

 

Aunque no sabía cuándo, el enorme ciempiés había sido cortado inesperadamente por una hoja extremadamente afilada en su parte más débil, el abdomen. Sin saberlo, fue cortado cuidadosamente y recibió una gran herida. Con una herida tan mortal, no es de extrañar que el ciempiés estuviera sufriendo tanto.

 

De pie a un lado, Han Li, naturalmente, no dejaría pasar esta oportunidad para vencerlo mientras estaba caído. Levantó la mano y soltó una esfera de luz dorada, además de una brillante y azul aspa de viento hacia las dos antenas del ciempiés.


Capítulo semanal (11/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

12 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.