<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 252

Capítulo 252. Separación

 

“¿Sabes un poco sobre los detalles de la cultivación de esta persona? Si no es un discípulo importante o del Clan Yan y su cultivación no es alta, puedo ir a charlar con él y debería ser capaz de resolver esto sin problemas”, dijo Han Li con calma mientras se frotaba la nariz.

 

De hecho, comprendía claramente que poder forzar a una niña mortal requería una cultivación lo suficientemente alta. Por lo tanto, sólo podía ser un poco cuidadoso al respecto.

 

“Hice que Caihuan investigara este asunto antes. Aparentemente su cultivo fundamental había alcanzado la quinta capa. Aunque su apellido es Yan, es seguro que no es un personaje importante del Clan Yan. Si no, si fuera un discípulo importante, ¿por qué viviría entre nosotros los mortales?”.

 

La Dama Yan era digna de ser la antigua jefa de la Finca Mo. A pesar de que había llegado a una situación tan desesperada, se las arregló para arreglar este asunto y lo entendió perfectamente.

 

“¡Esto es indudable! En un momento, la Hermana Marcial Menor sólo tendrá que mostrarme el camino, luego iré a resolver este problema”. Cuando Han Li escuchó esto, asintió con la cabeza y contestó.

 

“¡Muchas gracias, Hermano Marcial Mayor! ¡Sabía que el Hermano Marcial Mayor ayudaría!” Cuando Mo Caihuan escuchó claramente esto, gritó dulcemente con extrema felicidad.

 

“¡Han Li, realmente te hemos molestado! Si no lo hubiéramos hecho, ¿de qué otra manera podrían esta madre e hija desafiar a un cultivador?” La gratitud pasó a través de los ojos de la Dama Yan, pero luego suspiró y añadió impotente: “Aunque este lugar parece restringir a los cultivadores de acosarnos a nosotros los mortales, hay demasiados cargos de cultivadores que humillan a los mortales, ¡pero cómo podría el Clan Yan castigar a todos esos cultivadores! Además, si un mortal no tiene cuidado y realmente comienza una disputa con un cultivador, se evaporaría sin dejar rastro. Esto es algo bastante común”.

 

Han Li había escuchado la falta de voluntad de ser impotente en sus palabras. Después de todo, comparados con la grandeza del poder supremo conquistado por la Finca Mo, su actual vida de tragarse su ira era, como había descrito la Dama Yan, verdaderamente humillante.

 

Después de que Han Li escuchó esto, se quedó en silencio por un momento, y luego hizo algunas preguntas sobre sus dudas.

 

“La esposa del Maestro, Hermana Marcial Menor, debería haber alcanzado una edad adecuada para casarse. ¿Por qué no ha encontrado aún una pareja adecuada en el castillo? Si se casara con un cultivador, ¿no tendrías a alguien en quien confiar?”

 

“¿Casarse?”

 

“¡No me casaré con esos cultivadores del Clan Yan!”

 

Justo cuando Han Li había terminado de hablar, la Dama Yan sonrió amargamente mientras Mo Caihuan rechazaba esto en voz alta con una expresión totalmente infeliz.

 

“¿Por qué?” Han Li estaba algo asombrado.

 

“¡Hermano Marcial Mayor! ¡Los cultivadores del Clan Yan fundamentalmente no nos tratan justamente como chicas mortales! Si un mortal se casase con ellos, básicamente sería tratado como un esclavo mortal, nada más. Sería indeseable para cualquier niña estar en esta posición, ya que sería golpeada y regañada con frecuencia. Prefiero permanecer soltera toda mi vida que casarme”. La voz de Mo Caihuan sonó rápida y ansiosa. Estaba claro que ella temía mucho esto.

 

“Han Li, no lo sabías pero tu Hermana Marcial Menor hizo una amiga aquí, una mortal en este castillo, y ella estaba casada con un cultivador del Clan Yan. El resultado no fue el esperado. Ella era frecuentemente abusada, y cuando su apariencia envejeció, encontraron una excusa para abandonarla, dejándola extremadamente miserable. Ese cultivador se casó de nuevo con una joven guapa. Si tan sólo hubiera un cultivador de buen carácter… hay realmente muy pocos de ellos allí. Tampoco estoy dispuesta a someter a Caihuan a dificultades. En cuanto a casarla con un mortal, su perspectiva es demasiado grande, ¡cómo podría ponerlas en sus ojos!” la Dama Yan explicó las acciones de Mo Caihuan.

 

“¡Así que es así! Pero si ese es el caso, ¿la Hermana Marcial Menor nunca se casará en toda su vida?” Preguntó naturalmente Han Li, arrugando su frente.

 

Cuando Han Li dijo esto, la expresión de la Dama Yan cambió como si quisiera decir algo. Pero después de un momento de duda, decidió no decirlo. Se desconocía lo que Mo Caihuan estaba pensando, ya que ella también bajó la cabeza y permaneció en silencio.

 

Entonces Han Li se dio cuenta de que la atmósfera se sentía un poco mal, como si….

 

Inmediatamente rompió el estado de ánimo, diciendo: “Hermana Marcial Menor, muéstrale a tu Hermano Marcial Mayor el camino. Resolvamos este asunto primero y hablemos de esto después”.

 

“¡Muy bien!”

 

Mo Caihuan dudó un momento antes de estar de acuerdo. Cuando la Dama Yan vio esto, no tenía ninguna intención de oponerse.

 

Así, Han Li y Mo Caihuan salieron de la tienda por el momento y se dirigieron directamente a la residencia del cultivador, que estaba bastante lejos.

 

……

 

“Hermano Marcial Mayor, ¿qué capa es tu cultivo? Cuando llamaste a su puerta, parecía como si un ratón viera a un gato. ¡Te llamó ‘Mayor’ incesantemente y se inclinó ante ti tantas veces! Con ese tipo de respeto, era como si viera a su propio ancestro”. Mo Caihuan retornó al vivaz escenario que Han Li recordaba. En el desolado camino de regreso, ella se rió continuamente. ¡Así es como debe actuar una joven de veinte años!

 

Cuando Han Li vio esto, sonrió débilmente y contestó humildemente: “No es nada, sólo una capa más alta. Según las costumbres del mundo de la cultivación, debería llamarme ‘Mayor’ “.

 

Cuando Mo Caihuan escuchó esto, la felicidad apareció en sus ojos y se rió aún más.

 

“A pesar de todo, cuando recuerdo esa expresión graciosa cuando me vio, ¡no puedo evitar reírme!”

 

Esta vez, Han Li no dijo nada y sólo sonrió silenciosamente hacia Mo Caihuan. Después de un momento, Mo Caihuan se volvió tímida y volteó la cara, sin decir nada más.

 

Pero un momento después, dijo algo que sorprendió mucho a Han Li.

 

“Hermano Marcial Mayor, sin raíces espirituales, ¿realmente no hay ningún método para cultivar? Yo también quiero ser una cultivadora como tú!” Mo Caihuan giró su cabeza hacia él con un rostro de dolor y una voz con esperanza.

 

Cuando Han Li vio esta escena, sintió un ligero dolor de cabeza, pero sólo pudo permanecer en silencio. Desde la antigüedad, era imposible cultivar sin raíces espirituales. ¡Esta ha sido una verdad constante y rígida del mundo de la cultivación por cientos de miles de años! ¿Cómo es posible que tenga la suficiente habilidad para romper esto?

 

Cuando Mo Caihuan vio la expresión de Han Li, su corazón originalmente ardiente se enfrió. Ella sabía que este extremadamente capaz Hermano Marcial Mayor tampoco tenía un método para esto.

 

No pudo evitar entristecerse, y se quedó en silencio a pocos pasos de Han Li. El viaje se ralentizó, y los dos parecieron quedarse en silencio.

 

Cuando los dos no estaban lejos de la pequeña tienda, Han Li se detuvo de repente y se giró hacia Mo Caihuan, diciendo: “¡Todavía tengo asuntos que atender y no puedo volver a ver a la Madre Marcial! Separémonos aquí. Afortunadamente, estaré aquí en el castillo Yan Ling por varios días más. Tal vez haya una oportunidad de verte en el futuro”.

 

“¿Qué? ¿El Hermano Marcial Mayor quiere irse ahora?” Mo Caihuan se sorprendió al principio, pero luego pareció muy decepcionado.

 

“Si, aquí hay algunas decenas de piedras espirituales. Dáselas a la Madre Marcial para que las reserve para emergencias. Ahora mismo, ¡esto es todo lo que puedo hacer!” Han Li sacó una pequeña bolsa de cuero de su bolsa de almacenamiento y se la entregó a Mo Caihuan.

 

“¡Muchas gracias, Hermano Marcial Mayor!” Mo Caihuan dijo esto con voz suave, pareciendo extremadamente débil. La renuencia a separarse apareció en sus ojos.

 

Cuando Han Li vio esta exhibición, no sabía por qué, pero sintió un dolor peculiar en su corazón.

 

Después de dudar un momento, sacó una botella plateada y tiró una píldora rosa.

 

“Toma esto. Aunque no te convertirá en una cultivadora, lo hará para que tu apariencia nunca envejezca y te mantengas joven para siempre. ¡Esto puede ser considerado mi regalo para ti como tu Hermano Marcial Mayor!” Dijo Han Li con expresión solemne.

 

“Hermano Marcial Mayor, yo…”

 

Cuando Mo Caihuan escuchó esto, no pudo evitar sorprenderse gratamente. Su deseo de decir las palabras en su corazón se hizo más fuerte. Sin embargo, Han Li no le permitió decirlo. Hizo un gesto con el dedo y la píldora medicinal entró en la boca de ella, lo que le hizo tragar involuntariamente.

 

“¡Hermana Marcial Menor, me voy! ¡Tú y tu Madre Marcial cuídense!”

 

Cuando se pronunciaron estas palabras, Han Li tembló levemente y su apariencia permaneció durante un segundo. Luego desapareció por completo.

 

“¡Hermano Marcial Mayor!”

 

Gritó Mo Caihuan, asombraao. Se apresuró a dar varios pasos y miró a su alrededor en todas direcciones. ¿Podría haber algún rastro de Han Li?

 

Desamparada, Mo Caihuan sólo pudo regresar lentamente a la tienda con una expresión de tristeza.

 

Tras un breve momento, Han Li apareció en una habitación no muy lejana. Después de mirar en silencio durante un momento más, volvió a desaparecer sin dudarlo.

 

Aunque Han Li no estaba seguro de lo que esta Hermana Marcial Menor le iba a decir, podía hacer una conjetura bastante acertada.

 

Pero desafortunadamente, aunque estaban destinados a encontrarse, no estaban destinados a estar juntos. Sus sentimientos hacia ella no habían llegado a ese punto.

 

Por no mencionar que su vida como cultivador del Establecimiento de la Fundación era realmente muy diferente de la suya. Por eso tampoco estaba dispuesto a tocar estos sentimientos. Después de todo, ver impotente a la gente que amaba marchitarse ante sus ojos era algo que Han Li encontraba intolerable.

 

……

 

“Residencia de la Grulla Celestial” El nombre de esta casa de té apareció ante Han Li. Era un edificio antiguo, de tres pisos de altura. Como era de esperar, fue algo imponente.

 

Con sólo una mirada áspera, Han Li no pensó más a fondo y entró. Esto se debía a que ya había sentido más de diez vibraciones de poder mágico dentro del edificio, todas las cuales estaban a la par con las suyas. Sólo los cultivadores en la etapa del Establecimiento de la Fundación o superior podían liberar tal poder espiritual.

 

Entró en la casa de té y barrió su mirada sin detenerse en lo más mínimo. Luego subió al segundo piso. Esto se debía a que en el primer piso sólo había mortales sin el más mínimo poder mágico.

 

Aunque había algunos cultivadores en el segundo piso, la mayoría de ellos eran de la etapa de la Condensación de Qi. Ellos eran fundamentalmente incapaces de entrar en los ojos de Han Li en este momento. Han Li sintió que la fluctuación del poder mágico se hacía mayor al acercarse al tercer piso, el objetivo real de Han Li.


Capítulo semanal (6/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

13 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 23

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Lástima … Realmente me agrada Mo Caihuan, solo que como dijo Han Li sus vidas son completamente diferentes … Ahora será que busca a alguien en la casa de té???? O solo por curiosidad??? Para ver qué se encuentra???
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

    1. Luis Mariano

      Lector

      Nivel 18

      Luis Mariano - hace 3 meses

      me pregunto si se volverán a encontrar con la familia de las esposas…

  2. Chavezz17

    Lector

    Nivel 24

    Chavezz17 - hace 3 meses

    Yo justo andaba maquinando sobre la relación de Han Li y la hija del Doctor Mo, pensé que él la ayudaría a volverse una cultivador al igual que él y andarían así durante toda la historia…pero no:(

    1. ilich

      Lector

      Nivel 4

      ilich - hace 3 meses

      eso seria un poco imposible, ya que el si tiene raíces espirituales, de las mas chafitas pero tiene jajajjaj

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.