<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 281

Capítulo 281. La Residencia Qin y la Joven Dama Biao

 

Después de dos horas, Han Li salió de la habitación secreta con Qin Yan, volviendo de nuevo a su aspecto de campesino.

 

Tras regresar a la habitación de invitados, el Maestro del Clan Qin miró a su tercera esposa e inmediatamente les ordenó que arreglaran una habitación limpia en la parte trasera de la residencia, ya que el Honorable Sobrino Han se quedaría con ellos durante un tiempo prolongado.

 

La razón superficial era simple. Como su Mayor, el Lord quería cultivar a este Menor y devolverle la bondad que los ancianos del chico le habían concedido.

 

Cuando la tercera esposa vio esto, se quedó boquiabierta, ¡pero no dijo nada en contra!

 

Cuando la mujer extremadamente astuta escuchó claramente esto, supo que Qin Yan ya había tomado su decisión y que no iba a cambiar de opinión. Además, podía percibir que este Honorable Sobrino Han tenía algo sospechoso entre manos con su señor esposo.

 

Pero como Qin Yan no le dijo nada de esto, naturalmente no realizaría ninguna acción que pudiera provocar su desaprobación.

 

Sin embargo, ella había adivinado con un poco de imaginación desenfrenada que, como se tomaba muy en serio a este Honorable Sobrino Han, podía ser que cuando Qin Yan era joven, hubiese dejado un hijo ilegítimo mientras estaba acariciando flores y pisoteando la hierba. ¿De qué otra manera podría ponerse tan pálido al leer la carta y ser tan cordial inmediatamente después?

 

Cuanto más la tercera esposa de mente vivaz pensaba en esto, mayor era la sensación de que estaba en lo cierto. Se sintió un poco infeliz, pero aparentaba como si nada hubiera pasado y actuaba cada vez más amable hacia Han Li.

 

De este modo, bajo las repetidas sugerencias del Lord Qin, Han Li siguió a Qin Ping para ver su residencia hasta que quedó completamente satisfecho.

 

Esta vez, la expresión de Qin Ping no era tan rígida como antes. En su lugar, su rostro lucía una sonrisa mientras se dirigía continuamente a él como ‘Joven Maestro Han’. Había olvidado selectivamente su comportamiento previamente frío.

 

Aunque Han Li parecía abrumado por el apoyo de un superior, suspiró secretamente ante este sirviente mortal. Su arte de cambiar en la dirección del viento que sopla fue realmente magnífico. Fue inesperadamente capaz de pasar de la arrogancia a la deferencia sin la más mínima apariencia de incomodidad.

 

No sabía si decir que su cara tenía la piel gruesa o si estaba acostumbrado a tales acontecimientos.

 

Poco después, Qin Ping llevó a Han Li por un pequeño sendero hasta la parte trasera de la residencia. Llegaron a un tranquilo patio de tres habitaciones.

 

El exquisito y refinado entorno era excepcionalmente tranquilo, lo que hacía que Han Li asintiera con la cabeza por dentro; le gustaba mucho.

 

Parece que este Qin Yan había pensado bastante para darle una morada adecuada.

 

“¡Joven Maestro Han, esta es su residencia! Este es el mejor patio de la Residencia Qin. Si alguien no fuera un huésped valioso del Lord, básicamente no se le permitiría vivir aquí”. Después de que Qin Ping dejara entrar a Han Li en el patio, le dio a Han Li una explicación.

 

Han Li se rascó la cabeza y sonrió ingenuamente. Se rió repetidamente como si no supiera qué decir.

 

Con mucho tacto, Qin Ping cambió de tema: “El joven Maestro Han no ha cenado todavía, ¿no? Este sirviente irá a la cocina y le traerá algo de comida. ¡Por favor, espera un momento!”

 

Dicho esto, Qin Ping se retiró respetuosamente del patio y se fue.

 

A medida que Han Li vio a esta persona alejarse gradualmente, sonrió levemente y se dirigió a las habitaciones.

 

La disposición de la habitación se adaptaba perfectamente al entorno, siendo cada mueble de una elegancia única.

 

Después de pasar por ella una vez, Han Li la encontró cada vez más agradable. No pudo evitar pensar en quién arregló el lugar de esta manera.

 

¡Ese Qin Ping se había movido bastante rápido! Poco después, una sirvienta llegó con una gran bandeja de bambú que contenía comida.

 

Al oler el aroma fragante de la comida, Han Li, que había ayunado durante varios años, se sintió un poco hambriento y arrasó dejando limpios los platos delicados.

 

Al final, Qin Ping vio lo que quedaba de la comida y naturalmente lo encontró un poco divertido. Pero su aspecto seguía siendo respetuoso al invitar a Han Li a la sala. El Señor Qin quería presentar a Han Li a los miembros de la Residencia Qin.

 

……

 

Cuando Han Li llegó a la sala de invitados por segunda vez, no era sólo Qin Yan y la Tercera Dama. También había entre veinte y treinta personas sentadas o paradas alrededor.

 

Cuando Qin Yan llamó a Han Li para que se sentara a su lado con gran familiaridad, algunos de los miembros más viejos de la sala se sorprendieron, pero los demás no reaccionaron. Pero las jóvenes damas y lords del Clan Qin no pudieron mantener la calma. Preguntó inmediatamente el joven maestro más favorecido, insatisfecho:

 

“Abuelo, ¿quién es este hermano? Nosotros, hermanos y hermanas, nunca lo habíamos visto antes; ¿podrías habernos llamado aquí por esta persona?”

 

Qin Yan sintió naturalmente la infelicidad en la voz de su nieto, pero no le puso ninguna cara, sino que le miró fijamente antes de decir con frialdad:

 

“¡Retírate! ¿Tienes derecho a hablar en este lugar? ¡Qué ‘esta persona’, ‘esa persona’! Es Han Li, mi Honorable Sobrino Han. Su mayor ha concedido a nuestro clan Qin un gran favor durante un tiempo de vida o muerte. ¡Tienes prohibido ser irrespetuoso con él!”

 

Esta frase de Qin Yan instantáneamente hizo que todos en la sala, excepto su tercera esposa, se conmocionaran.

 

Varias conjeturas y miradas curiosas aterrizaron simultáneamente en Han Li, que tenía una apariencia perfectamente inestable, moviéndose unas cuantas veces como si le estuvieran clavando agujas en la espalda.

 

En cuanto al joven maestro del Clan Qin, se retiró en silencio, su cara alternando entre rojo asustado y rojo avergonzado.

 

No esperaba en absoluto que Qin Yan, que normalmente le adoraba, hablara ahora tan despiadadamente con él. ¡Esto le hizo perder mucha dignidad frente a tantos hermanos y hermanas!

 

¡Debido a este asunto, este joven maestro naturalmente no tendría ninguna buena voluntad hacia Han Li! Por supuesto, no era tan ingenuo como para hacer cualquier movimiento malintencionado hacia Han Li, especialmente después de que Qin Yan hubiese dado esas órdenes.

 

Después de todo, parecía que este campesino tenía una posición muy alta en el corazón de su abuelo. No quería perder el favor de Qin Yan por este asunto.

 

Con esta persona como ejemplo, otras personas naturalmente no harían ningún movimiento hostil. En cambio, muchas personas revelaron apariencias amables después de encontrarse con la mirada de Han Li.

 

En ese momento, Qin Yan señaló y presentó a toda la gente de la sala a Han Li con una sonrisa:

 

“Este es mi hijo mayor, Qin Zhi, que actualmente me está ayudando a organizar todo el negocio en Yuejing. Tiene una muy buena cabeza. Este es mi segundo hijo…

 

Mientras Han Li fingía asentir con la cabeza, memorizaba en secreto a cada miembro del Clan Qin Yan que éste le presentaba; ¡después de todo, estas personas eran las que necesitaba proteger!

 

Sin embargo, este anciano Lord Qin podía procrear realmente; en total, tenía cinco hijos y tres hijas, e incluso tenía bastantes nietos y nietas.

 

En medio de todos, el mayor y el segundo hijo parecían tener unos treinta años e incluso tenían familias. El que había tomado la iniciativa de hacer una pregunta era el segundo hijo mayor.

 

Pero lo gracioso fue que el quinto hijo menor de Qin Yan tenía sólo cinco o seis años, un niño pequeño que sólo podía chuparse el pulgar.

 

Cuando Han Li pensó en ese joven de dieciséis o diecisiete años que se veía obligado a llamar ‘Quinto Tío’ a ese niño con la nariz goteante, sintió que era bastante cómico.

 

En cuanto a las esposas de Qin Yan, aparte de la tercera esposa que había conocido a primera hora de la mañana, había otra segunda esposa de unos cuarenta años, así como siete u ocho concubinas relativamente jóvenes.

 

La primera esposa de Qin Yan no estaba en la sala; en ese momento, se dijo que estaba rezando a Buda y se abstuvo de comer carne. Ya no saldría a ver a nadie.

 

Aparte de estas personas, había dos hombres de unos cuarenta años; naturalmente, eran el segundo y tercer hermano menor de Qin Yan.

 

Cada uno de ellos era responsable de una parte de los negocios del Clan Qin y podían ser considerados los miembros más importantes del Clan Qin. Por supuesto, ellos también tenían algunos hijos e hijas en la habitación, pero Han Li sólo memorizaba los nombres de estas personas, demasiado para prestarles más atención.

 

Después de todo, la energía que poseía como persona era limitada; solo podía centrarse en proteger a la gente que Qin Yan introdujo en esta sala.

 

“¿Dónde está la joven señora Biao?”

 

Cuando Qin Yan introdujo a toda la gente en la sala, de repente descubrió que faltaba una persona; no pudo evitar preguntarle esto a su tercera esposa sentada a su lado.

 

“Lord, la joven señorita Biao sintió que como viuda, no sería demasiado apropiado para ella conocer a ningún extraño, ¡y por eso no vino! ¿Debería ir a llamarla?”, preguntó suavemente la tercera esposa. Una expresión vacilante apareció en su cara.

 

“Oh.” Qin Yan pensó por un momento antes de continuar, “No te preocupes, el Sobrino Marcial Han no es un extraño; es mejor si ella viene y lo ve”.

 

“¡Sí, mi señor!”

 

“Pequeña Lian, ve rápido y llama a la joven señorita Biao; dile que el Lord le pidió que viniera!”

 

La tercera esposa ordenó indiferentemente a una joven doncella que estaba detrás de ella.

 

“Sí, señora.” Esta pequeña sirvienta que antes guiaba a Han Li de inmediato y rápidamente salió corriendo por una puerta lateral con pequeños pasos.

 

En ese momento, Qin Yan giró la cabeza y dijo en voz baja a Han Li:

 

“Hay una persona más que no vino, una joven a la que mi primera esposa salvó hace siete u ocho años mientras visitaba a sus padres.”

 

“Esta mujer es extremadamente lastimosa. No sólo perdió la memoria porque se golpeó la cabeza, sino porque su cuerpo estaba cubierto de heridas. El carácter de mi esposa es bastante bueno, así que después de tratarla y ver que la niña no tenía adónde ir, hizo que uno de sus hermanos la acogiera como hija adoptiva, ¡al menos dándole refugio!”

 

“Sin embargo, esta mujer es realmente desafortunada. Aunque estaba casada con un novio elegido por su padre adoptivo, sólo estuvo casada durante tres días antes de que su cónyuge se resbalara y cayera al río porque estaba demasiado borracho. Es razonable decir que una mujer tan joven elegiría naturalmente volver a casarse, pero esta mujer en realidad tiene el temperamento de morir en castidad y decidió vivir como viuda por el marido con el que sólo vivió durante tres días. ¡Este es un tema candente por aquí, pero le ha dado al clan de mi esposa una gran cantidad de prestigio!”.

 

“Después, su padre adoptivo falleció por enfermedad. Mi esposa, viendo que la joven verdaderamente lastimosa estaba cuidando sola una casa vacía, decidió traerla aquí para que la acompañara. De paso, ella también aliviaría la ansiedad de esta mujer”.

 

Mientras Qin Yan hablaba, ¡suspiraba incesantemente!


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

7 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 230

    rdrtoh - hace 4 semanas

    Poco a poco va reencontrando a la familia de su antiguo maestro.

    Gracias por el capítulo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.