<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 282

Capítulo 282. Transformación

 

Cuando Han Li escuchó las palabras de Qin Yan, aunque parecía conmocionado, las desaprobó. Sentía que la mayor parte del tiempo, estas lamentables mujeres se equivocaban por las historias de mujeres nobles que no se volvían a casar.

 

Cuando los jóvenes maestros que estaban en la sala se enteraron de que venía la Joven Dama Biao, todos susurraban incesantemente con expresiones de alegría mientras la anticipación aparecía en sus ojos. Esto sorprendió a Han Li, pero pronto se dio cuenta de que esta Joven Dama Biao debía ser una belleza tan delicada como una flor y tan refinada como el jade.

 

Justo cuando Han Li pensó esto, una joven doncella y una joven vestida de blanco llegaron a la sala de invitados.

 

Aunque esta mujer tenía hermosas cejas largas y claras, además parecía extremadamente dulce y tranquila, también emitía un indescriptible encanto ardiente de pies a cabeza, lo que le daba una porte encantador y emocionalmente conmovedor. Cuando la miraban la mayoría de los hombres, todos sentían el impulso de abrazarla y mostrarle su tierno amor.

 

Como jóvenes inmaduros e inexpertos, continuamente le miraban con una mirada feroz y con los ojos muy abiertos.

 

¡Parecía que esta Joven Dama Biao había sido el objetivo de los jóvenes maestros del Clan Qin durante bastante tiempo!

 

Sin embargo, cuando Han Li vio claramente la apariencia de esta mujer, el shock pasó a través de sus ojos. La estúpida y aburrida expresión de su cara desapareció repentinamente. Afortunadamente, Han Li pudo reprimir su corazón un momento después y restauró su apariencia original.

 

Debido a que esta transición ocurrió en menos de un segundo y todos en el pasillo estaban mirando a la joven, su secreto no había sido revelado.

 

En este momento, el corazón de Han Li se parecía a una tormenta que se agitaba constantemente.

 

La apariencia de la ‘Joven Dama Biao’ había cambiado mucho desde el principio, y la gracia de la joven también había cambiado ligeramente. Sin embargo, por la inteligencia que fluye a través de sus ojos y su delicada cara ovalada, Han Li reconoció a esta ‘Joven Dama Biao’ con una sola mirada. Ella era una de las pocas caras que había visto en la Finca Mo hace varios años, la elegante joven que vivía para investigar el arte de la curación, Mo Fengwu.

 

Cuando Mo Fengwu entró en la habitación, todos vieron su cara ligeramente enrojecida, y bajó la cabeza mientras caminaba. Naturalmente, no vio a Han Li, que estaba sentado junto a Qin Yan.

 

Cuando Qin Yan vio a sus jóvenes actuando de forma impropia, ¡se enfadó muchísimo!

 

Cough, cough.

 

Su cara se tensó, y después de toser varias veces más, los jóvenes que estaban absortos en la belleza de Mo Fengwu se despertaron y replegaron sus miradas una tras otra, asumiendo la apariencia de caballeros rectos. ¡Temían haber enfurecido al maestro de su clan!

 

“¡Ping’er! Siéntate junto a tu tía”. La tercera esposa decidió gritar apresuradamente, haciendo que Mo Fengwu se sentara a su lado.

 

“¡Gracias, Tía Tercera!”

 

Mo Fengwu dijo gentilmente una palabra de agradecimiento y caminó limpiamente al lado de la tercera esposa, sentado en posición vertical.

 

“Ping’er, no te quedes en tu habitación todo el tiempo. Es malo para la gente viva. ¡Es mucho mejor caminar afuera!”

 

Era obvio que Qin Yan consideraba a Mo Fengwu muy lamentable, ya que su tono era muy suave.

 

“Muchas gracias al Tío. ¡Ping’er lo entiende!” Mo Fengwu contestó dócilmente sin levantar la cabeza.

 

Cuando Qin Yan miró esto, suspiró suavemente.

 

Aunque esta hija adoptada respondía obedientemente cada vez, una vez que regresaba, continuaba como siempre. Qin Yan estaba indefenso. Entonces pensó en continuar con el negocio y le presentó a Han Li a Mo Fengwu, “Ping’er, ¡he hecho que vengas aquí para presentarte a alguien! Este es Han Li, mi querido sobrino Han. Es descendiente de un anciano que ha hecho un gran favor a nuestra familia. ¡Ven a echarle un vistazo! En el futuro, asegúrate de llevarte bien con tu hermano mayor”.

 

Han Li estaba totalmente centrado en los movimientos de Mo Fengwu. Cuando esta mujer escuchó las palabras “Han Li”, su cuerpo tembló un poco, y su corazón latió inmediatamente más rápido.

 

Después de un largo rato, Mo Fengwu levantó lentamente su cabeza, mostrando su hermoso rostro. En este momento, la serenidad emotiva de su belleza y sus labios se tocaron entre sí, dejando una débil respuesta: “¡Hola, querido Hermano Han!”.

 

Parecía como si Mo Fengwu realmente no recordara a Han Li.

 

Después de escucharla presentar sus respetos a Han Li, parecía como si estuviera aturdido por su encantadora apariencia. Finalmente dijo “Hola querida hermana” con mucha dificultad.

 

Esto hizo que los jóvenes espectadores al lado sonrieran y se rieran sin parar.

 

Qin Yan fríamente pasó sus ojos por encima de ellos, e inmediatamente se quedó en silencio. Han Li se rascó la cabeza y se quedó sin saber qué hacer.

 

Los siguientes asuntos eran mucho más sencillos.

 

Qin Yan proclamó fríamente a mucha gente de su casa que Han Li se quedaría en la Residencia Qin por algún tiempo. Durante este tiempo, asumiría el papel de joven maestro de la Residencia Qin, prohibiendo que otros lo menosprecien, de lo contrario habría fuertes castigos.

 

Cuando se pronunciaron esas palabras, los de la Residencia Qin empezaron a mirar a Han Li con una mirada peculiar. En ese momento, no era sólo la tercera esposa la que estaba adivinando la verdadera relación entre Han Li y Qin Yan.

 

……

 

Por la noche, Han Li estaba acostado en la cama de su habitación sin dormir. Estaba mirando el techo, como si estuviera preocupado por algo.

 

¡Pengpeng! El sonido de dos golpes de luz vino de fuera de la habitación. Han Li, que no se había dormido, levantó ligeramente el rabillo de su boca, revelando una misteriosa sonrisa.

 

Han Li se levantó tranquilamente y abrió la puerta de la habitación.

 

Fuera de la habitación había una mujer oculta por un manto.

 

Cuando esta mujer vio a Han Li abrir la puerta, inmediatamente dejó caer su capucha, revelando su adorable apariencia. Era Mo Fengwu, que había fingido no reconocer a Han Li ese mismo día.

 

Cuando Han Li vio esto, silenciosamente movió su cuerpo a un lado. Mo Fengwu entonces entró sin la menor vacilación.

 

Han Li estaba en la puerta y liberó su sentido espiritual. No descubrió a nadie en los alrededores. Parecía que Mo Fengwu había tenido cuidado cuando llegó hasta aquí.

 

Suavemente cerró la puerta y giró la cabeza. Vio que Mo Fengwu había deshecho silenciosamente su capa, revelando su amplio, seductor y delicado cuerpo. Luego, sin ningún rastro de cortesía, se sentó a un lado de la cama, mirando sin expresión a Han Li.

 

¡Han Li suspiró!

 

Aparte de su apariencia, le resultaba realmente difícil establecer una conexión entre esta mujer fría y distante y su impresión de esa joven y gentil mujer que amaba la curación. Sus experiencias durante los últimos años la habían transformado en una persona muy desconocida.

 

“¿Debería dirigirme a ti como Hermano Marcial Menor Han o Querido Hermano Han?” Una expresión de disgusto apareció en sus ojos mientras preguntaba esto groseramente.

 

“¡Llámame Han Li, Joven Dama Fengwu!” Dijo tranquilamente Han Li mientras refrenaba sus pensamientos.

 

Después de escuchar las palabras de Han Li, la cara de Mo Fengwu brilló de decepción. Pero poco después, dijo con una apariencia relajada: “No sé por qué el Joven Maestro Han, un cultivador Inmortal, llegó aquí a la Residencia Qin, ¡y tampoco me interesa conocer esos secretos! Vine aquí sólo para pedirle al joven maestro que mate a uno de los enemigos de Fengwu por respeto a su relación con mi padre como su maestro”.

 

Cuando dijo esto, Mo Fengwu era incapaz de mantener su fría y desapegada apariencia. Nerviosamente miró a Han Li, temiendo que Han Li se negara.

 

La expresión de Han Li había permanecido igual todo el tiempo, pero no la rechazó inmediatamente. En vez de eso, cogió una jarra de té fragante que había terminado de remojar y en silencio le sirvió una taza a Mo Fengwu. Luego dijo lentamente unas pocas palabras que sorprendieron a la mujer.

 

“¿Podría ser la persona que quieres que mate el Maestro de la Secta del Arco Iris?” Después de que Han Li se sentó frente a Mo Fengwu y sin prisas dijo esto, miró con neutralidad su estupefacta y bella apariencia.

 

La conmoción de Mo Fengwu desapareció rápidamente.

 

Ella miró a Han Li con una extraña mirada varias veces; después de un largo rato, dijo amargamente: “Parece que el Hermano Marcial Menor Han ya sabía de este asunto con la Finca Mo. ¡Es cierto que nada puede ser ocultado a los cultivadores inmortales!”

 

Aunque Mo Fengwu dijo estas palabras en voz baja, Han Li escuchó un rastro de resentimiento oculto en su interior. ¡Además, este resentimiento estaba dirigido inesperadamente hacia él!

 

Después de un momento de consideración, Han Li comprendió por qué estaba así.

 

Después, se rió un poco y explicó: “¡Parece que la joven dama Fengwu ha entendido mal! Independientemente de cómo lo digas, tengo una amistad con la Finca Mo. Si realmente hubiera sabido que la finca Mo estaba experimentando una catástrofe, al menos, habría dejado que las Madres Marciales escaparan ilesas y les hubiera permitido vivir el resto de sus años en paz. En cuanto a otros asuntos, sería difícil de decir”. Como explicó Han Li, se mostró extremadamente sincero.

 

No temía que Mo Fengwu le guardara rencor. Sin embargo, Han Li no pudo culparse de la causa de esta oscura injusticia.

 

Cuando Mo Fengwu escuchó las palabras de Han Li, sólo dijo “Oh”. Su cara volvió a tener un aspecto frío y desapegado. Han Li no sabía si esta mujer realmente había creído su explicación.

 

Cuando Han Li se dio cuenta de esto, agitó la cabeza, y después de un momento de duda, sólo pudo decirle la verdad. Al principio no quería decirle que realmente no conocía la verdad por el mundo de los cultivadores inmortales.

 

“En realidad, este asunto con la desgracia de la Finca Mo me lo dijo la chica Caihuan. Actualmente está junto a la Cuarta Madre Marcial”.

 

“¿Qué? ¿Estás diciendo que Caihuan y la Cuarta Madre siguen vivas?” Después de que Mo Fengwu escuchó esto, se emocionó y le resultó difícil de creer. Dos rubores rojos aparecieron en su cara de blanco puro por la excitación.

 

“Por supuesto que están vivas. Decir que están viviendo en un lugar excepcionalmente oculto no estaría mal”. Han Li añadió suavemente.

 

En verdad, después de escapar del Castillo Yan Ling, hizo algunas preguntas sobre las circunstancias de los mortales en el Castillo Yan Ling después de que el Clan Yan se marchase.

 

Al final, el castillo había quedado desierto, por lo que los mortales se aprovecharon de ello, dejando el castillo de Yan Lin. Después, todos los rastros de la madre e hija desaparecieron.


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Luis Mariano

    Lector

    Nivel 15

    Luis Mariano - hace 1 mes

    Presentia que sería uno de ellas, al final solo queda conocer si la ultima (creo que es la mayor) está viva.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.