<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 291

Capítulo 291. Clan Xiao

 

Este joven y apuesto príncipe naturalmente no sabía lo que Han Li estaba pensando. En vez de eso, dijo unas cálidas palabras de saludo a los previamente conocidos menores del Clan Qin y charló con ellos, haciendo que dos de las jóvenes damas se sonrojaran. Su afecto pareció aumentar.

 

Cuando Han Li vio esto, se rió fríamente hacia adentro.

 

Este joven príncipe era realmente cuestionable. Si estas damas del Clan Qin realmente se lanzaban a sus brazos, definitivamente no habría un buen resultado.

 

Incluso si el joven príncipe las probara y las dejara al descubierto, a Han Li no le parecería extraño en absoluto.

 

Después de un breve momento, el Príncipe Xin dijo unas modestas palabras a Qin Yan y se llevó al joven príncipe para socializar en otra mesa. Esto causó que los menores del Clan Qin, así como la pareja Hua que estaba hablando con el príncipe, se sintieran decepcionados.

 

Han Li se aprovechó cuando nadie estaba prestando atención y miró la espalda del joven príncipe, murmurando en voz baja mientras algo le brillaba en los ojos.

 

Después de varias horas, la fiesta llegó a su fin.

 

Una vez que los invitados quedaron plenamente satisfechos, comenzaron a despedirse del Príncipe Xin.

 

Qin Yan también había traído a Han Li y a sus subalternos para que se despidieran. Luego partieron desde la puerta principal de la residencia del Príncipe Xin.

 

Justo cuando el Lord Qin pensó que iba a subir a bordo del carruaje con él, Han Li repentinamente preguntó algo, para su sorpresa.

 

“Tío Qin, ¿podrías decirme quiénes son esos dos? ¿Lo sabes?”

 

Aunque las palabras de Han Li eran corteses, el Lord Qin no se atrevió a menospreciarlo. Apresuradamente volvió la cabeza para mirar y respondió: “El honorable Sobrino Han está hablando de esos dos… ¡Ese es el lord del Clan Xiao! Es el dueño de un famoso restaurante en Yuejing, Nube Tranquila. Como es un personaje de bajo perfil, no estoy muy familiarizado con él. En cuanto al joven desconocido a su lado, ¡debería ser su nieto!”

 

Después de que Qin Yan vio que Han Li estaba mirando a este par de abuelo y nieto, se puso una expresión de sorpresa. No sabía por qué Han Li de repente se interesó en estos dos.

 

“¡Así que es así! Tío Qin, deberías irte primero. Volveré a la residencia un poco más tarde.” Han Li asintió pensativamente con la cabeza y luego contestó.

 

Sin esperar la respuesta de Qin Yan, caminó lentamente junto al pequeño sendero que rodeaba la pared de la residencia.

 

Qin Yan miró fijamente a la espalda de Han Li y luego giró furtivamente su mirada hacia el Lord del Clan Xiao, sintiéndose un poco perplejo.

 

Pero después de pensarlo un poco, Qin Yan decidió abordar el carruaje y ordenó a su sirviente que se alejara.

 

Así, los carruajes del Clan Qin partieron de la puerta principal de la residencia del Príncipe Xin y regresaron a la Residencia Qin en el distrito este.

 

Esos jóvenes maestros y damas del Clan Qin simplemente no descubrieron la desaparición de Han Li. En cambio, estaban en los dos vagones de atrás discutiendo lo que había ocurrido hoy en la residencia del Príncipe Xin.

 

¡Estaban incomparablemente emocionados! Sentían que aunque no tenían karma inmortal, tenían historias para luego alardear con sus amigos una vez que regresaran.

 

 

Después de que Han Li caminó durante el tiempo necesario para preparar una taza de té, llegó a la puerta trasera de la mansión del príncipe después de caminar alrededor de los altos muros de la finca del príncipe Xin.

 

En ese momento, las altas puertas traseras estaban cerradas de forma segura. No había ni una sola persona a la vista.

 

Han Li sonrió y sintió que esto era lo correcto. De esta manera, no tendría que usar ninguna técnica de magia de ocultación.

 

Se puso arrogantemente delante de la puerta trasera y levantó la cabeza para mirar al cielo con aburrimiento.

 

Después de un momento de tiempo, Han Li se perdió en sus pensamientos.

 

De repente, Han Li sintió que había gente que se acercaba con la espalda encogida. Bajó la cabeza y miró con frialdad.

 

Las únicas personas que vio fueron el Lord del Clan Xiao y la joven disfrazada de hombre. Caminaron desde el otro lado de la puerta de la residencia. Cuando el viejo vio a Han Li, su figura se volvió lenta y expuso una apariencia de vacilación. Por otro lado, la joven a su lado tenía una expresión extremadamente curiosa y no tenía la más mínima apariencia de miedo.

 

El anciano se dio cuenta inmediatamente de algo y su expresión se tranquilizó de inmediato. Caminó hacia delante a grandes pasos, la joven le siguió de cerca.

 

“¡Este menor Xiao Zhen agradece enormemente al Mayor por el trato indulgente dentro de la mansión del príncipe! Si te he ofendido, estoy dispuesto a disculparme”.

 

Después de caminar frente a Han Li, este Lord Xiao todavía era incapaz de determinar cuán profunda era la cultivación de Han Li y se sorprendió. Sintiendo aún más reverencia hacia Han Li, corrió a saludarle y a pedirle respetuosamente perdón.

 

La expresión de Han Li no cambió después de recibir el saludo. Luego dijo débilmente: “No estás cultivando amargamente en una zona apartada con abundante Qi Espiritual. ¿Por qué has aparecido en Yuejing? ¿Podría ser que fueras reacio a apartarte de tus asuntos mundanos y de tu grandeza? ¿No querías continuar con tu cultivo?”

 

Independientemente del resultado, Han Li acusó primero al anciano de una acusación injustificada con el fin de abrumar fácilmente a la otra parte e imponer su propia voluntad; esto permitiría que los asuntos posteriores fluyeran más fácilmente.

 

“El Mayor malinterpreta. Debido a que la edad de este menor es demasiado avanzada, ya no tiene la oportunidad de llegar al Establecimiento de la Fundación. Por lo tanto, el clan lo designó como el mayordomo a cargo de nuestras fuentes de ingresos en el mundo secular. No se trata de volver al mundo secular y quedarse allí”. Cuando el anciano de túnica azul escuchó las palabras de Han Li, su corazón se relajó, y respondió con una apariencia tranquila.

 

“¿Eres el discípulo de un clan?” Han Li no los dejó ir fácilmente y lo cuestionó de cerca.

 

Han Li quería tener una idea de la situación de ambos. Si fuesen de un clan de cultivo famoso, Han Li no estaría dispuesto a provocarlos. Sin embargo, el apellido Xiao no parecía pertenecer a un clan muy conocido.

 

Después de escuchar la pregunta de Han Li, el anciano dudó por un momento. Volteó la cabeza hacia la joven a su lado antes de responder con sinceridad:

 

“¡Este Menor es del Clan Xiao del Arroyo de la Montaña del Río Feng de la Provincia de Yun!”

 

“¿El Clan Xiao del Arroyo de la Montaña del Río Feng?” Han Li arrugó su frente y lo pensó cuidadosamente. Estaba seguro de que nunca había escuchado ese nombre.

 

“El Mayor no necesita pensar tanto en ello. El Clan Xiao al que pertenece este Menor no es más que un pequeño clan. No haber escuchado hablar de ello es algo normal.” La cara del Lord Xiao se hundió cuando dijo esto en broma.

 

Han Li estaba un poco sorprendido. Después de haber evaluado varias veces al Lord Xiao, preguntó con calma y con su expresión normal: “Hablas con toda franqueza. ¿No temes que los extermine de inmediato?”

 

El anciano no reaccionó a las palabras de Han Li. Sin embargo, esa joven mujer parecía ser un gatito pequeño al que le pisaron la cola. Su expresión se tensó al poner inmediatamente la mano sobre su cintura. No había duda de que el bulto que estaba agarrando era una bolsa de almacenamiento.

 

Pero poco después, la joven vio que ni su abuelo ni Han Li se movían realmente para actuar. Con la cara roja, apartó la mano, pero no sabía dónde colocarla. ¡El dilema parecía extremadamente adorable!

 

Cuando el anciano vio esto, miró afectuosamente a la joven antes de dirigir su cabeza a Han Li y decirle con una sonrisa amarga: “Aunque éste es incapaz de ver a través de la profundidad de la cultivación de su estimada persona, está seguro de que eres un cultivador del Establecimiento de la Fundación. Claramente lo entiendo”.

 

“El Menor no cree que tenga herramientas mágicas, píldoras medicinales, o cualquier otro tesoro que un cultivador de alto nivel codiciaría.”

 

“Si el Mayor fuera una persona así, el Menor sería incapaz de hacer nada. Con mi escaso cultivo, correr y resistirse es inútil. ¡Uno también puede rendirse y cumplir los deseos del Mayor en vez de que saque su ira contra todo el clan de este! El Menor sólo pide que el Mayor trate a ella con indulgencia y deje ir a mi nieta. Ella es la única descendiente que le queda al Menor”.

 

Las últimas palabras del anciano fueron extremadamente sombrías. Esto causó que la joven mujer se asustó y se enfadó mucho. Ella dijo apresuradamente, descontenta: “¡Abuelo, no tengas miedo! Si realmente desea actuar en tu contra, ¡lucharemos juntos! ¡Entonces no tendremos que temerle!”

 

Cuando Han Li escuchó las palabras del Lord Xiao y de la joven, miró inexpresivamente durante un momento. Pero una vez que entendió completamente lo que la pareja planeaba hacer, se emocionó.

 

Aparte de las monótonas palabras de este anciano y su apariencia de martirio desinteresado, Han Li no vio la más mínima señal de que buscaba la muerte. De hecho, sus fluctuaciones de poder mágico indicaban que estaba almacenando poder en preparación. ¡No existía la más mínima intención de rendirse!

 

Si estaba claro que quería matarlos por tesoros, ellos querían apostarlo todo en una pelea.

 

Esa joven mujer también era muy divertida.

 

Aunque sus palabras eran indignantes, cuando no miraba a Han Li con sus ojos negros y brillantes, miraba incesantemente a su alrededor, exponiendo frecuentemente un aire astuto.

 

Sin embargo, esta joven mujer no sabía que desde que Han Li había completado la primera capa de la ‘Gran Técnica de Desarrollo’, su sentido espiritual era mucho más fuerte que el de los cultivadores comunes. Sus trucos insignificantes ya habían caído en las manos de Han Li.

 

Han Li pensó interiormente, ‘Quizás este “Clan Xiao del Arroyo de la Montaña del Río Feng” es algo fuera de lo normal en sus mentes. En cuanto a si existe tal clan, ¡incluso él lo duda!’

 

Por lo tanto, Han Li tenía una misteriosa sonrisa en su cara mientras miraba en silencio a los dos.

 

Como no dijo que estos dos podían irse ni hizo ningún movimiento hostil, la pareja de abuelos y nieta se quedó quieta durante un tiempo.

 

Desde el principio, el anciano y la joven habían conservado su aspecto solemne y sombrío.

 

Pero después de algún tiempo, Han Li, indiferente, los miró con una apariencia perezosa. El anciano Xiao y la joven se miraron con consternación.

 

“¿Qué piensa hacer el Mayor?” La joven no pudo aguantar al final. Pasando por delante de la mirada restrictiva del anciano, saltó delante de Han Li y preguntó en voz alta, señalando a Han Li con una expresión de queja.


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

5 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.