<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 300

Capítulo 300. Maldición de Sangre

 

“¡Hmph! Como nuestro Mayor, no tienes necesidad de humillarnos de esta manera. Si tienes algún método para torturarnos, ¡sólo úsalo!” El alto y delgado Segundo Hermano de los Cinco Amigos de la Montaña Meng de repente le gritó a Han Li; no parecía tener miedo de que su vida colgara de las manos de Han Li.

 

¡Esto conmocionó mucho a los otros tres! En sus corazones, este segundo hermano mayor era alguien que pensaba antes de actuar; ¡no era una persona impulsiva!

 

El joven de treinta años, que sentía que Han Li le resultaba un poco familiar, pensó por un momento; de repente pareció recordar algo e inmediatamente se giró hacia el hombre alto y delgado, gritándole con rabia y miedo: “Segundo Hermano, ¿qué estás tratando de hacer? ¿Intentas enfurecer a propósito a este Mayor y hacer que nos mate a todos en su ira?”

 

Tan pronto como esta frase salió de su boca, incluso Han Li se sorprendió un poco, sin mencionar al anciano de rostro oscuro y a la joven; no tenía idea de por qué este joven diría estas cosas.

 

En un instante, el rostro del Segundo Hermano se puso incomparablemente pálido y no dijo nada para defenderse.

 

“Cuarto Hermano, ¡estás loco! ¿Cómo podría el Segundo Hermano querer que muriéramos?” Cuando la joven escuchó esto, defendió airadamente al hombre alto y delgado.

 

Entonces la mujer volteó la cara hacia el anciano de cara oscura para decir algo. Sin embargo, ella realmente no había pensado que el anciano se vería tan triste.

 

“Segundo Hermano, ¿es porque la Tercera Hermana aún está en sus manos que pensaste que todos morirían para que la Tercera Hermana pudiera vivir?” Preguntó fríamente el anciano de cara oscura.

 

“Perdóname, Hermano Mayor, pero tú más que nadie deberías conocer sus métodos. Por el significado oculto detrás de sus palabras, la Tercera Hermana seguramente sufrirá cien tormentos bajo su mano y vivirá una vida peor que la muerte. Sería mejor tener el alma volando y dispersa que sufrir ese destino”. El delgado y alto Segundo Hermano finalmente se explicó con un rostro de vergüenza.

 

Cuando la joven escuchó esto, su rostro se puso incomparablemente pálido. Sus labios se movieron varias veces, pero ninguna palabra pudo salir.

 

“Humph, incluso si la Tercera Hermana es tu Compañera Dao, ¿tienes el valor de usar nuestras tres vidas a cambio de la suya?” El joven de treinta años gritó resentido al segundo hermano.

 

“Segundo Hermano, aunque el Cuarto Hermano habla un poco bruscamente, no está exento de razón. Cuando hicimos nuestros juramentos como hermanos jurados ese año, prometimos que todos viviríamos y moriríamos juntos. Pero ahora, por tus ideas egoístas, querías matar a todo el mundo deliberadamente. ¡Esto es injustificable!” La voz del anciano de cara oscura se llenó de decepción.

 

“¡Correcto! Quería que todos murieran, pero ¿qué otro método tengo? Mi propia carne y sangre está dentro del estómago de la Tercera Hermana. ¡No puedo permitir que mi Clan Li se extinga aquí! De lo contrario, ¿quién más tomaría la iniciativa de buscar la muerte? ¡Una vida miserable es preferible a una buena muerte!”

 

Mientras su expresión alternaba entre el rojo y el blanco, el hombre delgado y alto no pudo evitar gritarlo con los puños apretados.

 

Estas palabras causaron inmediatamente que el anciano y la joven quedaran ligeramente aturdidos, revelando conmoción. Por un momento, no supieron qué decir.

 

La mujer tenía la boca abierta con una expresión de completo asombro.

 

“¿Ya terminaron? Si es así, ¡entonces hablaré!” Han Li, que había estado observando con indiferencia desde el principio, de repente dijo esto con voz fría.

 

Cuando escucharon esto, los tres se sorprendieron inmediatamente y de repente recordaron que el que estaba realmente a cargo de sus vidas era en realidad el cultivador del Establecimiento de la Fundación ante ellos.

 

Su resentimiento desapareció inmediatamente sin dejar rastro, y una vez más se miraron con consternación.

 

“¡No me importa si están buscando la muerte o si están montando una obra de teatro! Sólo quiero información sobre los que están entre bastidores. Si realmente quieren morir, sólo podrán hacerlo después de que me den información. ¿Todavía pensaban que tenían control sobre su vida y su muerte?” Las palabras sin emoción de Han Li hicieron que la piel de los cuatros cambiara mucho.

 

“No sabemos mucho de lo que quieres. Además, tenemos una restricción de maldición de sangre en nuestros cuerpos. No podemos filtrar ningún asunto importante a los forasteros, de lo contrario activaríamos inmediatamente la restricción y nuestros corazones se romperían”. El anciano de cara oscura apretó los dientes y luego dijo esto. Parecía que ya se había dado por vencido.

 

“¿Maldición de sangre? Eso es un poco interesante. ¡Déjame inspeccionarla!” Han Li se volvió muy curioso y dijo esto con cierto interés.

 

Cuando el anciano de cara oscura escuchó esto, su espíritu tembló un poco. Después de algunas vacilaciones, tomó la iniciativa de caminar hacia adelante y extender su brazo, sosteniendo un hilo de esperanza.

 

Tenía esperanzas de que Han Li fuera capaz de eliminar la calamidad oculta en su interior. Sin embargo, sintió que estas esperanzas no eran muy probables.

 

Aquellos que les pusieron la maldición de sangre estaban extraordinariamente seguros de que ningún cultivador con una maldición de sangre divulgaría sus secretos. Aquellos que divulguen secretos, independientemente de que sean deliberados o no, morirán en el acto.

 

En ese momento, Han Li agarró su muñeca y lentamente circuló el poder espiritual a través del cuerpo del anciano. En ese momento, su expresión cambió y se volvió incomparablemente respetuosa.

 

Los otros tres de los Cinco Amigos de la Montaña Meng miraron a los dos con gran atención. Esperaban que este experto Han Li fuera realmente capaz de eliminar la maldición de sangre.

 

Después del tiempo que se tarda en hacer una taza de té, Han Li soltó la mano del anciano y bajó la cabeza contemplando.

 

Después de un breve momento, levantó la cabeza y preguntó al anciano, con la misma expresión: “Cuando te echaron la maldición, ¿cantaron algún encantamiento extraño o dijeron alguna palabra extraña?

 

La pregunta de Han Li hizo que los cuatro revelaran una apariencia de conmoción mezclada con un rastro de felicidad.

 

“Dijeron… dijeron unas palabras extrañas que no entendimos. Parecía que el encantamiento provenía de algún tipo de dialecto antiguo. Estamos seguros de que nunca antes habíamos escuchado esas palabras. Además, fue un cultivador del Establecimiento de la Fundación quien nos echó la maldición”. Sin esperar a que el anciano de cara oscura respondiera, el hombre delgado contestó con entusiasmo primero.

 

“Además, después de terminar estas palabras, tomaron un tazón de sangre negra desconocida y nos pusieron un patrón peculiar en todos los brazos. Es incapaz de ser lavada”. El anciano inmediatamente añadió. Luego expuso todo su brazo, revelando un extraño símbolo negro e indistinto.

 

Después de que Han Li se adelantó y miró cuidadosamente, asintió con la cabeza. Luego volvió a bajar la cabeza pensando.

 

Poco después, Han Li levantó repentinamente la cabeza y sonrió misteriosamente hacia ellos, diciendo: “¡Tenía razón! ¡Parece que he descubierto lo que es esta maldición de sangre!”

 

“¿Son ciertas las palabras del Mayor?” El anciano de cara oscura dijo temblando. Los otros tres no se atrevieron a creer las palabras de Han Li.

 

Esta maldición de sangre era como una hoja afilada en sus cuellos. No tuvieron más remedio que seguir las órdenes que se les dieron. Si Han Li pudiera realmente eliminar el gran peligro que residía en sus corazones, podrían recuperar su libertad y no necesitarían obedecer más a sus captores.

 

“¡Esta supuesta maldición de sangre es en realidad una especie de maldición oral! Lo que creó la restricción debería ser ese extraño encantamiento. No tiene absolutamente nada que ver con la marca de sangre negra dibujada en la parte superior del brazo; ¡eso fue sólo un engaño!” Han Li explicó con indiferencia. Parecía como si estuviera muy preparado.

 

Sin embargo, suspiró interiormente por la casualidad.

 

Afortunadamente, cuando buscaba información sobre el Medallón de Mayor Desplazamiento, se había encontrado con esta técnica de maldición oral en un libro muy peculiar. De lo contrario, no habría sabido ni la más mínima cosa al respecto.

 

“¿Es posible que el Mayor elimine la maldición?” La joven no pudo evitar pedirlo.

 

“No lo sé.”

 

La fría respuesta de Han Li hizo que el corazón de todos cayera. La salvaje felicidad que habían revelado anteriormente se desinfló instantáneamente.

 

“¿Qué significan las palabras del Mayor?” El anciano de cara sombría se apresuró a sonreír y le preguntó esto cuidadosamente.

 

En este momento, con la eliminación de la maldición en las manos de Han Li, no se atrevió a ofender a Han Li en lo más mínimo.

 

“Hay dos métodos para eliminar una maldición oral. Un método es conociendo el canto de la maldición. Mientras tenga el canto en mis manos, puedo leerlo en voz alta con poder espiritual y romperlo con seguridad. El otro método es usar mi conciencia espiritual para entrar en su mar de conciencia espiritual y borrar con fuerza los rastros de la maldición oral. Este método requiere que la conciencia espiritual del que lo quita sea mayor que la del que lo lanza. De esta manera, la impresión puede ser removida. Pero si fallo, la maldición oral se desencadenará. Deberías saber claramente lo que pasaría después”, dijo Han Li arrugando su frente y lo dijo con dureza.

 

“¿Qué? ¿Puede activarse por sí sola?” La joven no pudo evitar gritar.

 

La persona que puso la maldición sobre ellos había usado a una persona viva para demostrar lo que sucedería después de que la maldición de sangre fuera activada.

 

Esa escena que ella presenció, al ver a esa persona escupiendo trozos de su corazón de una manera miserable, todavía estaba fresca en su memoria. Hizo que sintiera miedo por la mera mención de la maldición de sangre.

 

Las caras de los otros también eran antiestéticas. ¿Cómo es posible que jueguen con sus vidas?

 

Han Li los miró y luego se rió fríamente. Cuando pensó en decir algo, el segundo hermano, delgado y alto, levantó valientemente la cabeza y dijo: “¡Mayor, por favor, elimine mi maldición! La misma persona puso maldiciones de sangre sobre todos nosotros. Si puedes quitarme la mía, entonces seguro que también quitarás todas las otras.”

 

Estas palabras hicieron que los otros tres abrieran los ojos con sorpresa y lo miraran con la mirada perdida.

 

“Segundo Hermano, ¿qué estás haciendo? Esto es demasiado peligroso”. Después de que la mujer recuperó su porte, ella se apresuró a persuadirlo con ansiedad.


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

5 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.