<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 316

Capítulo 316. Desaparición

 

“No. Hace siete u ocho años, estaba ayudando al Hermano Marcial Mayor Ma a cuidar de su jardín medicinal, pero ¿no fue entonces cuando tuvo lugar la Prueba de Sangre y Fuego? ¿Por qué la Hermana Marcial Mayor Chen, pregunta esto?” Contestó tranquilamente Han Li después de levantar la cabeza, llevando una impecable expresión de curiosidad.

 

La piel de Chen Qiaoqian se puso pálida al instante, antes de morderse momentáneamente los labios rojos y decir con rigidez: “No… Sin embargo, recuerdo que el Hermano Marcial Menor, Han, había salido ese año, ¡y la coincidencia del momento encajaba casi a la perfección!”.

 

“La vez que salí fue en preparación para la Prueba de Sangre y Fuego, comprando algunas herramientas mágicas y talismanes. Sin embargo, cuando salí, no encontré nada fuera de lo común”. Han Li negó tranquilamente.

 

¡Escuchando las palabras de Han Li, Chen Qiaoqian permaneció sin habla durante mucho tiempo! Solo miró fríamente a Han Li, como si realmente estuviese mirando al corazón de Han Li.

 

“Ya que es así, ¡no hay nada que decir! Hermano Marcial Menor, puedes irte. Deseo estar sola en un momento de paz”.

 

En la cara de Chen Qiaoqian apareció un rastro de profunda decepción. Suavemente volteó la cara hacia un lado y dijo esto con una voz cansada.

 

Cuando Han Li vio esto, suspiró. Sabía que, independientemente de si la otra parte confiaba en sus palabras, esta Hermana Marcial Mayor Chen ya no le molestaría.

 

Con su tono distante y respetuoso, esta Hermana Marcial Mayor debería llegar a una conclusión. Pero con su naturaleza orgullosa, naturalmente ella no tomaría la iniciativa de encontrarlo de nuevo.

 

“¡Hermana Marcial Mayor, me despido!” Han Li saludó y sin dudarlo un instante, se dio la vuelta y abandonó el jardín.

 

Cuando ya no se podía ver a Han Li, Chen Qiaoqian se dio la vuelta y miró en dirección a la salida del jardín con una mirada complicada. Ella susurró débilmente: “Si no eres tú, ¿quién es? Durante ese año, el único que salió al mismo tiempo y tenía fuerzas fue usted, ¡Hermano Marcial Menor Han!”

 

Dicho esto, se acercó con gracia a una flor de peonía floreciente y cogió ágilmente la hermosa flor con sus dedos impecables; se la acercó a la nariz y la olfateó suavemente.

 

Con el aroma fragante de la flor, Chen Qiaoqian se sumergió en un profundo estado de contemplación.

 

Después de que Han Li dejó el jardín de flores, suspiró mucho. Después de agitar la cabeza, regresó rápidamente a la sala con pasos apresurados.

 

Cuando los demás vieron el rápido regreso de Han Li, se sorprendieron un poco. Sin embargo, ninguno de ellos tuvo tanto tacto como para tomar la iniciativa de preguntar sobre el asunto.

 

Incluso cuando algunas personas hicieron algunas bromas sobre Han Li y Chen Qiaoqian, Han Li se rió sin prestarle mucha atención. Su expresión no era nada extraña.

 

Poco después, Chen Qiaoqian regresó y se sentó junto a Zhong Weiniang con su expresión normal. Ella continuó susurrando con ella.

 

Cuando los otros vieron esto, naturalmente encontraron vergonzoso seguir bromeando sobre los dos y de inmediato cambiaron el tema de nuevo al asunto de su batalla con la Escuela del Mal Negro.

 

El tiempo pareció pasar rápidamente y el brillante cielo se oscureció rápidamente.

 

Los cultivadores del Valle del Arce Amarillo ya habían regresado a sus habitaciones y estaban haciendo preparativos para su próxima batalla.

 

Aunque cada uno de ellos sintió que su grupo de cultivadores del Establecimiento de la Fundación tenía una gran ventaja y que la victoria no debería ser un problema, todos se sintieron muy cautelosos. Después de todo, nadie quiere tirar por la borda su propia vida.

 

Sin embargo, cuando pensaron en los muchos beneficios que obtendrían al exterminar el nido de la Escuela del Mal Negro, les resultó difícil no sentirse entusiasmados.

 

Después de todo, tales oportunidades de rodear y aniquilar a los cultivadores del Establecimiento de la Fundación sin ningún recurso eran increíblemente raras. Durante sus crueles peleas con los cultivadores del Dao Diabólico, sus mentes se centraban naturalmente en la lucha de la vida y la muerte.

 

Esta vez no habría sólo uno o dos cultivadores del Establecimiento de la Fundación de la Escuela del Mal Negro. ¡Además, estaban seguros de que no tendrían herramientas mágicas en pequeñas cantidades y buenos materiales a mano también! En particular, recibir una parte de ese botín fue una gran razón por la que los compañeros aprendices de la Hermana Marcial Menor Chen incluso aceptaron ayudar.

 

De lo contrario, ¿quién estaría dispuesto a arriesgar su vida por el mero hecho de hablar de aniquilar un nido de cultivadores malvados?

 

Han Li también regresó a su habitación, inspeccionando tranquilamente las marionetas que tenía a mano. Mientras tanto, los Cuatro Amigos de la Montaña Meng estaban frente a él, esperándole respetuosamente como si fuera su líder.

 

Después de que Han Li los presentara naturalmente a sus compañeros de la secta, el anciano de rostro oscuro pensó en acercarse a estos pocos cultivadores y ver si podía o no sacar provecho de ellos.

 

Sin embargo, independientemente de quién fuera, ninguno de ellos le dio importancia a este anciano cultivador deshonesto de cara oscura de la Condensación de Qi. Después de decir unas pocas palabras sin rodeos, estas personas los echaron. Esto les hizo darse cuenta de que no todos los cultivadores del Establecimiento de la Fundación de las Siete Grandes Sectas estaban dispuestos a asociarse con ellos. Así, se volvieron cada vez más respetuosos con Han Li.

 

“En esta lucha contra la Escuela del Mal Negro, sin importar lo que suceda, no es necesario que vengan. Quizá sea mejor que huyan de la capital durante la noche”. La bestia marioneta en la mano de Han Li destelló con luz blanca y luego la guardó en su lugar. Después de eso, dijo esto con una expresión indiferente.

 

“¡Pero Mayor! ¡Cómo podemos huir de la batalla!” El anciano de rostro oscuro habló apresuradamente en nombre de todos ellos.

 

“Esta no es una cuestión de huir o no. Todos ustedes son simplemente incapaces de actuar. Si se unieran personalmente, sólo estarían desperdiciando sus vidas en vano. Aquí hay algunas herramientas mágicas de grado alto. Cada uno de ustedes puede tomar una. Considérenlos regalos de despedida de un Mayor”. Después de que Han Li agitó la cabeza, dijo esto con una leve sonrisa.

 

Dicho esto, Han Li entonces arrastró su manga mientras varias exquisitas y brillantes herramientas mágicas aparecían sobre la mesa.

 

No era que Han Li no tuviera un excedente de herramientas mágicas de grado superior a mano; después de haber matado a tantos cultivadores del establecimientos de la fundación, el número de herramientas que había recibido naturalmente hizo una colección asombrosa.

 

Sin embargo, Han Li no tenía intención de entregarlas a estas personas, ya que las herramientas mágicas de grado alto podrían considerarse un buen regalo para los cultivadores deshonestos. Temía que si sacaba herramientas mágicas de grado superior, provocaría su codicia y sería más difícil satisfacerlos en el futuro.

 

Como era de esperar, cuando los Cuatro Amigos de la Montaña Meng vieron estas herramientas mágicas, todos mostraron alegría al darle las gracias repetidamente. También afirmaron que no debería dudar en encontrarlos en la Montaña Meng, ya que estarían encantados de ocuparse de cualquier asunto que tuviera en el futuro.

 

Después de recibir la promesa que quería escuchar de ellos, Han Li se encargó personalmente de enviarlos fuera de Yuejing, haciéndoles estar agradecidos sin fin.

 

Pero antes de partir, el anciano de cara oscura repentinamente hizo a Han Li a un lado y cuidadosamente dijo: “Mayor, ¿aparecerá la Quinta Hermana en la Escuela del Mal Negro? Mayor no necesita decir nada como los hermanos realmente entendemos, pero me temo que el Cuarto Hermano ya ha adivinado algo. Aunque todos no queremos abrir esa posibilidad en lo más mínimo, la Quinta Hermana se hundió demasiado; ¡también sería bueno que no volviera a aparecer ante nosotros!” Después de decir estas duras palabras, el viejo pareció haber liberado una pesada carga y respetuosamente se despidió de Han Li.

 

Han Li esperó en su lugar, viendo como los Cuatro Amigos de la Montaña Meng se alejaban gradualmente mientras reflexionaban sobre el significado de las últimas palabras del anciano de cara oscura.

 

Después de un cuarto de hora, Han Li sonrió repentinamente, antes de volar de vuelta a la ciudad poco después.

 

……

 

Después de regresar a la Residencia Qin, el cielo ya se había oscurecido y el grupo del Valle del Arce Amarillo estaba esperando en la sala principal. Sin embargo, después de entrar, descubrió sorprendentemente que su Tercer Hermano Marcial Mayor estaba inesperadamente ausente.

 

Asombrado, Han Li no pudo evitar preguntarle a Song Meng, que estaba limpiando una herramienta mágica de espada larga azul, “Cuarto Hermano Marcial Mayor, ¿dónde está el Tercer Hermano Marcial Mayor?”

 

“El Hermano Marcial Mayor Liu fue a buscar al Sexto Hermano Marcial Menor para persuadirlo, ya que nuestras probabilidades para la batalla de esta noche serán mucho mayores si el Hermano Marcial Menor Wu está de acuerdo en venir. Pero desde mi punto de vista, el Hermano Marcial Liu está perdiendo el tiempo. Si ese tipo, Wu Xuan, quisiera ayudarnos, no se habría ido en primer lugar”. Dijo Song Meng sin levantar la cabeza.

 

“¿Fue a buscar al Sexto Hermano Marcial Mayor?”

 

Han Li arrugó su frente. Así como Han Li quería hacer algunas preguntas más, Liu Jing había regresado con una expresión extraña.

 

“Hermano Marcial Menor Liu, ¿su Hermano Marcial Menor Wu aún no está dispuesto a venir? Si es así, olvídalo. Tener una persona menos no importa, ya que los nueve somos más que suficientes para lidiar con la Escuela del Mal Negro”. El discípulo varón de más edad del grupo de la Hermana Marcial Menor Chen dijo que no le importaba.

 

“¡Si fuera así, estaría bien! ¡Pero la parte clave de mi viaje fue que simplemente no pude encontrar al Hermano Marcial Menor Wu!” Dijo sin prisas Liu Jing con una amarga sonrisa.

 

En ese momento todos ellos, incluido Han Li, tenían la mirada perdida.

 

“¿Cómo puede ser eso, Hermano Marcial Mayor Lu? ¿No estaba ese cobarde en una taberna cercana? ¿Podría ser posible que volviera con el Maestro antes de tiempo?” Zhong Weiniang parpadeó con los ojos muy abiertos y lo adivinó.

 

“¡No! Ya le pregunté al jefe de la posada sobre esto. Después de que el Hermano Marcial Menor Wu saliera ayer por la mañana, nunca regresó. La lavadora de ropa de la posada no limpió nada de él y tampoco parece que haya vuelto a la secta”. Liu Jin agitó la cabeza; sus palabras estaban llenas de preocupación.

 

Al escuchar esto, los demás comenzaron a discutir ardientemente sobre el tema, pero nadie se dio cuenta de lo que había sucedido.

 

Sin embargo, mientras estaba a un lado, Han Li pensó débilmente: ‘¿Podría ser que Wu Xuan no tuvo suerte y que en realidad había sido capturado por la Escuela del Mal Negro?’

 

Tal vez porque los pensamientos de Liu Jing eran los mismos que los de Han Li, hizo este anuncio decisivo después de mirar el cielo nocturno: “Dejemos el asunto del Hermano Marcial Menor Wu por ahora. ¡Nos vamos a ir! ¡Debemos ser victoriosos en nuestra lucha para poder exterminar completamente la Escuela del Mal Negro!”


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

3 Comentarios Comentar

  1. Luis Mariano

    Lector

    Nivel 15

    Luis Mariano - hace 2 semanas

    Al parecer la relación de Han Li con Chen no irá a ningún lado…

    Ahora viendo esto, me pregunto como se manejara con la del formación de núcleo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.