<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 324

Capítulo 324. El Maestro de la Escuela del Mal Negro

 

El ave de fuego voló más de veinte metros en el aire y picoteó a Qing Wen con su enorme pico, convirtiéndolo en una enorme bola de fuego en caída. Cuando aterrizó en el suelo, sólo consiguió gritar dos veces antes de convertirse en un montón de ceniza sin la más mínima resistencia.

 

Mientras Han Li observaba con total asombro, la enorme ave de fuego gritó con fuerza. Girando su cabeza hacia los dos capullos ligeros que quedaban, cargó ferozmente hacia ellos. Como resultado, una enorme columna de fuego estalló en el cielo desde la ubicación de los capullos. Los dos Servidores de Sangre casi transformados fueron sumergidos instantáneamente en un océano de fuego.

 

Los capullos sólo fueron capaces de resistir amargamente las llamas furiosas durante un momento antes de desaparecer por completo. Los indefensos servidores de sangre se sacudieron en silencio durante varios pasos antes de convertirse por completo en cenizas.

 

La llama ardiente parecía extraordinaria. Su inesperada ferocidad sorprendió enormemente a Han Li, dejándole con otro recuerdo del poderío de un tesoro mágico de un cultivador de la Formación del Núcleo.

 

Aparte de Han Li, todos sus compañeros cultivadores tenían expresiones de agradable sorpresa.

 

“¡Ese sello verdadero es increíblemente poderoso!”

 

“¡Hemos sido capaces de erradicar esta escuela maligna gracias a Liu Jing!”

 

……

 

Los demás se hablaron entre ellos con gran entusiasmo.

 

Desde su punto de vista, con los servidores de sangre eliminados, todo lo que les quedaba por hacer era tratar con el Maestro de la Escuela del Mal Negro. Como un grupo de muchos cultivadores del Establecimiento de la Fundación, no había razón para creer que no serían capaces de lidiar con un maligno y solitario maestro de escuela.

 

Cuando Liu Jing vio que las llamas furiosas del ave de fuego desaparecían gradualmente, se lamentó mucho; pero después de escuchar las alabanzas de los demás, ¡su espíritu se elevó!

 

“Hemos perdido bastante tiempo. ¡Entremos y exterminemos al Maestro de la Escuela del Mal Negro!” Liu Jing agitó su brazo con un aire poderoso y heroico.

 

Los demás asintieron de acuerdo y le siguieron.

 

Han Li sonrió débilmente, pero cuando estaba a punto de seguirles, vio al Hermano Marcial Mayor Wang mirando en blanco en alguna dirección con una extraña expresión.

 

Esto sorprendió un poco a Han Li y no pudo evitar seguir la mirada de Wang. Aparte de la ceniza blanca de los transformados Servidores de Sangre y los lamentablemente restos de Xue Hong, ¿qué más podría estar mirando?

 

“Hermano Wang, ¿has descubierto algo?” Han Li no pudo evitar preguntar.

 

“No, no, no descubrí nada. ¡Hermano Marcial Menor Han, estás siendo demasiado precavido!” Cuando el Hermano Marcial Mayor Wang escuchó la pregunta de Han Li, inmediatamente cambió su mirada antes de responder.

 

Cuando Han Li vio esto, ¿cómo no se dio cuenta de que algo era extraño? Esta persona ciertamente había descubierto algo importante, pero no quería decírselo a los demás. ¿Por qué si no actuaría así?

 

Han Li se deprimió un poco, pero con una ligera sonrisa dijo: “Como no es nada, bajemos rápidamente. ¡Todo el mundo desea entrar!” Señalando en dirección al frío palacio, Han Li descendió sin decir palabra, dejando al Hermano Marcial Mayor Wang como el último que quedaba en el cielo. La incertidumbre y la duda fluctúan en su cara, finalmente los siguió impotente.

 

Cuando Han Li aterrizó en el suelo, escuchó una hermosa voz desde el cielo.

 

“¡Hermano Marcial Mayor Liu, Hermano Marcial Menor Han, espérennos!”

 

Tras un momento de sorpresa, Han Li giró lentamente su cabeza hacia el cielo. Cuando los demás escucharon la voz, se detuvieron y miraron en la dirección de la voz con expresiones alegres.

 

Bajo la suave luz de la luna, Zhong Weiniang y Chen Qiaoqian descendían lentamente del cielo con un hombre de mediana edad extremadamente pálido a cuestas.

 

El hombre de mediana edad vestía ropas doradas y tenía una piel pálida hasta la muerte. Cuando vio a Han Li y a los demás, pareció que se asustó aún más.

 

Cuando Liu Jing los vio, les dio la bienvenida con una ligera sonrisa.

 

“¡Parece que ustedes dos fueron capaces de triunfar sin problemas! ¡Así que este es el Emperador de Yue!” Después de que las dos cultivadoras aterrizaran, Liu Jing dirigió su mirada hacia el hombre de mediana edad y preguntó sin prestar mucha atención.

 

“¡Así es! Este tipo estaba en una reunión con unos cuantos oficiales en algún pasillo. Después de que la Hermana Marcial Mayor y yo noqueamos a los oficiales y agarramos al Emperador, dos discípulos de la Condensación de Qi se apresuraron en un intento por detenernos, pero pudimos deshacernos de ellos con facilidad. Hermano Marcial Mayor Liu, parece que usted tampoco ha tenido problemas. ¡Eso es genial!”

 

Cuando Zhong Weiniang vio que Liu Jing estaba completamente ileso, parloteó incesantemente, expresando una preocupación incuestionable por él. Esto hizo que Liu Jing pareciera avergonzado, para el entretenimiento de Han Li.

 

“Hermana Marcial Menor Chen, ¿también estás bien?” Dos de los Hermanos Marciales Mayores de Chen Qiaoqian preguntaron cordialmente.

 

Con una expresión indiferente, Chen Qiaoqian lo confirmó y miró más allá del grupo. Cuando vio a Han Li, le miró fijamente durante un momento antes de apartarse con una expresión complicada.

 

“¿Dónde está la Hermana Marcial Mayor Xue Hong?” Chen Qiaoqian arrugó su delicada frente y preguntó con una sensación de presentimiento.

 

Cuando se les preguntó esas palabras, los rostros de todos se hundieron, revelando una expresión pesada.

 

“Perdimos a Xue Hong en la batalla.”  Con gran dificultad, el compañero del Dao de la Hermana Marcial Mayor Xue Hong dijo esto con una voz llena de dolor.

 

Tan pronto como escucharon esto, las expresiones de Chen Qiaoqian y Zhong Weiniang se volvieron incómodas al instante.

 

Zhong Weiniang inmediatamente se puso furiosa, diciendo, “¿Cómo pudieron..?”

 

Sin embargo, sólo pudo decir la mitad de esa frase antes de que la interrumpiera un grito miserable.

 

Han Li y los demás se asustaron e inmediatamente miraron en la dirección del grito con gran vigilancia.

 

Un hombre vestido de azul había aparecido cerca de ellos en un momento desconocido. Vieron como su mano parpadeaba con una luz roja mientras se retiraba del pecho del Hermano Marcial Mayor Wang. En el momento siguiente, el cadáver sin vida del Hermano Marcial Wang cayó al suelo.

 

“Originalmente no había pensado en asesinarte. Sin embargo, los niños no deberían tomar lo que no es suyo”. El hombre vestido de azul dijo con una sonrisa radiante. Parecía de unos cuarenta años y tenía un cutis muy claro. Con sus pequeñas arrugas en el rabillo del ojo, tenía una apariencia bastante benévola.

 

Dicho esto, se agachó y cogió una perla azul del tamaño de un pulgar del cadáver, haciendo que su sonrisa se hiciera aún más grande.

 

Después de ver a esta persona, los rostros de Liu Jing y Han Li se hundieron al mismo tiempo, revelando expresiones de extrema cautela.

 

“¡Su estimada persona debe ser el Maestro de la Escuela del Mal Negro!” Preguntó con una expresión pensativa Liu Jing.

 

“¡Jeje, qué inteligente! Realmente soy el fundador de la Escuela del Mal Negro. Así que, ¡tú debes ser el líder!” El anciano se rió.

 

Cuando todos escucharon que esta persona se suponía que era el Maestro de la Escuela del Mal Negro, incluso Han Li no pudo evitar parecer conmocionado. Cada uno de los cultivadores del Valle del Arce Amarillo sacó sus herramientas mágicas mientras se enfrentaban a este gran enemigo.

 

Después de que la expresión de Liu Jing se desvaneció, exhaló profundamente y suprimió el pánico en su corazón.

 

Poco después, hizo un gesto cauteloso a los demás y fríamente les preguntó: “Correcto. ¡Soy Liu Jing, el líder de esta misión! He venido a exterminar tu maligna Escuela del Mal Negro. Incluso ahora que estás solo, te atreves a asesinar violentamente. ¡Eres realmente valiente!”

 

Liu Jing dijo este discurso inspirador y justo en una exhibición sin miedo. Aunque estaba muy satisfecho con su propia actuación, se volvió aún más imponente a medida que continuaba.

 

Mientras eliminase al maestro de esta maligna escuela, su nombre alcanzaría alturas aún mayores entre las Siete Sectas. A su vez, otros lo miraban con mayor reverencia y admiración.

 

Con ese pensamiento, la mente de Liu Jing gradualmente se llenó de fervor, y sacó dos ganchos plateados junto con un anillo.

 

Sin esperar a que la oposición actuara, el maestro de la Escuela del Mal Negro le mostró de repente una extraña sonrisa y le susurró suavemente a Liu Jing con una voz que sólo él podía escuchar: “¡Entonces puedes morir!”.

 

En ese momento, Liu Jing sintió un dolor en el centro del pecho. Sin saber lo que había pasado, un brazo empapado de sangre ya había atravesado su pecho, revelando un objeto redondo que se retorcía en su mano.

 

‘¿Qué significa esto?’ Liu Jing no pudo evitar pensar esto con asombro. Quizás entendía realmente lo que había pasado, pero no estaba dispuesto a creerlo.

 

Poco después, sintió que el mundo giraba a su alrededor y su visión se volvió negra. Todavía podía escuchar varios gritos y los gritos de pesar de su admiradora no correspondida, Zhong Weiniang. Sin embargo, esos sonidos se volvieron cada vez más desconocidos y distantes con el paso del tiempo.

 

‘¡A esta jovencita le encanta llorar!’ Liu Jing tuvo un último pensamiento angustiado antes de hundirse en la oscuridad eterna.

 

La expresión de Han Li se volvió muy inusual. Antes de que comenzara la batalla, el enemigo ya había asesinado a dos cultivadores en la mitad del Establecimiento de la Fundación. Incluso Liu Jing, el líder del grupo, había muerto tan fácilmente.

 

Con las manos atravesando los cadáveres de Liu Jing y del Hermano Marcial Mayor Wang, el emboscador de Liu Jing se dirigió hacia el lado del Maestro de la Escuela del Mal Negro y mostró una sonrisa malvada hacia ellos. Esto había sucedido tan rápido que Han Li no había podido reaccionar.

 

Después de la muerte de Liu Jing, Zhong Weiniang quedó completamente aturdida y sólo pudo lanzar gritos desgarradores. Cuando Chen Qiaoqian vio esto, rápidamente empujó a Zhong Weiniang detrás de ella en un intento de protegerla. Luego miró al atacante con una cara llena de furia y remordimiento.


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

1 Comentario Comentar

  1. Luis Mariano

    Lector

    Nivel 15

    Luis Mariano - hace 2 semanas

    Wow, ¿acaso entró ese tipo en la formación de núcleo?, ¿o esta en la cima del establecimiento?

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.