<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 331

Capítulo 331. Ordenes

Capítulo Patrocinado por: ¡El Cultivador de la Condensación de Qi – Manalex (Manuel Zapata)! ¡Muchas Gracias!

 

Después de guardar cuidadosamente los artículos que consiguió del Emperador, Han Li miró hacia la luz del arco iris y rápidamente voló a un rincón del bosque de bambú.

 

Después de un breve momento, Han Li llegó a un enorme tallo de bambú con una bandera de formación clavada en él y sacó la bandera.

 

La barrera de luz arco iris desapareció inmediatamente sin dejar rastro.

 

Han Li sonrió débilmente y se fue volando a otro rincón del bosque.

 

Poco después, Han Li dejó el bosque de bambú, habiendo recuperado todas las banderas y placas de formación con un cuidado excepcional.

 

Después de experimentar el poder de la mejorada ‘Formación de Reversión de los Cinco Elementos’, Han Li había llegado a valorarla mucho más que antes.

 

Cuando Han Li salió tranquilamente del bosque de bambú, algo llamó su atención: el cadáver pulverizado del Emperador de Yue. Parecía que cuando la luz del arco iris había desaparecido, el cuerpo había caído al suelo.

 

Han Li arrugó su frente y suspiró. Luego disparó una bola de fuego del tamaño de un puño hacia el cadáver, convirtiéndolo en ceniza.

 

Han Li se habría lamentado si las cenizas de un personaje tan notable hubieran sido llevadas al viento después de la muerte. Por eso, Han Li acarició su bolsa de almacenamiento, y una raya de luz dorada salió volando, abriendo un gran agujero en el suelo.

 

Entonces, Han Li agitó ligeramente su manga, arrastrando las cenizas hacia el agujero con una suave ráfaga de viento.

 

De repente, una luz blanca parpadeó. Justo cuando Han Li pensó en cerrar el agujero, se detuvo.

 

Con asombro, Han Li hizo un gesto con su mano, haciendo que una tela bordada volara de las cenizas a su mano.

 

“Esto es…” Han Li le echó un vistazo rápido con curiosidad.

 

Esta tela bordada era ligeramente amarilla y parecía antigua. No sabía de qué estaba hecha, pero emitió una tenue luz tenue y brillante. Han Li sospechaba que el bordado era en realidad un mapa indeterminado.

 

La curiosidad de Han Li fue despertada y rápidamente examinó el mapa. Después de mirarlo varias veces, perdió todo interés.

 

Esto se debía a que después de un cuidadoso examen, era seguro que no había ningún terreno así en el Estado de Yue, ya que era particularmente desconocido. El dibujo debe ser de una tierra extraña. Además, la tela estaba claramente dañada e incompleta. No estaba seguro de si se trataba de la mitad del mapa original o simplemente de un trozo diminuto.

 

Pero como el mapa solo apareció después de que el Emperador de Yue se había convertido en cenizas, parecía que había usado algún tipo de técnica secreta para ocultarlo dentro de su cuerpo. Si no, sus bestias marionetas lo habrían encontrado desde el principio.

 

¡De esto se deduce que el mapa era extremadamente importante!

 

Han Li reflexionó durante un momento antes de decidir guardar el mapa gravemente dañado en la caja de jade junto con los Núcleos de Sangre de los Cinco Elementos.

 

Ahora no era el momento de desentrañar este misterio. Tenía que apresurarse a encontrar a los otros.

 

¡Después de todo, con el Emperador de Yue muerto, las consecuencias serían bastante molestas!

 

Cuando Han Li encontró a Chen Qiaoqian y a los demás frente al Palacio Frío, se encontró con algunas noticias desafortunadas.

 

Descubrieron el cadáver de Wu Xuan en la habitación privada del maestro de la Escuela del Mal  Negro; había muerto recientemente como un sacrificio de sangre y su esencia de sangre había sido absorbida.

 

Cuando Han Li escuchó esto, se asustó. Pero entonces sonrió amargamente y permaneció en silencio.

 

Debido a este asunto con la Escuela del Mal  Negro, muchos de los cultivadores del Establecimiento de la Fundación de su propia secta habían muerto. Cuando Han Li regresara, su maestro, Li Huayuan, definitivamente no lo miraría favorablemente. Después de todo, ¡este asunto se planteó por su culpa!

 

Después de regodearse en el sentimiento de impotencia, Han Li pasó sin rodeos la responsabilidad de ocuparse de las secuelas a Chen Qiaoqian y Zhong Weiniang. Entonces encontró una excusa para volver primero a la Residencia Qin.

 

Sin embargo, Han Li no se esperaba que tan pronto como regresara, se encontraría con un visitante totalmente inesperado.

 

……

 

“¡Saludos al Tío Marcial Han!” Un hombre de mediana edad con ropa bordada le saludó.

 

“¡Sobrino Marcial Ma! ¿Por qué has venido a buscarme tan tarde? ¿Ha pasado algo importante?” Los ojos de Han Li brillaron con confusión.

 

Han Li, que acababa de regresar de la Ciudad Prohibida de Yue, no esperaba encontrar al discípulo responsable de contactar con la secta de Yuejing para estar esperándole en su patio.

 

Además, parecía que el discípulo había estado esperando por mucho tiempo.

 

“Tío Marcial, éste acaba de recibir la noticia de una orden. Todos los discípulos del Establecimiento de la Fundación deben apresurarse a llegar al cuartel principal de las Siete Sectas en la frontera. El enemigo ha dado un ultimátum de guerra. En dos meses, las Seis Sectas del Dao Diabólico tendrán una batalla por la supremacía con las Siete Sectas de Yue. Para ello, todos deben regresar al campo de batalla. ¡Además, el Ancestro Marcial Li te ha enviado un mensaje!” El hombre vestido con bordados dijo solemnemente y le entregó una orden judicial y un pergamino de jade a Han Li.

 

Cuando Han Li escuchó esto, se sorprendió un poco, pero aún así mantuvo su expresión de calma mientras tomaba los dos artículos y los examinaba cuidadosamente.

 

Las órdenes fueron exactamente como se le había dicho. Todos los cultivadores del Establecimiento de la Fundación en misión deben reunirse en el campamento fronterizo en el plazo de un mes a partir de la recepción de la orden judicial y la fecha de la batalla decisiva ya había sido determinada. La firma espiritual al final del escrito también era genuina.

 

Habiendo terminado de leer el escrito, Han Li sumergió su sentido espiritual en el pergamino de jade.

 

Una imagen de Li Huayuan apareció en su interior y habló muy claramente. Simplemente instruyó que Han Li ya no necesitaba proteger la Residencia Qin y que Han Li junto con sus otros discípulos debían regresar a la frontera. Anteriormente había recibido información de que el plan del Dao Diabólico de infiltrarse en el mundo secular del Estado de Yue y causar estragos fue cancelado por alguna razón desconocida.

 

Cuando Han Li escuchó las pocas palabras de la imagen de Li Huayuan, se enfadó hasta el punto de querer escupir sangre.

 

Han Li reprimió fuertemente la hosquedad de su corazón y retiró su conciencia del pergamino.

 

Tras un momento de reflexión, Han Li miró los artículos que tenía en sus manos y dijo: “Deja atrás la orden judicial y el pergamino de jade. ¡Informaré a los demás sobre esto!”

 

El hombre de mediana edad dudó un momento antes de responder respetuosamente: “¡Entonces, tendré que molestar al Tío Mayor!” Luego se despidió.

 

Han Li no habló más y observó la partida del hombre de mediana edad. Después, exhaló suavemente y lentamente regresó a su habitación.

 

……

 

En la mañana del segundo día, Han Li y los demás se sentaron en la sala de invitados y hablaron de su partida de Yuejing.

 

“Antes de poder viajar al campamento fronterizo y participar en la gran batalla, primero debo visitar a mi clan. Por lo tanto, no podré viajar con todos ustedes”. Poco después de leer la orden, Chen Qiaoqian dijo esto mientras se mordió ligeramente los labios.

 

“Debo entregar los restos del Hermano Marcial Mayor Liu a su clan.” dijo Zhong Weiniang con una apariencia demacrada y ojos ligeramente rojos.

 

Aunque no se dijo explícitamente, todos los demás sin duda tenían la intención de viajar solos también.

 

“No tengo planes, así que viajaré con el Hermano Marcial Menor Han.” Song Meng fue muy franco y le dio una palmadita en el hombro a Han Li a su lado.

 

“Cuarto Hermano Marcial Mayor, ¡no puedo! También tengo algunos asuntos personales que atender.” Han Li ya había hecho planes y rechazó a Song Meng con una ligera sonrisa.

 

“¡Olvidémoslo entonces!” Song Meng parecía muy decepcionado.

 

“¿Qué tal si acompaño al Hermano Marcial Menor Song?” El único superviviente de Chen Qiaoqian, el Hermano Marcial Mayor, le dijo a Song Meng con una sonrisa.

 

Los espíritus de Song Meng se elevaron inmediatamente. Ahora, él tendría a alguien con quien intercambiar consejos a lo largo del camino.

 

Cuando Han Li vio esto, no pudo evitar reírse por dentro. No pensó que después de una batalla tan sangrienta, su Cuarto Hermano Marcial Mayor permanecería completamente igual.

 

Con eso, todos acordaron que en la mañana del día siguiente, seguirían sus propios caminos.

 

Por la tarde, Han Li ya había informado a Qin Yan que el peligro se había extinguido y que partiría al día siguiente.

 

Qing Yan reveló gran felicidad ante las noticias, pero rápidamente dijo unas pocas palabras instando a Han Li a quedarse como invitado. Han Li se negó con una leve sonrisa, por lo que Qin Yan solo podía dejar el tema.

 

Después de hablar con Qin Yan, Han Li regresó a su residencia.

 

Pero no esperaba que en un jardín inevitable a la vuelta, se encontraría con Chen Qiaoqian con una falda blanca de espaldas a él.

 

Mientras ella admiraba las flores, estaba bloqueando su camino.

 

Habiendo visto esto, Han Li se sorprendió un poco y le pareció vergonzoso pasar silenciosamente junto a ella.

 

“¡Hermana Chen, qué coincidencia!” Han Li consideró que un encuentro casual era preferible a pasar de largo.

 

Sin embargo, Chen Qiaoqian repentinamente enderezó su espalda y se giró para enfrentarse a Han Li con una apariencia tan delicada como una flor.

 

“¡No es una coincidencia! ¡Te estaba esperando aquí!” Chen Qiaoqian habló, abriendo ligeramente sus labios en forma de almendra.

 

Con una expresión complicada en su cara, miró a Han Li con sus ojos de color de otoño.

 

“¿Esperándome… a mí?” Han Li parecía asombrado.

 

Aunque no sabía por qué, sentía amargura y alegría en su corazón.

 

Tras un momento de silencio, Chen Qiaoqian pronunció unas pocas palabras que dejaron asombrado a Han Li. “Escuché que las Montañas del Crisantemo Blanco en las afueras de Yuejing eran hermosas y una de las maravillas cercanas. ¿Me acompañaría el Hermano Marcial Menor Han a visitar el lugar?”

 

˂˂ Nota: Crisantemo – El Crisantemo en una planta realmente popular en la cultura de muchos países, su significado es muy variado e interesante. Estas plantas producen unas flores tan elegantes y hermosas  ˃˃

 

“¡Claro!” Originalmente, Han Li tenía la intención de negarse, pero al ver el dolor en sus ojos, había aceptado reflexivamente. ¿Fue esto obra de los dioses?

 

Cuando Chen Qiaoqian escuchó que Han Li estaba de acuerdo, su cara se sonrojó un poco, revelando una expresión de felicidad; complementó su incomparable belleza.

 

“¡Eso es genial, Hermano Marcial Menor Han! Vámonos ahora. Si esperamos hasta que se ponga el sol, no veremos nada”.


Capítulo Patrocinado (2/4)

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.