<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capitulo 44

Capitulo 44: Antídoto

 

El sol estaba alto en el cielo. A pesar de que esta época del año era el comienzo del otoño, el calor del sol era abrasador.

El Doctor Mo estaba en su habitación, inquieto. Aunque confiaba en sus métodos para lidiar con Han Li, no podía estar completamente tranquilo..

 

De repente, sonidos de pasos se podían escuchar, lentamente acercándose a su residencia. Cuando escucho el sonido de los pasos tan familiares, Doctor Mo se llenó de júbilo. Camino hacia la puerta con algo de prisa y abrió la puerta.

 

Como se esperaba, parado afuera de la puerta estaba su blanco tan esperado – Han Li. Mirando como Han Li caminaba hacia él, el Doctor Mo reprimió ferozmente el júbilo de su corazón antes de mostrar una sonrisa en su rostro.

“Nada mal, en verdad eres una persona puntual. Al ver que no has intentado escapar, estoy realmente feliz. Esto significa que eres inteligente. Entremos a la casa antes de tener una buena charla “.

Las expresiones en la cara del Doctor Mo eran como las de un vecino de la tercera edad muy amable. La sonrisa en su rostro era similar al florecer de una flor.

“Puedes relajarte, no puse trampas en la casa”, explicó rápidamente el Doctor Mo al ver el estado de alerta en los ojos de Han Li.

“¡Hmph! Dado a que me atreví a venir, ¿por qué tendría miedo de entrar en tu residencia? “Han Li respondió inmediatamente, como si no pudiera soportar la menor provocación.

Después de responder, Han LI dio un paso y entro a la residencia. El Doctor Mo inmediatamente movió su cuerpo hacia un lado, permitiendo que Han Li entrara. Después de que Han Li entrara a la casa, extendió sus manos, intentando cerrar la puerta, pero antes de que pudiera hacerlo, Han li intervino sin voltear la cabeza:

“Si te atreves a cerrar la puerta, asumiré que tienes algunos trucos bajo la manga”. No hay forma de que despues de eso platique contigo “.

Después de escuchar las palabras de Han Li, el Doctor Mo entró en pánico. Sin embargo, se recuperó rápidamente y dejó la puerta abierta. Insatisfecho, exclamó:

 

De verdad quiero discutir algo contigo. No intento hacerte daño. Debido a que no estas dispuesto a que cierre la puerta, la dejaremos abierta entonces.

Después de decir esto, el Doctor Mo se recostó en su silla. Los dos se miraron silenciosamente el uno al otro. No se habían reunido durante medio año, y por lo tanto,  se estaban mirando y evaluando cuidadosamente el uno al otro.

En los ojos de Han Li, el Doctor Mo claramente había empeorado mucho. Parecía incluso más viejo y marchito ahora, nada diferente a un abuelo de 70 años. Involuntariamente, murmuró en su corazón, “¿Podría ser que lo que dijo era verdad? Todo lo que quería hacer era recuperar su energía vital? ¿Realmente no había otro plan siniestro? ¿Pensé demasiado en las cosas? ”

Mientras Han Li estudiaba su entorno, sus pupilas se contrajeron rápidamente. Aquella figura misteriosa y de complexión muscular estaba de pie en silencio en una esquina, como una especie de cadáver. Si Han Li no hubiera observado meticulosamente cada esquina, seguramente lo habría perdido de vista.

Después de su evaluación en Han Li, el Doctor Mo estaba extremadamente satisfecho con su condición. Como tal, dijo calurosamente, “Al mirar a la persona actual  y compararlo con la persona que acababa de ingresar a la secta cuando tenía solo diez años, ya has crecido demasiado”.

El cambio repentino en el tema de conversación y el cambio en la atmósfera tomo desprevenido a Han Li, haciéndolo desconfiar de las intenciones del Doctor Mo. Sin embargo, en su corazón, Han Li elevó su estado de alerta a su máximo nivel posible. Este astuto zorro viejo, la sal que había comido era mucho más comparado con el arroz que Han Li había consumido*. Si Han Li fuera descuidado en lo más mínimo, sin duda alguna caería en una trampa.

 

(*Dicho Chino significando que la experiencia del Doctor Mo era demasiada grande comparada a la de Han Lo).

“Viejo Mo, siempre grabaré sus cuidados hacia mí en mi corazón, nunca los olvidaré. Cualquier petición que tenga, intentaré cumplirla sin importar que “. La expresión de Han Li se lleno de agradecimiento, como si se hubiera convertido otra vez el obediente discípulo que había sido hace mucho tiempo.

“¡Excelente! ¡Excelente! Tus palabras demuestran que no he malgastado mi tiempo y esfuerzo en ti. Venga, déjame ver cuánto ha mejorado tu progreso con el Arte de la Primavera Eterna. “En ese momento, el Doctor Mo parecía asumir el papel del amable maestro. Poniéndose de pie, intentó directamente tomar el pulso de Han Li.

“Astuto zorro viejo, qué artero y sin verguenza.” Han Li maldijo en su corazón mientras rápidamente daba un paso al costado, evitando la mano del Doctor Mo.

“Viejo Mo, no tengas tanta prisa, puedo sinceramente decirte que mis  Arte de la Primavera Eterna ha alcanzado el cuarto nivel. Sin embargo, quiero que primero me proporciones el antídoto para la píldora Cadáver de Insecto. Después de que esté curado, te dejaré inspeccionar mi progreso. “Han Li sonrió mientras usaba un tono sincero cuando hablaba con el Doctor Mo.

“¡Oh! Oh mi, mi mente debe haberse vuelto confusa. Mi memoria ya no es tan buena como antes. Inicialmente, tenía la intención de darte el antídoto en el momento en que entraras. Shock adornaba sus facciones cuando el Doctor Mo pareció recordar algo.

Sacó un frasco de plata de su túnica y sacó una píldora de aspecto oscuro y ordinaria, que arrojó hacia Han Li.

Han Li actuó torpemente y “apenas” logró atrapar la píldora que le arrojaron. Poniéndola en su nariz, la olfateó. Las olas de picante fueron liberadas de la píldora. Inclinó la cabeza para mirar al Doctor Mo, solo para encontrar al Doctor Mo sonriéndole.

Han Li titubeo, sospechando en la autenticidad del antídoto. Sin embargo, no había forma de poder evitar el ingerirla porque la píldora Cadáver de Insecto se activaría al tomarla. Si no ingería el antídoto en ese instante, era equivalente a suicidarse. Han Li creía que el Doctor Mo continuaría actuando con cautela y se abstendría de darle un antídoto falso. La expresión de Han Li se volvió pesada cuando eligió tragar el antídoto, esperando que el efecto medicinal tuviera lugar.

En ese momento, el Doctor Mo estaba extremadamente relajado. Comenzó a hablar despreocupadamente con Han Li, como si hubiera olvidado cuál era su verdadero propósito.

No mucho después, Han Li podía sentir una ola creciente de inmenso dolor que se originaba en su estómago, pero el dolor disminuyó rápidamente. Rápidamente comenzó a inspeccionar su propio cuerpo y se dio cuenta de que la Píldora Cadáver de Insecto había desaparecido sin dejar rastro alguno. Su corazón se llenó de alegría, y su rostro estalló con rastros de sonreir.

Naturalmente, los cambios no se habían escapado de la percepción del Doctor Mo. Esperó por Han Li, quien estaba completando su inspección. Con una gran sonrisa en su rostro, dijo:

“Ah, Han Li, cuando te di la Píldora Cadáver de Insecto para ingerir, fue solo para darte una motivación extra. ¡Si no fuera por eso, creo que no habrías avanzado al cuarto nivel del Arte de la Primavera Eterna tan facilmente! ”

“Gracias por tus hermosas intenciones Doctor Mo. Sin embargo, espero que tales intenciones no sean necesarias en el futuro “. Después de recuperarse, el estado de ánimo de Han Li mejoró, y comenzó a creer un poco en la sinceridad del Doctor Mo. No se oponía tan directamente al doctor Mo como antes.

“ Ahora, dejarás que este hombre viejo tome tu pulso?”

Las palabras del Doctor Mo hicieron que la expresión de Han Li se volviera fea. Pensar que el Doctor Mo aún pediría examinar su cultivación. ¿Quién sabría si el Doctor Mo decidiría aprovecharse de esta oportunidad para controlarlo y  hacerle daño?

Descarga:

8 Comentarios Comentar

  1. Angelusautemmors

    Lector

    Nivel 3

    Angelusautemmors - hace 2 meses

    Y derrepente sale un jinlong que se traga a el doctor Mo y se convierte en la fiel espada de Han Li, juntos barren los nueve cielos y destruyen las aberraciones del mundo

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.