<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 45

Capítulo 45. El ataque furtivo y los dientes expuestos

Han Li bajó la cabeza mientras reflexionaba. Parecía que no había forma de evitar la Inspección del Doctor Mo.

El Doctor Mo le había dado el antídoto sin dudarlo, mostrando su clara sinceridad. Si Han Li todavía trataba de andar con rodeos, la sospecha del Doctor Mo se elevaría, haciéndole pensar que Han Li aún no había llegado al cuarto nivel del Arte de la Primavera Eterna y que en su lugar le estaba mintiendo con palabras falsas. Si ese fuera el caso, las cosas probablemente tomarían un giro hacia lo peor, causando muchos acontecimientos inesperados más allá de su control.

Sin embargo, Han Li se había anticipado a este momento y se había preparado. Incluso si el Doctor Mo tenía intenciones maliciosas hacia él después de tomarle el pulso, Han Li todavía tenía varias maneras de garantizar que sería capaz de escapar…

Mientras pensaba en esto, Han Li levantó la cabeza. Miró al doctor Mo con ambos ojos antes de decir: “Viejo Mo, visto lo dispuesto que has estado a darme el antídoto, confiaré en ti por última vez. Espero que no me decepcione”.

Después de eso, extendió su muñeca derecha hacia el Doctor Mo mientras observaba silenciosamente las reacciones de la otra parte. Si algo parecía fuera de lugar, instantáneamente retraería  su brazo.

Lamentablemente, el Doctor Mo mantuvo la sonrisa falsa en su cara. No pudo detectar ningún cambio en Han Li. La única expresión que hizo fue un ligero movimiento de sus cejas después de que Han Li aceptase. Rápidamente, recuperó su expresión original. Parecía que el Doctor Mo había esperado durante mucho tiempo que Han Li accediera a su petición.

El Doctor Mo no respondió mientras extendía silenciosamente su mano izquierda y la colocaba en la muñeca de Han Li. La sonrisa de su rostro se fue refrenando lentamente, haciendo que el Doctor Mo mostrara una expresión extremadamente seria, como si estuviera llevando a cabo un acto incomparablemente santo.

Han Li secretamente hizo que su cuerpo manifestara el Qi del cuarto nivel. Cuando vio la expresión del Doctor Mo, elevó su cautela y alerta al más alto nivel mientras su mano izquierda descendía lentamente hacia su cintura, donde había escondido una espada corta recién fabricada.

Lentamente, una alegría extrema estalló en la cara del Doctor Mo. Al tomar el pulso de Han Li, descubrió que había olas incesantes de una energía mística circulando dentro del cuerpo de Han Li, cuya intensidad excedía con creces sus expectativas.

A pesar de ser un viejo zorro astuto con vastas experiencias mundanas, no pudo evitar temblar un poco al ver que su única esperanza de salvación yacía ante él y que en realidad tenía una oportunidad de éxito. La excitación brilló en su rostro. Su sonrisa era extremadamente radiante y no podía compararse con la sonrisa falsa que tenía anteriormente.

“¡Esto es demasiado maravilloso! Realmente llegaste al cuarto nivel del Arte de la Primavera Eterna! ¡JAJA! ¡Esto es demasiado asombroso! ¡JAJAJA!……” El Doctor Mo comenzó a reír escandalosamente, sin molestarse en mantener su anterior fachada frente a Han Li. El sonido de su risa resonó por toda la casa, pero sin embargo… sus manos permanecieron firmemente sujetas a la muñeca de Han Li, como si no tuviera intenciones de soltarse.

“Viejo Mo, ¿qué significa esto? Suéltame.” La expresión de Han Li se volvió fría; había esperado que algo de esta naturaleza ocurriera y había intentado retraer su mano inmediatamente después de la inspección del Doctor Mo, pero el Doctor Mo no le había dado esa oportunidad.

“¿Soltarte? ¡Claro!” El Doctor Mo dejó de reírse. Sin embargo, la expresión de su cara cambió.

De repente soltó un rugido: “¡Tai!”

Han Li sintió sus oídos retumbar mientras el mundo se oscurecía ante sus ojos. Su cuerpo perdió el equilibrio y cayó al suelo. Su mano izquierda, que había estado agarrando la empuñadura de la espada corta, cayó inerte.

“¡Maldición!” Aunque su mente estaba clara, el cuerpo de Han Li se negó a escuchar sus órdenes. A pesar de todas sus precauciones, todavía sufrió el repentino ataque furtivo del Doctor Mo, lo cual le impidió reaccionar a tiempo.

“Mocoso, aún eres un novato. No importa qué trucos tengas bajo la manga, ahora no tienes forma de ejecutarlos”. Todo iba como él había previsto. El Doctor Mo no pudo evitar sonreír y mostrarse engreído después de lograr su objetivo.

“¡Ven aquí!” La mano izquierda del Doctor Mo tiró de Han Li, arrastrando su cuerpo hacia sus piernas. Bajando su propio cuerpo, el Doctor Mo extendió el dedo índice de su mano derecha y golpeó los puntos paralizantes localizados frente a la región del pecho de Han Li.

¡Peng!

Un sonido resonó. El dedo del Doctor Mo encontró resistencia como si hubiera intentado perforar una placa de metal. Sus dedos temblaban por las oleadas de dolor que le asaltaban. Por alguna razón, su técnica de estimulación de puntos de acupuntura había fallado.

“¡¿Qué está pasando?!” Se sorprendió mientras su corazón se estremecía involuntariamente.

“¿Será que llevaba una capa de armadura metálica debajo de la camisa?” Se preguntó el Doctor Mo, sorprendido por la resistencia.

Su mirada involuntariamente registró el cuerpo de Han Li. Sin embargo, viendo lo delgada que era la ropa de Han Li, sacudió la cabeza e inmediatamente descartó la idea.

En el momento en que el Doctor Mo estaba distraído, Han Li recuperó el control sobre su cuerpo. Sus habilidades de recuperación estaban más allá de lo que el Doctor Mo se había imaginado.

El verdadero cultivo de Han Li estaba en el sexto nivel del Arte de la Primavera Eterna. Realmente no había perdido su tiempo y esfuerzos en cultivar. Su tasa de recuperación fue extraordinaria, superando con creces incluso sus propias expectativas.

En este momento, el Doctor Mo descartó decididamente su línea de pensamiento, haciendo que toda su confusión y sospecha se disipara. Comenzó a pensar en otro método para controlar a Han Li, pero en ese instante, descubrió que la muñeca de Han Li, que actualmente estaba firmemente sujeta a su mano, de repente se volvió extremadamente suave, como si estuviera empapada en aceite. No había forma de que él ejerciera su fuerza y se apegara a la muñeca de Han Li.

La incredulidad nubló sus facciones. Lo intentó de nuevo, pero la mano de Han Li era similar a una lombriz en el suelo, que fácilmente se le deslizaba de sus dedos. El Doctor Mo se puso cada vez más frenético.

Han Li no le creería de nuevo sin importar cuánto le suplicara el Doctor Mo. Después de que Han Li quedó libre, empezó a rodar en el suelo hacia el final de la habitación. Sólo se atrevió a levantarse una vez que estaba muy lejos del Doctor Mo.

El actual Han Li no tenía ninguna expresión en su rostro. Ambos ojos miraron fríamente al Doctor Mo.

No había necesidad de que el Doctor Mo dijera más tonterías. Aunque Han Li no sabía la razón detrás de las acciones del Doctor Mo, podía decir que él seguramente tenía malas intenciones.

Parecía que todo lo dicho antes por el Doctor Mo era un montón de tonterías, no valía nada.

Por el bien de su familia, así como por su propia seguridad, Han Li desenvainó la espada corta, que había estado escondida cerca de su cintura. Esta espada corta tenía solo un pie de largo, pero fue incomparablemente afilada. Su hoja brillaba con luz verde. ¡De hecho, era una espada corta de primera clase!

“Hoy, tú o yo pereceremos. Sólo uno de nosotros puede salir de este lugar con vida”, dijo Han Li con frialdad, enseñando sus dientes con furia, mirando al Doctor Mo.

Descarga:

8 Comentarios Comentar

  1. Angelusautemmors

    Lector

    Nivel 3

    Angelusautemmors - hace 2 meses

    “Hoy, tú o yo pereceremos. Sólo uno de nosotros puede salir de este lugar con vida”, dijo Han Li con frialdad, enseñando sus dientes con furia, mirando al Doctor Mo, esa pedazo de linea me dejo perplejo hehe

  2. Chavezz17

    Lector

    Nivel 13

    Chavezz17 - hace 3 semanas

    No puedo creer que este viejo haya una potencia en sus tiempos y ahora esté peleando con un joven de 15 años xd

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.