<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 455

Capítulo 455. Otra Sorpresa

 

“¡Humph! ¿Realmente crees que puedes decidir si puedes ir o no? Si no vienes con nosotros, este joven lord te matará aquí. ¿Realmente creíste que nuestra Isla Zenith Yin no se atrevería a actuar debido a las palabras de los ejecutores del Palacio de las Estrellas?” Los pequeños ojos de Wu Chou brillaron de manera siniestra.

 

Aunque Wu Chou había sido advertido anteriormente por el Gran Maestro Zenith Yin, aún así intentó presionar con amenazas a Han Li. Wu Chou sintió que Han Li era realmente desagradable a la vista. La malicia que sentía hacia Han Li era casi innata, nacida sin ninguna razón en particular.

 

Han Li encontró este sentimiento mutuo. Ese reciente arrebato no hizo más que mirarlo con indiferencia y no hizo nada para mejorar la impresión que Han Li tenía de él. Sin prestar más atención a Wu Chou, habló con el Gran Maestro Zenith Yin, “Por una razón desconocida para mí, el Mayor necesita la bestia espiritual de este Menor. Pero este Menor también sabe muy bien que si el maestro de una bestia espiritual muere, sus bestias espirituales son incapaces de reconocer a otro maestro. Además, este Menor es capaz de ordenar a la Araña Jade de Sangre que se auto-destruya durante un momento de crisis. ¡Seguramente, el Mayor no quiere ver eso!”

 

Han Li comprendió claramente que Wu Chou sólo hacía el papel de un tigre. Por este motivo, Han Li no estaba dispuesto a bailar el tango con Wu Chou y decidió hablar con la verdadera autoridad, el Gran Maestro Zenith Yin.

 

Sin embargo, esta acción de Han Li hizo que Wu Chou se enfureciera por la humillación. Después de que apareció una expresión hostil en su cara, arrojó un montón de blasfemias a Han Li. Pero pronto fue detenido por una señal de Zenith Yin: “Bien, me gustan los jóvenes con coraje y comprensión. Ya que este lord de la isla requiere tu Araña Jade de Sangre, naturalmente no te obligaré a venir sin alguna compensación. Una vez que lleguemos a las salas interiores, yo…”

 

Justo cuando Zenith Yin estaba a punto de enumerar sus condiciones, su expresión de repente se volvió hosca y dejó de hablar. Volteó la cabeza para mirar ferozmente en cierta dirección con una mirada maliciosa en la cara.

 

“¡Deja que este Gran Maestro te mire, fisgón!” La voz del Gran Maestro Zenith Yin era chillona y llena de intenciones asesinas. Parecía muy enfadado.

 

Han Li se sintió alarmado. Inmediatamente pensó que el Sabio Óseo había sido descubierto e inconscientemente reflexionó sobre cómo debía lidiar con esta situación.

 

Sin embargo, Han Li se sorprendió al escuchar una voz envejecida.

 

“Viejo amigo Wu, no hay necesidad de estar tan enojado. Simplemente me encontré con usted por casualidad. No me digas que vas a atacar”. A cien metros de distancia, en el aire flotaba un anciano vestido de confuciano, cubierto de una luz azul brillante.

 

¡Era alguien con quien el Gran Maestro Zenith Yin estaba bastante familiarizado, Layman Qing Yi!

 

“¡Compañero Daoísta Qing! ¡Me seguiste!” Cuando Zenith Yin le vio, puso una mueca amarga, y su intención de matar se desvaneció.

 

“¿Qué? ¿Seguirte? Estaba simplemente dando un paseo, hasta que por casualidad vi al compañero Daoísta Wu y a este joven Menor conversando. Así que pensé en venir a saludar. No pensé que causaría que el compañero Daoísta Wu estuviera tan infeliz. Si lo hubiera sabido antes, definitivamente no habría actuado tan precipitadamente.” El anciano vestido de confuciano se rió un poco y habló con un tono totalmente despreocupado.

 

Pronto se despreocupó por mantener sus propias intenciones y dirigió su mirada del pálido Zenith Yin a la Araña Jade de Sangre.

 

“Tch tch. ¿Esto es una Araña Jade de Sangre? Realmente es una rara bestia espiritual. Del análisis de cultivadores anteriores, esta es una de las bestias espirituales que tienen mayor probabilidad de adquirir el Caldero del Vacío Celestial. Sus posibilidades son mucho mayores que las de tu Serpiente de Fuego o las del Gusano de Seda de Hilo Roscado en Oro Wan Tianming”. Layman Qing Yi habló, agitando la cabeza.

 

‘¿Dando un paseo por aquí cerca? ¿Mientras era invisible?’ Después de escuchar la descarada excusa del viejo, el Gran Maestro Zenith Yin se puso furioso. Pero su expresión solo se volvió más sombría al escuchar a Qing Yi revelar el secreto de la Araña Jade de Sangre.

 

Después de apartar su mirada de las Arañas Jade de Sangre, el erudito vestido de confuciano examinó a Han Li varias veces antes de decir: “Así que este es el joven del que el viejo Wu se preocupaba antes. A este anciano también le gusta mucho guiar a los jóvenes valientes y perspicaces. Estoy muy interesado en aceptarle como mi discípulo. ¿Qué te parece? Nunca he recibido a un discípulo antes.” Zenith Yin palideció después de escuchar esto.

 

“¿Aceptar al Menor como discípulo?” Han Li parpadeó varias veces. No sabía si debía estar emocionado o ser cínico.

 

La expresión de Zenith Yin era helada, y hilos de Qi negro empezaron a surgir de su cuerpo. Él dijo cada una de sus palabras con fuerza mientras miraba al viejo, “Compañero Daoísta Qing, ¿qué estás planeando?”

 

“¡Jeje! ¡Sólo estaba bromeando! El viejo amigo Zenith Yin no tiene por qué estar tan nervioso. Si realmente tomara a este joven como discípulo, me temo que el Compañero Daoísta me atacaría sin restricciones. Sin embargo, si Hu Manzi supiera de esta Araña Jade de Sangre, ¿se echaría atrás?” El viejo se rió. Una extraña expresión apareció en sus ojos mientras jugaba con el asunto.

 

Las palabras de Layman Qing Yi inicialmente causaron que Zenith Yin se relajara. Pero al escucharle mencionar a Man Huzi, comenzó a sentir un fuerte dolor de cabeza.

 

Zenith Yin originalmente había planeado mantener en secreto a la Araña Jade de Sangre y manipular a los otros para que alejaran a los cultivadores del Dao Justo de las Salas Interiores o hacer que ambos bandos sufrieran una derrota mutua. Luego usaría a la serpiente de fuego para mostrar que era incapaz de adquirir el tesoro mientras usaba secretamente la Araña Jade de Sangre de Han Li. Sólo él podía adquirir el Caldero del Vacío Celestial. En cuanto a sus promesas anteriores, nunca había tenido la intención de cumplirlas.

 

Pero no esperaba en lo más mínimo que su meticuloso plan fuera desbaratado por este viejo zorro astuto. No estaba seguro de si podría matarlo o no para callarlo. Y aunque estuviera seguro de sí mismo, no podía actuar y debilitar a su propio equipo antes de tiempo. Después de todo, aún tenía que lidiar con los cultivadores del Dao Justo.

 

La cara de Zenith Yin tembló cuando el viejo mencionó a Man Huzi. Anteriormente había experimentado cuán temibles eran las Artes Diabólicas Portadoras del Cielo de Man Huzi. Incluso con su recién adquirida maestría menor de su Fuego de Cadáver Celestial, no tenía ninguna confianza en enfrentarse a ese hombre. Si por casualidad ese hombre utilizara el pretexto de acoger a ese joven como discípulo, entonces insistiría en llevarse la mayor parte del tesoro. No tendría forma de evitarlo. A menos que…

 

Viendo que ya no era capaz de preservar el secreto de las Arañas Jade de Sangre, Zenith Yin comenzó a pensar en cómo obtener la mayor parte de los beneficios.

 

En ese momento, su corazón se estremeció y miró al anciano con una expresión extraña, adivinando débilmente el significado de sus palabras anteriores. El anciano vestido con túnica confuciana sonrió débilmente en respuesta a su extraña expresión y transmitió un mensaje a su oído.

 

La expresión de Zenith Yin comenzó a fluctuar sin cesar.

 

La transmisión de voz del anciano fue corta y rápidamente volvió a hablar en voz alta, “¿Qué te parece esa propuesta?”

 

Sin tomarse mucho tiempo para pensar, Zenith Yin dijo sombríamente: “Bien, acepto”.

 

El viejo reveló una expresión de satisfacción y dijo: “Bien, así es como debe ser”. Entonces miró a Han Li y dijo sin prisas a Zenith Yin: “Ahora, entre nosotros dos, ¿quién crees que es más adecuado para convertirse en tu maestro?”.

 

Después de murmurar para sí mismo, Zenith Yin dijo: “Por supuesto, él decidirá quién se convertirá en su maestro. Eso sería un poco más justo”.

 

El viejo miró fijamente durante un momento antes de revelar una extraña expresión. Pero después de un poco de condescendencia, asintió con la cabeza.

 

Cuando Zenith Yin vio esto, llevaba una sonrisa que rara vez se veía. Entonces se giró hacia Han Li y dijo con indiferencia: “¡Ya habrás escuchado nuestra conversación! Tu Araña Jade de Sangre es algo que requerimos en nuestra búsqueda del tesoro, algo que no podemos revelar bajo ninguna circunstancia. Si crees que no te mataré porque eres el maestro de la bestia espiritual, entonces estás gravemente equivocado. Este Gran Maestro conoce un método conveniente para refinar los cadáveres espirituales. En el peor de los casos, mataré a la Araña Jade de Sangre y la refinaré hasta convertirla en un cadáver demoníaco. Ya que el cultivo de la Araña Jade de Sangre sufrirá mucho por esto, no lo haré a menos que me vea forzado. Si tienes miedo de cualquier desventaja que resulte de estar involucrado, entonces puedes convertirte en uno de nuestros discípulos y recibir nuestra protección. También, usted adquirirá una porción del tesoro si tenemos éxito en adquirirlo. Como pareces ser un tipo inteligente, deberías saber qué hacer”.

 

Zenith Yin puso tranquilamente la zanahoria y el palo, haciendo que la expresión de Han Li cambiara.

 

De hecho, Han Li estaba maldiciendo interiormente sin fin. Desde que llegó el anciano vestido de confuciano, Han Li se sintió incómodo, como si la situación hubiera empeorado. Originalmente había deseado que los dos excéntricos luchasen entre ellos, permitiéndole escabullirse en el caos resultante. Pero no esperaba que los viejos zorros astutos llegaran a un acuerdo después de unas pocas palabras.

 

Ahora, Han Li calculó que no había la menor posibilidad de que el Sabio Óseo le ayudara.

 

En cuanto al uso de la Araña Jade de Sangre como amenaza, parecía que no tendría ningún efecto. Pensó que si realmente ordenaba a la Araña Jade de Sangre que se auto-destruyera, Zenith Yin se apresuraría a refinarla. Pero como su vida colgaba sólo de este hilo, no podía permitirse el lujo de maldecirse a sí mismo enfadando a estos cultivadores del Alma Naciente.

 

Parecía que si no estaba de acuerdo, sólo se encontraría con la muerte.


Capítulo semanal

Hey cultivador, ¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.