<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 459

Capítulo 459. Caminata

 

Zenith Yin no se enfadó, sino que respondió con una sonrisa: “La cultivación de mi discípulo menor es demasiado superficial. Como su maestro, es natural que yo lo cuide. Aunque el Emblema del Rinoceronte Blanco puede ser considerado precioso, planeo tomar el Camino del Cristal Profundo de modo que este objeto es inútil para mí. Si no me equivoco, El Hermano Man también tiene una Perla de Hielo Glacial. ¿Por qué no prestárselo a mi discípulo? ¡Seguramente el Compañero Daoísta no desea que mi discípulo menor encuentre algún percance antes de entrar a las Salas Interiores!”

 

“¡Humph! No puedo permitir que ese joven muera fácilmente antes de que el Caldero del Vacío Celestial esté asegurado. Adquirí esta Perla de Hielo Glacial de una Carpa Glacial durante mis primeros años. Qué suerte la tuya, jovencito”. Dicho esto, Man Huzi sacó una perla blanca neblinosa del tamaño de un pulgar y se la arrojó a Han Li.

 

Han Li se sintió alegre y dio muchas palabras de agradecimiento después de recibir el artículo. Aunque sabía que estos tesoros sólo se le habían dado debido a su Araña Jade de Sangre, le permitirían atravesar el Camino de la Roca Fundida de forma segura. Era exactamente lo que él quería.

 

Aunque la Perla de Hielo Glacial brillaba con una luz blanca similar al Emblema del Rinoceronte Blanco, era mucho más fría al tacto, lo que hacía que su mano temblara por su penetrante escalofrío. La puso apresuradamente en su bolsa de almacenamiento, ya que parecía ser lo más valioso de los dos.

 

Cuando Layman Qing Yi vio esto, se rió y entró en el Camino del Cristal Profundo con una mancha borrosa. Cuando los otros cultivadores vieron esto, empezaron a entrar sucesivamente en los cañones que habían elegido previamente.

 

Después de sólo un momento, la mayoría de los cultivadores ya habían entrado en los cañones.

 

Zenith Yin miró a Han Li y amablemente dijo: “Han Li, ¿qué tal si te vas? Nos volveremos a ver al final en unos días”.

 

Han Li no vio razón para estar en desacuerdo y se dirigió hacia el Camino de la Roca Fundida. Mientras caminaba hacia adelante, barrió su mirada con una expresión tranquila, lo que provocó un sentimiento de ansiedad.

 

‘Ese viejo diabólico, el Sabio Óseo, aún no ha aparecido. ¿Podría ser que haya cambiado de opinión y se haya escabullido por su cuenta?’ Han Li no pudo evitar asumir lo peor.

 

Después de todo, los corazones humanos eran impredecibles. Podría haber cambiado su decisión después de ver el gran poder de Zenith Yin. Si el Sabio Óseo realmente lo abandonara, Han Li usaría la información del Sabio Óseo como una moneda de cambio con Zenith Yin para garantizar su vida. Un destello ominoso brilló en los ojos de Han Li mientras pensaba esto.

 

Sus acciones habían llamado la atención de los demás. Como Han Li se sintió un poco arrepentido por esto, la voz del Sabio Óseo había entrado repentinamente en su oído, “No mires a tu alrededor. Estoy escondido cerca y aún no me he revelado. ¡Haz lo mejor que puedas! Nos volveremos a ver después de que esta prueba esté despejada.”

 

Han Li sintió un poco de alivio después de recuperarse de su sorpresa y caminó hacia el pasaje con grandes pasos.

 

Vientos calientes pasaron por delante de Han Li justo cuando entró en el camino, haciendo que sintiera un calor abrasador en su cuerpo. Han Li frunció el ceño y miró atentamente hacia delante.

 

El camino tenía seis metros de ancho y no podía considerarse muy alto. Sin embargo, el camino hacia adelante brillaba con una luz roja cegadora, poniendo nerviosismo en los corazones de aquellos que la ven.

 

Han Li se mojó los labios secos y miró con desprecio durante un momento antes de seguir adelante. A cada paso que daba sentía como si la temperatura subiera. Después de treinta pasos, Han Li ya no era capaz de seguir adelante. Los vientos calientes que ocasionalmente soplaban a su paso y las temperaturas elevadas del entorno hacían que su cuerpo sintiera dolor.

 

Tras un momento de duda, Han Li cubrió su cuerpo con la barrera de atributo de agua. El brillo azul intenso alivió inmediatamente el calor abrasador.

 

Luego tocó su bolsa de almacenamiento y una raya de luz azul salió volando a su mano, las Túnicas Repulsoras de Fuego.

 

Han Li inmediatamente se puso una túnica sin pensarlo mucho y de repente sintió un escalofrío en su cuerpo. Con el ánimo encendido, Han Li siguió adelante.

 

Después de una docena de pasos, vio un repentino destello de luz. Una pared de luz roja bloqueaba su camino.

 

Después de mirar la pared de luz, entró de cabeza. Podía escuchar pasos que resonaban detrás de él. No tenía ningún interés en reunirse con otros cultivadores.

 

Después de una serie de fluctuaciones vertiginosas desde el interior de la cegadora luz roja, el calor desaparecido reapareció en una feroz y desbordante presión. Su barrera de luz azul no pudo soportar y comenzó a parpadear como si estuviera a punto de colapsar.

 

Aún sin recuperarse de sus mareos, Han Li se asustó mucho y circuló apresuradamente el poder espiritual por todo su cuerpo. Después de estabilizar su barrera, examinó sus alrededores.

 

Vio piedra roja escarlata, tierra amarilla, plantas que emitían luz roja, además de un cielo rojo borroso y profundo. Todo estaba manchado con el color del fuego.

 

Incluso mientras estaba protegido por su barrera y por las Túnicas Repulsoras de Fuego, podía sentir claramente el aire abrasador.

 

Han Li respiró hondo con expresión sombría. Bajo estas temperaturas, sólo podría aguantar cinco horas. Había pensado que no tendría que hacer uso de ningún tesoro y que podría hacerlo fácilmente. Pero según lo que había dicho el Espíritu Hada Violeta, en la segunda prueba -los Caminos del Fuego y del Hielo- los cultivadores no podían volar y sólo podían avanzar lentamente a pie.

 

De este modo, los que fueron teletransportados más lejos tendrían que pasar varios días de caminata sin descanso antes de llegar al final del cañón. Esto no era algo que se podía hacer mientras se dependía únicamente de la propia cultivación. Requeriría el uso de tesoros que bloquearan los elementos respectivos de cada camino.

 

Además, el camino no era el único peligro que los cultivadores encontraban en el trayecto. El cañón reunía espíritus demoníacos de sus respectivos elementos, que eran el mayor obstáculo en la prueba. Durante cada ocurrencia de esta prueba, cerca de la mitad de las muertes resultantes fueron causadas por estos espíritus demoníacos.

 

Además de esto, puede haber cultivadores acechando a lo largo del camino, con el objetivo de robar los tesoros de los demás. Esto era algo que siempre había ocurrido. Después de todo, cuanto más se acercaba el final del cañón, más probable era que uno se encontrara con otros cultivadores, y sus probabilidades de supervivencia aumentarían enormemente después de robarles a los demás sus tesoros de resistencia a este elemento. Lo más probable es que algunos cultivadores a los que les resultaba demasiado difícil continuar atacaran sin dudarlo.

 

Han Li estaba en su lugar original sin moverse, examinando su entorno con ojos estrechos y reflexionando sobre la información que tenía.

 

Después del tiempo que tardaba en terminar una taza de té, la expresión de Han Li se movió. Luego sacó el Emblema del Rinoceronte Blanco y se lo colgó de la cintura. Luego reemplazó su barrera de luz azul por la luz blanca del emblema de jade.

 

No podía permitirse desperdiciar su poder mágico. Quedarse quieto para recuperar su poder mágico sería una acción suicida.

 

Luego giró la cabeza hacia el cielo. Después de identificar con gran dificultad la dirección del borroso sol rojo, se puso en marcha sin más demora.

 

Aparte de un montón de rocas y un extraño árbol perfectamente recto, no vio nada más en el camino mientras avanzaba lentamente.

 

Tras un breve momento de caminar por el aire abrasador, Han Li se encontró con una gran mancha de vegetación bloqueando su camino que brillaba con una extraña y ardiente luz.

 

Han Li frunció el ceño después de mirar las extrañas plantas e inmediatamente lanzó una bola azul brillante de agua hacia ella. Al impactar, la bola de agua chisporroteó y se convirtió en vapor.

 

La expresión de Han Li cambió ligeramente. Miró hacia un lado de las plantas, pero no vio otra forma de pasar la extraña vegetación.

 

Después de dudar un poco, Han Li apretó los dientes e intentó atravesarlas.

 

Al caminar, Han Li llegó a conocer lo temible del Camino de la Roca Fundida. ¿Plantas silvestres? Estas estaban más cerca de las espadas de fuego. Su increíble agudeza y calor le causaron una gran cantidad de dolor.

 

Aunque no sufrió mucho daño debido a la protección del Emblema del Rinoceronte Blanco y las Túnicas Repulsoras de Fuego, aún así sintió continuas puñaladas de dolor desde la parte trasera de su muslo mientras se forzaba a pasar por allí con mucho esfuerzo.

 

Después de caminar a través de sólo diez metros, Han Li se vio obligado a volver a desplegar su barrera de luz de atributo de agua. Aunque esto consumiría rápidamente su poder mágico, le permitió a Han Li escapar rápidamente de las ampollas de la maleza. Haciendo pleno uso de sus Pasos Cambiantes de Humo, se convirtió en un fantasma azul que ocasionalmente aparecía entre la deslumbrante luz roja. Con cada aparición, se había alejado más.

 

……

 

En otro lugar del Camino de la Roca Fundida caminaba un hombre de mediana edad.

 

Era Bu Wu, un cultivador tardío de la Formación del Núcleo con raíces espirituales de tierra y fuego. Consiguió adquirir su cultivo actual en menos de trescientos años, resultando en una fama resonante en los territorios marítimos locales. Los que estaban a su alrededor incluso pensaron que él estaba entre los que tenían más posibilidades de ascender a la etapa del Alma Naciente en los próximos cien años.

 

Bu Wu disfrutó enormemente de las admiraciones y elogios de los demás junto con sus envidiosas miradas.

 

Sin embargo, Bu Wu entendió claramente sus propias circunstancias.

 

Si no fuera por la antigua “Píldora de Esencia Dividida” que había encontrado en el estómago de una bestia demoníaca de cuarto grado a la que había matado mientras viajaba, probablemente aún estaría en el de Establecimiento de la Fundación.

 

Esa píldora medicinal le había hecho sentir la dulzura de las antiguas medicinas espirituales, salvándole de cien años de cultivo amargo. Por eso, había hecho planes para este viaje a la Sala del Vacío Celestial y había comprado un Gusano Dragón de Fuego a un gran precio. Planeaba enfrentarse a las Salas Interiores en un momento de distracción y usar el gusano para adquirir el misterioso tesoro de grado superior conocido en el Mar de las Estrellas Dispersas, el Caldero del Vacío Celestial. Con los muchos tesoros contenidos en el Caldero del Vacío Celestial y la rumoreada Píldora Reparadora Celestial, llegar a la Etapa del Alma Naciente estaría a sólo un paso de distancia.


Capítulo semanal

Hey cultivador, ¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.