<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 468

Capítulo 468. Pabellón Luz del Tesoro

 

Los cultivadores que lograron llegar hasta aquí no estaban dispuestos a regresar con las manos vacías después de haber desafiado esos peligros anteriores. De este modo, no había mucho que discutir. Algunos de ellos incluso caminaron hacia los pasajes de piedra sin decir una palabra. Después de un breve momento, desaparecieron silenciosamente en los pasajes. Uno a uno, poco a poco fueron abandonando la habitación.

 

Después de ver al grupo de Wan Tianming entrar en un pasaje, los excéntricos del Dao Diabólico se miraron fríamente entre ellos y no se apresuraron a entrar en un pasaje. En cuanto al Gran Maestro Zenith Yin, miró fríamente a los dos ancianos vestidos de blanco que aún estaban sentados en meditación. Después de dudar un poco, sacó un brillante y reluciente brazalete hecho de cuatro perlas del tamaño de un pulgar que liberaban una tenue luz azul celeste.

 

“Esta es la Perla de la Pantalla Matrona. Posee los maravillosos efectos de estabilizar la mente y proteger el alma. Con estas perlas, podrás mantener tu mente despejada, incluso si los peligros del Límite de la Ilusión Fantástica se incrementan varias veces”. Después de que esto fuera dicho, Zenith Yin entregó el brazalete a Han Li.

 

Han Li estaba encantado y aceptó el brazalete mientras daba las gracias repetidamente.

 

Hace tiempo que había oído hablar de las famosas Perlas de la Pantalla Matrona. Se decía que con una sola perla en su posesión, uno era mucho menos propenso a ser interferido por sus demonios internos durante el cultivo. A Han Li le sorprendió mucho que Zenith le diera con magnanimidad un brazalete que encadenaba estos cuatro grandes tesoros para que pudiera superar la última prueba.

 

Por la apariencia reacia y vacilante de Zenith Yin, Han Li pensó que, como sería vergonzoso recuperar este tesoro inmediatamente, Zenith Yin se aseguraría de recuperarlo después de terminar la búsqueda del tesoro.

 

Sin embargo, había muchas cosas siniestras acechando dentro de la Sala del Vacío Celestial. Incluso un cultivador del Alma Naciente como el Gran Maestro Zenith Yin estaba siendo conspirado secretamente en su contra por el Sabio Óseo. Han Li tenía fuertes dudas sobre si su maestro de nombre podría o no salir vivo de la Sala del Vacío Celestial.

 

Han Li portaba la pulsera delante de Zenith Yin y la examinó cuidadosamente.

 

Las Perlas de la Pantalla Matrona parecían estar hechas de madera y oro, pero no lo estaban. También llevaban una pesada fragancia similar a la del sándalo. Cuando las olía, su mente se aclaraba y sus ánimos se despertaban. Como era de esperar, ¡es excelente!

 

“Es razonable decir que estas Perlas de la Pantalla Matrona deberían ser suficientes para mantenerte a salvo. Pero para asegurar tu seguridad, el joven amigo Han también debería llevar esto. Este es un talismán tesoro que refiné con mi Aguja Noche Azul, pero su poder es varias veces más fuerte que los tesoros mágicos comunes. Por favor, úsalo para protegerte”. El viejo con túnica confuciana sacó un talismán azul y se lo entregó a Han Li con una sonrisa.

 

“¿Un talismán tesoro de la Aguja Noche Azul?” Han Li se quedó atónito al principio cuando escuchó esto, pero pronto se entusiasmó. Este era un talismán tesoro de un cultivador del Alma Naciente, fundamentalmente incomparable con los talismanes tesoros de la basura común.

 

Aunque el Relámpago Divino de Perdición Diabólica de sus Espadas Enjambre de Nube de Bambú Azul es formidable, no podía usarlo en todo momento. Con este artículo, su seguridad aumentaría enormemente.

 

Han Li tomó el artículo sin ningún tipo de rechazo y respetuosamente expresó su agradecimiento.

 

En ese momento, Man Huzi sacó sin decir palabra una pieza de armadura negra. Estaba cubierta de escamas plateadas de Qilin y parecía bastante pesado.

 

˂˂ Nota: Qilin – Es un híbrido de la mitología china, que según mi perspectiva se parece a un caballo con cabeza y aspecto de dragón. Su piel tiene escamas en algunos lugares ˃˃

 

Cuando Zenith Yin vio esto, su corazón se conmovió y una expresión de codicia apareció momentáneamente en su rostro. Dijo apresuradamente: “El Hermano Man es bastante magnánimo para entregar este distinguido tesoro, la Placa de Escala Emperador, para la supervivencia de mi discípulo menor. ¡Yo, su maestro y mi discípulo menor, te lo agradecemos mucho!”

 

El hombre Huzi miró a Han Li y dijo con una expresión maliciosa: “Adquirí esta preciada armadura hace más de cien años, y todavía me resulta útil. Pero como mis Artes Diabólicas Portadoras del Cielo ya han alcanzado la etapa del gran éxito, le prestaré este artículo al joven para que se proteja. Cuando llegue el momento, será mejor que no me decepciones, o bien… jeje…”

 

Han Li era incapaz de mantener la calma después de escucharlo.

 

Zenith Yin pareció decepcionado por un segundo cuando se enteró de que la armadura sólo se estaba prestando, pero pronto sonrió y dijo: “¡Bien! Con estos tesoros, mi discípulo menor seguramente permanecerá a salvo sin importar los peligros que encuentre. Vayamos por nuestros tesoros. Los pasajes no permanecerán abiertos para siempre”.

 

Man Huzi y Layman Qing Yi no tenían objeciones a esto, pero no se movieron para irse. En cambio, primero le dieron una mirada profunda a Han Li.

 

Han Li se asustó un momento antes de sonreír amargamente. Parecía que estaban temerosos de que se fuera del miedo, así que en vez de eso lo observaban pasar primero por un pasaje.

 

Como resultado, Han Li entró en un pasaje con una ligera sonrisa. Poco después, los tres cultivadores del Dao Diabólico se miraron entre sí con una sonrisa, cada uno caminando hacia uno de los otros tres pasajes.

 

Cuando los dos ancianos vestidos de blanco eran los únicos que quedaban en la sala de piedra, el anciano de cara dura hablaba lentamente sin abrir los ojos, “¿No crees que las acciones de los cultivadores del Dao Diabólico son un poco extrañas?” Su tono parecía un poco siniestro.

 

El anciano de rostro amable frunció el ceño y dijo: “Aunque esos viejos excéntricos usaban métodos para interferir con nuestra indagación, de sus expresiones se desprendía que valoraban mucho a ese joven cultivador de la etapa temprana de la Formación del Núcleo. Además, incluso le dieron varios artículos de protección.”

 

Después de este diálogo, se reanudó el silencio.

 

El anciano de rostro áspero le preguntó con expresión grave: “¿Qué te parece?”

 

“¡Las únicas cosas que esos viejos excéntricos valoran son los beneficios! Y lo único que los conmovería tanto sería el Caldero del Vacío Celestial en las Salas Interiores. ¡Ese joven de la Formación del Núcleo debería ser capaz de ayudarles a apoderarse del tesoro!” El anciano de rostro amable respondió con dudas.

 

Si Han Li los hubiera escuchado, se habría quedado sin palabras. Estos dos eran realmente astutos. Con sólo unas pocas palabras, lograron casi adivinar la verdad. Esto habría resultado en el miedo y el respeto de Han Li si hubiera estado allí.

 

“¿Tomar el Caldero del Vacío Celestial? ¿Siguen soñando despiertos con esto? A menos que uno posea esas bestias espirituales extintas desde hace mucho tiempo en el Mar de las Estrellas Dispersas, cualquier intento sería en vano. De lo contrario, los Sabios de las Estrellas Celestiales la habrían tomado hace varias generaciones”. El anciano de rostro áspero habló con desprecio.

 

“¡Ese podría ser el caso! Quizás hubo algunos individuos ambiciosos que entraron en el desierto, gastando el tiempo y el esfuerzo por una pequeña oportunidad. Después de todo, en la última vez que se presentó la Sala del Vacío Celestial, el Caldero del Vacío Celestial casi había sido tomado. Aunque esa persona apenas pudo lograr abrir la tapa en el último momento e incluso otros le robaron su Píldora Reparadora Celestial, Wan Tianming tiene posibilidades de tener una oportunidad, dado su Gusano de Seda de Hilo Roscado en Oro”.

 

“Como es así, es mejor que los sigamos en secreto, por si acaso. Sería mejor que no lo adquirieran. Si realmente consiguieran adquirir el tesoro, no podemos permitir que la Píldora Reparadora Celestial caigan en sus manos”.

 

“¡Por supuesto!”

 

Han Li no sabía que había despertado la atención de los dos ancianos encargados de hacer cumplir la ley del Palacio de las Estrellas. Él actualmente, subía las escaleras de piedra caliza en espiral con una expresión de asombro.

 

Poco después de haber entrado en el pasaje, se encontró con una interminable escalera de piedra en espiral. Todavía no había llegado al final, ni siquiera después de caminar, ya había caminado el tiempo necesario para terminar una comida.

 

La curiosidad de Han Li se hizo más fuerte. ¿Hasta dónde llegaba este lugar?

 

Calmando las dudas de su corazón, Han Li siguió subiendo tranquilamente por la escalera.

 

Después de subir otros cuatrocientos metros, Han Li vio un rayo de luz. Con emoción, aceleró sus pasos y finalmente llegó a una salida.

 

El corazón de Han Li se conmovió cuando vio un ligero vistazo de lo que había tras la salida. Se apresuró a caminar.

 

Llegó bajo un cielo amarillo oscuro y sombrío. Estaba lleno de nubes grises y carecía de sol. Era un mundo cilíndrico insondablemente enorme. Su superficie solo alcanzó los cuatro mil metros. A primera vista, parecía bastante estrecho, ya que las fronteras del mundo estaban bordeadas por gruesos muros de niebla que, sin embargo, no se podían ver.

 

Estaba en una abertura de la pared de niebla donde un puente de jade blanco que medía cuarenta metros de largo flotaba en el aire. El puente era espléndido, además tenía grabados de dragones y fénix. Llevó a un pabellón rectangular que flotaba en el centro de la zona.

 

El pabellón de dos pisos tenía más de cien metros de altura y fue construido enteramente de jade. Brillaba en el aire como si fuera un palacio del más allá. De su entrada colgaba un letrero dorado con las palabras “Pabellón Luz del Tesoro” escritas en una escritura antigua.

 

Han Li no se apresuró a poner un pie en el puente y en su lugar examinó cuidadosamente el pabellón.

 

Aunque el pabellón no era grande, se emitían desde dentro fluctuaciones espirituales de Qi insondables y una capa blanca fluorescente envolvía el edificio. Parecía que allí se había establecido una formación de hechizos extremadamente formidable.

 

Finalmente, Han Li empezó a moverse, caminando lentamente por el puente de jade y hacia el Pabellón Luz del Tesoro.

 

Cuando Han Li llegó a la mitad del puente, no pudo evitar echar un vistazo por debajo del puente. ¡El interminable y negro abismo que entró en su vista dejó su corazón helado!


Capítulo semanal

Hey cultivador, ¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.