<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 48

Capítulo 48. Mentiras

El Doctor Mo aterrizó suavemente en el lugar donde Han Li había estado originalmente. Sin pausa, se giró para mirar a Han Li. La mirada orgullosa en su rostro había desaparecido; en cambio, todo lo que quedaba en los ojos del Doctor Mo era asombro.

En ese momento, a Han Li tampoco le estaba yendo muy bien. Seguía inhalando profundamente mientras el sudor se acumulaba en su frente. Aunque su cara estaba pálida, sus mejillas estaban enrojecidas con un extraño color rojo.

Todos estos signos apuntaban a un hecho: la técnica de evasión que Han Li empleó para salvar su vida había consumido la mayor parte de su energía. Era muy probable que no fuera capaz de hacer el mismo truco la próxima vez.

Han Li respiró hondo y trató de relajar su cuerpo para aliviar la tensión de sus músculos por el uso de los Pasos Cambiantes de Humo. Todo lo que podía hacer ahora era aprovechar al máximo el tiempo para recuperarse y así tener más posibilidades de ganar en el siguiente intercambio.

Han Li volvió a mirar su mano izquierda, que aún temblaba un poco. No había forma de que pudiese usar su entumecida mano izquierda para blandir su espada corta. Parecia que todo el duro trabajo que dedicó a entrenarse para empuñar la espada corta con su mano izquierda fue en vano. Sólo podía contar con su mano derecha para el resto de la pelea.

Cuando pensó en ello, sonrió amargamente para sí mismo. Perdió la mayor parte de su energía y ya no podía usar los maravillosos Pasos Cambiantes de Humo. Peor aún, sólo podía usar una mano para luchar. Dado que la situación no podía empeorar más, decidió usar su carta de triunfo.

Han Li miró hacia el sol, estimó su posición, y pensó que era un buen momento para ejecutar su siguiente técnica.

Volvió a mirar a la espada corta clavada en la pared, y supo que sería imposible para él recuperar su arma. El Doctor Mo no lo dejaría ir y tomarla de vuelta.

Han Li murmuró durante un rato y sacó otra arma de su bolsa. Esta también era una espada corta de medio pie con una vaina, pero al ser demasiado corta, resultaba más apropiado llamarla daga en lugar de espada. Cuando la sacó de su vaina, parecía una daga normal con una hoja anormalmente gruesa que había sido pulida y afilada.

Han Li tiró la vaina a un lado y cambió la daga a su mano derecha. Extendió su brazo derecho, apuntando la daga al Doctor Mo en una postura ofensiva.

El Doctor Mo vio lo que Han Li estaba haciendo, pero no se apresuró a atacar. Puso ambas manos sobre su espalda y habló en voz baja con una cara amable:

“Han Li, me sorprendiste cuando esquivaste mis ataques repetidamente, pero ¿crees que tu suerte durará para siempre? La técnica de movimiento que has utilizado es bastante buena, pero tiene sus propias limitaciones. A juzgar por tu fuerza física, es imposible que la vuelvas a usar. Ríndete como deberías haberlo hecho desde el principio. Ya deberías poder ver que no tengo intención de hacerte daño. Escúchame, tal vez no sea tan malo como pensabas”.

El cambio de actitud del Doctor Mo hizo que a Han Li se le pusiera la piel de gallina. Había pasado de ser un gentil maestro a una figura fría e insensible. Ahora, estaba usando palabras significativas y sinceras para tratar de convencer a Han Li de que se rindiera – Han Li no sabía qué decir. ¿El Doctor Mo realmente pensó que Han Li sería tan estúpido como para caer en esta mentira obvia?

Sin embargo, sus palabras hicieron que Han Li ganara algo de confianza. El Doctor Mo no habría usado este truco infantil para engañar a Han Li si no estuviera desesperado.

Han Li pensó seriamente durante un tiempo. Luego afirmó su postura y agitó la cabeza. Sin decir una palabra, agitó su daga contra el Doctor Mo demostrándole su rechazo.

De repente, las venas de la frente del Doctor Mo se hincharon. Viendo a Han Li ignorar sus palabras y usar su arma para provocarle, el Doctor Mo ya no pudo reprimir su ira.

“¡No sabes lo que es bueno para ti!”

Rápidamente dio un gran paso adelante y ferozmente dijo: “Tan cerca y a la vez tan lejos”.

De repente, el cuerpo del Doctor Mo se movió ágilmente a un lugar a pocos pasos de Han Li, como si fuera capaz de reducir el espacio, una hazaña que evocó un miedo extremo en aquellos que habían sido testigos de esta técnica en el pasado.

Han Li, también, tenía una mirada de asombro extremo en su cara. Rápidamente retrocedió dos pasos, aumentando la distancia entre él y el Doctor Mo, antes de blandir su daga horizontalmente frente a su cuerpo. La hoja tejió una danza de luz fría en el aire, bloqueando el camino del Doctor Mo como si Han Li hubiera olvidado el sufrimiento previo que había enfrentado después de chocar directamente con el Doctor Mo.

El Doctor Mo se rió fríamente. Por supuesto que no se lo recordaría a su oponente. Separó sus palmas y atacó a Han Li desde dos direcciones, haciendo caso omiso de la extraña danza de la daga.

Mientras las dos manos plateadas se acercaban a los rayos de luz emitidos por el baile de la daga, una brillante risa surgió, parecida a lo que haría un cazador mientras veía a su presa caer en una trampa preparada de antemano. Fue una risa llena de inmensa satisfacción.

La risa atenuó las reacciones del Doctor Mo e hizo temblar ligeramente su corazón. A medida que ralentizaba sus ataques, escuchó una voz fría que decía:

“Has caído completamente en mi trampa. ¡Mira la daga en mi mano!”

Después de escuchar esto, el Doctor Mo involuntariamente movió su mirada para ver que la daga había parado su danza. En su lugar, Han Li adoptó una extraña postura. Arqueó la mitad superior de su cuerpo y bajó la espada hasta su cintura. La mitad inferior de su cuerpo estaba estirada fuertemente como la cuerda de un arco. Su postura general era similar a la de una flecha que estaba a punto de ser disparada por un arco.

Aparte de emitir rayos de luz verde, no había nada más extraño sobre la daga en la mano de Han Li. Esto causó que el Doctor Mo se asombrara. ¿Podría ser que Han Li adoptara una postura tan extraña sólo para distraerlo?

Pensando en esto, el regocijo floreció en su corazón. El Doctor Mo quiso burlarse de Han Li, pero descubrió que éste corría hacia delante como una flecha de agudeza incomparable. Disparado hacia adelante como una bala, el avance de Han Li hizo que la expresión del Doctor Mo cambiara.

Rápidamente, el Doctor Mo una vez más unió sus palmas separadas, intentando usarlas para suprimir el filo de la espada de su oponente. Extrañamente, la daga sólo vaciló un poco y de alguna manera se transformó en más de diez dagas que ondeaban en el aire antes de perforar hacia el Doctor Mo desde diferentes direcciones.

El Doctor Mo resopló fuertemente. En su corazón, su evaluación de Han Li cayó unos grados. Delante de un experto como él, ¿Han Li realmente eligió usar una técnica tan ordinaria? ¿No era eso equivalente a buscar la muerte? El Doctor Mo podía decir con una sola mirada dónde estaba el cuerpo de la verdadera daga.

Como tal, entrecerró los ojos, apuntando a la posición de la verdadera espada. Incrementó su velocidad de ataque con la intención de aplastar la daga real en pedazos, haciendo que Han Li perdiese el arma.

Descarga:

7 Comentarios Comentar

  1. Angelusautemmors

    Lector

    Nivel 3

    Angelusautemmors - hace 2 meses

    Tik tak tik tak. escuchan eso es el sonido que hace el reloj que apunta la muerte de el doctor Mo he he. Weno eso es lo que yo comento hehe.

    Pd: solo es un comentario :v

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.