<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 540

Capítulo 540. Concubina

 

La isla tenía varias montañas que se elevaban por encima de los trescientos metros, además exuberantes bosques verdes que estaban llenos de muchos árboles.

 

Han Li dio vueltas alrededor de las montañas antes de descender a una de ellas con Wen Siyue detrás.

 

Bajo la atónita mirada de la mujer, Han Li soltó sus espadas voladoras y esculpió una pequeña cueva en la montaña al cabo de unas horas. Aunque la residencia de la cueva era menos de la mitad del tamaño de su residencia en la isla neblinosa y era mucho más tosca, todavía tenía un dormitorio y una sala de aislamiento, junto con una sala de refinamiento de herramientas, un jardín medicinal y así sucesivamente.

 

Han Li pareció bastante satisfecho y colocó varios hechizos de formación a su alrededor antes de traer a Wen Siyue dentro.

 

Han Li llevó a Wen Siyue al dormitorio y se sentó en una silla de piedra tallada apresuradamente. Después de examinar a la mujer, dijo tranquilamente: “A partir de ahora vivirás aquí. Te diré los encantamientos para las formaciones de hechizos. Este lugar está bastante aislado. Si cultivas diligentemente, existe la posibilidad de que entres en la Formación del Núcleo”.

 

“¡Muchas gracias, Mayor Li!” Wen Siyue se sonrojó bajo la mirada de Han Li, pareciendo estar completamente perdido sobre qué hacer.

 

Han Li sonrió, “¿Mayor Li?”

 

Wen Siyue inclinó apresuradamente su preciosa cabeza y dijo con indecisión: “Lo siento… ¿Debería llamarte…?”

 

Acabando de convertirse en su concubina, ella no sabía cómo dirigirse a él.

 

Han Li se frotó la nariz y dijo indiferentemente: “¡Puedes llamarme Señor Li!” Han Li aún no había revelado su verdadera apariencia. Todavía tenía la forma de un hombre de mediana edad.

 

Después de un momento de vacilación, Wen Siyue contestó obedientemente: “¡Sí, Señor Li!”

 

Han Li asintió con satisfacción y pensó en lo que debía decir. Entonces él suavemente preguntó, “¿Cuándo llegó la Compañera Daoísta Wen a los Mares de las Estrellas Dispersas, y cómo se convirtió la Dama Fan en la Líder de la Secta de la Secta del Sonido Exquisito? Según mis conocimientos, el Espíritu Hada Violeta debería haber sido la líder de la secta.”

 

“¡Eh! El Señor Li parece muy conocedor del pasado de la secta.” Wen Siyue estaba bastante sorprendida de que Han Li hubiera hecho preguntas sobre la Secta del Sonido Exquisito en lugar de preguntar apresuradamente sobre el nido de la bestia demoníaca.

 

Pero después de pensarlo un poco, abrió sus labios y explicó: “La Secta de Sonido Exquisito estaba enteramente dirigida por otra persona antes de que nos teletransportásemos a los Mares de las Estrellas Exteriores. Pero mientras el  Espíritu Hada Violeta estaba en la Sala del Vacío Celestial, un cambio sorprendente ocurrió en la secta. La Enviada de la Izquierda desapareció sin dejar rastro, por eso todo el poder de la secta cayó en manos de un forastero y de la Enviada de la Derecha, la Dama Fan. Más tarde descubrí que este cultivador era un cultivador del Dao Diabólico y que la Secta de Sonido Exquisito ya se había convertido en un vasallo del Dao Diabólico. Para establecerse como maestra de la secta, la Dama Fan inmediatamente reunió a un gran número de discípulos y nos envió a través de la formación de transportación de la Ciudad de las Estrellas Celestiales. En ese momento, me habían obligado a viajar. Desde entonces, nuestra secta ha manejado esta ciudad oculta. Las discípulas desleales han estado desapareciendo misteriosamente en los últimos años y las que han sido entregadas nunca más se han vuelto a ver. Si no fuera porque el Señor Li me hubiera salvado la vida antes, me temo que me habría convertido en un recipiente de cultivo”. Dijo débilmente Wen Siyue.

 

La expresión de Han Li se movió. Escondiendo sus intenciones, preguntó: “¿Qué hace su Maestra de la Secta Fan en los Mares de las Estrellas Exteriores? ¡No puede ser que ella solamente gestionara la ciudad oculta!”

 

“No estoy muy segura de esto. Sin embargo, la Dama Fan y ese cultivador del Dao Diabólico apellidado Yun estaban reuniendo todo tipo de información con la ayuda de la ciudad oculta como si estuvieran buscando algo”. Wen Siyue habló con incertidumbre y una expresión de duda apareció en su cara.

 

Cuando Han Li escuchó esto, dejó de hacer preguntas y comenzó a reflexionar sobre lo que ella había dicho. Parecía que había ocurrido una usurpación violenta mientras él y el Espíritu Hada Violeta estaban atrapados en la Sala del Vacío Celestial.

 

Con la exitosa usurpación del poder, la Dama Fan inmediatamente trajo grandes cantidades de discípulos hacia la Isla de las Profundidades Maravillosas. Después, la Coalición Caída de las Estrellas había lanzado un ataque contra la Ciudad de las Estrellas Celestiales. Parecía que independientemente de cómo el Dao Diabólico tomó el control de la Secta del Sonido Exquisito, estaba claro que la influencia de la Coalición Caída de las Estrellas era inmensa. De lo contrario, no habrían podido tomar el control de la secta en un momento tan oportuno.

 

Para cuando el Espíritu Hada Violeta regresara de la Sala del Vacío Celestial, ella habría descubierto que su secta había desaparecido.

 

En cuanto a los poderes del Dao Diabólico, ellos estaban recibiendo apoyo de la Secta del Sonido Exquisito para encontrar a alguien o algo en los Mares de las Estrellas Exteriores. Este era otro aspecto misterioso que no tenía nada que ver con Han Li. Por lo tanto, no estaba dispuesto a seguir preguntando al respecto. Además, ya se había convertido en enemigos irreconciliables con el Maestro Daoísta Grulla Rápida, y parecía que la actual Secta de Sonido Exquisito tenía una relación con él. Por eso, Han Li no estaba dispuesto a comprometerse con ellos y había rechazado la propuesta de la Dama Fan.

 

En cuanto a regresar a los Mares de las Estrellas Interiores, Han Li ni siquiera estaba considerando el asunto hasta que rompiera su cuello de botella. Aunque era cierto que las bestias demoníacas corrían alocadas por esta tierra, con el deseado Caldero del Vacío Celestial en sus manos, los Mares de las Estrellas Interiores podrían no ser necesariamente más seguros.

 

Han Li reflexionó en repetidas ocasiones sobre las palabras de Wen Siyue en su mente tras un breve momento. No encontró nada que sonara inexacto; según su leal saber y entender, ella decía la verdad.

 

Era natural que Han Li fuese así de cuidadoso, ya que poseía el famoso Caldero del Vacío Celestial. Quién sabe cuántos excéntricos del alma naciente querían ponerle las manos encima. Desde la antigüedad, innumerables hombres habían sufrido los astutos trucos de las mujeres hermosas. Han Li no quería ser uno de ellos por un momento de descuido.

 

Pero por supuesto, las probabilidades de que esta mujer intentara engañarle eran casi nulas. De repente apareció ante ella como una persona que nadie reconoció y la llevó a un lugar desconocido. También estaba bajo el efecto de una técnica secreta que ni siquiera los cultivadores del Alma Naciente podían ver a través de su disfraz.

 

En ese momento, Wen Siyue vio cambiar la expresión de Han Li, e inconscientemente reveló un rastro de inquietud.

 

Habiendo finalmente aclarado sus pensamientos, Han Li notó la peculiaridad de la bella mujer. Él sonrió débilmente y dijo: “Ya te he alejado de la ciudad oculta, y hasta te he preparado este lugar para ti. ¿Qué tal si me hablas de la ubicación del nido de bestias demoníacas? Después de que me lo digas, me iré de inmediato y no volverás a verme”.

 

Wen Siyue miró fijamente sin entender nada antes de revelar la sorpresa: “¿El Señor no tiene la intención de tomarme como concubina?”

 

Han Li dijo con calma: “Estoy acostumbrado a viajar solo. No necesito que nadie me siga”.

 

Después de un momento de silencio, su hermoso rostro tenía una expresión compleja y agitó suavemente la cabeza. Después de que una extraña emoción parpadeó entre sus ojos, dijo serenamente: “¡Muchas gracias por la amabilidad del Señor Li! Pero como ya he decidido convertirme en tu concubina, no pienso renunciar a ello. Mayor, por favor, puede estar tranquilo, Siyue cumplirá su promesa sin quejarse.”

 

Han Li entendió claramente la inquietud de la mujer, y no pudo evitar sonreír misteriosamente, diciendo: “No sé qué pretende la Compañera Daoísta Wen, pero mis palabras se mantienen firmes. Si la Compañera Daoísta realmente desea convertirse en mi esposa, no me negaré más. Cuando eso suceda, será mejor que la colega Daoísta Wen no se arrepienta”.

 

Estaba seguro de que Wen Siyue no quería convertirse en la concubina de nadie. Las condiciones creadas en la ciudad oculta probablemente fueron provocadas por la impotencia.

 

Aunque ser concubina era mucho mejor que ser un recipiente de cultivo, no había ninguna mujer del Establecimiento de la Fundación que estuviera dispuesta a convertirse en la concubina de otra persona. Esto sólo ocurría en circunstancias desesperadas o bajo la fuerza.

 

Aunque Han Li se sintió bastante tentado por la excepcional belleza de Wen Siyue, comprendió claramente que se encontraba en un punto crucial de su cultivo. No podía permitirse el lujo de mantener a su lado a una mujer del Establecimiento de la Fundación. Sería mucho mejor dejarla libre y olvidar el tema.

 

“Yo…” Las dudas comenzaron a surgir después de que Han Li explicara sus palabras. La vacilación apareció en su cara.

 

Un rastro de diversión apareció en sus ojos. Han Li dijo en voz baja: “¿Qué? No me digas que la Compañera Daoísta aún desea ser mi concubina.”

 

“¡No!” Wen Siyue se rehusó apresuradamente y después de un momento de pausa, se mordió el labio y exclamó a Han Li, diciendo: “Yo… ¡debo dar las gracias al Señor Li! ¡La Menor Wen Siyue nunca olvidará tu amabilidad!” Su expresión estaba llena de miedo.

 

“Ya que ese es el caso, olvidemos el asunto de ser una concubina. No hay necesidad de que la Compañera Daoísta Wen lo tome en serio.” Han Li no tenía intenciones de hacer esto deliberadamente difícil.

 

“¡Muchas gracias, señor Li!” ¡Wen Siyue estaba felizmente sorprendida! Su expresión se relajó y su belleza floreció, produciendo una escena emotiva.

 

Al ver esto, Han Li sintió una onda de emoción, pero rápidamente enterró esta emoción en el fondo de su corazón.

 

Después de calmarse, Han Li preguntó serenamente: “Compañera Daoísta Wen, ¿qué tal si me hablas de la Bestia Rompevientos?”

 

La sonrisa de Wen Siyue desapareció. Ella dijo con tono preocupado: “Señor Li, el nido de la Bestia Rompevientos es un poco peligroso. Está cerca del borde de las profundidades. Por favor, considéralo claramente por un momento antes de salir al nido.”

 

“¿El borde de las profundidades?” Han Li frunció el ceño. Parecía que esto iba a ser bastante problemático.

 

¡Las profundidades actualmente eran más que peligrosas!


Capítulo semanal

Hey cultivador, ¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.